Borran­do paí­ses del mapa: ¿quién está detrás de los “esta­dos fallidos”?

Por Michel Chos­su­dovsky, Glo­bal Research.- “Un peli­gro­so rumor se ha exten­di­do por el mun­do y podría tener con­se­cuen­cias catas­tró­fi­cas. Según la leyen­da, el pre­si­den­te de Irán ha ame­na­za­do con des­truir a Israel, o para citar la cita inco­rrec­ta, “Israel debe ser borra­do del mapa“. Con­tra­ria­men­te a lo que se cree, esta decla­ra­ción nun­ca se hizo (…) “(Arash Norou­zi, Borra­do del mapa: el rumor del siglo, enero de 2007).

Des­de agos­to de 1945, los Esta­dos Uni­dos han ata­ca­do, direc­ta o indi­rec­ta­men­te, unos 44 paí­ses en todo el mun­do, varios de ellos en más de una oca­sión. El obje­ti­vo decla­ra­do de estas inter­ven­cio­nes mili­ta­res ha sido lle­var a cabo un “cam­bio de régi­men”. Los “dere­chos huma­nos” y la “demo­cra­cia” se evo­ca­ron cons­tan­te­men­te para jus­ti­fi­car actos uni­la­te­ra­les e ile­ga­les. (Eric Wad­dell, La cru­za­da glo­bal mili­tar de los Esta­dos Uni­dos (1945 -) , Glo­bal Research, febre­ro de 2007).

Se tra­ta de una cir­cu­lar [del Pen­tá­gono] don­de se des­cri­be cómo vamos a eli­mi­nar sie­te paí­ses en cin­co años, comen­zan­do por Iraq, siguien­do con Siria, Líbano, Libia, Soma­lia, Sudán y ter­mi­nan­do por Irán”. Les pre­gun­té: “¿Es una cir­cu­lar reser­va­da?” Me res­pon­die­ron: “Sí, señor.” Le dije: “Bueno, enton­ces no me la mues­tren” (Gene­ral Wes­ley Clark, Demo­cracy Now , 2 de mar­zo de 2007).

Washing­ton está lle­van­do ade­lan­te la des­truc­ción de una lar­ga lis­ta de países.

¿Quién está en ver­dad bus­can­do “borrar paí­ses del mapa”? ¿Irán o Esta­dos Unidos?

Duran­te un perío­do, eufe­mís­ti­ca­men­te deno­mi­na­do la “era de la pos­gue­rra” ‑que se extien­de des­de 1945 has­ta la actualidad‑, los EE.UU. han ata­ca­do direc­ta­men­te o indi­rec­ta­men­te más de 40 países.

Si bien los prin­ci­pios de la polí­ti­ca exte­rior de EE.UU. se basan en la “expan­sión de la demo­cra­cia”, el inter­ven­cio­nis­mo esta­dou­ni­den­se –inter­ven­cio­nes mili­ta­res y ope­ra­cio­nes encu­bier­tas- ha dado lugar a la com­ple­ta des­es­ta­bi­li­za­ción y frag­men­ta­ción de nacio­nes soberanas.

La des­truc­ción de paí­ses es par­te de un pro­yec­to impe­rial de los EE.UU., un pro­ce­so de domi­na­ción glo­bal. Es más, de acuer­do a fuen­tes ofi­cia­les, EE.UU. posee un total de 737 bases mili­ta­res en el extran­je­ro (datos de 2005).

El con­cep­to de “Esta­do Fallido” 

El Con­se­jo Nacio­nal de Inte­li­gen­cia (NIC, por sus siglas en inglés) con sede en Washing­ton, en su infor­me Ten­den­cias Glo­ba­les (diciem­bre de 2012) “pre­di­ce” que 15 paí­ses de Áfri­ca, Asia y Medio Orien­te se con­ver­ti­rán en “esta­dos falli­dos” hacia el año 2030, debi­do a su “con­flic­ti­vi­dad poten­cial y los pro­ble­mas medioambientales “.

La lis­ta de paí­ses que figu­ran en el infor­me NIC 2012 inclu­ye Afga­nis­tán, Pakis­tán, Ban­gla­desh, Chad, Níger, Nige­ria, Mali, Kenia, Burun­di, Etio­pía, Ruan­da, Soma­lia, Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Con­go, Mala­wi, Hai­tí, Yemen. (Véa­se la pági­na 39)

En su ante­rior infor­me de 2005, publi­ca­do en el comien­zo del segun­do man­da­to de Geor­ge W. Bush, el NIC pre­di­jo que Pakis­tán se con­ver­ti­ría en
un “esta­do falli­do” hacia el año 2015 “al ver­se afec­ta­do por la gue­rra civil, la com­ple­ta tali­ba­ni­za­ción y lucha por el con­trol de las armas nucleares “.

Allí se com­pa­ra­ba a Pakis­tán con Yugos­la­via, país que fue divi­di­do en sie­te esta­dos lue­go de una déca­da de gue­rras civi­les aus­pi­cia­das por EE.UU. y la OTAN.

El NIC pro­nos­ti­ca­ba para Pakis­tán un “des­tino simi­lar al de Yugos­la­via”, un “país divi­di­do por la gue­rra civil, el derra­ma­mien­to de san­gre y las riva­li­da­des inter pro­vin­cia­les” (Energy Com­pass, 2 de mar­zo de 2005).

En el últi­mo infor­me del NIC, mien­tras se ase­gu­ra que los esta­dos falli­dos “sir­ven como refu­gio para gru­pos extre­mis­tas polí­ti­cos y reli­gio­sos” (p. 143), el infor­me no reco­no­ce el hecho de que des­de la déca­da de 1970 los EE.UU. y sus alia­dos pro­por­cio­na­ron apo­yo encu­bier­to a orga­ni­za­cio­nes extre­mis­tas reli­gio­sas como una vía para des­es­ta­bi­li­zar los esta­dos nación sobe­ra­nos y secu­la­res, tal como lo eran Pakis­tán y Afga­nis­tán en la déca­da en ese entonces.

Los “esta­dos falli­dos” al esti­lo yugos­la­vo o soma­lí no son el resul­ta­do de divi­sio­nes socia­les inter­nas. Con­ver­tir los esta­dos sobe­ra­nos en esta­dos falli­dos es un obje­ti­vo estra­té­gi­co imple­men­ta­do a tra­vés de ope­ra­cio­nes encu­bier­tas y accio­nes militares.

El Fon­do para la Paz con sede en Washing­ton, cuyo obje­ti­vo decla­ra­do es pro­mo­ver “la segu­ri­dad sus­ten­ta­ble a tra­vés de la inves­ti­ga­ción”, publi­ca anual­men­te el “Índi­ce de Esta­dos Falli­dos” de acuer­do a una esti­ma­ción de ries­go en cada país (ver mapa más aba­jo). Dicho
Índi­ce inclu­ye en su lis­ta a trein­ta y tres países.

De acuer­do al Fon­do para la Paz, los “esta­dos falli­dos” son tam­bién “obje­ti­vo de los gru­pos terro­ris­tas liga­dos a Al Qaeda”.

“El ran­king anual de los esta­dos fallidos/​frágiles rea­li­za­do por el Fon­do para la PazForeign Policy se publi­ca mien­tras la alar­ma inter­na­cio­nal cre­ce en torno a los gru­pos extre­mis­tas liga­dos a Al Qae­da que se esta­ble­cen en la región nor­te de Mail don­de están esta­ble­cien­do un ámbi­to con base esta­tal para con­so­li­dar­se y lan­zar una expan­sión de la yihad”.

Huel­ga decir que ni la his­to­ria de Al Qae­da como herra­mien­ta de inte­li­gen­cia de los EE.UU., ni su papel en la gene­ra­ción de divi­sio­nes fac­cio­sas e ines­ta­bi­li­dad en Medio Orien­te, Asia Cen­tral y Áfri­ca sub­saha­ria­na se men­cio­nan. Las acti­vi­da­des de las uni­da­des de yiha­dis­tas de Al Qae­da en la mayo­ría de estos paí­ses for­man par­te de una per­ver­sa agen­da de inte­li­gen­cia encubierta.

“Esta­dos Falli­dos, Esta­dos Débi­les”: una ame­na­za a los Esta­dos Unidos

Según el Con­gre­so de los EE.UU., siguien­do una lógi­ca retor­ci­da, los “esta­dos falli­dos”, cons­ti­tu­yen una ame­na­za para la segu­ri­dad de los EE.UU. Esto inclu­ye “diver­sas ame­na­zas que ema­nan de los esta­dos que usual­men­te se des­cri­ben como esta­dos débi­les, frá­gi­les, vul­ne­ra­bles, falli­dos, pre­ca­rios, en cri­sis o colap­sa­dos”.

Mien­tras cul­mi­na­ba la Gue­rra Fría a prin­ci­pios de 1990, los ana­lis­tas se toma­ron con­cien­cia de una nue­va situa­ción de segu­ri­dad inter­na­cio­nal que emer­gía, don­de los esta­dos débi­les y falli­dos se con­vir­tie­ron en vehícu­los para el cri­men trans­na­cio­nal orga­ni­za­do, la pro­li­fe­ra­ción nuclear, y zonas calien­tes de con­flic­tos civi­les y cri­sis huma­ni­ta­rias. Las poten­cia­les ame­na­zas a la segu­ri­dad nacio­nal de los EE.UU. por par­te de los esta­dos falli­dos se hicie­ron más cla­ras con el ata­que de Al Qae­da del 11 de sep­tiem­bre de 2001, pla­nea­do por Osa­ma Bin Laden des­de su refu­gio en Afga­nis­tán. Los suce­sos del 11 de sep­tiem­bre per­mi­tie­ron al pre­si­den­te Geor­ge W. Bush en el año 2002, pro­cla­mar la Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal según la cual “los esta­dos débi­les como Afga­nis­tán, repre­sen­tan un gra­ve peli­gro para los intere­ses nacio­na­les de esta­dos fuer­tes como el nues­tro” (Esta­dos débi­les y falli­dos: la evo­lu­ción de la segu­ri­dad, las ama­nea­zas y la polí­ti­ca de los EE.UU., Infor­me del CRS para el Con­gre­so de los EE.UU., Washing­ton, 2008)

Lo que no es men­cio­na­do en este infor­me del Con­gre­so es que las “zonas calien­tes de la delin­cuen­cia orga­ni­za­da y del con­flic­to civil” son resul­ta­do de ope­ra­cio­nes encu­bier­tas de inte­li­gen­cia de los EE.UU.

Según lo han demos­tra­do inves­ti­ga­cio­nes amplia­men­te docu­men­ta­das, se sabe que la eco­no­mía de la dro­ga en Afga­nis­tán, que gene­ra más del 90 por cien­to del sumi­nis­tro mun­dial de heroí­na, está liga­da a una ope­ra­ción de lava­do de dine­ro que com­pren­de varios billo­nes de dóla­res e invo­lu­cra gran­des ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras. El trá­fi­co de dro­gas que sale de Afga­nis­tán está pro­te­gi­do por la CIA y por las fuer­zas de ocu­pa­ción de los EE.UU. y la OTAN.

Siria: “Esta­do Fallido”

Las atro­ci­da­des come­ti­das con­tra la pobla­ción siria por par­te del Ejér­ci­to Libre Sirio (FSA, por sus siglas en inglés), patro­ci­na­do por EE.UU. y la OTAN, bus­can gene­rar las con­di­cio­nes para una gue­rra sectaria.

El extre­mis­mo sec­ta­rio favo­re­ce la diso­lu­ción de Siria como esta­do nación, así como la des­apa­ri­ción del gobierno cen­tral de Damasco.

El obje­ti­vo de la polí­ti­ca exte­rior de Washing­ton es trans­for­mar Siria en lo que el NIC deno­mi­na un “esta­do fallido”.

El cam­bio de régi­men impli­ca el man­te­ni­mien­to de un gobierno cen­tral. A medi­da que la cri­sis siria se desa­rro­lla, la meta deja de ser el “cam­bio de régi­men” para pasar a ser la frag­men­ta­ción y des­truc­ción de Siria como esta­do nación.

La estra­te­gia de EE.UU.-OTAN-Israel es divi­dir el país en tres esta­dos débi­les. Recien­tes infor­mes de pren­sa reve­la­ron que si Bashar Al Assad “se nie­ga a renun­ciar”, “la alter­na­ti­va es un esta­do falli­do como Somalia”.

Otro posi­ble “esce­na­rio de rup­tu­ra”, según lo ha reve­la­do la pren­sa israe­lí, sería la for­ma­ción de cua­tro esta­dos “inde­pen­dien­tes” (suni­ta, ala­wi­ta-chii­ta, cur­do y druso).

Según el Mayor Gene­ral Yair Golan de las Fuer­zas de Defen­sa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) “la gue­rra civil en Siria lle­va­rá al país a con­ver­tir­se en un esta­do falli­do y el terro­ris­mo flo­re­ce­rá.” De acuer­do a las decla­ra­cio­nes del Mayor gene­ral Golan, las IDF ana­li­zan “cómo será la des­truc­ción de Siria” (Reuters, 31 de mayo de 2012).

En el mes de noviem­bre de 2012, Lakh­dar Brahi­mi, el envia­do de paz de las Nacio­nes Uni­das para Siria, decla­ró que ese país podría con­ver­tir­se en “una nue­va Soma­lia (…) debe adver­tir­se que pue­de sur­gir un esce­na­rio don­de los seño­res de la gue­rra y las mili­cias lle­nen el vacío deja­do por un esta­do colap­sa­do” (Reuters, 22 de noviem­bre de 2012).

“Temo que ocu­rra algo inclu­so peor (…) el colap­so del esta­do y que Siria se con­vier­ta en una nue­va Soma­lia (…) Creo que si este pro­ble­ma no se abor­da correc­ta­men­te, el peli­gro será la “soma­li­sa­ción” y no la par­ti­ción: el colap­so del esta­do y el sur­gi­mien­to de los seño­res de la gue­rra, mili­cias y gru­pos de com­ba­te”, decla­ró Brahimi.

Lo que el envia­do de la ONU omi­te es que la desin­te­gra­ción de Soma­lia fue deli­be­ra­da. Fue par­te de una ope­ra­ción mili­tar y de inte­li­gen­cia encu­bier­ta por par­te de los EE.UU., ope­ra­ción que en la actua­li­dad tam­bién se está apli­can­do en varios paí­ses de Orien­te Medio, Áfri­ca y Asia, jus­ta­men­te, en aque­llos paí­ses cla­si­fi­ca­dos como “Esta­dos Fallidos”.

La pre­gun­ta cen­tral es: ¿quién está hacien­do que estos esta­dos se con­vier­tan en esta­dos falli­dos? ¿Quién bus­ca “eli­mi­nar­los”?

La desin­te­gra­ción pla­ni­fi­ca­da de Siria como esta­do sobe­rano es par­te de un obje­ti­vo mili­tar regio­nal inte­gra­do y par­te de una agen­da de inte­li­gen­cia que tam­bién inclu­ye al Líbano, Irán y Pakis­tán. De acuer­do con las “pre­dic­cio­nes” del NIC, la desin­te­gra­ción de Pakis­tán está pre­vis­ta para el trans­cur­so de los pró­xi­mos tres años.

29 de diciem­bre de 2012

Tra­du­ci­do del inglés al cas­te­llano por PIA

Tex­to ori­gi­nal en: http://​www​.glo​bal​re​search​.ca/​d​e​s​t​r​o​y​i​n​g​-​c​o​u​n​t​r​i​e​s​-​t​r​a​n​s​f​o​r​m​i​n​g​-​s​y​r​i​a​-​i​n​t​o​-​a​-​f​a​i​l​e​d​-​s​t​a​t​e​/​5​3​1​7​160

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *