Nue­vo Gla­dio en Ucrania

JPEG - 25.7 KB
Hacién­do­se lla­mar «Del­ta», este vete­rano de las fuer­zas arma­das israe­líes diri­ge un coman­do mili­tar duran­te el gol­pe de Esta­do de Kiev.

Su nom­bre de gue­rra es «Del­ta». Es uno de los jefes mili­ta­res de la «revo­lu­ción ucra­nia­na» aun­que, como él mis­mo decla­ra, no se sien­te ucra­niano. Bajo el cas­co lle­va la kipá. La his­to­ria nos la cuen­ta la agen­cia de pren­sa judía –con sede en Nue­va York– des­pués de haber­lo entre­vis­ta­do bajo con­di­cio­nes de ano­ni­ma­to, foto­gra­fián­do­lo en uni­for­me de camu­fla­je y cha­le­co blin­da­do, con el ros­tro cubier­to por gafas oscu­ras y una bufan­da negra [1].

Del­ta es un vete­rano del ejér­ci­to de Israel, espe­cia­li­za­do en com­ba­te urbano en la bri­ga­da de infan­te­ría Giva­ti, fuer­za que par­ti­ci­pó en la ope­ra­ción «Plo­mo Fun­di­do» y en otras accio­nes con­tra Gaza, como la masa­cre de civi­les per­pe­tra­da en el barrio Tel el-Hawa. A su regre­so a Ucra­nia, hace varios años y como hom­bre de nego­cios, for­mó y entre­nó –con otros ex mili­ta­res israe­líes el pelo­tón «Cas­cos azu­les de Mai­dan», apli­can­do en Kiev las téc­ni­cas de com­ba­te urbano ya pues­tas a prue­ba en Gaza.

Su pelo­tón, según decla­ra Del­ta a la JTA, está a las órde­nes de Svo­bo­da, un par­ti­do que detrás de su nue­va facha­da con­ser­va su matriz neo­na­zi. Pre­ci­sa­men­te para tran­qui­li­zar a los judíos ucra­nia­nos que se sien­ten ame­na­za­dos por los neo­na­zis, Del­ta afir­ma que la acu­sa­ción de anti­se­mi­tis­mo que pesa sobre Svo­bo­da es una «idio­tez».

La pre­sen­cia en Ucra­nia de espe­cia­lis­tas mili­ta­res israe­líes se con­fir­ma con la infor­ma­ción, pro­ve­nien­te de la JTA y de otras agen­cias judías, de que varios heri­dos en los enfren­ta­mien­tos con la poli­cía en Kiev fue­ron envia­dos de inme­dia­to a hos­pi­ta­les israe­líes, por supues­to, para impe­dir que alguien pudie­ra reve­lar iden­ti­da­des incó­mo­das. Como las iden­ti­da­des de la gen­te que entre­nó y armó a los fran­co­ti­ra­do­res que, con los mis­mos fusi­les de pre­ci­sión, dis­pa­ra­ron en la pla­za Mai­dan con­tra los mani­fes­tan­tes al mis­mo tiem­po que con­tra los poli­cías –alcan­za­dos casi todos en la cabeza.

Estos hechos arro­jan una luz nue­va sobre la mane­ra como se pre­pa­ró y se reali­zó el gol­pe de Esta­do de Kiev. Bajo la direc­ción de Esta­dos Uni­dos y la OTAN, a tra­vés de la CIA y de otros ser­vi­cios secre­tos, se pro­ce­dió al reclu­ta­mien­to, finan­cia­mien­to, entre­na­mien­to y entre­ga de armas a los mili­tan­tes neo­na­zis que asal­ta­ron los edi­fi­cios guber­na­men­ta­les en Kiev, antes de pasar a ser ins­ti­tu­cio­na­li­za­dos como «Guar­dia Nacio­nal».

