[Fotos] Mul­ti­tu­di­na­ria mani­fes­ta­ción con­tra la vio­len­cia racis­ta en Atenas

Alre­de­dor de 10 mil per­so­nas se mani­fes­ta­ron ayer en Ate­nas con­tra la vio­len­cia racis­ta y para exi­gir jus­ti­cia por el ase­si­na­to del joven paquis­ta­ní She­zad Luq­man a manos de dos sim­pa­ti­zan­tes del par­ti­do neo­na­zi Ama­ne­cer Dora­do (AD). El cri­men, come­ti­do el pasa­do jue­ves, des­per­tó la indig­na­ción de miles de ciu­da­da­nos que qui­sie­ron acom­pa­ñar a los miem­bros de la comu­ni­dad paquis­ta­ní en Ate­nas, pre­sen­tes en la mar­cha y entre los que se encon­tra­ba el pre­si­den­te de la aso­cia­ción, Javied Aslam.

El diri­gen­te lamen­tó la pasi­vi­dad poli­cial ante la vio­len­cia de los gru­pos fas­cis­tas y expre­só su espe­ran­za de que la muer­te de su com­pa­trio­ta sea la últi­ma de estas agre­sio­nes, al tiem­po que pidió al gobierno “medi­das con­cre­tas para dete­ner los ata­ques racistas”.

Otro joven paquis­ta­ní, Refaht de 20 años, rela­tó a Pren­sa Lati­na la agre­sión sufri­da hace unos meses por una de estas ban­das y que se sal­dó con la muer­te de su her­mano debi­do a los gol­pes y a las heri­das cau­sa­das por los palos y cuchi­llos que por­ta­ban los agresores.

El joven denun­ció la com­pli­ci­dad de las fuer­zas poli­cia­les con los segui­do­res de AD, ase­gu­ró que “si vas a denun­ciar una agre­sión te detie­nen por no tener los pape­les en regla”, lo que hace la situa­ción en Gre­cia muy complicada.

Jef­frey y Johnny, de Ruan­da y Sie­rra Leo­na res­pec­ti­va­men­te, con­fir­ma­ron las difi­cul­ta­des para encon­trar un tra­ba­jo o el hecho de que inclu­so dar un paseo por algu­nas de las calles del cen­tro de la ciu­dad se haya con­ver­ti­do en algo peligroso.

A Johnny le rom­pie­ron la pier­na hace un año en una agre­sión racis­ta, Jef­frey per­dió a todos sus fami­lia­res en Ruan­da y con­si­guió reha­cer su vida en Gre­cia, se casó y tie­ne dos hijos, “adón­de voy a ir, si aquí ten­go mi fami­lia”, se lamentó.

Gru­pos de dere­chos huma­nos con­fir­man la pasi­vi­dad de las auto­ri­da­des ya que la mayo­ría de las víc­ti­mas son ata­ca­das en espa­cios públi­cos, en las calles o en medios de trans­por­te, por lo gene­ral por gru­pos de hom­bres ves­ti­dos de negro y en oca­sio­nes con sus ros­tros cubiertos.

La mar­cha fina­li­zó fren­te al Par­la­men­to don­de se rea­li­za­ron varias inter­ven­cio­nes por par­te de las orga­ni­za­cio­nes con­vo­can­tes, en las que deman­da­ron el fin de las polí­ti­cas xenó­fo­bas apli­ca­das tan­to por el gobierno grie­go como por la Unión Euro­pea y una acción con­tun­den­te con­tra el fascismo.

Los mani­fes­tan­tes guar­da­ron un minu­to de silen­cio, con el com­ba­ti­vo ges­to del puño en alto, en memo­ria del joven She­zad Luq­man, tras lo cual se dio ini­cio a un con­cier­to en el que par­ti­ci­pa­ron gru­pos loca­les y afri­ca­nos que lle­na­ron de rit­mos la pla­za de Syntagma.

Ver gale­ría com­ple­ta: http://​tmblr​.co/​Z​Q​A​u​Y​w​c​8​k​mp4

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *