El minis­tro fran­cés del Inte­rior Manuel Valls tra­ta de impe­dir la libe­ra­ción del mili­tan­te liba­nés Geor­ges Ibrahim Abdallah

La Cáma­ra de Apli­ca­ción de Penas de París apro­bó el octa­vo pedi­do de libe­ra­ción de Geor­ges Ibrahim Abda­llah, el 10 de enero de 2013.

Suce­si­va­men­te miem­bro del PSNS (Par­ti­do Sirio Nacio­na­lis­ta-Social) y del FPLP (Fren­te Popu­lar de Libe­ra­ción de Pales­ti­na), este revo­lu­cio­na­rio liba­nés fue con­de­na­do a cade­na per­pe­tua, por deci­sión de una «Cor­te Espe­cial», como cóm­pli­ce en el ase­si­na­to –el 18 de enero de 1982– del agre­ga­do mili­tar de Esta­dos Uni­dos en Fran­cia, Char­les R. Ray (israe­lo-esta­dou­ni­den­se), y en el del jefe de esta­ción del Mos­sad en París, Yacov Bar­si­men­tov –el 3 de abril de 1982.

Aun­que la jus­ti­cia fran­ce­sa reco­no­ció que Geor­ges Ibrahim Abda­llah no estu­vo impli­ca­do direc­ta­men­te en esas muer­tes, se le con­si­de­ró corres­pon­sa­ble como coman­dan­te pro­cla­ma­do de la Frac­ción Arma­da Revo­lu­cio­na­ria Liba­ne­sa (FARL).

La FARL desa­rro­lla­ba por enton­ces una gue­rra por la libe­ra­ción de la patria liba­ne­sa, ocu­pa­da en aquel momen­to por tro­pas fran­ce­sas, esta­dou­ni­den­ses e israe­líes, y a favor de la crea­ción de un Esta­do palestino.

A la luz de la legis­la­ción fran­ce­sa, Geor­ges Ibrahim Abda­llah ten­dría que haber sido pues­to en liber­tad con­di­cio­nal anti­ci­pa­da des­de el año 2002. La juris­dic­ción com­pe­ten­te le con­ce­dió esa for­ma de libe­ra­ción en noviem­bre de 2003, dis­po­si­ción que fue recha­za­da como resul­ta­do de un recur­so pre­sen­ta­do por el minis­te­rio fran­cés de Jus­ti­cia a pedi­do del Depar­ta­men­to de Esta­do esta­dou­ni­den­se. Des­de enton­ces, todos los minis­tros de Jus­ti­cia de Fran­cia se habían ple­ga­do a las exi­gen­cias de Washing­ton y habían blo­quea­do la libe­ra­ción del mili­tan­te libanés.

A dife­ren­cia de sus pre­de­ce­so­res, la actual minis­tra de Jus­ti­cia de Fran­cia, Chris­tia­ne Tau­bi­ra, fir­mó el docu­men­to de libe­ra­ción. Como ex mili­tan­te por la inde­pen­den­cia de la Gua­ya­na fran­ce­sa, has­ta que se pro­du­jo el cam­bio de cate­go­ría de ese terri­to­rio, la seño­ra Tau­bi­ra siem­pre denun­ció la ile­gi­ti­mi­dad de las «Cor­tes Espe­cia­les».

Sin embar­go, al estar con­di­cio­na­da la deci­sión a una medi­da de expul­sión que debía adop­tar­se a más tar­dar el 14 de enero, el minis­tro fran­cés del Inte­rior Manuel Valls pla­nea no fir­mar esa medi­da para man­te­ner dete­ni­do a Geor­ges Ibrahim Abda­llah. El señor Valls, como sio­nis­ta mili­tan­te, ha dicho públi­ca­men­te que está «eter­na­men­te vin­cu­la­do a Israel».

En Líbano, don­de ya se pre­pa­ra­ba el reci­bi­mien­to de Geor­ges Ibrahim Abda­llah, con­si­de­ra­do allí como un héroe nacio­nal, su Comi­té de Apo­yo está lla­man­do a la rea­li­za­ción, ante la emba­ja­da de Fran­cia, de una gran con­cen­tra­ción que se man­ten­dría que se pro­duz­ca su regre­so. Una impor­tan­te mul­ti­tud rodea ya la resi­den­cia del emba­ja­dor de Fran­cia en Beirut.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *