Siria resis­te, ha derro­ta­do los últi­mos asal­tos de los terro­ris­tas- James Petras

Inclu­so los medios supues­ta­men­te pro­gre­sis­tas sigue hablan­do de “rebel­des”, pero no habla de terro­ris­mo cuan­do comen­tan los aten­ta­dos en Rusia

Aná­li­sis de James Petras, lunes 30 de diciem­bre del 2013 por CX36, Radio Cen­te­na­rio des­de Mon­te­vi­deo (Uru­guay) a tra­vés de www​.radio36​.com​.uy

Efraín Chury Iri­bar­ne: Con el gus­to de siem­pre en este 30 de diciem­bre, esta­mos salu­dan­do a James Petras, con quien esta­mos en con­tac­to des­de los Esta­dos Uni­dos. Para comen­zar, que­ría­mos tener su refle­xión sobre la lucha que vie­ne dan­do el pue­blo sirio con­tra el imperialismo.

James Petras: Siria enfren­ta varios enemi­gos no siem­pre el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano si no tam­bién el impe­ria­lis­mo de Euro­pa, par­ti­cu­lar­men­te de Fran­cia que está enca­be­zan­do con Ingla­te­rra las agre­sio­nes des­de Euro­pa. Pero tam­bién tene­mos el nue­vo cen­tro del terro­ris­mo inter­na­cio­nal que es Ara­bia Sau­di­ta, que está diri­gien­do y finan­cian­do con millo­nes de dóla­res las cam­pa­ñas de los peo­res terro­ris­tas islá­mi­cos que están inva­dien­do Siria. Tie­ne a Israel en la fron­te­ra y tam­bién la quin­ta colum­na en el Líbano.

Enton­ces, a pesar de todos estos sec­to­res Siria con­si­gue el apo­yo y soli­da­ri­dad de los pue­blos en Líbano, en Rusia, en Irán y muchos otros luga­res más allá de sus fron­te­ras. Eso me pare­ce impor­tan­te por­que Siria resis­te, ha derro­ta­do los últi­mos asal­tos de los terro­ris­tas y sigue apli­can­do la polí­ti­ca de enfren­tar enemi­gos y ofre­cer nego­cia­cio­nes. Y eso me pare­ce muy impor­tan­te. Has­ta el Papa reco­no­ce que los terro­ris­tas islá­mi­cos han come­ti­do muchos crí­me­nes, pese a la pro­pa­gan­da inter­na­cio­nal que sigue hablan­do de ‘rebel­des’.

Inclu­so la pren­sa supues­ta­men­te pro­gre­sis­ta como “La Jor­na­da” en Méxi­co o “Página/​12” en Argen­ti­na siguen hablan­do de ‘rebel­des’, pero no hablan de terro­ris­mo cuan­do infor­man de los terro­ris­tas des­tru­yen­do las ciu­da­des de Rusia en Vol­vo­gra­do don­de mata­ron 31 per­so­nas, con más de 70 heri­dos. Allí hablan de ‘insur­gen­cia’, ‘insur­gen­cia en Rusia’ y ‘rebel­des en Siria’, dicen; pero hablan de ‘terro­ris­tas’ cuan­do alguien pone bom­bas en los paí­ses occidentales.

Ese doble cri­te­rio me pare­ce que invo­lu­cra los paí­ses occi­den­ta­les en estos actos de terro­ris­mo, atrás de Ara­bia Sau­di­ta están los fran­ce­ses de Hollan­de, los ingle­ses que bus­can inver­sio­nes sau­di­tas, los nor­te­ame­ri­ca­nos que ven­den armas a los sau­díes. Enton­ces hay una cade­na invo­lu­cra­da en los actos terro­ris­tas, los que tie­nen los dedos en el gati­llo son sim­ple­men­te car­ne de cañón, pero los que están atrás son los ser­vi­cios secre­tos occidentales.

EChI: Bien, cam­bia­mos el tema pues se ter­mi­na el año. ¿Cuál es el balan­ce de este año en Amé­ri­ca Latina?

JP: Se podría decir que en algún sen­ti­do hay un equi­li­brio de fuer­zas entre el nacio­na­lis­mo bur­gués y el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano. Del otro lado, la gran vic­to­ria muni­ci­pal en Vene­zue­la mues­tra que la izquier­da toda­vía tie­ne un gran empu­je. Pero en paí­ses como Uru­guay, Argen­ti­na, Bra­sil, Chi­le, etc., podría­mos decir que hay un equi­li­brio entre el capi­ta­lis­mo y las cla­ses popu­la­res, las cla­ses tra­ba­ja­do­ras, por­que en estos paí­ses el capi­ta­lis­mo sigue sien­do fuer­te, pero las cla­ses popu­la­res tie­nen capa­ci­dad de con­se­guir algu­nas mejoras.

Podría­mos decir que lo mis­mo suce­de en Boli­via don­de el gobierno sigue tra­tan­do de balan­cear entre los gran­des mono­po­lios mine­ros y los tra­ba­ja­do­res sin­di­ca­li­za­dos, los mine­ros, etcé­te­ra. En otras pala­bras hay algu­nos avan­ces popu­la­res, pero tam­bién hay una inser­ción impe­ria­lis­ta más que nada entre los gobier­nos neoliberales.

Las cla­ses popu­la­res en Uru­guay, Bra­sil, Argen­ti­na siguen al pie de la lucha para obte­ner sus rei­vin­di­ca­cio­nes. La lucha rei­vin­di­ca­ti­va me pare­ce que sigue sien­do el eje de la lucha, no hay nin­gu­na gran derro­ta en el con­ti­nen­te con la excep­ción de Méxi­co y el caso de Hon­du­ras y Para­guay con los gol­pes de Esta­do. Pero en otras par­tes yo creo que no hay gran­des vic­to­rias pero tam­po­co gran­des derro­tas. No hubo gran­des trans­for­ma­cio­nes socia­les pero tam­po­co hubo retro­ce­sos. Esta­mos en situa­ción de equi­li­brio, don­de el impe­ria­lis­mo sigue sien­do un fac­tor pero que no pue­de impo­ner su polí­ti­ca como lo hacía en años anteriores.

EChI: ¿Qué tema ha copa­do tu aten­ción en este año?

JP: Creo que el fac­tor más impor­tan­te es la capa­ci­dad de Rusia, bajo el gobierno de Vla­di­mir Putin, de armar una polí­ti­ca diplo­má­ti­ca exi­to­sa. Pri­me­ro se ve en el caso de de Siria don­de la inter­ven­ción de Putin des­ar­mó a los Esta­dos Uni­dos y paró un ata­que aéreo en favor de los terro­ris­tas; con este arre­glo que hizo Putin, Siria obtu­vo un gran éxi­to. Tam­bién con Irán la inter­ven­ción de Putin fue muy impor­tan­te para que se abran las nego­cia­cio­nes para tra­tar el pro­ble­ma del blo­queo y de las san­cio­nes con­tra Irán; así como el acuer­do sobre el pro­ble­ma nuclear. Y en ter­cer lugar, tene­mos la inter­ven­ción de Putin en Ucra­nia, don­de a par­tir de un buen finan­cia­mien­to ‑sin las con­di­cio­nes de la Unión Euro­pea y del Fon­do Mone­ta­rio- Ucra­nia esca­pa de las garras de la Unión Euro­pea evi­tan­do gran­des pro­gra­mas de aus­te­ri­dad y colonización.

Esas creo que fue­ron las razo­nes de las agre­sio­nes últi­mas con­tra Rusia. Creo que atrás de los terro­ris­tas que han apa­re­ci­do en Vol­vo­gra­do está la posi­bi­li­dad de sabo­tear la pla­ni­fi­ca­ción de los Jue­gos Olím­pi­cos de Invierno de Sochi 2014, en el sur de Rusia. Los gran­des títu­los en el “New York Times” y en la “BBC” hoy, dicen que los terro­ris­tas ponen en cues­tión ‘el pro­ble­ma de los Olím­pi­cos’. Y eso es lo que quie­ren los paí­ses occi­den­ta­les, des­pres­ti­giar a Rusia, demos­trar que es un país inse­gu­ro, inca­paz de orga­ni­zar los Jue­gos Olímpicos.

Enton­ces yo creo que en la facha­da, todos denun­cian a los terro­ris­tas pero en la prác­ti­ca, todos siguen uti­li­zán­do­los y hay indi­cios de que Ara­bia Sau­di­ta está invo­lu­cra­da, por­que los gru­pos islá­mi­cos terro­ris­tas que come­ten estos actos reci­ben apo­yo, finan­cia­mien­to y entre­na­mien­to en Ara­bia Saudita.

De hecho que­ría tocar el tema de la impor­tan­cia de Ara­bia Sau­di­ta en el mun­do terro­ris­ta, pues están invo­lu­cra­dos con los peo­res ase­si­nos en Siria, están invo­lu­cra­dos y finan­cian­do a los ches­nios en Rusia, están invo­lu­cra­dos en los gru­pos con­tra Irán, finan­cian a los suni­tas y a Al Qae­da en Irak, repri­men a los mani­fes­tan­tes mayo­ri­ta­rios en Bah­rein; están dan­do apo­yo a la dic­ta­du­ra mili­tar en Egip­to; están ofre­cien­do millo­nes al Líbano para divi­dir el país y fomen­tar un con­flic­to entre suníes y chií­tas; son el eje del terro­ris­mo entre Israel, EEUU y Fran­cia. Los pue­blos de Medio Orien­te y Áfri­ca enfren­tan una gran ame­na­za a su segu­ri­dad, a su vida cotidiana.

EChI: ¿Hay otros temas que ocu­pen su atención?

JP: Esta­mos aquí ‑la pró­xi­ma sema­na- fren­te a un deba­te en el Con­gre­so nor­te­ame­ri­cano sobre el rela­cio­na­mien­to con Irán. En el Con­gre­so actual­men­te hay una mayo­ría de con­gre­sis­tas bajo el con­trol de los gru­pos sio­nis­tas judíos que están todos a favor de aumen­tar las san­cio­nes y sabo­tear las nego­cia­cio­nes con Irán. La sema­na pasa­da ellos con­ta­ron con más de cien con­gre­sis­tas acti­vos a favor de aumen­tar las san­cio­nes sabien­do cla­ra­men­te, como indi­có el pre­si­den­te Barack Oba­ma entre otros, que de apli­car mayo­res san­cio­nes eso ter­mi­na­rá con las nego­cia­cio­nes y pon­drá sobre la mesa la posi­bi­li­dad de una con­fron­ta­ción mili­tar, lo que no quie­re para nada la gran mayo­ría de la gente.

Enton­ces tene­mos aquí una lucha con­gre­sio­nal y entre la Pre­si­den­cia y el Con­gre­so, una gran divi­sión. De un lado la gran mayo­ría del públi­co nor­te­ame­ri­cano y la Pre­si­den­cia que quie­re con­ti­nuar con las nego­cia­cio­nes y ter­mi­nar el con­flic­to con Irán. Del otro lado, tene­mos un puña­do de impor­tan­tes finan­cie­ros judíos sio­nis­tas que está empu­jan­do a toda fuer­za una con­fron­ta­ción con Irán para mejo­rar el poder de Israel en todo el Medio Orien­te y des­truir a Irán. Esta es una situa­ción insó­li­ta en el mun­do don­de un 1% de la pobla­ción ‑que es lo que repre­sen­tan los judíos sio­nis­tas- con­tro­la el 99% del públi­co nor­te­ame­ri­cano no sionista.

EChI: ¿Cómo ha sido este año para Israel, para el sionismo?

JP: El sio­nis­mo sigue tenien­do más fuer­za que nun­ca con repre­sen­tan­tes den­tro del gobierno. Mucha gen­te no habla de los repre­sen­tan­tes sio­nis­tas den­tro del Eje­cu­ti­vo esta­dou­ni­den­se, pero por ejem­plo el Secre­ta­rio del Teso­ro es sio­nis­ta, el Secre­ta­rio de Comer­cio es sio­nis­ta, el Secre­ta­rio de las Nego­cia­cio­nes de Comer­cio es sio­nis­ta, el prin­ci­pal ase­sor de Oba­ma sobre Medio Orien­te es sio­nis­ta; y más allá de eso tie­nen 45 repre­sen­tan­tes direc­tos en el Con­gre­so y Sena­do. Reco­gen más de 100 millo­nes de dóla­res sim­ple­men­te para com­prar votos en el Con­gre­so y finan­cian en un 45% a las cam­pa­ñas del Par­ti­do Demó­cra­ta y 30% del Par­ti­do Republicano.

Enton­ces, cuan­do uno habla del poder judío sio­nis­ta ellos gri­tan que uno es anti­se­mi­ta, uti­li­zan eso como for­ma de ata­car, des­pres­ti­giar y chan­ta­jear cual­quier crí­ti­ca. Por eso muchos medios aca­dé­mi­cos y perio­dis­tas tie­nen mie­do del poder israe­li­ta sio­nis­ta por­que uti­li­zan las posi­cio­nes de fuer­za y los medios de comu­ni­ca­ción, para expul­sar per­so­nas, escri­to­res, perio­dis­tas, aca­dé­mi­cos, que pier­den sus pues­tos, están ame­na­za­dos cons­tan­te­men­te. El “New York Times”, el “Wall Street Jour­nal”, el “Washing­ton Post”, “Los Ánge­les Times”, los cua­tro dia­rios más impor­tan­tes están bajo con­trol sio­nis­ta. Ni hable­mos de Hollywood.

Y ellos quie­ren hacer creer que infor­mar sobre todo eso es cons­pi­ra­ti­vo, pero si uno exa­mi­na los due­ños y sus víncu­los polí­ti­cos, así como las orien­ta­cio­nes en los medios prin­ci­pa­les, es muy evi­den­te. Lo que pasa es que los sio­nis­tas no quie­ren dis­cu­tir hechos, sim­ple­men­te ope­ran con acu­sa­cio­nes y si uno ano­ta y cri­ti­ca al poder sio­nis­ta auto­má­ti­ca­men­te dicen que es un fas­cis­ta o peor. Ellos uti­li­zan la pro­pa­gan­da más la fuer­za mate­rial y eco­nó­mi­ca para con­tro­lar la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na en el Medio Oriente.

Mucha gen­te me pre­gun­ta por esto; por ejem­plo Frei Bet­to una vez me dijo: ‘Tie­nes mucho cora­je al cri­ti­car el sio­nis­mo’ y yo no enten­dí eso. Pero des­pués enten­dí que tam­bién en Amé­ri­ca Lati­na uti­li­zan esos ins­tru­men­tos como chan­ta­je para finan­ciar a la opo­si­ción. Por eso, ten­go mucha gra­ti­fi­ca­ción por­que en Radio Cen­te­na­rio pode­mos hablar de estos temas, ya que en muchos medios de comu­ni­ca­ción pro­gre­sis­tas como “Página/​12”, como “La Jor­na­da”, está prohi­bi­do hacerlo.

Yo tenía una colum­na hace muchos años en “La Jor­na­da” y cuan­do empe­cé a cri­ti­car a los sio­nis­tas ellos me pidie­ron que baja­ra la tem­pe­ra­tu­ra y que no habla­ra de estas cosas. Tam­bién algu­nas vacas sagra­das del pro­gre­sis­mo en Méxi­co me avi­sa­ron que ‘no es apro­pia­do’ hablar del tema. Inclu­so uno es muy cer­ca al pro­gre­sis­mo, Gui­ller­mo Almey­ra, fir­mó un docu­men­to ata­can­do mis crí­ti­cas al sio­nis­mo como de un anti­se­mi­ta. Y yo creo que eso es uno de los gran­des pro­ble­mas que la izquier­da lati­no­ame­ri­ca­na, nor­te­ame­ri­ca­na y euro­pea: no tie­nen cla­ro la impor­tan­cia de enfren­tar la quin­ta colum­na de Israel en su pro­pio país. Por ejem­plo “Le Mon­de”, que his­tó­ri­ca­men­te fue muy crí­ti­co con Israel, aho­ra son apo­lo­gis­tas de Ben­ja­mín Netanyahu.

EChI: Total­men­te de acuer­do con lo que está dicien­do. Ten­go una noti­cia aquí y que­ría pre­gun­tar­le, por la visi­ta de John Kerry –que se seña­la- “aumen­ta las ten­sio­nes para jus­ti­fi­car el aumen­to de la pre­sen­cia de Esta­dos Uni­dos y la cons­truc­ción de bases nava­les en Filipinas”.

JP: Bueno, Fili­pi­nas siem­pre fue colo­nia de Esta­dos Uni­dos des­pués de la segun­da gue­rra, Washing­ton uti­li­zó los gobier­nos títe­res neo­co­lo­nia­les para repri­mir la gran insur­gen­cia popu­lar revo­lu­cio­na­ria. Pero al final de cuen­tas los movi­mien­tos popu­la­res con enor­mes movi­li­za­cio­nes for­za­ron a los gobier­nos a expul­sar las bases nor­te­ame­ri­ca­nas, que esta­ban lle­nas de pros­tí­bu­los y de nar­co­tra­fi­can­tes. Una vez que se fue­ron, Washing­ton bus­có otra fór­mu­la de seguir fun­cio­nan­do en Fili­pi­nas, y últi­ma­men­te, con la nue­va polí­ti­ca agre­si­va del Pací­fi­co, Fili­pi­nas for­man par­te del arco para ence­rrar a China.

Japón en un lado, Corea del Sur en el otro y Fili­pi­nas y Aus­tra­lia en el sur, enton­ces aho­ra quie­ren con­se­guir otra vez la inser­ción de fuer­zas mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas apun­tan­do con­tra Chi­na. Y para eso fomen­tan un con­flic­to marí­ti­mo entre Fili­pi­nas y Chi­na, supues­ta­men­te por una ame­na­za chi­na para jus­ti­fi­car una inser­ción ‑otra vez- mili­tar en Fili­pi­nas. Pero el pue­blo fili­pino es fuer­te­men­te anti mili­ta­ris­ta y va a ser difí­cil para el gobierno de Fili­pi­nas lograr este acuer­do, pero de una for­ma y otra lo van hacer, tal vez no entre­ga­rán la base for­mal­men­te pero infor­mal­men­te van a con­se­guir un acuer­do para esta­cio­nar los bar­cos de gue­rra y avio­nes nor­te­ame­ri­ca­nos en su territorio.

EChI: Muy bien, Petras. En reali­dad lo que me que­da en nom­bre del colec­ti­vo de Radio Cen­te­na­rio, Mon­te­vi­deo Uru­guay, es agra­de­cer­te el apor­te de todo el año para escla­re­cer tan­tos y tan­tos temas inhe­ren­tes a la acti­vi­dad del mun­do. Y va el abra­zo jun­to con el agradecimiento.

JP: Bueno, ten­go un gran apre­cio a Radio Cen­te­na­rio por su libre expre­sión y su com­pro­mi­so con las luchas popu­la­res; más allá del gran cari­ño que ten­go por el colec­ti­vo. Y a pesar de no estar allá, quie­ro exten­der todo mi apre­cio a los oyen­tes de este pro­gra­ma y en su exten­sión a toda Amé­ri­ca Lati­na y Euro­pa. Muchas gra­cias por todo, feliz año y bue­na salud y lucha para el año 2014.

Extrac­ta­do por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *