His­tó­ri­co mili­tan­te vas­co ofre­ció infor­me sobre situa­ción de los pre­sos y presas

En el mar­co de la VII Sema­na Inter­na­cio­nal de Soli­da­ri­dad con Eus­kal Herria y orga­ni­za­do por el Capí­tu­lo Argen­tino de Eus­kal Herria­ren Lagu­nak, el vier­nes 4 de abril, en la Taber­na Inter­na­cio­na­lis­ta Vas­ca de Bue­nos Aires, el ex pre­so polí­ti­co vas­co Mitxel Saras­ke­ta, rela­tó la actua­li­dad de Eus­kal Erria, pro­fun­di­zó sobre la lucha por la liber­tad de los pre­sos y las pre­sas por razo­nes polí­ti­cas en esa región, y ana­li­zó un posi­ble acuer­do de paz entre el Esta­do espa­ñol y las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas vas­cas. Ori­gi­nal­men­te, Saras­ke­ta iba a salir fren­te al audi­to­rio en una video con­fe­ren­cia, pero la caí­da en todo el barrio de la cone­xión de inter­net obli­gó a hacer una arte­sa­nal pero muy efec­ti­va cone­xión de un celu­lar a un equi­po de soni­do y a par­tir de allí se pudo escu­char cla­ra­men­te el infor­me del his­tó­ri­co mili­tan­te vasco.
Saras­ke­ta, que estu­vo vein­te años en pri­sión y aho­ra for­ma par­te de la inter­lo­cu­ción con el “Colec­ti­vo de pre­sos y pre­sas vas­cas” (EPPK), indi­có que en la actua­li­dad exis­ten 498 dete­ni­dos polí­ti­cos, de los cuá­les el 50 por cien­to son mili­tan­tes o tie­nen algu­na vin­cu­la­ción con la orga­ni­za­ción polí­ti­co-arma­da ETA. Recor­dó tam­bién que des­de que ETA decla­ró en 2011 el cese de su acti­vi­dad arma­da, se pen­só que esta deci­sión trae­ría mejo­ras para los pre­sos y pre­sas, pero esto no sucedió.
Saras­ke­ta ase­gu­ró que en el País Vas­co “la cár­cel es un ins­tru­men­to repre­si­vo del Esta­do” y los dete­ni­dos por razo­nes polí­ti­cas “son rehe­nes para con­di­cio­nar y cas­ti­gar la lucha” por la inde­pen­den­cia vas­ca. Agre­gó que “cuan­do en las calles hay avan­ces polí­ti­cos, mejo­ra la situa­ción de los pre­sos”. Recor­dó ade­más que antes del alto el fue­go uni­la­te­ral anun­cia­do por ETA, en las pri­sio­nes había un total de 711 pre­sos, pero la mayo­ría que salió en liber­tad fue por cum­plir sus condenas.

El inter­lo­cu­tor con el Colec­ti­vo EPPK (sus siglas en eus­ke­ra) denun­ció que con­tra los pre­sos y las pre­sas toda­vía se man­tie­nen las medi­das puni­ti­vas como ais­la­mien­to, inha­bi­li­ta­ción de las comu­ni­ca­cio­nes, cacheos cor­po­ra­les para bus­car mate­rial grá­fi­co, la prohi­bi­ción de reci­bir visi­tas de repre­sen­tan­tes polí­ti­cos. A esto se suma que a muchos dete­ni­dos que habían acce­di­do a la pri­sión pre­ven­ti­va por enfer­me­da­des les fue sus­pen­di­da esta medi­da. Saras­ke­ta seña­ló que por estos días, den­tro de las cár­ce­les “prác­ti­ca­men­te no se están apli­can­do tor­tu­ras” con­tra los pre­sos y las pre­sas polí­ti­cas. Pero esta situa­ción ha sido cam­bia­da por el aumen­to de mul­tas, la prohi­bi­ción de accio­nes y acti­vi­da­des por la liber­tad de los dete­ni­dos, y el cre­ci­mien­to de “de gru­pos nazis diri­gi­dos por los ser­vi­cios secre­tos”, españoles.

Sobre un posi­ble acuer­do de paz, Saras­ke­ta expli­có “que es muy difí­cil” lograr un pro­ce­so de este tipo, ya que el Esta­do espa­ñol “ha toma­do posi­cio­nes más auto­ri­ta­rias”. Pese a que ETA man­tie­ne el cese al fue­go y plan­teó la nece­si­dad de nego­ciar, el inter­lo­cu­tor ase­ve­ró que el gobierno del pre­si­den­te Mariano Rajoy “blo­quea la situa­ción y sos­tie­ne su nega­ti­va de hablar con ETA, has­ta que la orga­ni­za­ción cum­pla el desar­me uni­la­te­ral”. Asi­mis­mo, Saras­ke­ta mani­fes­tó que Espa­ña asis­te “a la quie­bra de su pro­pio Esta­do”, en refe­ren­cia a la pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca que atra­vie­sa el país.
Por últi­mo, apun­tó que en junio se rea­li­za­rá una gigan­tes­ca cade­na huma­na de 160 kiló­me­tros entre Duran­go e Iru­ña (Pam­plo­na), recla­man­do el “dere­cho a decidir”del pue­blo vas­co. A la acti­vi­dad asis­ti­rán alre­de­dor de 60 mil personas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.