[Fotos] Mul­ti­tu­di­na­ria mani­fes­ta­ción con­tra la vio­len­cia racis­ta en Atenas

Alre­de­dor de 10 mil per­so­nas se mani­fes­ta­ron ayer en Ate­nas con­tra la vio­len­cia racis­ta y para exi­gir jus­ti­cia por el ase­si­na­to del joven paquis­ta­ní She­zad Luq­man a manos de dos sim­pa­ti­zan­tes del par­ti­do neo­na­zi Ama­ne­cer Dora­do (AD). El cri­men, come­ti­do el pasa­do jue­ves, des­per­tó la indig­na­ción de miles de ciu­da­da­nos que qui­sie­ron acom­pa­ñar a los miem­bros de la comu­ni­dad paquis­ta­ní en Ate­nas, pre­sen­tes en la mar­cha y entre los que se encon­tra­ba el pre­si­den­te de la aso­cia­ción, Javied Aslam.

El diri­gen­te lamen­tó la pasi­vi­dad poli­cial ante la vio­len­cia de los gru­pos fas­cis­tas y expre­só su espe­ran­za de que la muer­te de su com­pa­trio­ta sea la últi­ma de estas agre­sio­nes, al tiem­po que pidió al gobierno “medi­das con­cre­tas para dete­ner los ata­ques racistas”.

Otro joven paquis­ta­ní, Refaht de 20 años, rela­tó a Pren­sa Lati­na la agre­sión sufri­da hace unos meses por una de estas ban­das y que se sal­dó con la muer­te de su her­mano debi­do a los gol­pes y a las heri­das cau­sa­das por los palos y cuchi­llos que por­ta­ban los agresores.

El joven denun­ció la com­pli­ci­dad de las fuer­zas poli­cia­les con los segui­do­res de AD, ase­gu­ró que “si vas a denun­ciar una agre­sión te detie­nen por no tener los pape­les en regla”, lo que hace la situa­ción en Gre­cia muy complicada.

Jef­frey y Johnny, de Ruan­da y Sie­rra Leo­na res­pec­ti­va­men­te, con­fir­ma­ron las difi­cul­ta­des para encon­trar un tra­ba­jo o el hecho de que inclu­so dar un paseo por algu­nas de las calles del cen­tro de la ciu­dad se haya con­ver­ti­do en algo peligroso.

A Johnny le rom­pie­ron la pier­na hace un año en una agre­sión racis­ta, Jef­frey per­dió a todos sus fami­lia­res en Ruan­da y con­si­guió reha­cer su vida en Gre­cia, se casó y tie­ne dos hijos, “adón­de voy a ir, si aquí ten­go mi fami­lia”, se lamentó.

Gru­pos de dere­chos huma­nos con­fir­man la pasi­vi­dad de las auto­ri­da­des ya que la mayo­ría de las víc­ti­mas son ata­ca­das en espa­cios públi­cos, en las calles o en medios de trans­por­te, por lo gene­ral por gru­pos de hom­bres ves­ti­dos de negro y en oca­sio­nes con sus ros­tros cubiertos.

La mar­cha fina­li­zó fren­te al Par­la­men­to don­de se rea­li­za­ron varias inter­ven­cio­nes por par­te de las orga­ni­za­cio­nes con­vo­can­tes, en las que deman­da­ron el fin de las polí­ti­cas xenó­fo­bas apli­ca­das tan­to por el gobierno grie­go como por la Unión Euro­pea y una acción con­tun­den­te con­tra el fascismo.

Los mani­fes­tan­tes guar­da­ron un minu­to de silen­cio, con el com­ba­ti­vo ges­to del puño en alto, en memo­ria del joven She­zad Luq­man, tras lo cual se dio ini­cio a un con­cier­to en el que par­ti­ci­pa­ron gru­pos loca­les y afri­ca­nos que lle­na­ron de rit­mos la pla­za de Syntagma.

Ver gale­ría com­ple­ta: http://​tmblr​.co/​Z​Q​A​u​Y​w​c​8​k​mp4

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.