Gre­cia se calien­ta: dis­pa­ran con­tra el des­pa­cho del Pri­mer Ministro

Dia­rio Octubre

Ya hay quie­nes no aguan­tan más. Pri­mer avi­so para la bur­gue­sía y sus pele­les, los políticos.

_grecia_7a34b8ee

Varios des­co­no­ci­dos dis­pa­ra­ron esta madru­ga­da con­tra el des­pa­cho del pri­mer minis­tro grie­go, Ando­nis Sama­rás, en la sede de su par­ti­do, el con­ser­va­dor Nue­va Demo­cra­cia, en Atenas.

Agen­cias

El por­ta­voz del Gobierno, Simos Kedí­ko­glu, dijo a los medios que los ata­can­tes dis­pa­ra­ron con fusi­les kalash­ni­kof nue­ve tiros con­tra la segun­da plan­ta del edi­fi­cio, don­de se encuen­tra el des­pa­cho de Samarás.

Fuen­tes de la Poli­cía con­fir­ma­ron que un pro­yec­til fue encon­tra­do en el inte­rior del des­pa­cho de Sama­rás y otro en el teja­do del edificio.

Poco des­pués de este inci­den­te, un auto­mó­vil que había sido roba­do fue encon­tra­do cal­ci­na­do en el barrio de Fáliro.

Las cita­das fuen­tes seña­la­ron que se exa­mi­na la posi­ble rela­ción del carro incen­dia­do en el incidente.

Esta agre­sión se enmar­ca en una nue­va serie de actos vio­len­tos con­tra perio­dis­tas, ban­cos y depen­den­cias de los par­ti­dos del Gobierno.

Los inci­den­tes han pro­vo­ca­do un ambien­te de ten­sión entre el Gobierno y el prin­ci­pal par­ti­do de la opo­si­ción, el izquier­dis­ta Syri­za, al que el Eje­cu­ti­vo de Sama­rás acu­sa de fomen­tar un cli­ma antisistema.

El por­ta­voz de Syri­za, Panis Skur­le­tis, recal­có que su par­ti­do con­de­na sin dis­tin­ción este incre­men­to peli­gro­so de la violencia.

“Es peli­gro­sa la estra­te­gia de Nue­va Demo­cra­cia de res­pon­sa­bi­li­zar a Syri­za de estos actos, crean­do un cli­ma de gue­rra civil”, agregó.

Mien­tras las auto­ri­da­des par­ten de que los ata­ques fue­ron per­pe­tra­dos por gru­pos anarquistas.

“El ata­que a la sede de Nue­va Demo­cra­cia con méto­dos pro­pios del cri­men orga­ni­za­do demues­tra que hay gen­te que ame­na­za la demo­cra­cia”, dijo por su par­te el cogu­ber­na­men­tal par­ti­do socia­lis­ta Pasok en un comunicado.

A su vez, Andreas Papa­dó­pu­los, por­ta­voz de la izquier­da mode­ra­da Dimar, que tam­bién for­ma par­te del tri­par­ti­to guber­na­men­tal, sos­tu­vo que toda “vio­len­cia es fas­cis­mo y todas las fuer­zas polí­ti­cas deben con­de­nar­la sin ambigüedad”.

La serie de actos vio­len­tos comen­zó en la madru­ga­da del vier­nes con el ata­que coor­di­na­do con bom­bas case­ras con­tra las vivien­das de cin­co cono­ci­dos periodistas.

En la madru­ga­da del sába­do los blan­cos fue­ron dos loca­les de Nue­va Demo­cra­cia, uno del cogu­ber­na­men­tal par­ti­do socia­lis­ta Pasok y dos caje­ros de ban­cos en barrios de la peri­fe­ria de Atenas.

Tam­bién en la noche del domin­go fue­ron incen­dia­dos varios caje­ros en dis­tin­tos pun­tos de la capital.

En la madru­ga­da del domin­go des­co­no­ci­dos rom­pie­ron los cris­ta­les en la entra­da del domi­ci­lio del her­mano del por­ta­voz del Gobierno.

Poco des­pués arte­fac­tos case­ros pro­vo­ca­ron daños en una depen­den­cia de Nue­va Demo­cra­cia, y en una ofi­ci­na de la empre­sa públi­ca de elec­tri­ci­dad, DEI.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *