Nue­vo Gla­dio en Ucrania

JPEG - 25.7 KB
Hacién­do­se lla­mar «Del­ta», este vete­rano de las fuer­zas arma­das israe­líes diri­ge un coman­do mili­tar duran­te el gol­pe de Esta­do de Kiev.

Su nom­bre de gue­rra es «Del­ta». Es uno de los jefes mili­ta­res de la «revo­lu­ción ucra­nia­na» aun­que, como él mis­mo decla­ra, no se sien­te ucra­niano. Bajo el cas­co lle­va la kipá. La his­to­ria nos la cuen­ta la agen­cia de pren­sa judía –con sede en Nue­va York– des­pués de haber­lo entre­vis­ta­do bajo con­di­cio­nes de ano­ni­ma­to, foto­gra­fián­do­lo en uni­for­me de camu­fla­je y cha­le­co blin­da­do, con el ros­tro cubier­to por gafas oscu­ras y una bufan­da negra [1].

Del­ta es un vete­rano del ejér­ci­to de Israel, espe­cia­li­za­do en com­ba­te urbano en la bri­ga­da de infan­te­ría Giva­ti, fuer­za que par­ti­ci­pó en la ope­ra­ción «Plo­mo Fun­di­do» y en otras accio­nes con­tra Gaza, como la masa­cre de civi­les per­pe­tra­da en el barrio Tel el-Hawa. A su regre­so a Ucra­nia, hace varios años y como hom­bre de nego­cios, for­mó y entre­nó –con otros ex mili­ta­res israe­líes el pelo­tón «Cas­cos azu­les de Mai­dan», apli­can­do en Kiev las téc­ni­cas de com­ba­te urbano ya pues­tas a prue­ba en Gaza.

Su pelo­tón, según decla­ra Del­ta a la JTA, está a las órde­nes de Svo­bo­da, un par­ti­do que detrás de su nue­va facha­da con­ser­va su matriz neo­na­zi. Pre­ci­sa­men­te para tran­qui­li­zar a los judíos ucra­nia­nos que se sien­ten ame­na­za­dos por los neo­na­zis, Del­ta afir­ma que la acu­sa­ción de anti­se­mi­tis­mo que pesa sobre Svo­bo­da es una «idio­tez».

La pre­sen­cia en Ucra­nia de espe­cia­lis­tas mili­ta­res israe­líes se con­fir­ma con la infor­ma­ción, pro­ve­nien­te de la JTA y de otras agen­cias judías, de que varios heri­dos en los enfren­ta­mien­tos con la poli­cía en Kiev fue­ron envia­dos de inme­dia­to a hos­pi­ta­les israe­líes, por supues­to, para impe­dir que alguien pudie­ra reve­lar iden­ti­da­des incó­mo­das. Como las iden­ti­da­des de la gen­te que entre­nó y armó a los fran­co­ti­ra­do­res que, con los mis­mos fusi­les de pre­ci­sión, dis­pa­ra­ron en la pla­za Mai­dan con­tra los mani­fes­tan­tes al mis­mo tiem­po que con­tra los poli­cías –alcan­za­dos casi todos en la cabeza.

Estos hechos arro­jan una luz nue­va sobre la mane­ra como se pre­pa­ró y se reali­zó el gol­pe de Esta­do de Kiev. Bajo la direc­ción de Esta­dos Uni­dos y la OTAN, a tra­vés de la CIA y de otros ser­vi­cios secre­tos, se pro­ce­dió al reclu­ta­mien­to, finan­cia­mien­to, entre­na­mien­to y entre­ga de armas a los mili­tan­tes neo­na­zis que asal­ta­ron los edi­fi­cios guber­na­men­ta­les en Kiev, antes de pasar a ser ins­ti­tu­cio­na­li­za­dos como «Guar­dia Nacio­nal».

Docu­men­tos foto­grá­fi­cos que cir­cu­lan en estos días mues­tran a jóve­nes mili­tan­tes neo­na­zis ucra­nia­nos de UNA-UNSO entre­na­dos en 2006 en Esto­nia por ins­truc­to­res de la OTAN que les ense­ñan téc­ni­cas de com­ba­te urbano y uti­li­za­ción de explo­si­vos para la rea­li­za­ción de sabo­ta­jes y aten­ta­dos. [2].

Es exac­ta­men­te lo mis­mo que ya hizo la OTAN en tiem­pos de la gue­rra fría para garan­ti­zar la for­ma­ción de la estruc­tu­ra para­mi­li­tar secre­ta que hoy se cono­ce como «stay-behind », bajo el códi­go «Gla­dio» [3]. Esa estruc­tu­ra tam­bién estu­vo acti­va en Ita­lia, don­de se entre­na­ron –en Camp Darby, base esta­dou­ni­den­se cer­ca­na a la ciu­dad de Pisa, y en otras bases– diver­sos gru­pos neo­fas­cis­tas que se pre­pa­ra­ron para la rea­li­za­ción de aten­ta­dos y de un posi­ble gol­pe de Esta­do. Una estruc­tu­ra mili­tar aná­lo­ga fue crea­da y uti­li­za­da aho­ra en Ucra­nia, recu­rrien­do tam­bién a la par­ti­ci­pa­ción de espe­cia­lis­tas israelíes.

Pero el gol­pe de Esta­do no habría teni­do éxi­to si la OTAN no hubie­se garan­ti­za­do pre­via­men­te la com­pli­ci­dad de la jerar­quía mili­tar ucra­nia­na for­mán­do­la duran­te años en el NATO Defen­se Colle­ge y en el mar­co de «ope­ra­cio­nes de paz» diri­gi­das por la alian­za atlán­ti­ca. No es difí­cil intuir que, detrás de la red ofi­cial, se haya con­for­ma­do una red secre­ta. Y fue así como las fuer­zas arma­das ucra­nia­nas obe­de­cie­ron la orden de la OTAN de «man­te­ner­se neu­tra­les» mien­tras se desa­rro­lla­ba el gol­pe de Esta­do. Pos­te­rior­men­te, quie­nes asu­mie­ron la direc­ción de esas fuer­zas arma­das fue­ron Andrei Paru­biy, cofun­da­dor del par­ti­do nacio­nal socia­lis­ta rebau­ti­za­do Svo­bo­da, quien fue nom­bra­do secre­ta­rio del Comi­té de Defen­sa Nacio­nal y, aho­ra en tra­je de minis­tro de Defen­sa, el con­tral­mi­ran­te Igor Ten­jukh, vin­cu­la­do a Svo­bo­da.

Lo más pro­ba­ble es que ya esté en mar­cha la cam­pa­ña de depu­ra­ción (o de eli­mi­na­ción) de los ofi­cia­les con­si­de­ra­dos no con­fia­bles. Mien­tras tan­to, la OTAN, que de hecho ya se ane­xó Ucra­nia, decla­ra que el refe­rén­dum en Cri­mea es «ile­gal e ile­gí­ti­mo».

Fuen­te
Il Mani­fes­to (Ita­lia)

Tra­du­ci­do al espa­ñol por la Red Vol­tai­re a par­tir de la ver­sión en fran­cés de Marie-Ange Patrizio

[1] «Mili­ta­res israe­líes en Mai­dan», Red Vol­tai­re, 3 de mar­zo de 2014.

[2] «Mani­fes­tan­tes de Mai­dan fue­ron entre­na­dos por la OTAN en 2006», Red Vol­tai­re, 6 de febre­ro de 2014.

[3] Ver el libro de refe­ren­cia Les Armées Secrè­tes de l’OTAN, por Danie­le Gan­ser, Edi­tions Demi-lune. Dis­po­ni­ble (en fran­cés) para su com­pra por corres­pon­den­cia en libre­ría de la Red Vol­tai­re. Igual­men­te dis­po­ni­ble (en espa­ñol) por capí­tu­los en Vol​tai​re​net​.org.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *