Al mejor escribano…

Lope de Vega arremetió contra El Quijote.Lope de Vega arre­me­tió con­tra El Quijote. 

Los crí­ti­cos tie­nen mala pren­sa. No hay esta­tuas de crí­ti­cos, nin­gún niño quie­re ser crí­ti­co de mayor, los crí­ti­cos son artis­tas frus­tra­dos… En oca­sio­nes su fal­ta de visión sí pue­de haber resul­ta­do con­tra­pro­du­cen­te pero, con el tiem­po, como vere­mos, sólo resul­ta cómi­ca. Ade­más, no sólo los crí­ti­cos, todo opi­na­dor, por ilus­tre que sea, pue­de meter la pata. Y mucho.

Metro Goldwyn Mayer des­pués de la pri­me­ra audi­ción de El Mago de Oz: “La can­ción esa del arco iris no es bue­na. Quítenla”.

La revis­ta Variety afir­ma que el esti­lo de músi­ca rock’n’roll “no lle­ga­rá a junio”. Esto se escri­bió en los pri­me­ros meses de 1955.

“No nos gus­ta su soni­do, y la músi­ca de gui­ta­rras ya está dan­do sus últi­mos cole­ta­zos”. La dis­co­grá­fi­ca Dec­ca, al recha­zar a los Beatles en 1962.

La pro­duc­to­ra de cine RKO sobre las prue­bas de Fred Astai­re“No sabe can­tar, no sabe actuar. Se está que­dan­do cal­vo. Bai­la un poco”.

Cha­plin sobre el cine sono­ro: “A las pelí­cu­las les hace fal­ta el soni­do como a las sin­fo­nías de Beetho­ven la letra”.

Uni­ver­sal Pic­tu­res en 1959 reco­men­dan­do a Clint East­wood que se bus­ca­ra otro tra­ba­jo:“Tie­nes un dien­te mella­do, te sobre­sa­le dema­sia­do la nuez y hablas muy des­pa­cio”.

Emma­li­ne Sni­ve­li, la direc­to­ra de Blue Book, una agen­cia de mode­los sobre Mary­lin Mon­roe en 1944: “Es mejor que encuen­tres algo como secre­ta­ria o que te cases”.

Un crí­ti­co anó­ni­mo en 1895 sobre Ali­cia en el país de las mara­vi­llas“Cree­mos que un niño de ver­dad que­da­rá más con­fun­di­do que delei­ta­do con esta rígi­da y redun­dan­te historia”.

Una orgía de estruen­do y de vul­ga­ri­dad . Louis Spohr sobre la pri­me­ra inter­pre­ta­ción de La Quin­ta Sin­fo­nía de Beetho­ven en 1808. Tam­bién es ver­dad que la orques­ta, diri­gi­da por el pro­pio Beetho­ven, no tocó bien; sólo habían ensa­ya­do una vez antes del con­cier­to, y lle­ga­ron a parar la eje­cu­ción (de la Fan­ta­sía Coral) y empe­za­ron de nuevo.

Las com­po­si­cio­nes de Johann Sebas­tian Bach care­cen total­men­te de belle­za, de armo­nía y, sobre todo, de cla­ri­dad. Johann Adolph Schei­be, Der cri­tis­che Musi­kus, en 1737.

Walt Whit­man tie­ne la mis­ma rela­ción con el arte que un cer­do con las mate­má­ti­cas”. The Lon­don Cri­tic en 1855.

Rigo­let­to (de Giu­sep­pe Ver­di) es flo­ja des­de un pun­to de vis­ta meló­di­co. Esta obra no tie­ne nin­gu­na posi­bi­li­dad de for­mar par­te del reper­to­rio”. Gazet­te Musi­ca­le de Paris, 1853.

“El pró­xi­mo dis­co, gui­ta­rri­ta y pal­mas nada más”Cama­rón de la Isla a su pro­duc­tor Ricar­do Pachón des­pués de las crí­ti­cas a La leyen­da del tiem­po de 1979 y de que los gita­nos devol­vie­ran el dis­co (que ven­dió menos de seis mil copias) en las tien­das por­que “no sona­ba a Camarón”.

Car­ta de un edi­tor a Flau­bert sobre su Mada­me Bovary: “Señor, ha sepul­ta­do su nove­la en un cúmu­lo de deta­lles que están bien dise­ña­dos pero que son abso­lu­ta­men­te superfluos”.

En el San Fran­cis­co Exa­mi­ner en 1889 recha­za­ron la cola­bo­ra­ción de un escri­tor con estas pala­bras: “Lo sien­to, Mr. Kipling, pero, sen­ci­lla­men­te, no sabe cómo uti­li­zar el lenguaje”.

Es la obra de un loco”. Ambroi­se Vollard en 1907 sobre Las seño­ri­tas de Avig­non de Picas­so.

En Cum­bres Borras­co­sas, los defec­tos de Jane Eyre (la nove­la de su her­ma­na Char­lot­te) se mul­ti­pli­can por mil. Bien pen­sa­do, el úni­co con­sue­lo que nos que­da es que la nove­la nun­ca será popu­lar. James Lori­mer en la revis­ta North Bri­tish Review en 1849 sobre, cla­ro, Emily Brontë.

Mil­ton Wright, el padre de los her­ma­nos Wright, pio­ne­ros de la avia­ción dijo lite­ral­men­te: “El hom­bre nun­ca vola­rá, por­que eso es para los ánge­les”.

Vir­gi­na Woolf sobre James Joy­ce “Aca­bé Uli­ses y me pare­ce un fra­ca­so… El libro es difu­so, pre­ten­cio­so… Vul­gar, no solo en el sen­ti­do común sino tam­bién en el lite­ra­rio. Quie­ro decir que un escri­tor de pri­me­ra línea res­pe­ta dema­sia­do el acto de escri­bir para per­mi­tir­se hacer trampas”.

Lord Byron en 1814 en un car­ta diri­gi­da a James Hogg: “El nom­bre de Sha­kes­pea­re, pue­den estar segu­ros, está colo­ca­do absur­da­men­te alto y ten­drá que bajar. No tenía ima­gi­na­ción para sus his­to­rias, nin­gu­na en abso­lu­to. Tomó todas sus tra­mas de nove­las anti­guas y mon­tó his­to­rias en for­ma tea­tral, con tan poco esfuer­zo como el que usted y yo nece­si­ta­ría­mos para vol­ver a escri­bir­las en for­ma de his­to­rias en prosa”.

Lope de Vega en 1609: “De poe­tas, no digo: buen siglo es éste. Muchos en cier­nes para el año que vie­ne pero nin­guno hay tan malo como Cer­van­tes, ni tan necio que ala­be a Don Quijote”.

(Con infor­ma­ción de Menea​me​.net)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.