¿Sani­dad públi­ca en un sis­te­ma pri­va­do?

Des­kar­gak /​Des­car­gas (1049 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] [A4]Des­car­gar 
[PDF] [A5]Des­car­gar 
[PDF] [Let­ter]Des­car­gar 
[ePUB]Des­car­gar 
[mobi]Des­car­gar 

Las medi­das urgen­tes que con­tie­ne el Real Decre­to-ley del 20 de abril de 2012 sobre el Sis­te­ma Nacio­nal de Salud (SNS) supo­nen para muchos una ver­da­de­ra con­tra­rre­for­ma sani­ta­ria1. Apro­ba­do, ade­más, en una for­ma legis­la­ti­va ‑Real Decre­to-ley (RD-ley)- que no es la desea­ble para su pro­pio orde­na­mien­to jurí­di­co, por­que par­te del eje­cu­ti­vo y ter­mi­na en el eje­cu­ti­vo, que cuan­do dicho gobierno tie­ne mayo­ría (y es el caso), no nece­si­ta (téc­ni­ca­men­te hablan­do) deba­te ni dis­cu­sión en el par­la­men­to para ser apro­ba­do.

El pasa­do año 2012 y lo que lle­va­mos de 2013, des­ta­ca pre­ci­sa­men­te por la enor­me can­ti­dad de RD-leyes pro­mul­ga­dos, más de vein­te. Algu­nos tan impor­tan­tes para la vida de las per­so­nas, como el de la aten­ción sani­ta­ria que aca­ba­mos de citar, o el de las con­di­cio­nes labo­ra­les de los y las tra­ba­ja­do­ras (la Refor­ma Labo­ral), la edu­ca­ción o el recien­te­men­te apro­ba­do sobre las pen­sio­nes.

Los que creían que está­ba­mos en un Esta­do de bien­es­tar se echan las manos a la cabe­za horro­ri­za­dos y no se expli­can como lo que ha cos­ta­do tan­to alcan­zar pue­de caer como un cas­ti­llo de nai­pes de la noche a la maña­na. Sin embar­go, esta situa­ción se ha repe­ti­do con otras for­mas a lo lar­go de la his­to­ria, en un sis­te­ma eco­nó­mi­co injus­to y des­igual (ade­más de corrup­to) las peque­ñas, pero esen­cia­les, con­quis­tas alcan­za­das por el pue­blo se eva­po­ran cuan­do dichas con­quis­tas entran en con­tra­dic­ción con el man­te­ni­mien­to de su pro­pio sis­te­ma, en nues­tro caso el sis­te­ma capi­ta­lis­ta del Esta­do espa­ñol. Inten­ta­re­mos ana­li­zar que ha pasa­do en el cam­po sani­ta­rio.

  1. Ley 141986, de 25 de abril, Gene­ral de Sani­dad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *