“Mi músi­ca tam­bién es revo­lu­cio­na­ria, es gue­rri­lle­ra, nace en el com­ba­te”. Dax Tos­cano entre­vis­ta a Jai­me Nevado

“Yo no can­to por can­tar ni por tener bue­na voz, can­to por­que la gui­ta­rra tie­ne sen­ti­do y razón”, dijo el can­tor revo­lu­cio­na­rio Víc­tor Jara, ase­si­na­do por los fas­cis­tas en Chile.

Jai­me es de la estir­pe de Víc­tor y, por supues­to, de la de Alí Pri­me­ra, el can­tor del pue­blo vene­zo­lano y latinoamericano.

Todos ellos, de estir­pe boli­va­ria­na, for­ja­da al calor de las luchas del pue­blo indoa­fro­ame­ri­cano para alcan­zar la inde­pen­den­cia del colo­nia­lis­mo y el régi­men opre­sor y explo­ta­dor, impues­to por el impe­ria­lis­mo yan­qui y las oli­gar­quías criollas.

El “Can­tor Gue­rri­lle­ro”, el “Can­tor Fariano”, com­ba­te con su can­to al enemi­go que alie­na y embru­te­ce la men­te de la niñez y la juven­tud some­ti­da a la basu­ra que pro­du­cen sus indus­trias dis­co­grá­fi­cas y que la difun­den a tra­vés de sus medios de incomunicación.

“Bur­gue­ses mal­pa­ri­dos” escu­chen el can­to de Jai­me Nevado:

Somos más los que esta­mos por la paz y la vida Son pocos los que impo­nen la muer­te y la per­fi­dia Vamos a des­te­rrar­los de la faz de la tie­rra Vamos a dar­le fin para siem­pre a esta gue­rra Lue­go cons­trui­re­mos una Colom­bia Nue­va Con paz sobre la mesa, dig­ni­dad y con­cien­cia Don­de empie­za a bro­tar hay son­ri­sas de niños Las deli­cio­sas mie­les que trae­rá el socialismo

Com­pa­ñe­ro Jai­me Neva­do, cuén­te­nos cuán­do se inte­gró a las FARC y en qué circunstancias
En mi país el Esta­do man­da a ase­si­nar a quie­nes pien­san dife­ren­te al esta­men­to. Yo pien­so dife­ren­te al esta­men­to; esa fue la cir­cuns­tan­cia que me hizo inte­grar a las FARC-EP. Tenía que defen­der mi vida y luchar con las armas por un país dife­ren­te, más jus­to y soberano.

De dón­de nace su incli­na­ción musi­cal y, en gene­ral, su voca­ción artística.

Mi voca­ción artís­ti­ca nace del hecho de per­te­ne­cer a una fami­lia de acto­res y crea­do­res de arte; y me inclino por la músi­ca cuan­do la esce­na social lo requie­re. El arte y la músi­ca en gene­ral son medios de comu­ni­ca­ción de masas, de crear con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria. Son tam­bién, tri­bu­nas de denuncia.

Quié­nes son las per­so­nas que den­tro del cam­po de la músi­ca son sig­ni­fi­ca­ti­vas para usted.

Los cam­pe­si­nos, los obre­ros, las madres que crían hijos para la lucha por la vida, los niños, las gue­rri­lle­ras y los gue­rri­lle­ros de las FARC. Sin estas per­so­nas, yo no sería músico.

Cuál es la músi­ca de su pre­fe­ren­cia. A pro­pó­si­to de encon­trar­se en La Haba­na Cuba, qué pien­sa de la pro­duc­ción musi­cal cuba­na: cha cha cha, mam­bo, rum­ba, son.

La músi­ca de mi pre­fe­ren­cia es aque­lla que expre­sa con ale­gría la lucha de los pue­blos por ser mejo­res. Sin impor­tar el rit­mo. Todos los rit­mos autóc­to­nos de las nacio­nes son her­mo­sos cuan­do están lle­nos de con­te­ni­do humano. De con­te­ni­do social. La músi­ca cuba­na es la expre­sión de esa ale­gría, que solo a 90 millas del impe­rio, teje su revo­lu­ción con pun­ta­das de cha cha cha, mam­bo, rum­ba, son y otras que nacen con sus nue­vas generaciones.

Le gus­ta la músi­ca mexi­ca­na: Pedro Infan­te, Jor­ge Negre­te o pre­fie­re a un Luis Miguel

Se admi­ra de la músi­ca mexi­ca­na el hecho de haber­se difun­di­do por todo el mun­do. Jor­ge Negre­te y Pedro Infan­te entre otros, fue­ron los que logra­ron impo­ner­la, eran voces cul­tas y muy bien cul­ti­va­das. En la músi­ca mexi­ca­na así como hay con­te­ni­dos machis­tas tam­bién hay músi­ca y can­cio­nes suma­men­te bellas. Me que­do con Negre­te y con Infan­te. Luis Miguel es un reci­cla­dor. No hay en él crea­ción musical.

Qué pien­sa de estos nue­vos géne­ros musi­ca­les como el hip hop o el regae­ton. Cómo evi­tar que este tipo de músi­ca este vacia­da de con­te­ni­do, por­que el regae­ton, inclu­so el cubano, es ofen­si­vo con­tra las muje­res por ejemplo.

Los medios de infor­ma­ción masi­va de las trans­na­cio­na­les no des­can­san en la misión de difun­dir toda la basu­ra que ellos hacen pro­du­cir a un gran­de sec­tor de la juven­tud que alie­nan todos los días. Lo que pro­du­ce la juven­tud pen­san­te que no han logra­do coop­tar, no lo difun­den ya que este sec­tor ha logra­do tan­to en el hip hop como en el regae­ton y en el rap plas­mar una bue­na dosis de con­te­ni­do social uti­li­zán­do­lo como tri­bu­na de denun­cia sobre los pro­ble­mas que pade­cen, inclu­so invi­tan­do a orga­ni­zar­se con­tra los que impo­nen esa pro­ble­má­ti­ca. Los medios de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­vos deben apo­yar estos sec­to­res y divul­gar sus tra­ba­jos ya sea a tra­vés de con­cur­sos, fes­ti­va­les, mues­tras, etc.

Víc­tor Jara, el can­tau­tor comu­nis­ta chi­leno, dijo que su músi­ca no era de pro­tes­ta, sino revo­lu­cio­na­ria para dar­le una cua­li­dad dis­tin­ta. Usted que pien­sa de eso y cómo defi­ne a la músi­ca que usted elabora.

Casual­men­te por estos días dic­ta­ron orden de cap­tu­ra con­tra los ase­si­nos de Jara, otro cri­men del impe­rio que está en la impu­ni­dad. Yo pien­so como Jara, la músi­ca no se debe que­dar sola­men­te en la pro­tes­ta; esta, debe apor­tar ele­men­tos que des­pier­ten con­cien­cia en el pue­blo, con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria que lo lle­ve a vin­cu­lar­se acti­va­men­te en la lucha por una patria mejor, por un sis­te­ma dife­ren­te al capi­ta­lis­mo. En cuan­to a mi músi­ca tam­bién es revo­lu­cio­na­ria, es gue­rri­lle­ra, nace en el combate.

Cuál es su cri­te­rio de la músi­ca colom­bia­na, pue­de hablar­nos un poco de su his­to­ria. Y en ese sen­ti­do que pien­sa de la cum­bia y la sal­sa. Usted bai­la salsa.

La músi­ca de mi patria en una tram­pa ha caí­do, y solo pue­de sal­var­la el pue­blo que la ha pari­do. La músi­ca colom­bia­na como toda la músi­ca de la patria gran­de que soña­ra Bolí­var, es muy her­mo­sa; nace al com­pás de las cam­pa­ñas liber­ta­do­ras. Tie­ne un ori­gen triét­ni­co. El hecho de ser de ori­gen nati­vo, negro y euro­peo hizo que esta com­bi­na­ción de cul­tu­ras, gene­ra­ra una gran rique­za fol­cló­ri­ca en rit­mos y con­te­ni­dos, lás­ti­ma que los moder­nis­mos impues­tos por el capi­tal la estén ani­qui­lan­do. Estoy segu­ro que ella, nues­tra músi­ca, sobre­vi­vi­rá y será el can­to a la nue­va socie­dad. La cum­bia es la expre­sión de nues­tra Cos­ta Atlán­ti­ca, es muy bella, tam­bién sobre­vi­vi­rá, ya que es la mujer cari­be­ña ves­ti­da de músi­ca. La sal­sa no es nues­tra, pero es igual­men­te bella. No bai­lo sal­sa, pero bai­lo cumbia.

Cris­tian Pérez y Julián Con­ra­do. Pue­de hablar­nos de sus letras, su músi­ca y de ellos como personas.

Todos los gue­rri­lle­ros de las FARC-EP esta­mos dota­dos de una alta dosis de huma­nis­mo. Cono­cí a Julián y a Cris­tian por sus can­cio­nes y en ellas refle­jan sen­ti­mien­tos nobles, sen­ti­mien­tos revo­lu­cio­na­rios. Al rit­mo de Cris­tian y Julián bai­lan obre­ros, cam­pe­si­nos, estu­dian­tes, inte­lec­tua­les y muchos sec­to­res popu­la­res. Es músi­ca lle­na de ale­gría, de con­te­ni­do, de vida.

Hay muje­res can­tan­tes en las FARC-EP, com­po­si­to­ras, intér­pre­tes Si las hay, y muy talen­to­sas; en Hori­zon­te Fariano hay cua­tro de 9 que con­for­ma­mos el gru­po, dos son com­po­si­to­ras. Nues­tra hora cul­tu­ral dia­ria nos dice que en las gue­rri­lle­ras hay vir­tu­des para la músi­ca. Debe­mos pro­mo­cio­nar­las. Espe­ren gra­tas sorpresas.

Cómo lograr que la músi­ca y el arte se impli­quen en el pro­yec­to revo­lu­cio­na­rio En las FARC lo hemos veni­do hacien­do con gran­des esfuer­zos ya que care­ce­mos de medios de difu­sión. El arte gue­rri­lle­ro debe lle­gar a las masas. La cul­tu­ra la crea el pue­blo tra­ba­ja­dor, solo a él le per­te­ne­ce y el pue­blo la debe usar como ins­tru­men­to de liberación.

Pue­de impro­vi­sar una estro­fa dedi­ca­da a la paz con jus­ti­cia social

La paz solo lle­ga­ra Cuan­do en mi patria que­ri­da Haya jus­ti­cia social Siem­pre en la mesa servida.

Un men­sa­je a los jóvenes.

A los jóve­nes del mun­do que el pre­sen­te es de lucha con­tra lo inhu­mano que es el capi­ta­lis­mo y el futu­ro es de todos por un mun­do mejor que es el socialismo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *