Las dro­gas son un ins­tru­men­to de EE.UU. para cri­mi­na­li­zar a los pobres- Noam Chomsky

El ana­lis­ta polí­ti­co esta­dou­ni­den­se Noam Chomsky opi­na que la gue­rra con­tra las dro­gas en EE.UU. es «un frau­de total» y fue uti­li­za­da prin­ci­pal­men­te para cri­mi­na­li­zar a las mino­rías raciales.

Hay cosas que «la cla­se diri­gen­te blan­ca libe­ral no quie­re que for­men par­te de la his­to­ria», afir­mó Chomsky en una con­fe­ren­cia con estu­dian­tes sobre los logros del movi­mien­to esta­dou­ni­den­se por los dere­chos civi­les. Uno de esos aspec­tos se refie­re a la cri­mi­na­li­za­ción de la vida de las per­so­nas per­te­ne­cien­tes a la raza negra.

«El movi­mien­to de los negros lle­gó a su lími­te en cuan­to se con­vir­tió en un asun­to de cla­se», indi­có el ana­lis­ta y expli­có que la cla­se media de mino­rías racia­les repre­sen­ta­ba cier­ta ame­na­za para la hege­mo­nía blan­ca. Por lo tan­to, a fina­les de los años seten­ta las auto­ri­da­des empe­za­ron a “reac­cio­nar” con la «reins­ti­tu­ción de la cri­mi­na­li­za­ción de la pobla­ción negra».

Chomsky sub­ra­ya que «el ins­tru­men­to que se uti­li­zó para recri­mi­na­li­zar a la pobla­ción negra fue­ron las dro­gas». «La gue­rra con­tra las dro­gas es un frau­de, un frau­de total. No tie­ne nada que ver con las dro­gas. […] En lo que ha sido exi­to­sa la gue­rra con­tra las dro­gas es en cri­mi­na­li­zar a los pobres. Y los pobres en EE.UU. resul­tan ser en su mayo­ría negros y lati­nos», indi­ca el ana­lis­ta estadounidense.

Chomsky inclu­so lle­gó a cali­fi­car la gue­rra con­tra las dro­gas como «una gue­rra de razas». «Es una gue­rra de razas. Casi en su tota­li­dad; des­de el prin­ci­pio, las órde­nes dadas a la Poli­cía de cómo lidiar con las dro­gas fue­ron: “No hace fal­ta ir a los subur­bios y dete­ner al corre­dor de bol­sa blan­co que esni­fa cocaí­na por la tar­de, sino que hay que ir a los gue­tos, y si un chi­co tie­ne un porro en su bol­si­llo, meter­lo en pri­sión”. Así que todo empie­za con la acción poli­cial, no de la pro­pia Poli­cía, sino de las órde­nes que se les dan», sub­ra­ya el experto.

«La pobla­ción negra aho­ra está en con­di­cio­nes de empo­bre­ci­mien­to y pri­va­cio­nes extre­ma­da­men­te gra­ves, por lo que si nos fija­mos en los últi­mos 400 años de la his­to­ria de EE.UU., hay solo 20 o 30 años de rela­ti­va liber­tad para repre­sen­tan­tes de esa raza. Y eso es una cica­triz real en la socie­dad», ase­gu­ra Chomsky.

El ana­lis­ta con­clu­yó que aun­que no se pue­de negar «el gran logro del movi­mien­to por los dere­chos civi­les» del país, no hay que pasar por alto el hecho de que «puso en mar­cha fuer­zas que podrían tra­tar de rever­tir cam­bios con­se­gui­dos con el fin de defen­der los pri­vi­le­gios de clase”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.