Siria: el 70% de los Habi­tan­tes de Ale­po Hos­ti­les a los Rebeldes

La mayo­ría de los habi­tan­tes de Ale­po se opo­nen feroz­men­te a la revuel­ta en Siria. La cons­ta­ta­ción pro­vie­ne de la agen­cia de noti­cias Reuters, que cita el tes­ti­mo­nio de Abu Ahmad, un líder de una mili­cia de 35 indi­vi­duos afi­lia­da a la Bri­ga­da del Tawhid. Abu Ahmad ha esta­do lucha en la bata­lla de Ale­po des­de el pasa­do mes de julio y es ori­gi­na­rio de una peque­ña loca­li­dad pró­xi­ma a la fron­te­ra tur­ca.

“La mayo­ría de los habi­tan­tes de Ale­po no tie­nen nin­gún entu­sias­mo por la revo­lu­ción siria…”, seña­ló, esti­man­do esta mayo­ría en más del 70% de los resi­den­tes. Abu Ahmad atri­bu­ye esta aver­sión de los habi­tan­tes de la ciu­dad a las mili­cias a los saqueos y otros abu­sos come­ti­dos por estas últi­mas. Sin embar­go, afir­ma que la res­pon­sa­bi­li­dad de estos actos recae, sobre todo, al Ejér­ci­to Sirio Libre (ASL), el cual sufre, según él, una fuer­te caí­da de popularidad.

La corres­pon­sal de la agen­cia seña­la que cono­ció a un par de sirios en un mer­ca­do ates­ta­do de la ciu­dad y que le expre­sa­ron su des­con­ten­to. “Vivía­mos en paz y segu­ri­dad has­ta el día don­de esta mal­di­ta revo­lu­ción vino a noso­tros… Roga­mos a Dios para que ayu­de al régi­men en su lucha con­tra el ESL y el terro­ris­mo… Apo­ya­mos a Su Exce­len­cia, el pre­si­den­te Bashar el-Assad para la eter­ni­dad”, escri­bie­ron en la hoja que des­li­za­ron en su mano, en lo que pare­ce ser el méto­do más en boga que uti­li­zan los sirios en las zonas ocu­pa­das por los gru­pos arma­dos (“libe­ra­das”, según el len­gua­je de muchos medios occi­den­ta­les) para expre­sar su opi­nión sin temer por sus vidas.

La corres­pon­sal seña­la que esos sen­ti­mien­tos están “lejos de ser raros” en lo que fue una ciu­dad prós­pe­ra, don­de con­vi­ven dife­ren­tes comu­ni­da­des y la vida debe aho­ra “enfren­tar­se a las difi­cul­ta­des y el caos cau­sa­do por los dife­ren­tes gru­pos de com­ba­tien­tes pro­ce­den­tes de las zonas rura­les”. Ella aña­de que en este sex­to mes de lucha, la ira aumen­ta entre los habi­tan­tes de los barrios con­tra la indis­ci­pli­na de los insur­gen­tes, los saqueos y la sen­sa­ción gene­ral de inse­gu­ri­dad, sin men­cio­nar por supues­to la fal­ta de agua corrien­te, elec­tri­ci­dad y pan.

Cabe seña­lar que más de 1.000 fábri­cas y talle­res de la que fue­ra la capi­tal eco­nó­mi­ca del país fue­ron saquea­dos y des­trui­dos por rebel­des, que han ven­di­do sus mate­ria­les y los bie­nes pro­du­ci­dos en ellos en Tur­quía. Los mili­cia­nos han saquea­do las ins­ta­la­cio­nes eléc­tri­cas e hidráu­li­cas y las rela­cio­na­das con los ser­vi­cios de salud de la ciudad.

En su entre­vis­ta, Abu Ahmad se esfuer­za para dife­ren­ciar­se del ESL indi­can­do que su gru­po, la Bri­ga­da de Tauhid, inten­ta reme­diar esta impo­pu­la­ri­dad pro­por­cio­nan­do ser­vi­cios a los habi­tan­tes, como la res­tau­ra­ción de la ener­gía eléc­tri­ca o el repar­to de pan. Fuen­tes perio­dís­ti­cas sirias han seña­la­do, sin embar­go, que miles de tone­la­das de hari­na han sido roba­dos de las tien­das sirias y se ven­den tam­bién en Turquía.

Por otro lado, el artícu­lo seña­la que los rebel­des atra­vie­san una difí­cil situa­ción ante las cre­cien­tes pre­sio­nes del Ejér­ci­to sirio. Las ban­das han crea­do, en las zonas que con­tro­lan de Ale­po, un “minis­te­rio de Defen­sa”, que no es más que un gru­po de coor­di­na­ción de las mis­mas que cele­bra reunio­nes semanales.

El prin­ci­pal pro­ble­ma, seña­lan los rebel­des, es que les fal­ta dine­ro, armas y muni­cio­nes. Afor­tu­na­da­men­te, creían, exis­ten algu­nos mece­nas “ami­gos de la liber­tad”. Hace un mes y medio, estu­vo en Ale­po un “hom­bre de nego­cios” kuwai­tí, que visi­tó dife­ren­tes “fren­tes” en la ciu­dad y al que deja­ron inclu­so hacer varios dis­pa­ros con un fusil. El kuwai­tí par­tió, según los rebel­des, muy con­ten­to y ase­gu­ran­do que resol­ve­ría todos sus pro­ble­mas, pero “nun­ca más hemos oído hablar de él”.

Al final de su artícu­lo, Bayu­mi se refie­re de nue­vo a los ver­da­de­ros habi­tan­tes de Ale­po. Ella entre­vis­ta a Abu Mayid, un obre­ro de 48 años, que tra­ba­ja­ba en una fábri­ca tex­til de la ciu­dad y care­ce aho­ra de empleo. “Que­re­mos sólo que vuel­van la paz y la segu­ri­dad”, seña­ló. Y para él son los rebel­des los que cons­ti­tu­yen el ver­da­de­ro obs­tácu­lo para este retorno a la nor­ma­li­dad. “Hemos vuel­to a la Edad de Pie­dra,” indicó.

De todos modos, la perio­dis­ta de Reuters, Yara Bayu­mi, olvi­da seña­lar que nume­ro­sos habi­tan­tes de Ale­po eran hos­ti­les a la insur­gen­cia des­de sus ini­cios y pre­sen­ta su actual recha­zo como una reac­ción a los saqueos de los mili­cia­nos. Tam­bién evi­ta lle­gar a las mis­mas con­clu­sio­nes de muchos ana­lis­tas, que seña­lan que la mili­cia ha actua­do en Ale­po en ven­gan­za por­que sus habi­tan­tes se nega­ron a unir­se a la insur­gen­cia y orga­ni­za­ron gran­des mani­fes­ta­cio­nes de apo­yo al pre­si­den­te sirio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *