Martxoak 3 dice que Adol­fo Sua­rez no se mere­ce nin­gun home­na­je en Gasteiz

Las víc­ti­mas del 3 de Mar­zo con­si­de­ran una autén­ti­ca pro­vo­ca­ción bau­ti­zar la esta­ción de auto­bu­ses con el nom­bre de un miem­bro del gobierno que man­dó masa­crar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra de esta ciudad.
La deci­sión del alcal­de Javier Maro­to de home­na­jear a Adol­fo Sua­rez dán­do­le su nom­bre a la nue­va esta­ción de auto­bu­ses de Vito­ria-Gas­teiz ha lle­ga­do en un momen­to cla­ve en la lucha con­tra la impu­ni­dad de una dic­ta­du­ra de la que el recien­te­men­te falle­ci­do for­mó par­te. Casua­li­da­des al mar­gen, es evi­den­te que estos días se están pro­du­cien­do noti­cias impor­tan­tes en el pro­ce­so judi­cial abier­to en Argen­ti­na con­tra los crí­me­nes del fran­quis­mo. Por un lado este jue­ves en la Audien­cia Nacio­nal de Madrid se ana­li­za­rá la extra­di­ción del guar­dia civil Jesús Muñe­cas Agui­lar soli­ci­ta­da des­de Bue­nos Aires y la pró­xi­ma sema­na será el turno del poli­cía Juan Anto­nio Gon­zá­lez Pache­co, alias “Billy el Niño”, ambos acu­sa­dos de prac­ti­car torturas.
Pero ade­más los impul­so­res de la que­re­lla inter­na­cio­nal con­tra la impu­ni­dad del fran­quis­mo aca­ba­ban de hacer públi­co ape­nas 24 horas antes del anun­cio del pri­mer edil vito­riano que ya han soli­ci­ta­do a la jue­za Ser­vi­ni nue­vas impu­tacio­nes de res­pon­sa­bles polí­ti­cos, judi­cia­les y poli­cia­les de la dic­ta­du­ra. Entre ellos se encuen­tra Jesús Quin­ta­na Sara­ci­bar, naci­do en la capi­tal ala­ve­sa en 1941, capi­tán al man­do de la actua­ción poli­cial que se sal­dó con cin­co tra­ba­ja­do­res ase­si­na­dos en Vito­ria-Gas­teiz. En el lis­ta­do tam­bién se ha inclui­do a Alfon­so Oso­rio Gar­cía que jun­to a Rodol­fo Mar­tín Villa ya impu­tado ante­rior­men­te, eran dos minis­tros del gobierno de Espa­ña bajo cuyas órde­nes actua­ron los poli­cías que pro­vo­ca­ron la matan­za obre­ra el 3 de mar­zo de 1976: Mar­tín Villa y Oso­rio Gar­cía, esta­ban al fren­te de los minis­te­rios de Rela­cio­nes Labo­ra­les y Pre­si­den­cia, respectivamente.

Adol­fo Sua­rez Gon­zá­lez tam­bién era miem­bro de ese gobierno como minis­tro secre­ta­rio gene­ral del movi­mien­to, pero ade­más la res­pon­sa­bi­li­dad en su caso es doble por­que en el momen­to del cri­men ocu­pa­ba de for­ma inte­ri­na la car­te­ra de Gober­na­ción por estar Fra­ga Iri­bar­ne fue­ra de Espa­ña. Por lo tan­to, Adol­fo Sua­rez era, aun­que de for­ma tem­po­ral, el máxi­mo res­pon­sa­ble polí­ti­co al man­do de la poli­cía y la úni­ca razón por la que la Aso­cia­ción de Víc­ti­mas 3 de Mar­zo no ha soli­ci­ta­do a la jue­za su impu­tación es por­que ha falle­ci­do, al igual que Manuel Fra­ga Iri­bar­ne y otros muchos minis­tros de la dic­ta­du­ra que se han ido sin ser juz­ga­dos por su impli­ca­ción en la vul­ne­ra­ción sis­te­má­ti­ca de Dere­chos Huma­nos que prac­ti­ca­ron duran­te déca­das des­de las estruc­tu­ras del Esta­do en las que tenían car­gos de responsabilidad.
Des­de Martxoak 3 elkar­tea segui­re­mos tra­ba­jan­do con toda la fuer­za que nos da la impre­sio­nan­te soli­da­ri­dad y el apo­yo de la socie­dad gas­teiz­ta­rra. Por todo ello, nos pare­ce una autén­ti­ca pro­vo­ca­ción la la deci­sión que ha toma­do el alcal­de vito­riano de home­na­jear bau­ti­zan­do con su nom­bre la nue­va esta­ción de auto­bu­ses de Vito­ria-Gas­teiz a uno de los res­pon­sa­bles del gobierno que man­dó gasear, tiro­tear y masa­crar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra de esta ciudad.
En nues­tra opi­nión Adol­fo Sua­rez no se mere­ce nin­gún home­na­je en Vito­ria-Gas­teiz, todo lo con­tra­rio, lo que debe­ría hacer una ins­ti­tu­ción como el ayun­ta­mien­to con su alcal­de al fren­te, es lide­rar la lucha con­tra la impu­ni­dad del mayor cri­men con­tra su ciu­da­da­nía que ha sufri­do la capi­tal ala­ve­sa en su his­to­ria recien­te. No nos corres­pon­de deci­dir el nom­bre de nin­gu­na esta­ción, pero sí tene­mos la obli­ga­ción de denun­ciar la hipo­cre­sía de Javier Maro­to y el PP. Es una far­sa posi­cio­nar­se a favor de recor­da­to­rios de home­na­je a las víc­ti­mas del 3 de mar­zo y a con­ti­nua­ción enal­te­cer a los res­pon­sa­bles de la dic­ta­du­ra cri­mi­nal que las pro­vo­có, ava­lan­do su impunidad. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.