Docu­men­tos foto­grá­fi­cos que cir­cu­lan en estos días mues­tran a jóve­nes mili­tan­tes neo­na­zis ucra­nia­nos de UNA-UNSO entre­na­dos en 2006 en Esto­nia por ins­truc­to­res de la OTAN que les ense­ñan téc­ni­cas de com­ba­te urbano y uti­li­za­ción de explo­si­vos para la rea­li­za­ción de sabo­ta­jes y aten­ta­dos. [2].

Es exac­ta­men­te lo mis­mo que ya hizo la OTAN en tiem­pos de la gue­rra fría para garan­ti­zar la for­ma­ción de la estruc­tu­ra para­mi­li­tar secre­ta que hoy se cono­ce como «stay-behind », bajo el códi­go «Gla­dio» [3]. Esa estruc­tu­ra tam­bién estu­vo acti­va en Ita­lia, don­de se entre­na­ron –en Camp Darby, base esta­dou­ni­den­se cer­ca­na a la ciu­dad de Pisa, y en otras bases– diver­sos gru­pos neo­fas­cis­tas que se pre­pa­ra­ron para la rea­li­za­ción de aten­ta­dos y de un posi­ble gol­pe de Esta­do. Una estruc­tu­ra mili­tar aná­lo­ga fue crea­da y uti­li­za­da aho­ra en Ucra­nia, recu­rrien­do tam­bién a la par­ti­ci­pa­ción de espe­cia­lis­tas israelíes.

Pero el gol­pe de Esta­do no habría teni­do éxi­to si la OTAN no hubie­se garan­ti­za­do pre­via­men­te la com­pli­ci­dad de la jerar­quía mili­tar ucra­nia­na for­mán­do­la duran­te años en el NATO Defen­se Colle­ge y en el mar­co de «ope­ra­cio­nes de paz» diri­gi­das por la alian­za atlán­ti­ca. No es difí­cil intuir que, detrás de la red ofi­cial, se haya con­for­ma­do una red secre­ta. Y fue así como las fuer­zas arma­das ucra­nia­nas obe­de­cie­ron la orden de la OTAN de «man­te­ner­se neu­tra­les» mien­tras se desa­rro­lla­ba el gol­pe de Esta­do. Pos­te­rior­men­te, quie­nes asu­mie­ron la direc­ción de esas fuer­zas arma­das fue­ron Andrei Paru­biy, cofun­da­dor del par­ti­do nacio­nal socia­lis­ta rebau­ti­za­do Svo­bo­da, quien fue nom­bra­do secre­ta­rio del Comi­té de Defen­sa Nacio­nal y, aho­ra en tra­je de minis­tro de Defen­sa, el con­tral­mi­ran­te Igor Ten­jukh, vin­cu­la­do a Svo­bo­da.

Lo más pro­ba­ble es que ya esté en mar­cha la cam­pa­ña de depu­ra­ción (o de eli­mi­na­ción) de los ofi­cia­les con­si­de­ra­dos no con­fia­bles. Mien­tras tan­to, la OTAN, que de hecho ya se ane­xó Ucra­nia, decla­ra que el refe­rén­dum en Cri­mea es «ile­gal e ile­gí­ti­mo».

Fuen­te
Il Mani­fes­to (Ita­lia)

Tra­du­ci­do al espa­ñol por la Red Vol­tai­re a par­tir de la ver­sión en fran­cés de Marie-Ange Patrizio

[1] «Mili­ta­res israe­líes en Mai­dan», Red Vol­tai­re, 3 de mar­zo de 2014.

[2] «Mani­fes­tan­tes de Mai­dan fue­ron entre­na­dos por la OTAN en 2006», Red Vol­tai­re, 6 de febre­ro de 2014.

[3] Ver el libro de refe­ren­cia Les Armées Secrè­tes de l’OTAN, por Danie­le Gan­ser, Edi­tions Demi-lune. Dis­po­ni­ble (en fran­cés) para su com­pra por corres­pon­den­cia en libre­ría de la Red Vol­tai­re. Igual­men­te dis­po­ni­ble (en espa­ñol) por capí­tu­los en Vol​tai​re​net​.org.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.