Sin las Illes Balears y Valèn­cia no habrá inde­pen­den­cia! (o sí)- Jor­di Alde­guer i Fenoll

El refe­rén­dum sobre la sece­sión de la Comu­ni­tat Auto­nò­ma de Cata­lun­ya (de aho­ra en ade­lan­te CAC) ha sido uno de los prin­ci­pa­les temas de dis­cu­sión en la pasa­da cam­pa­ña elec­to­ral al Par­la­ment de la CAC. Todos los par­ti­dos u orga­ni­za­cio­nes con posi­bi­li­da­des de obte­ner repre­sen­ta­ción debie­ron posi­cio­nar­se, tan­to a favor como en contra.

CiU jugó un papel ambi­guo, como siem­pre, hablan­do de refe­rén­dum, de con­sul­ta, pero sin decir nun­ca la pala­bra “inde­pen­den­cia”. Un aná­li­sis posi­ble es que espe­ra­ba obte­ner mayo­ría abso­lu­ta al Par­la­ment para poder mani­pu­lar los tem­pos del deba­te sobre qué, como y cuan­do sería ése hipo­té­ti­co refe­rén­dum. Como se pudo ver, no solo no lle­gó a la mayo­ría abso­lu­ta, si no que se deja­ron por el camino 12 esca­ños, que fue­ron reco­gi­dos casi en su tota­li­dad por ERC, que subió 11.

Final­men­te, para con­se­guir el apo­yo de ERC a la inves­ti­du­ra de Mas se ha hecho públi­co que el eje­cu­ti­vo cata­lán con­vo­ca­rá un refe­rén­dum antes que aca­be el año 2014.

¿Cuál será el posi­cio­na­mien­to de l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta cuan­do se con­vo­que dicho referéndum?

Qui­sie­ra apor­tar una visión mía par­ti­cu­lar que espe­ro pue­da ser­vir para abrir debate.

1- Mar­co territorial:

La pri­me­ra duda que me asal­ta la cabe­za cuan­do hablan de refe­rén­dum es la más obvia; la terri­to­ria­li­dad. Evi­den­te­men­te se está hablan­do de sece­sión de la CAC, por que es su gobierno auto­nó­mi­co quien lo con­vo­ca­rá, y por que es evi­den­te que el apo­yo social al inde­pen­den­tis­mo comien­za a ser mayo­ri­ta­rio en la CAC, en con­tra­po­si­ción al esca­so apo­yo al inde­pen­den­tis­mo en el res­to de comar­cas de los Paï­sos Catalans.
Cla­ro está, que la con­sul­ta se hará entre los habi­tan­tes de la CAC, y se les plan­tea­rá la sece­sión de la CAC del Rei­no de Espa­ña, pero lo que no es tan evi­den­te es que la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta, úni­co movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta que siem­pre ha defen­di­do la uni­dad de los Paï­sos Cata­lans haya de dar apo­yo, ¿o sí?.

¿Por qué apo­yar un refe­rén­dum que no entien­de los Paï­sos Cata­lans como una úni­ca nación? Por que me per­do­na­rán los apo­lo­ge­tas de la “inde­pen­den­cia por par­tes”, pero la mayo­ría de la gen­te de la CAC que a día de hoy se pro­cla­man inde­pen­den­tis­tas entien­de que su nación son las 4 pro­vin­cias auto­nó­mi­cas, y es difí­cil ima­gi­nar qué tipo de lucha empren­de­rían des­pués de la sece­sión de la CAC esta nue­va hor­na­da de inde­pen­den­tis­tas en pro de la inde­pen­den­cia del res­to de los Paï­sos Catalans.

Y a un nivel ins­ti­tu­cio­nal, un hipo­té­ti­co futu­ro Esta­do Cata­lán inde­pen­dien­te en manos de la bur­gue­sia no será un agen­te en pos de la reuni­fi­ca­ción de los Paï­sos Catalans.

Otro tema que me gus­ta­ría apun­tar son los pobres argu­men­tos que dan los defen­so­res de la “inde­pen­den­cia por par­tes”, que con­sis­te bási­ca­men­te en la idea de que el res­to de los Paï­sos Cata­lans vivi­rán un resur­gi­mien­to de su cons­cien­cia nacio­nal ‑nacio­nal, y no regio­nal!- atraí­dos por las mara­vi­llas socia­les que se con­se­gui­rán en el nue­vo Esta­do Cata­lan inde­pen­dien­te. A este pobre argu­men­to yo le encuen­tro varios pun­tos débiles:

a) ¿Por qué razón unos terri­to­rios con una baja con­cien­cia nacio­nal, y des­es­truc­tu­ra­dos polí­ti­ca­men­te, han de vivir ese resur­gi­mien­to nacio­nal?, ¿En qué datos o pro­ce­sos his­tó­ri­cos de compara?

b) Pre­su­po­nen que en el nue­vo Esta­do Cata­lán el “nivel de vida” de la cla­se obre­ra se verá nota­ble­men­te mejorado,¿Por qué?, ¿En qué se fun­da­men­ta esa afir­ma­ción, en la tan sim­ple “balan­za eco­nó­mi­ca?, ¿Ya hemos olvi­da­do que el nue­vo Esta­do ten­drá una pro­ble­má­ti­ca pro­pia, con una bur­gue­sía pro­pia en el poder, con una patro­nal fuer­te­men­te para­pe­ta­da detrás de su par­ti­do de clase?

c) ¿Aún está pre­sen­te el meca­ni­cis­mo estú­pi­do de pen­sar que la pro­ble­má­ti­ca del País Valen­cià y las Illes Balears aca­ba­rá cuan­do siga los pasos his­tó­ri­cos del cata­la­nis­mo en la CAC? Es decir, ¿Aún hemos de espe­rar el resur­gi­mien­to cul­tu­ral que apor­te auto­es­ti­ma y con­cien­cia nacio­nal a los valen­cia­nos e insu­la­res, y que esta con­cien­cia nacio­nal sea cana­li­za­da hacia pos­tu­la­dos independentistas?

d) Del ante­rior pun­to extrai­go que los com­pa­ñe­ros apo­lo­ge­tas de la inde­pen­den­cia por par­tes eli­mi­nan las reac­cio­nes en la dia­léc­ti­ca de acción-reac­ción que la inde­pen­den­cia de la CAC vivi­ría el res­to del país. Es decir; supues­ta­men­te el Esta­do espan­yol y sus par­ti­dos del sis­te­ma no reac­cio­na­rán en las Illes Balears y el País Valen­cià el dia des­pués de la sece­sión de la CAC. ¿Una par­te del Esta­do espa­ñol se eman­ci­pa y no habrán reac­cio­nes viru­len­tas jurí­di­co-admi­nis­tra­ti­vas, polí­ti­cas o socia­les en el res­to de los Paï­sos Catalans?
Difí­cil de ima­gi­nar… Supon­go que los 4 pun­tos que men­to muy por enci­ma han sido medi­ta­dos por quién defien­de esta vía hacia la inde­pen­den­cia de toda la nación. Si es así, me gus­ta­ría leer sus conclusiones.

2-¿Avance en la lucha de clases?

Cuan­do se habla del dere­cho demo­crá­ti­co a la auto­de­ter­mi­na­ción casi siem­pre se sue­le hablar des­de una pers­pec­ti­va total­men­te idea­lis­ta: se con­si­de­ra a la nación algo a “libe­rar”, o inclu­so se habla de la nece­si­dad y dere­cho de sus habi­tan­tes a la “liber­tad”, pero no se sue­le ana­li­zar los pro­ce­sos de sece­sión des­de la pers­pec­ti­va de si eso ayu­da o para los avan­ces de las fuer­zas polí­ti­cas y/​o sin­di­ca­les de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Gra­ve error.

Pero creo que el deber de los comu­nis­tas, ‑que más que un deber, es lo que nos hace real­men­te comu­nis­tas!-, es el aná­li­sis de cla­se de cual­quier situa­ción polí­ti­ca y/​o social.

En los últi­mos meses pare­ce ser que el par­ti­do de la bur­gue­sía, CiU, apues­ta por la sece­sión, eso sí, siem­pre diré “pare­ce ser” por que nin­gún par­ti­do domi­na la mani­pu­la­ción, la ter­gi­ver­sa­ción y la con­fu­sión sobre su pro­pio pro­gra­ma, idea­rio y estra­te­gia como CiU.

Así pues, creo que las pri­me­ras pre­gun­tas que nos hemos de hacer los comu­nis­tas ‑y toda per­so­na que se con­si­de­re, al menos, “anti­ca­pi­ta­lis­ta”- es “¿Qué intere­ses ten­drá la bur­gue­sía para que­rer lide­rar esta sece­sión?, ¿Qué bene­fi­cios espe­ran obte­ner?, ¿Con qué apo­yo real cuen­ta CiU de la alta bur­gue­sís de la CAC para no fre­nar o entor­pe­cer abier­ta­men­te este pro­ce­so, y cuá­les son las pro­me­sas de CiU a ésta alta burguesía?”

¿O es que pen­sa­mos que CiU quie­re luchar por la inde­pen­den­cia por­que ese es el deseo mayo­ri­ta­rio del pue­blo tra­ba­ja­dor de la CAC? Si es así, que CiU es un alma altruis­ta que escu­cha los deseos de su pue­blo, ¿por qué no ha dado ni un paso atrás en su polí­ti­ca neoliberal?.

Como dice un dicho popu­lar de mi pue­blo “el hom­bre que daba hace mucho que murió”, y si es un bur­gués, éste no ha exis­ti­do, diría yo. Un bur­gués no rega­la nada, ¿o se nos ha olvi­da­do?. Si es cier­to que CiU quie­re lle­gar a rea­li­zar ese refe­rén­dum de auto­de­ter­mi­na­ción hemos de saber que esta­mos jugan­do a car­tas con un tahur.

3- No pode­mos ser los “ton­tos útiles”

Es evi­den­te que la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta quie­re la cons­ti­tu­ción de un nue­vo Esta­do, ¿pero a qué pre­cio?, que no se inten­te mani­pu­lar lo que yo digo dicien­do que pre­fie­ro per­ma­ne­cer por siem­pre en el Esta­do espa­ñol ‑sea capi­ta­lis­ta o socialista‑, no. Lo que digo es que no pode­mos ser los ton­tos úti­les en el pro­ce­so que CiU y ERC quie­ren diri­gir, por diver­sas razones:

1- Les daría­mos la legi­ti­mi­dad que las 120. 000 votan­tes de la CUP les han nega­do. Las per­so­nas que vota­ron a la CUP en las elec­cio­nes al Par­la­ment lo hicie­ron por que ésta can­di­da­tu­ra era el “caba­llo de Tro­ya” de los movi­mien­tos popu­la­res y socia­les, y para cana­li­zar la rabia con­tra el sis­te­ma capi­ta­lis­ta por la lucha ins­ti­tu­cio­nal. Soy de la opi­nión que la CUP no pue­de ser el “pepi­to gri­llo” de los par­ti­dos del sis­te­ma, su papel no se debe limi­tar en ser la voz crí­ti­ca cuan­do toque, debe ser quien les diga que no cuan­do sea nece­sa­rio, sien­do valien­tes y sin tapujos.

2- Des­per­di­cia­ría­mos la inci­pien­te con­fluen­cia de las dife­ren­tes corrien­tes anti­ca­pi­ta­lis­tas que empe­za­mos a aglu­ti­nar la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta alre­de­dor de la CUP. Si la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta se empie­za a visua­li­zar ‑al menos en la CAC- como el aglu­ti­na­dor del anti­ca­pi­ta­lis­mo es por nues­tra prác­ti­ca con­se­cuen­te, y no pode­mos ale­jar­nos de nues­tros alia­dos tác­ti­cos. La cons­truc­ción de la Uni­dad Popu­lar es la arti­cu­la­ción del espa­cio de con­fluen­cia del anti­ca­pi­ta­lis­mo en los Paï­sos Cata­lans bajo 3 ejes bási­cos; inde­pen­den­cia, SOCIALISMO, Paï­sos Cata­lans. Si acep­ta­mos la inde­pen­den­cia que nos ofre­cen CiU y ERC, esta­re­mos mini­mi­zan­do esta inci­pien­te con­fluen­cia y arti­cu­la­ción en los Paï­sos Catalans.

3- Rom­pe­ría­mos nacio­nal­men­te nues­tro movi­mien­to. Des­pués de más de 30 años tra­ba­jan­do en todos los terri­to­rios de los Paï­sos cata­lans por cons­truir polí­ti­ca­men­te el suje­to polí­ti­co a eman­ci­par, creo que acep­tar la inde­pen­den­cia de la CAC haría mucho daño al res­to del movi­mien­to fue­ra de ésta comu­ni­dad autó­no­ma. Supon­dría un gol­pe aní­mi­co y dis­cur­si­vo muy gran­de, pue­de que dema­sia­do, y pien­so que en el res­to del país el movi­mien­to podría ser vis­to como algo opor­tu­nis­ta e inclu­so, derro­tis­ta, que varía su dis­cru­so en cues­tión de sema­nas. Por otra par­te, a nivel interno creo que con la par­ti­ción del país, el ya difí­cil tra­ba­jo nacio­nal se vería muy per­ju­di­ca­do, y supon­dría un debi­li­ta­mien­to de las estruc­tu­ras polí­ti­cas nacio­na­les pre­ci­sa­men­te cuan­do más fal­ta hacen en el País Valen­cià y las Illes Balears.

4- Esta­ría­mos ayu­dan­do a cons­truir un Esta­do capi­ta­lis­ta, refor­zan­do sus estruc­tu­ras de cla­se y sometimiento.
Con una posi­ble vic­to­ria del Sí en el refe­rén­dum se crea­ria un nue­vo Esta­do, de fac­to, capi­ta­lis­ta. Eso, evi­den­te­men­te, nos tras­la­da­ría a un plano polí­ti­co total­men­te dife­ren­te, con nue­vos posi­cio­na­mien­tos polí­ti­cos y corre­la­ción de fuer­zas. Según mi enten­der, con la crea­ción de éste hipo­té­ti­co nue­vo Esta­do, la lucha anti­ca­pi­ta­lis­ta sufri­ría un retro­ce­so, pues todos los apa­ra­tos de los par­ti­dos polí­ti­cos “sobe­ra­nis­tas” y los mis­mos apa­ra­tos del nue­vo Esta­do esta­rían cen­tra­dos y tra­ba­jan­do por la con­so­li­da­ción del nue­vo Esta­do. Se vivi­ría un perío­do de exal­ta­ción nacio­na­lis­ta que pre­ten­de­ría negar la lucha de cla­ses, y así la bur­gue­sía alie­na­ría aun más las per­so­nas con un patio­te­ris­mo bara­to y hueco.

Tam­po­co pode­mos olvi­dar que gran par­te de estos “nue­vos inde­pen­den­tis­tas” lo son por cues­tio­nes púra­men­te eco­nó­mi­cas des­pués que par­ti­dos y colec­ti­vos inde­pen­den­tis­tas qui­sie­ran ‑y con­si­guie­ran- acu­mu­lar par­ti­da­rios a la sece­sión con la estú­pi­da con­sig­na de “Espa­ña nos roba”. Yo me pre­gun­to; “¿El dia des­pués, cuan­do Espa­ña ya no “nos robe”,qué?”. ¿Todos estos nue­vos inde­pen­den­tis­tas con­ti­nua­rán mobi­li­za­dos o serán agen­tes pasi­vos que jus­ti­fi­quen o inclu­so aprue­ben y acla­men las nue­vas estruc­tu­ras capitalistas?

4- Nues­tro poder de incidencia

Si no pode­mos deci­dir, debe­mos ser cohe­ren­tes. Deba­tien­do con com­pa­ñe­ros sobre éstos posi­cio­na­mien­tos mios, me dicen que la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta no tie­ne la inci­den­cia social, ni fuer­za en la calle, ni la pre­sen­cia en el Par­la­ment sufi­cien­te para des­equi­li­brar la balan­za hacia nues­tros obje­ti­vos, y yo me pregunto;”¿Si no pode­mos ele­gir el pla­to que que­re­mos ele­gir, por qué tene­mos que tra­gar lo que nos ofre­cen?”. ¿Por qué debe­mos acep­tar como váli­do aque­llo que siem­pre había­mos recha­za­do? ¿O es que nadie recuer­da eso de “sen­se Valèn­cia no hi ha inde­pen­dèn­cia”?, ¿O es que sim­ple­men­te nues­tras pro­cla­mas no son más que pura exal­ta­ción román­ti­ca que aban­do­nar cuan­do toca jugar a la “real­po­li­tik”?

5- Mi conclusión

A mi enten­der, tene­mos un pro­ble­ma; nos da mie­do decir que no. Y el mie­do es el peor enemi­go al que te pue­des enfren­tar: te para­li­za y aca­bas toman­do deci­sio­nes basa­das en el “qué dirán” y no en el pro­pó­si­to de avan­zar hacia nues­tros obje­ti­vos finales.

