Chomsky cali­fi­ca a Israel de gra­ve ame­na­za para paz mundial

Noam Chomsky

El reco­no­ci­do aca­dé­mi­co y exper­to en Rela­cio­nes Inter­na­cio­na­les Noam Chomsky cri­ti­có las acu­sa­cio­nes de Occi­den­te en con­tra del pro­gra­ma de ener­gía nuclear de Irán y su apo­yo al régi­men de Israel, cali­fi­can­do a este últi­mo como una “gra­ve ame­na­za para la paz mundial”.

“La ame­na­za ira­ní es abru­ma­do­ra­men­te una obse­sión de Occi­den­te, com­par­ti­da por los dic­ta­do­res ára­bes, mas no por la pobla­ción ára­be”, según infor­mó Chomsky en un artícu­lo de aná­li­sis publi­ca­do por la pági­na web del ins­ti­tu­to de noti­cias ‘Alter­Net’.

El tam­bién filó­so­fo y una de las figu­ras más des­ta­ca­das de la lin­güís­ti­ca del siglo XX ase­gu­ró que los esta­dou­ni­den­ses están sumer­gi­dos en una terri­ble “oscu­ri­dad” sobre las posi­bles con­se­cuen­cias de un Orien­te Medio dota­do con armas nuclea­res y aún más sobre el rol del Gobierno de EE.UU. en dicho esce­na­rio, tenien­do en cuen­ta al régi­men israe­lí como “úni­ca poten­cia nuclear” en la región.

En este sen­ti­do, el ana­lis­ta tam­bién se refi­rió a varias encues­tas que con­fir­man que los ciu­da­da­nos de los paí­ses ára­bes cali­fi­can a Tel Aviv y Washing­ton de una seria ame­na­za, mien­tras que una mayo­ría con­si­de­ra­ble ve las capa­ci­da­des nuclea­res per­sas como “con­tra­pe­so a estas amenazas”.

Chomsky tam­bién recor­dó el vigo­ro­so apo­yo del Movi­mien­to de Paí­ses No Ali­nea­dos (MPNA) al dere­cho de Irán a enri­que­cer ura­nio en su más recien­te reu­nión, man­te­ni­da el pasa­do agos­to en la capi­tal per­sa, Teherán.

Ante­rior­men­te, el pro­fe­sor emé­ri­to del Depar­ta­men­to de Lin­güís­ti­ca y Filo­so­fía del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Mas­sa­chu­setts (MIT, por sus siglas en inglés) había ase­gu­ra­do que EE.UU. e Israel “son la ver­da­de­ra ame­na­za para Orien­te Medio”.

Esta­dos Uni­dos e Israel, jun­to con sus alia­dos, acu­san a Tehe­rán de desa­rro­llar ener­gía nuclear con fines mili­ta­res, impu­tación tras la cual se escu­dan para ame­na­zar al país per­sa con un posi­ble ata­que mili­tar con­tra su territorio.

Irán, por su par­te, ha nega­do tal acu­sa­ción y ha mani­fes­ta­do en varias oca­sio­nes que, como miem­bro de la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca (AIEA) y sig­na­ta­rio del Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción (TNP), tie­ne dere­cho a desa­rro­llar ener­gía nuclear con fines pacíficos.

(Toma­do de RT: http://​actua​li​dad​.rt​.com/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​v​i​e​w​/​8​3​0​1​3​-​c​h​o​m​s​k​y​-​i​s​r​a​e​l​-​a​m​e​n​a​z​a​-​p​a​z​-​m​u​n​d​ial)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *