Al mejor escribano…

Lope de Vega arremetió contra El Quijote.Lope de Vega arre­me­tió con­tra El Quijote. 

Los crí­ti­cos tie­nen mala pren­sa. No hay esta­tuas de crí­ti­cos, nin­gún niño quie­re ser crí­ti­co de mayor, los crí­ti­cos son artis­tas frus­tra­dos… En oca­sio­nes su fal­ta de visión sí pue­de haber resul­ta­do con­tra­pro­du­cen­te pero, con el tiem­po, como vere­mos, sólo resul­ta cómi­ca. Ade­más, no sólo los crí­ti­cos, todo opi­na­dor, por ilus­tre que sea, pue­de meter la pata. Y mucho.

Metro Goldwyn Mayer des­pués de la pri­me­ra audi­ción de El Mago de Oz: “La can­ción esa del arco iris no es bue­na. Quítenla”.

La revis­ta Variety afir­ma que el esti­lo de músi­ca rock’n’roll “no lle­ga­rá a junio”. Esto se escri­bió en los pri­me­ros meses de 1955.

“No nos gus­ta su soni­do, y la músi­ca de gui­ta­rras ya está dan­do sus últi­mos cole­ta­zos”. La dis­co­grá­fi­ca Dec­ca, al recha­zar a los Beatles en 1962.

La pro­duc­to­ra de cine RKO sobre las prue­bas de Fred Astai­re“No sabe can­tar, no sabe actuar. Se está que­dan­do cal­vo. Bai­la un poco”.

Cha­plin sobre el cine sono­ro: “A las pelí­cu­las les hace fal­ta el soni­do como a las sin­fo­nías de Beetho­ven la letra”.

Uni­ver­sal Pic­tu­res en 1959 reco­men­dan­do a Clint East­wood que se bus­ca­ra otro tra­ba­jo:“Tie­nes un dien­te mella­do, te sobre­sa­le dema­sia­do la nuez y hablas muy des­pa­cio”.

Emma­li­ne Sni­ve­li, la direc­to­ra de Blue Book, una agen­cia de mode­los sobre Mary­lin Mon­roe en 1944: “Es mejor que encuen­tres algo como secre­ta­ria o que te cases”.

Un crí­ti­co anó­ni­mo en 1895 sobre Ali­cia en el país de las mara­vi­llas“Cree­mos que un niño de ver­dad que­da­rá más con­fun­di­do que delei­ta­do con esta rígi­da y redun­dan­te historia”.

Una orgía de estruen­do y de vul­ga­ri­dad . Louis Spohr sobre la pri­me­ra inter­pre­ta­ción de La Quin­ta Sin­fo­nía de Beetho­ven en 1808. Tam­bién es ver­dad que la orques­ta, diri­gi­da por el pro­pio Beetho­ven, no tocó bien; sólo habían ensa­ya­do una vez antes del con­cier­to, y lle­ga­ron a parar la eje­cu­ción (de la Fan­ta­sía Coral) y empe­za­ron de nuevo.

Las com­po­si­cio­nes de Johann Sebas­tian Bach care­cen total­men­te de belle­za, de armo­nía y, sobre todo, de cla­ri­dad. Johann Adolph Schei­be, Der cri­tis­che Musi­kus, en 1737.

Walt Whit­man tie­ne la mis­ma rela­ción con el arte que un cer­do con las mate­má­ti­cas”. The Lon­don Cri­tic en 1855.

Rigo­let­to (de Giu­sep­pe Ver­di) es flo­ja des­de un pun­to de vis­ta meló­di­co. Esta obra no tie­ne nin­gu­na posi­bi­li­dad de for­mar par­te del reper­to­rio”. Gazet­te Musi­ca­le de Paris, 1853.

“El pró­xi­mo dis­co, gui­ta­rri­ta y pal­mas nada más”Cama­rón de la Isla a su pro­duc­tor Ricar­do Pachón des­pués de las crí­ti­cas a La leyen­da del tiem­po de 1979 y de que los gita­nos devol­vie­ran el dis­co (que ven­dió menos de seis mil copias) en las tien­das por­que “no sona­ba a Camarón”.

Car­ta de un edi­tor a Flau­bert sobre su Mada­me Bovary: “Señor, ha sepul­ta­do su nove­la en un cúmu­lo de deta­lles que están bien dise­ña­dos pero que son abso­lu­ta­men­te superfluos”.

En el San Fran­cis­co Exa­mi­ner en 1889 recha­za­ron la cola­bo­ra­ción de un escri­tor con estas pala­bras: “Lo sien­to, Mr. Kipling, pero, sen­ci­lla­men­te, no sabe cómo uti­li­zar el lenguaje”.

Es la obra de un loco”. Ambroi­se Vollard en 1907 sobre Las seño­ri­tas de Avig­non de Picas­so.

En Cum­bres Borras­co­sas, los defec­tos de Jane Eyre (la nove­la de su her­ma­na Char­lot­te) se mul­ti­pli­can por mil. Bien pen­sa­do, el úni­co con­sue­lo que nos que­da es que la nove­la nun­ca será popu­lar. James Lori­mer en la revis­ta North Bri­tish Review en 1849 sobre, cla­ro, Emily Brontë.

Mil­ton Wright, el padre de los her­ma­nos Wright, pio­ne­ros de la avia­ción dijo lite­ral­men­te: “El hom­bre nun­ca vola­rá, por­que eso es para los ánge­les”.

Vir­gi­na Woolf sobre James Joy­ce “Aca­bé Uli­ses y me pare­ce un fra­ca­so… El libro es difu­so, pre­ten­cio­so… Vul­gar, no solo en el sen­ti­do común sino tam­bién en el lite­ra­rio. Quie­ro decir que un escri­tor de pri­me­ra línea res­pe­ta dema­sia­do el acto de escri­bir para per­mi­tir­se hacer trampas”.

Lord Byron en 1814 en un car­ta diri­gi­da a James Hogg: “El nom­bre de Sha­kes­pea­re, pue­den estar segu­ros, está colo­ca­do absur­da­men­te alto y ten­drá que bajar. No tenía ima­gi­na­ción para sus his­to­rias, nin­gu­na en abso­lu­to. Tomó todas sus tra­mas de nove­las anti­guas y mon­tó his­to­rias en for­ma tea­tral, con tan poco esfuer­zo como el que usted y yo nece­si­ta­ría­mos para vol­ver a escri­bir­las en for­ma de his­to­rias en prosa”.

Lope de Vega en 1609: “De poe­tas, no digo: buen siglo es éste. Muchos en cier­nes para el año que vie­ne pero nin­guno hay tan malo como Cer­van­tes, ni tan necio que ala­be a Don Quijote”.

(Con infor­ma­ción de Menea​me​.net)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *