Pri­mei­ra Linha: Lenin, refe­ren­cia e ins­pi­ra­ción de la revo­lu­ción galega

90 ani­ver­sa­rio del falle­ci­mien­to de Vla­di­mir Ilich Ulia­nov no pasa des­aper­ci­bi­do para [email protected] comu­nis­tas [email protected]

El 21 de mar­zo de 1924 falle­cía Lenin a con­se­cuen­ciia de la com­bi­na­ción de diver­sos fac­to­res. A las secue­las de un aten­ta­do pade­ci­do en agos­to de 1918 que pro­vo­ca­ron diver­sos infar­tos deri­va­dos de una bala incrus­ta­da en el cue­llo, debe­mos aña­dir el ago­ta­mien­to físi­co por las lar­gas sesio­nes de tra­ba­jo y las con­tra­rie­da­des ante la orien­ta­ción del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio bol­che­vi­que, que ya en 1921 se defi­nió como un «esta­do obre­ro buro­crá­ti­ca­men­te degenerado».

A lo lar­go del año que ini­cia­mos Pri­mei­ra Linha, median­te un con­jun­to de diver­sas y varia­das ini­cia­ti­vas y mate­ria­les, divul­ga­rá la obra, pen­sa­mien­to y pro­yec­to polí­ti­co del teó­ri­co y líder comu­nis­ta, en el que se ins­pi­ra nues­tro partido.

Lenin en las XVIII Jor­na­das Inde­pen­den­tis­tas Galegas

Las jor­na­das de refle­xión mar­xis­tas que Pri­mei­ra Linha orga­ni­za anual­men­te de 1997 serán dedi­ca­das a refle­xio­nar sobre la actua­li­dad y vigen­cia del leni­nis­mo. La fecha en la que se rea­li­za­rán estas jor­na­das será el 10 de mayo y con­ta­rán con la pre­sen­cia de des­ta­ca­dos diri­gen­tes comu­nis­tas de Méxi­co y Por­tu­gal, ade­más de miem­bros del Comi­té Cen­tral de nues­tro par­ti­do y de otras expre­sio­nes de la izquier­da patrió­ti­ca galega.

Biblio­te­ca Mar­xis­ta en Galego

A lo lar­go del año con­ti­nua­re­mos tra­du­cien­do a nues­tro idio­ma la obra de Lenin, avan­zan­do así en la divul­ga­ción en gale­go-por­tu­gués de los tex­tos publi­ca­dos por la Abren­te Edi­to­ra en papel y por la BMG en la Web de Pri­mei­ra Linha.

Datos bio­grá­fi­cos de Lenin

Lenin nació en Sim­birks, a ori­llas del Vol­ga, el 10 de abril de 1870, en el seno de una fami­lia de la peque­ña burguesía.

Es una figu­ra deter­mi­nan­te en el desa­rro­llo del mar­xis­mo en Rusia en el cam­bio del siglo XIX al XX, y el prin­ci­pal diri­gen­te del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio que alcan­zó la vic­to­ria bol­che­vi­que en octu­bre de 1917.

Des­pués de la con­de­na a muer­te de su her­mano mayor por su par­ti­ci­pa­ción en un frus­tra­do aten­ta­do con­tra el Zar Ale­jan­dro III, estu­dia dere­cho en la uni­ver­si­dad, así como las obras de Marx y Engels. Como joven abo­ga­do, fun­da en Petro­gra­do la Liga de Lucha por la Eman­ci­pa­ción de la Cla­se Obre­ra. En diciem­bre de 1895 fue hecho pre­so duran­te 14 meses por cons­pi­rar con­tra el Zar. En 1897, sufre exi­lio en el este de Sibe­ria, don­de cono­ce a Plekha­nov, el mar­xis­ta que intro­du­jo el socia­lis­mo en Rusia. En julio de 1898, se casa con la mili­tan­te socia­lis­ta Nadez­da Krupskaja.

Pos­te­rior­men­te, en el exi­lio en Munich, Lon­dres y Gine­bra, cen­tra su talen­to y ener­gía en la refle­xión y orga­ni­za­ción de fuer­zas revo­lu­cio­na­rias pro­le­ta­rias. Pro­mue­ve la reuni­fi­ca­ción del Par­ti­do Obre­ro Social-Demó­cra­ta Ruso, des­trui­do por la repre­sión zaris­ta y dis­per­so en gru­pos loca­les alre­de­dor del perió­di­co Iskra (Faís­ca) y de la revis­ta teó­ri­ca Zariá (Abren­te).

En noviemm­bre de 1905, regre­sa bre­ve­men­te a Rusia para par­ti­ci­par en la revo­lu­ción de 1905, sien­do ele­gi­do en 1906 para pre­si­dir el POSDR, pero regre­sa de nue­vo al exi­lio en diciem­bre de 1907. Has­ta las revo­lu­cio­nes de febre­ro y octu­bre de 1917, vive en dife­ren­tes pun­tos de Euro­pa Occi­den­tal, dedi­ca­do ple­na­men­te a la cons­truc­ción del par­ti­do obre­ro de van­guar­dia, defi­ni­do en el Que hacer? (1902).

En 1905, en la Con­fe­ren­cia Socia­lis­ta de Sim­mer­wal (Sui­za), lide­ra la per­de­do­ra mino­ría inter­na­cio­na­lis­ta revo­lu­cio­na­ria, favo­ra­ble a trans­for­mar la gue­rra impe­ria­lis­ta en una gue­rra de clases.

Des­pués de com­ple­jas ges­tio­nes, con­si­gue atra­ve­sar media Euro­pa y lle­gar, el 3 de abril de 1917, a la Esta­ción de Fin­lan­dia de Petro­gra­do, don­de es reci­bi­do por una mul­ti­tud de trabajadoras/​es, mari­ne­ros y sol­da­dos por­tan­do ban­de­ras rojas. Lenin mani­fies­ta, fren­te a las posi­cio­nes cen­tra­lis­tas, que «La gue­rra impe­ria­lis­tza es el ini­cio de la gue­rra civil en toda Europa…tenemos que luchar por una revo­lu­ción socia­lis­ta, luchar has­ta que el pro­le­ta­ria­do obten­ga la vic­to­ria com­ple­ta! Viva la revo­lu­ción socia­lis­ta en el mundo!»

En el via­je en tren escri­bió las Tesis de Abril, el pro­gra­ma socia­lis­ta del Par­ti­do Bolchevique.

Des­pués de un bre­ve exi­lio en Fin­lan­dia, en el verano de 1917, y des­pués de escri­bir el Esta­do y la Revo­lu­ción, defen­dien­do la inevi­ta­bi­li­dad del enfren­ta­mien­to arma­do con la bur­gue­sía y la nece­si­dad de un gobierno obre­ro y cam­pe­sino en base a soviets, entra de nue­vo en Rusia para diri­gir la vic­to­rio­sa Revo­lu­ción de Octubre.

Como diri­gen­te del pri­mer Esta­do obre­ro des­pués de la bre­ve expe­rien­cia de la Comu­na de París (1871), Lenin pro­mue­ve en 1919 la crea­ción de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta, con­ven­ci­do de la nece­si­dad de nue­vas vic­to­rias revo­lu­cio­na­rias en Euro­pa como úni­ca garan­tía de éxi­to para la pro­pia revo­lu­ción sovié­ti­ca. Sin embar­go, la expan­sión revo­lu­cio­na­ria no se pro­du­jo y el gobierno pre­si­di­do por Lenin, des­pués de ven­ci­da la inter­ven­ción mili­tar extran­je­ra en apo­yo de las fuer­zas reac­cio­na­rias con­tra el esta­do obre­ro, se vio abo­ca­do a la apro­ba­ción de la NEP (Nue­va Polí­ti­ca Eco­nó­mi­ca), una par­cial reins­tau­ra­ción de la lógi­ca de la eco­no­mía de mercado.

Autor de una exten­sa obra teó­ri­ca ple­na­men­te vigen­te, en sus últi­mos escri­tos aler­tó con­tra la buro­cra­ti­za­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta y del Esta­do Sovié­ti­co. Tam­bién con­tra los peli­gros de acu­mu­la­ción de poder en la figu­ra de Stalin.

Bue­na par­te de los tex­tos y ensa­yos de la últi­ma déca­da de su vida estu­vo cen­tra­da en el desa­rro­llo de la teo­ría mar­xis­ta del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción y de inde­pen­den­cia de los pue­blos como tarea esen­cial de un pro­gra­ma comunista.

Lenin mue­re el 21 de enero de 1924, antes de cum­plir los 54 sños.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.