¿A quién pre­ten­de enga­ñar Egi­bar?- Borro­ka Garaia

Los polí­ti­cos en gene­ral me pro­du­cen des­con­fian­za. Sal­vo los que sim­ple­men­te hablan cla­ro que me pro­du­cen menos. Y hablar cla­ro al menos es no men­tir des­ca­ra­da­men­te. Siem­pre es pre­fe­ri­ble un fas­cis­ta cabrón, que un fas­cis­ta cabrón mentiroso.

Bas­ta con tener dos dedos de fren­te para saber que el esta­do espa­ñol y su lega­li­dad no acep­tan el dere­cho a deci­dir si se entien­de por ello el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción. Es decir, que una nación deci­da su des­tino. Lo saben en Cata­lun­ya, lo sabe­mos en Eus­kal Herria, lo sabe todo el mun­do. Los vas­cos hoy por hoy no tie­nen dere­cho a deci­dir si quie­ren ser inde­pen­dien­tes por­que están bajo una lega­li­dad extran­je­ra que así lo nie­ga expre­sa­men­te. Y a Egi­bar no le fal­ta fren­te precisamente.

La ponen­cia de auto­go­bierno en el par­la­men­to vas­con­ga­di­llo espa­ñol par­te de la «con­for­mi­dad a los pro­ce­di­mien­tos lega­les» es decir que par­te des­de la nega­ción del dere­cho a deci­dir. Por eso la ponen­cia se ini­cia con la ayu­da del PSOE que tam­bién nie­ga el dere­cho a deci­dir. En resu­mi­das cuen­tas, si se ajus­ta a la lega­li­dad no hay auto­de­ter­mi­na­ción posi­ble, no hay dere­cho a deci­dir. Ante esta ver­dad cris­ta­li­na el PNV solo pue­de ofre­cer una cosa: La mentira.

Es una men­ti­ra de alto gra­do y una autén­ti­ca estu­pi­dez que Egi­bar afir­me que la izquier­da aber­tza­le “se ha incor­po­ra­do aho­ra al dere­cho a deci­dir des­pués de años defen­dien­do la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo”. Por­que otra vez bas­ta con tener dos dedos de fren­te para saber que la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo es un pro­yec­to polí­ti­co que se tie­ne que vehi­cu­li­zar a tra­vés del dere­cho a deci­dir. Que no son incom­pa­ti­bles sino que la auto­de­ter­mi­na­ción es la herra­mien­ta nece­sa­ria para que se pue­da alcan­zar la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo. Y a Egi­bar no le fal­ta fren­te precisamente.

Ni cara tam­po­co para hablar del plan iba­rretxe. Que no fue blo­quea­do por la izquier­da aber­tza­le pese a que fue dise­ña­do para que no lo acep­ta­ra. Tan­to el plan como el mis­mo Iba­rretxe nece­si­ta­ron de los votos de la izquier­da aber­tza­le. Se lo pasó por el arco del triun­fo el esta­do espa­ñol con su lega­li­dad. Trian­gu­la­ción típi­ca del PNV para que no se mue­va nada.

Ha pasa­do una déca­da des­de que ese plan frau­de fue­ra pre­sen­ta­do en el par­la­men­to vas­con­ga­di­llo espa­ñol y dos déca­das des­de que ese mis­mo par­la­men­to apro­ba­ra la auto­de­ter­mi­na­ción. Papel moja­do. Solo el esta­do espa­ñol se ha sen­ta­do con ETA para hablar de auto­de­ter­mi­na­ción, con nadie mas.

Des­de las ins­ti­tu­cio­nes solo hay una opción. Sal­tar­se la lega­li­dad anti-demo­crá­ti­ca espa­ño­la y con­vo­car un refe­ren­dúm de auto­de­ter­mi­na­ción que haga efec­ti­vo el dere­cho a deci­dir con una pre­gun­ta cla­ra; ¿Quie­re ser ciu­da­dano o ciu­da­da­na de una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te?. Si o no.

Esto se pue­de hacer esta mis­ma sema­na y con­ta­ría con el apo­yo total de la izquier­da aber­tza­le y de la mayo­ría de la socie­dad vas­ca. Si no se hace es por­que la direc­ción del PNV es con­tra­ria al “dere­cho a decidir”.

Todo lo demás es chá­cha­ra, men­ti­ras, marear la per­diz, con­tem­po­ri­zar, elec­to­ra­lis­mo y engaño.

Si des­de las ins­ti­tu­cio­nes no se hace efec­ti­vo el dere­cho a deci­dir sobre nues­tra inde­pen­den­cia, la socie­dad ten­drá que hacer­lo. Tie­ne que hacer­lo. Sea a tra­vés de Udal­bil­tza o sea des­de cual­quier órgano de con­tra-poder. La ini­cia­ti­va pre­sen­ta­da en Etxa­rri Ara­naz de cara a una con­sul­ta pue­de supo­ner un pun­to de infle­xión en ese camino. O ese camino o seguir sien­do depen­dien­tes de las men­ti­ras de los Egi­bar de turno.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.