Para no caer en estos erro­res debe­re­mos ser cla­ras; si hay una mayo­ría al Par­la­ment de la CAC que quie­re empe­zar un pro­ce­so de segre­ga­ción para cons­truir un Esta­do cata­lán “inde­pen­dien­te” for­ma­do por las 4 pro­vín­cias de la CAC, con un mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral, patriar­cal, y que for­me par­te de las ins­ti­tu­cio­nes trans­na­cio­na­les capi­ta­lis­tas como la UE, el BM o la OCDE, la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta se des­vin­cu­la­rá, que no sig­ni­fi­ca que lo boicoteará.

Ésta pos­tu­ra pue­de pare­cer dema­sia­do fácil, y en cam­vio es la más difí­cil, debe­re­mos expli­car incan­sa­ble­men­te en qué está basa­da y por qué. Exi­gi­rá de todas las sec­to­ria­les de nues­tro movi­mien­to un tra­ba­jo con­jun­to, coor­di­na­do y sin fisu­ras para que no sea mani­pu­la­da por los par­ti­dos o medios de comu­ni­ca­ción del sistema.

Soy cons­cien­te que las pala­bras infan­ti­lis­ta, izquier­dis­ta o idea­lis­ta está reco­rrien­do en estos momen­tos muchas de vues­tras cabe­zas, pero no lo es! Lo que no pode­mos es escu­dar nues­tras renún­cias detrás de excu­sas tipo “hoy por hoy es lo que la gen­te quie­re” o que en la CAC ya están dadas las “con­di­cio­nes obje­ti­vas” pero no en el res­to del país, por que el deber de un movi­mien­to que se pre­ten­de revo­lu­cio­na­rio es pre­ci­sa­men­te ana­li­zar la corre­la­ción de fuer­zas que pro­vo­quen y deter­mi­nen un momen­to polí­ti­co con­cre­to, y extraer las líneas tác­ti­co-estra­té­gi­cas ópti­mas para vol­tear ésa deter­mi­na­da situa­ción y avan­zar en la lucha de cla­ses has­ta la con­quis­ta de nues­tros objetivos.

Por­que para­pe­tar­se en las “con­di­cio­nes obje­ti­vas” es negar el fac­tor cla­ve de la acti­vi­dad polí­ti­ca: la capa­ci­dad de gene­rar dis­cur­so y acción en las masa del par­ti­do o movi­mien­to polí­ti­co. Ésta ha sido la ver­da­de­ra derro­ta que los dife­ren­tes par­ti­dos comu­nis­tas euro­peos han lega­do a la izquier­da mun­dial: escon­der su refor­mis­mo y derro­tis­mo detrás de fal­sos deseos de la gen­te, la “inma­du­rez” del movi­mien­to obre­ro y popu­lar, o el mie­do a que la gen­te no enten­die­ra sus posicionamientos.

No se me esca­pa que todo lo expues­to pue­de ser reba­ti­do con el argu­men­to de que eli­mi­na­do el con­flic­to nacio­nal en una futu­ri­ble CAC inde­pen­dien­te, la lucha de cla­ses se podría visua­li­zar con mayor cla­ri­dad al con­jun­to del pue­blo tra­ba­ja­dor. Pero se de veras cree­mos que los Paï­sos Cata­lans son una úni­ca nación, y que su some­ti­mien­to polít­co al Rei­no de Espa­ña lo pro­vo­ca el sis­te­ma capi­ta­lis­ta para mayor enri­qui­mien­to de las éli­tes eco­nó­mi­cas ‑nacio­na­les o extranjeras‑, creo que lo que debe­mos hacer es redo­blar los esfuer­zos por cons­truir un dis­cur­so sin fisu­ras, cohe­ren­te y com­ba­ti­vo, fun­da­men­ta­do en las expe­rien­cias del socia­lis­mo, y saber dis­tin­guir entre tác­ti­ca y oportunismo.

Entre el van­guar­dis­mo autis­ta que pre­di­ca solo en el desier­to y el derro­tis­mo ha de haber la pos­tu­ra cohe­ren­te de no acep­tar aque­llo que no con­cuer­da con nues­tro plan­tea­mien­tos, pero que tra­ba­ja dia a dia para inver­tir el pano­ra­ma polí­ti­co y social.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.