“Todas las espe­ran­zas de un rena­ci­mien­to pro­gre­sis­ta de la UE son ilusiones”

El perió­di­co comu­nis­ta espa­ñol Uni­dad y Lucha publi­ca esta intere­san­te entre­vis­ta a Patrick Köbe­le, maxi­ma repre­sen­tan­te del PC de Ale­ma­nia (DKP) que por su interes reproducimos.

Patrick Köbe­le osten­ta la máxi­ma repre­sen­ta­ción del PC Ale­mán tras el 20 Con­gre­so de la orga­ni­za­ción, cele­bra­do la pasa­da pri­ma­ve­ra. Res­pon­dió a nues­tras pre­gun­tas duran­te el mes de diciem­bre, cuan­do toda­vía no se había cerra­do el pac­to entre la CDU y el SPD para for­mar gobierno.

patrik_koebele

Uni­dad y Lucha: Cama­ra­da Patrick, hace unos meses recu­pe­ras­teis la direc­ción del DKP para las posi­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, ¿pue­des comen­tar­nos cuá­les son los ejes de vues­tra polí­ti­ca tras el Con­gre­so y cuá­les son las prin­ci­pa­les dife­ren­cias con el perío­do anterior?

Patrick Köbe­le: En pri­mer lugar, las deci­sio­nes toma­das en el 20 Con­gre­so no fue­ron deci­sio­nes toma­das úni­ca­men­te por algu­nos miem­bros del Par­ti­do o por “miem­bros muy impor­tan­tes” de éste. A la pre­gun­ta de un perio­dis­ta sobre cuál era el esta­do de áni­mo de la mayo­ría de miem­bros de nues­tro Par­ti­do que se expre­sa­ba con estas deci­sio­nes, res­pon­dí: “Creo que la vas­ta mayo­ría de los miem­bros del DKP están con­ven­ci­dos de que los acon­te­ci­mien­tos que obser­va­mos a nivel glo­bal, en Euro­pa y tam­bién en Ale­ma­nia, y que noso­tros mis­mos expe­ri­men­ta­mos, no exi­gen otra cosa que un Par­ti­do Comu­nis­ta. Y estoy segu­ro que esta mayo­ría tam­bién está de acuer­do sobre cómo enten­der esto. Es el deseo de un Par­ti­do que ana­li­ce el mun­do con las ideas de Marx, Engels y Lenin, y que con­si­de­ra su tarea fun­da­men­tal hacer avan­zar a la cla­se obre­ra de cla­se en sí a cla­se para sí hacién­do­la ver que la con­tra­dic­ción entre el capi­tal y el tra­ba­jo asa­la­ria­do está detrás de las múl­ti­ples con­tra­dic­cio­nes indi­vi­dua­les. Nues­tros mili­tan­tes quie­ren un Par­ti­do que sea cons­cien­te de que esta con­tra­dic­ción sólo pue­de ser supe­ra­da por medio de la rup­tu­ra revo­lu­cio­na­ria de las rela­cio­nes impe­ran­tes de pro­pie­dad y en la socie­dad, y que quie­re trans­mi­tir este cono­ci­mien­to. Por últi­mo, se quie­re un Par­ti­do que afir­me que esta rup­tu­ra requie­re que la cla­se obre­ra, en alian­za con otros, arran­que el poder de las manos de la bur­gue­sía, si se quie­re cons­truir el Socia­lis­mo como alter­na­ti­va al capi­ta­lis­mo. Todo esto hace nece­sa­rio un Par­ti­do Comu­nis­ta que sea una orga­ni­za­ción autó­no­ma, y la gran mayo­ría de los miem­bros del DKP quie­ren que esto no sólo se con­fir­me en la teo­ría, sino que tam­bién quie­re demos­trar­lo en las calles”.

UyL: Las recien­tes elec­cio­nes ale­ma­nas han supues­to un gran apo­yo para Ange­la Mer­kel. ¿Pue­des comen­tar­nos cómo valo­ráis esta cuestión?

PK: La cri­sis eco­nó­mi­ca y el papel del impe­ria­lis­mo ale­mán requie­ren una con­si­de­ra­ción espe­cial. El capi­tal finan­cie­ro de Ale­ma­nia – la fusión del capi­tal ban­ca­rio y el indus­trial – uti­li­zó a los gobier­nos ante­rio­res, tan­to los de ver­des y social-demó­cra­tas como los de con­ser­va­do­res y libe­ra­les, para con­ver­tir a Ale­ma­nia en un país de sala­rios bajos en com­pa­ra­ción con su extre­ma­da­men­te alta pro­duc­ti­vi­dad y bajar el sala­rio real. Como resul­ta­do de eso, el impe­ria­lis­mo ale­mán ha sido capaz de con­so­li­dar su hege­mo­nía en Euro­pa inclu­so duran­te la cri­sis. Desa­rro­lló una agre­sión eco­nó­mi­ca median­te la expor­ta­ción que están sufrien­do prin­ci­pal­men­te los lla­ma­dos paí­ses euro­peos peri­fé­ri­cos. Para hacer esto se ha apo­ya­do en su supe­rio­ri­dad finan­cie­ra y tec­no­ló­gi­ca y su domi­nio den­tro de la admi­nis­tra­ción de la UE.

Por lo tan­to, una gran par­te del capi­tal ale­mán ha pasa­do por la cri­sis prác­ti­ca­men­te sin sufrir daños y por ello han teni­do éxi­to en man­te­ner en una gran par­te de la cla­se obre­ra las ilu­sio­nes de un pac­to entre tra­ba­jo y capi­tal. Esto ha sido exa­cer­ba­do por las ten­den­cias nacio­na­lis­tas basa­das en los cuen­tos sobre los ale­ma­nes “dili­gen­tes” fren­te a los grie­gos, espa­ño­les e ita­lia­nos “vagos”, etc. El resul­ta­do de las últi­mas elec­cio­nes fede­ra­les debe ana­li­zar­se en este contexto

Bási­ca­men­te, el resul­ta­do expre­sa la con­cien­cia gene­ral – tam­bién entre la cla­se obre­ra – en nues­tro país. Una gran par­te de la gen­te sigue una lógi­ca loca­lis­ta y se iden­ti­fi­ca con “su” empre­sa, “sus” jefes y “sus” supe­rio­res. Su eslo­gan es “mi com­pa­ñía es mi castillo”.

El espe­cial­men­te radi­cal pro-mer­ca­do Par­ti­do Libe­ral Demo­crá­ti­co (FDP) ya no tie­ne repre­sen­ta­ción en el Par­la­men­to. Sin embar­go, un nue­vo par­ti­do de dere­chas – la “Alter­na­ti­va para Ale­ma­nia” – ha gana­do votos masi­va­men­te y por muy poco no lle­ga­ron a supe­rar la barre­ra para obte­ner repre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria. Es muy pro­ba­ble que obten­gan dipu­tados en el Par­la­men­to Euro­peo en 2014.

En esta situa­ción, apa­ren­te­men­te habrá una gran coa­li­ción entre social-demó­cra­tas y con­ser­va­do­res. Para la cla­se obre­ra de nues­tro país y tam­bién para los pue­blos en Euro­pa y del mun­do, esto no será un avan­ce. Inter­na­cio­nal­men­te y a nivel de la UE, ambos par­ti­dos están de acuer­do en las polí­ti­cas que tra­ta­rán de for­ti­fi­car y expan­dir el impe­ria­lis­mo ale­mán y su hege­mo­nía en tér­mi­nos polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y mili­ta­res. Cual­quier ilu­sión sería enga­ño­sa en este sentido.

La abs­ten­ción del impe­ria­lis­mo ale­mán en la gue­rra con­tra Libia – en la cual se igno­ra­ron todas las leyes inter­na­cio­na­les – no expre­só su deseo de paz. Era sim­ple­men­te espe­rar que sus intere­ses pudie­sen plan­tear­se con mayor efec­ti­vi­dad de otra manera.

La opo­si­ción par­la­men­ta­ria la for­man aho­ra dipu­tados del Par­ti­do Ver­de y del Par­ti­do de la Izquier­da. En la mayo­ría de los dis­tri­tos noso­tros, el Par­ti­do Comu­nis­ta Ale­mán, lla­ma­mos a votar por el Par­ti­do de la Izquier­da. No hici­mos eso para que sus­ti­tu­ye­ran al par­ti­do comu­nis­ta, sino por­que hay un acuer­do en cuan­to a deman­das actua­les y por­que ellos tenían una opor­tu­ni­dad rea­lis­ta de entrar en el parlamento.

En cuan­to a su papel obje­ti­vo y su pla­ta­for­ma, el Par­ti­do de la Izquier­da es una fuer­za social-demó­cra­ta de izquier­da. Sin embar­go, debi­do a su ori­gen his­tó­ri­co en el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­fi­ca­do de Ale­ma­nia, el SED, par­ti­do mar­xis­ta-leni­nis­ta gober­nan­te en la RDA, toda­vía hay un núme­ro de miem­bros que se con­si­de­ran comu­nis­tas. En ese par­ti­do hay una lucha per­ma­nen­te entre varias corrien­tes. Sin embar­go, esta lucha se da menos entre los comu­nis­tas y los lla­ma­dos “socia­lis­tas demo­crá­ti­cos” que entre las fuer­zas que pre­ten­den la coa­li­ción con ver­des y social­de­mó­cra­tas y los que se opo­nen a esas coa­li­cio­nes con mayor o menor fuerza.

UyL: En algu­nas cir­cuns­crip­cio­nes pedis­teis el voto para Die Lin­ke y en otras os pre­sen­tas­teis en soli­ta­rio, ¿pue­des expli­car­nos esta postura?

PK: La deci­sión de cómo par­ti­ci­pa­ría­mos en las elec­cio­nes fede­ra­les la tomó la anti­gua direc­ción del Par­ti­do. Entre el Con­gre­so y las elec­cio­nes fede­ra­les hubo muy poco tiem­po para deba­tir y cam­biar esta orien­ta­ción. En mi opi­nión – en este caso tene­mos dife­ren­tes pun­tos de vis­ta en el Par­ti­do – es que nor­mal­men­te tene­mos que pre­sen­tar­nos a las elec­cio­nes, no espe­cial­men­te para obte­ner esca­ños en el Par­la­men­to, sino para que lle­gue el Par­ti­do a las calles. En nues­tra opi­nión, el par­ti­do Die Lin­ke es un par­ti­do social­de­mó­cra­ta de izquier­das. En algu­nas cues­tio­nes de la lucha dia­ria tene­mos posi­cio­nes comu­nes. Otro aspec­to es que no es fácil pre­pa­rar la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes fede­ra­les en un par­ti­do peque­ño como el nues­tro. Ten­dría­mos que reco­ger en cada región de Ale­ma­nia 2000 fir­mas de apo­yo y en algu­nas regio­nes no somos tan fuer­tes como para conseguirlas.

UyL: Cree­mos que exis­te un gran des­co­no­ci­mien­to sobre la situa­ción de la cla­se obre­ra ale­ma­na. ¿Podrías comen­tar­nos a gran­des ras­gos cuál es la situa­ción real de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de tu país?

La cla­se obre­ra en Ale­ma­nia está a menu­do divi­di­da. Hay una par­te de obre­ros en gran­des sec­to­res de la indus­tria que están tra­ba­jan­do direc­ta­men­te para com­pa­ñías con con­tra­tos en con­di­cio­nes bas­tan­te bue­nas en com­pa­ra­ción con otros sec­to­res de la cla­se obre­ra. Estos tra­ba­ja­do­res con­tro­lan los deba­tes en muchos sin­di­ca­tos. Esta par­te de la cla­se obre­ra pien­sa menu­do que tie­ne los mis­mos intere­ses que la cla­se capi­ta­lis­ta y que la polí­ti­ca euro­pea del impe­ria­lis­mo ale­mán ayu­da a que sus con­di­cio­nes sean real­men­te bue­nas, espe­cial­men­te en com­pa­ra­ción con la cla­se obre­ra de muchos paí­ses de la peri­fe­ria europea.

Otros sec­to­res de la cla­se obre­ra, espe­cial­men­te los des­em­plea­dos, pero tam­bién par­tes de la cla­se obre­ra en los gran­des sec­to­res y en gran­des com­pa­ñías pero no en su nómi­na (que están tra­ba­jan­do para otras empre­sas con malas con­di­cio­nes o son sub-con­tra­ta­dos) son pobres o se ven en el camino de ser­lo. No obs­tan­te, muchos de ellos no ven las razo­nes del por qué de su situa­ción en el capi­ta­lis­mo, sino que ven la razón en su res­pon­sa­bi­li­dad individual.

UyL: Un ras­go defi­ni­to­rio de la polí­ti­ca de los par­ti­dos comu­nis­tas euro­peos es su aná­li­sis de estruc­tu­ras como la UE ¿Cuál es vues­tro aná­li­sis sobre la natu­ra­le­za de la Unión Europea?

PK: Des­de nues­tro pun­to de vis­ta la UE es una estruc­tu­ra de Esta­dos impe­ria­lis­tas. Hoy está bajo la hege­mo­nía del impe­ria­lis­mo ale­mán y a veces del fran­cés. Para el impe­ria­lis­mo ale­mán, la UE es actual­men­te una estruc­tu­ra de mucha ayu­da. En rela­ción con la alta pro­duc­ti­vi­dad, los sala­rios en Ale­ma­nia son muy bajos. Esta es la base para una orien­ta­ción de expor­ta­ción don­de espe­cial­men­te ante la que los paí­ses del sur de la UE no se pue­den com­pa­rar. Así, el Euro es un arma muy bue­na para el impe­ria­lis­mo ale­mán. Des­de nues­tro pun­to de vis­ta, todas las espe­ran­zas de un rena­ci­mien­to pro­gre­sis­ta de la UE son ilu­sio­nes, ya que si las con­di­cio­nes per­mi­tie­ran esto, éstas tam­bién per­mi­ti­rían tener una vic­to­ria fun­da­men­tal sobre el impe­ria­lis­mo alemán.

UyL: ¿Cómo ana­li­záis la situa­ción actual del Movi­mien­to Comu­nis­ta en Euro­pa y en el mundo?

PK: El 15 Encuen­tro de Par­ti­dos Comu­nis­tas y Obre­ros cele­bra­do en Lis­boa mos­tró que los par­ti­dos son capa­ces de defi­nir accio­nes y pla­nes comu­nes para luchar con­tra la cri­sis capi­ta­lis­ta y con­tra el impe­ria­lis­mo. El Encuen­tro mues­tra tam­bién que la base del aná­li­sis de la situa­ción actual es mayo­ri­ta­ria­men­te común. Y mues­tra que tene­mos un pun­to de vis­ta ideo­ló­gi­co común: el mar­xis­mo-leni­nis­mo. Por otro lado, tene­mos muchas cues­tio­nes que deba­tir, pero no supo­ne nin­gún pro­ble­ma. Es una bue­na opor­tu­ni­dad y tam­bién un reto. Un pro­ble­ma que encon­tra­mos y don­de tene­mos que encon­trar una solu­ción es que nece­si­ta­mos más espa­cio para los deba­tes sobre estos temas.

UyL: ¿Hay algo más que quie­ras comen­tar para nues­tros lectores?

PK: Sí, es muy impor­tan­te para mí seña­lar que entien­do y apo­yo todas las opi­nio­nes y accio­nes con­tra el impe­ria­lis­mo ale­mán. Sin embar­go, no todos los ale­ma­nes son par­te del impe­ria­lis­mo ale­mán. Tene­mos una cla­se obre­ra que no se ve a sí mis­ma como cla­se y con una gran fal­ta de inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio. Pero ante todo es cla­se obre­ra, así que pido a vues­tros lec­to­res que vean que obje­ti­va­men­te la cla­se obre­ra en Ale­ma­nia está al mis­mo lado de la barri­ca­da de la lucha de cla­ses que la cla­se obre­ra en Espa­ña. Luche­mos jun­tos para que la cla­se obre­ra en nues­tros res­pec­ti­vos paí­ses lo vea.

UyL: Muchas gra­cias, camarada.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.