FARC-EP:Habrá espe­ran­za de paz si Gobierno pro­pi­cia cam­bios efectivos

La espe­ran­za de paz se man­ten­drá viva sólo si el Gobierno colom­biano pro­pi­cia cam­bios efec­ti­vos en pos de la demo­cra­cia y la dig­ni­dad, mani­fes­ta­ron hoy las FARC-EP, al cues­tio­nar recien­tes afir­ma­cio­nes del pre­si­den­te Juan Manuel Santos.

En un comu­ni­ca­do leí­do por Iván Már­quez, jefe de la dele­ga­ción insur­gen­te que efec­túa los diá­lo­gos de paz en la capi­tal cuba­na con el Gobierno colom­biano, la gue­rri­lla expre­só incon­for­mi­dad con plan­tea­mien­tos pro­fe­ri­dos por San­tos a fina­les del año pasado.

Según la gue­rri­lla, San­tos «con aire de auto­su­fi­cien­cia» diser­tó sobre su papel per­so­nal en la acti­vi­dad mili­tar del Gobierno con­tra la insur­gen­cia y se refi­rió a su estra­te­gia de paz como un pro­ce­so ori­gi­na­do en el 2000 con el lan­za­mien­to del deno­mi­na­do Plan Colombia.

Con esta reve­la­ción, el pre­si­den­te resuel­ve la sos­pe­cha de que no era este un plan con­tra el nar­co­trá­fi­co, sino con­tra­in­sur­gen­te, con­ce­bi­do para derro­tar la cre­cien­te incon­for­mi­dad social, denun­cia­ron las FARC-EP al cri­ti­car el inter­ven­cio­nis­mo de Esta­dos Uni­dos en Colombia.

Las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia-Ejér­ci­to del Pue­blo (FARC-EP) con­si­de­ra­ron que en nada ayu­dan esas expre­sio­nes en la gene­ra­ción de con­fian­za entre par­tes con­ten­dien­tes que bus­can sacar ade­lan­te un pro­ce­so de paz.

Asi­mis­mo, ante los diver­sos pun­tos de la agen­da del pro­ce­so de paz toca­dos por el pre­si­den­te colom­biano, las FARC-EP die­ron su visión par­ti­cu­lar en cada uno de ellos.

La gue­rri­lla dijo que no había veni­do a los diá­lo­gos de paz en La Haba­na a nego­ciar impu­ni­da­des y pro­pu­so la con­for­ma­ción de una Comi­sión para el escla­re­ci­mien­to de la ver­dad sobre la his­to­ria del con­flic­to interno colom­biano para faci­li­tar la acción juris­dic­cio­nal y dar satis­fac­ción a las víc­ti­mas. En ese asun­to, la insur­gen­cia denun­ció que el gobierno se ha des­en­ten­di­do a sabien­das de que si no se inte­gra esa comi­sión, no será posi­ble abor­dar el tema de víc­ti­mas y máxi­mos responsables.

Ade­más, las FARC-EP advir­tie­ron que otro de sus empe­ños en la mesa de con­ver­sa­cio­nes es lograr que se le dé par­ti­ci­pa­ción a la ciu­da­da­nía y a sus orga­ni­za­cio­nes en las altas ins­tan­cias de pla­nea­ción de polí­ti­cas del país y se abran las puer­tas a la demo­cra­cia ver­da­de­ra, don­de no se ase­si­ne a nadie por su pen­sa­mien­to político.

Tam­bién, abo­ga­ron por una acción con­cer­ta­da entre las nacio­nes para com­ba­tir al nar­co­trá­fi­co e insis­tie­ron en que las medi­das puni­ti­vas con­tra ese fla­ge­lo no se cen­tren en los sec­to­res más débi­les de la cade­na, sino en capos y ban­que­ros corrup­tos que con el lava­do de acti­vos pro­ve­nien­tes del nar­co­trá­fi­co esti­mu­lan su existencia.

Igual­men­te, la insur­gen­cia lamen­tó la pos­tu­ra del man­da­ta­rio colom­biano de con­ti­nuar la ofen­si­va mili­tar con­tra la gue­rri­lla, «con­tu­ma­cia fatal que le nie­ga a la mesa de diá­lo­gos la con­fian­za nece­sa­ria para avan­zar en la cons­truc­ción de acuerdos».

Se man­ten­drá viva la lla­ma de la espe­ran­za de la paz, sólo si el Gobierno está dis­pues­to a pro­pi­ciar cam­bios efec­ti­vos que sig­ni­fi­quen demo­cra­cia y dig­ni­dad, y si los colom­bia­nos atis­ban en el hori­zon­te, que por fin, podre­mos tener patria, aco­tó la gue­rri­lla al abo­gar por la movi­li­za­ción popu­lar en apo­yo de la paz.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.