Coman­dan­ta Lau­ra Villa de las FARC-EP: Para pro­du­cir cam­bios hay que tomar deci­sio­nes radicales

20140130000611-lauravilla.jpgIda Gar­be­ri*

Foto cor­te­sia de Pren­sa Latina 

“Nues­tra lucha revo­lu­cio­na­ria es jus­ta e inaplazable,

y por lo tan­to impo­si­ble de derrotar”.

Manuel Maru­lan­da Vélez”.

El hecho de vivir en Cuba y sobre todo en La Haba­na me dio, más de una vez, el pri­vi­le­gio de cono­cer a per­so­nas muy espe­cia­les, que están escri­bien­do las pági­nas de la his­to­ria de Amé­ri­ca Latina.

Esta vez son los com­pa­ñe­ros y las com­pa­ñe­ras gue­rri­lle­ros y gue­rri­lle­ras de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia – Ejér­ci­to del Pue­blo (FARC-EP), enfras­ca­dos en la capi­tal cuba­na en acuer­dos de paz para Colom­bia, un país afli­gi­do por una gue­rra civil des­de el lejano 1948, cuan­do el ase­si­na­to fas­cis­ta de Jor­ge Elie­cer Gai­tán divi­dió al pue­blo colom­biano en dos gran­des fren­tes y que des­pués de casi 66 años sigue man­chan­do de san­gre su territorio.

Des­pués del horren­do homi­ci­dio, empe­zó una lucha arma­da en el país, dón­de en el 1964, se fun­da­ron ofi­cial­men­te las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia – Ejer­ci­to del Pue­blo, un gru­po de hom­bres y muje­res que, como can­ta Fito Paez, cuan­do todos pien­san que todo ya está per­di­do, vie­nen a ofre­cer sus corazones. 

Sí, por­que como dijo el Che Gue­va­ra, las FARC-EP son con­se­cuen­tes con “todos y cada uno de noso­tros paga pun­tual­men­te su cuo­ta de sacri­fi­cio cons­cien­te de reci­bir el pre­mio en la satis­fac­ción del deber cum­pli­do, cons­cien­tes de avan­zar con todos hacia el Hom­bre Nue­vo que se vis­lum­bra en el hori­zon­te”, y por esta razón pue­den luchar arma­dos con fusi­les en la sel­va colom­bia­na, pero tam­bién sen­tar­se a la mesa de paz en La Haba­na y afron­tar arma­dos sólo con las pala­bras otro desa­fío muy difícil. 

Des­de el capi­ta­lino Hotel Pal­co ten­go el gran honor de con­ver­sar con la coman­dan­ta Lau­ra Villa, una de las gue­rri­lle­ras pre­sen­tes en la dele­ga­ción de las FARC-EP para los diá­lo­gos de paz. 

“Antes que nada, quie­ro enviar un salu­do fra­ter­nal para ti y para todos los lec­to­res de la pren­sa alter­na­ti­va, que hace un tra­ba­jo muy impor­tan­te para infor­mar cons­tru­yen­do ver­da­des e ins­truir ideo­ló­gi­ca­men­te a los pue­blos del mun­do”. Así Lau­ra empie­za a con­tes­tar­me cuan­do le pre­gun­to por­que qui­so unir­se a las FARC-EP: ¨Yo ingre­so en la gue­rri­lla por­que soy colom­bia­na, nací hace 30 años en un país don­de hace mucho tiem­po siem­pre gober­na­ron la des­igual­dad y la injus­ti­cia. Hoy mis­mo tene­mos 30 millo­nes de pobres, nefas­tos ser­vi­cios de salud y edu­ca­ción y un des­em­pleo espan­to­so. Para mí ver nues­tro país total­men­te escla­vo del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano es algo muy dolo­ro­so. Yo nací en una fami­lia peque­ño-bur­gue­sa y tuve la suer­te de cur­sar la uni­ver­si­dad y ter­mi­nar mis estu­dios como medi­ca ciru­ja­na. Cuan­do ter­mi­né la carre­ra, empe­za­ron gran­des dudas den­tro de mí sobre cómo pudie­ra ayu­dar a Colom­bia para que fue­ra un país mejor, y en segui­da estu­ve segu­ra y sigo hacién­do­lo de que ele­gí el camino correc­to para una Colom­bia más jus­ta para mi pue­blo. Cla­ro, tuve que des­po­jar­me de muchas cosas pero, todo eso, me dig­ni­fi­ca como mujer y como persona¨.

“Pen­sé tam­bién en dedi­car­me sen­ci­lla­men­te a ser médi­ca para los cam­pe­si­nos, entre gen­te pobre, pero me di cuen­ta que sería una cien­tí­fi­ca con manos ata­das por­que para los pobres no hay medi­ca­men­tos, no hay camas en los hos­pi­ta­les, la gen­te se que­da pros­tra­da en los ser­vi­cios de urgen­cia don­de la tra­tan como si fue­ran núme­ros sin caras o mer­can­cías sin valor. Para lograr cam­bios, hay que tomar deci­sio­nes radi­ca­les, entrar en las FARC-EP fue la deci­sión más impor­tan­te de mi vida y no me arre­pien­to en lo más mínimo”.

“Los más lin­do de estar en las FARC-EP es estu­diar para supe­rar­se, hay que apren­der cono­ci­mien­tos polí­ti­cos y mili­ta­res, a par­te de seguir mejo­ran­do en mi carre­ra y apren­der a ser una médi­ca efi­cien­te vivien­do en la natu­ra­le­za. La sel­va es un ambien­te muy sano, lleno de oxí­geno, don­de se encuen­tran medi­ca­men­tos natu­ra­les. Yo me dedi­co tam­bién a ins­truir al pue­blo para que pue­da curar­se, no solo soy médi­ca, sino maes­tra tam­bién, capa­ci­to enfer­me­ras y enfer­me­ros, téc­ni­cos y téc­ni­cas, es her­mo­so ver cómo la gen­te apren­de a ser independiente”.

“Quien como yo es médi­co, tie­ne que saber orga­ni­zar la salud para los más de 80 fren­tes y las dis­tin­tas com­pa­ñías de la gue­rri­lla, no se hacen solo pro­ce­sos de urgen­cia, sino ciclos pro­gra­ma­dos para curar vari­ces o her­nias, des­pa­ra­si­ta­cio­nes, … noso­tros no que­re­mos robar al esta­do su fun­ción, sen­ci­lla­men­te el sis­te­ma de salud no exis­te para los pobres, no apa­re­ce en nin­gún lado. Las FARC-EP no son sola­men­te fusi­les y bata­llas, nos preo­cu­pa­mos inte­gral­men­te por los humil­des. Para noso­tros, los gue­rri­lle­ros, es fun­da­men­tal no ir a los hos­pi­ta­les, luga­res muy peli­gro­sos que sir­ven para meter­nos a las cár­ce­les, no para curar­nos: sabe­mos per­fec­ta­men­te que en las pri­sio­nes colom­bia­nas hay más que 8000 pre­sos polí­ti­cos en con­di­cio­nes deplo­ra­bles y el pre­si­den­te San­tos no per­mi­te la visi­ta de orga­ni­za­cio­nes de los dere­chos huma­nos para ali­viar la situaciones”.

Hablan­do de la doble moral de San­tos, le recuer­do a Lau­ra que cuan­do lle­gó a Cuba en el abril del 2013, con el gue­rri­lle­ro Igna­cio Iba­ñez, Uri­be entre­gó las coor­di­na­das del pun­to de la sel­va don­de ellos se iban a encon­trar con la Cruz Rojas para des­pués volar a La Haba­na, arries­gan­do sus vidas. Este es solo un peque­ño ejem­plo de lo que hace San­tos, que dice bus­car la paz y nun­ca con­ce­dió un cese al fue­go para mos­trar su ver­da­de­ra volun­tad de poner las armas.

“Yo no supe nada de lo que pasó has­ta que lle­gué a Cuba. Uri­be entre­gó las coor­de­na­das a un alto man­do mili­tar del ejér­ci­to crean­do una situa­ción ambi­gua y con­tra­dic­to­ria. San­tos dijo que no sabía nada y que iba a encar­ce­lar a los cul­pa­bles y has­ta el día de hoy fue una men­ti­ra más, todo cayó en el olvi­do. La acti­tud del pre­si­den­te San­tos es más elec­to­ral que de paz, otra incon­gruen­cia es el refe­rén­dum sobre los diá­lo­gos de paz que qui­so sin con­sul­tar­nos. Es muy duro para noso­tros desa­rro­llar los diá­lo­gos de paz mien­tras la gue­rra sigue feroz y los com­pa­ñe­ros y las com­pa­ñe­ras mue­ren, noso­tros fui­mos los úni­cos en con­ce­der un cese al fue­go; y ade­más se siguen per­si­guien­do las mar­chas y los paros del pue­blo, la impu­ni­dad total es quien gobier­na Colombia”.

Las FARC-EP logra­ron hace poco que el esta­do colom­biano levan­ta­ra la orden de cap­tu­ra de Julian Con­ra­do, gue­rri­lle­ro que se encon­tra­ba en Vene­zue­la y pudo volar a La Haba­na para incor­po­rar­se a los diá­lo­gos de paz: pre­gun­to a Lau­ra si esta es una señal posi­ti­va para alcan­zar el arri­bo a La Haba­na de otro pre­so polí­ti­co de las FARC-EP, Simon Trinidad.

“Noso­tros lo espe­ra­mos con con­fian­cia, Simon Tri­ni­dad es un dele­ga­do ple­ni­po­ten­cia­rio en los diá­lo­gos. Vamos a luchar has­ta el impo­si­ble para ver­lo lle­gar aquí. La lucha que Simón está dan­do en las maz­mo­rras del impe­rio es impre­sio­nan­te, lo tie­nen en un ais­la­mien­to infra­hu­mano por­que es un ejem­plo de resis­ten­cia revo­lu­cio­na­ria, todo lo que hace­mos para pedir su liber­tad es muy poco en com­pa­ra­ción a su valor humano. Julian Con­ra­do será un ase­sor del pro­ce­so, pri­me­ro ten­drá que solu­cio­nar sus pro­ble­mas de salud”.

Yo creo que la pren­sa tra­di­cio­nal en Colom­bia es muy hipó­cri­ta, no se preo­cu­pa en denun­ciar la situa­ción de los pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les, es un ins­tru­men­to de gue­rra (en la II Cum­bre de la CELAC en La Haba­na, el pre­si­den­te Rafael Correa defi­nió las trans­na­cio­na­les de la pren­sa como armas de des­truc­ción masi­va de la ver­dad), se dedi­ca a cam­pa­ñas de des­pres­ti­gio, a repe­tir 1000 veces una men­ti­ra para que sea una ver­dad: hace poco inten­tó des­acre­di­tar a Lau­ra dicien­do que no era médi­ca, que no esta­ba capa­ci­ta­da para estar en la mesa y publi­có una foto de ella con Iván Már­quez y Jesús San­trich en un cata­ma­rán, como si estu­vie­ran vera­nean­do en La Habana.

Pre­gun­to a Lau­ra si se sin­tió mal por todo eso y me con­tes­ta que “a mí no me preo­cu­pa lo que dice el esta­do fas­cis­ta de Colom­bia, el momen­to de la foto fue un rece­so de los diá­lo­gos y nos invi­ta­ron, si una pren­sa enga­ño­sa dice men­ti­ras sobre noso­tros solo demues­tra lo que es ver­da­de­ra­men­te. Yo estoy orgu­llo­sa de lo que dice el pue­blo colom­biano y de la ener­gía que tie­ne para mar­char, en estos momen­tos, con­tra el esta­do, me per­mi­te seguir con mucho áni­mo. Fíja­te que la pren­sa fas­cis­ta mag­ni­fi­ca las muje­res de la dele­ga­ción del esta­do, bom­bo y pla­ti­llo para ellas y noso­tras somos las fra­ca­sa­das, las incom­pe­ten­tes. Las gue­rri­lle­ras somos casi la mitad de la dele­ga­ción y todas ya demos­tra­mos que esta­mos dis­pues­tas a entre­gar la vida para el pue­blo colombiano”.

Es ver­dad lo que dice Lau­ra, ade­más yo creo que para escon­der el carác­ter machis­ta y patriar­cal del esta­do fas­cis­ta de Colom­bia des­pués del ini­cio de los diá­lo­gos, San­tos tuvo que incor­po­rar dos muje­res en su dele­ga­ción… casi obli­ga­do por la asom­bro­sa pre­sen­cia de muje­res entre las FARC-EP.

Lau­ra me recuer­da la tris­te situa­ción de la mujer en Colom­bia, que muchas veces como jefa de fami­lia tie­ne que tra­ba­jar para man­te­ner a los hijos, reci­bir sala­rios más bajos que los hom­bres y luchar sin can­sar­se para lograr sus derechos.

“Noso­tras, las gue­rri­lle­ras tene­mos un blog, www​.mujer​fa​ria​na​.co, don­de escri­bi­mos artícu­los sobre la reali­dad nacio­nal, con una mira­da feme­ni­na y lucha­do­ra, con­ta­mos nues­tras expe­rien­cias en la sel­va, publi­ca­mos libros y poe­mas. Bus­ca­mos que se haga con­cien­cia en el pue­blo, que la mujer es la actriz prin­ci­pal en todos los pro­ce­sos, por ejem­plo, es fun­da­men­tal para poder lograr la paz, pero tam­bién la mujer fue y será siem­pre el cora­zón de cada Revo­lu­ción para libe­rar los pue­blos, y no lo digo yo, lo ase­gu­ra la Historia”.

En la últi­ma pre­gun­ta, tra­ta­mos el tema del alcal­de de Bogo­tá, Gus­ta­vo Petro, que fue sus­pen­di­do por un pro­cu­ra­dor por pre­sun­tas ilegalidades.

“Aquí tú tie­nes la com­pro­ba­ción de que en Colom­bia no exis­te la demo­cra­cia: ¿cómo pue­de un pro­cu­ra­dor, fun­cio­na­rio ele­gi­do para las altas esfe­ras del esta­do, poner­se por enci­ma de la volun­tad del pue­blo, la cual eli­gió al alcalde?

Por ello, el pun­to de la par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca en los diá­lo­gos de paz es fun­da­men­tal y cla­ve para lograr armo­nía y demo­cra­cia, es vital una asam­blea cons­ti­tu­yen­te en Colom­bia para una refor­ma elec­to­ral, una refor­ma de la jus­ti­cia, una refor­ma de las estruc­tu­ras mili­ta­res para que sea una ver­da­de­ra paz con res­pec­to a la vida y a la oposición”.

*colum­nis­ta de Cubainformación

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.