La cri­sis enri­que­ció en el 2012 aún más a los supermillonarios

Aman­cio Orte­ga, pro­pie­ta­rio de Indi­tex, es el mag­na­te que más ha aumen­ta­do su for­tu­na duran­te el año pasa­do, en el que ganó 22.200 millo­nes de dóla­res. Es el ter­cer hom­bre más rico del mun­do.

La cri­sis eco­nó­mi­ca tie­ne dimen­sio­nes mun­dia­les, pero no afec­ta a todo el mun­do. De hecho, hay quien sigue ama­san­do una for­tu­na al mar­gen del asal­to al Esta­do del bien­es­tar que esta­mos presenciando.

Los núme­ros hablan por sí mis­mos. Los 100 per­so­na­jes más ricos del pla­ne­ta gana­ron 241.000 millo­nes de dóla­res en 2012, lo que equi­va­le a 183.000 millo­nes de euros. ¿Qué repre­sen­ta esta cifra? Pues más de lo que Espa­ña gas­ta en pen­sio­nes, des­em­pleo, sani­dad y pres­ta­cio­nes socia­les en un año.

Esas son las cifras que publi­ca este miér­co­les Bloom­berg en su resu­men anual, un docu­men­to en el que des­ta­ca por enci­ma de todos el mexi­cano Car­los Slim. El hom­bre más rico del mun­do, con una for­tu­na valo­ra­da en 75.200 millo­nes de dóla­res, vio cómo los rédi­tos de sus empre­sas de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, del sec­tor inmo­bi­lia­rio o sus accio­nes en gru­pos de comu­ni­ca­ción cre­cían un 21,6% el año pasado.

Slim, que es pro­pie­ta­rio de Tel­mex, lo que le da el mono­po­lio de las comu­ni­ca­cio­nes en Méxi­co, tie­ne tam­bién nume­ro­sos nego­cios en Espa­ña. En 2011 se con­vir­tió en uno de los socios pri­va­dos más impor­tan­tes de Cai­xa­Bank y en 2012 pasó a ser el accio­nis­ta mayo­ri­ta­rio del Real Ovie­do Club de Fút­bol al poner sobre la mesa casi dos millo­nes de euros que lo sal­va­ron de la desaparición.

Sólo 16 de los 100 mayo­res mag­na­tes del mun­do vie­ron redu­cir­se sus for­tu­nas en 2012

En reali­dad, como escri­bió a Bloom­berg en un e‑mail, con su Black­berry des­de una tum­bo­na en Baha­mas, John Catsi­ma­di­tis, pro­pie­ta­rio de Red Apple Group INC, «éste ha sido un año estu­pen­do para los mil millo­na­rios». De ahí que pocos –tan sólo 16 de los 100 mayo­res poten­ta­dos per­die­ron dine­ro– que­rían que aca­ba­ra 2012.

La prue­ba de ello la tene­mos en casa. Aman­cio Orte­ga, que es el más rico de Euro­pa, se con­vir­tió en el ter­ce­ro más rico del mun­do. Tie­ne una for­tu­na de 57.500 millo­nes de dóla­res –22.200 millo­nes más que el año pasa­do– y los bene­fi­cios de sus empre­sas aumen­ta­ron un 63% mien­tras que las accio­nes del gru­po Indi­tex valen hoy en bol­sa un 67% más.

El due­ño de Zara ha pasa­do por enci­ma de la cri­sis euro­pea y su des­em­bar­co en Asia y la apues­ta por la ven­ta en inter­net le daban en sep­tiem­bre un bene­fi­cio neto de 1.655 millo­nes de euros según la Comi­sión Nacio­nal del Mer­ca­do de Valores.

Pero muchos otros super­mi­llo­na­rios vie­ron cre­cer des­me­su­ra­da­men­te sus for­tu­nas en este año de cri­sis y de reduc­cio­nes sala­ria­les para los emplea­dos y fun­cio­na­rio. El pro­pio Slim aumen­tó sus pro­pie­da­des en otros 13.400 millo­nes de dóla­res, mien­tras que mag­na­tes como el sau­dí Alwa­leed bin Talal Al Saud o el chino Lee Shau Kee engro­sa­ban sus ya inmen­sos patri­mo­nios en un 65,2% o un 42,4%, res­pec­ti­va­men­te.

El que fue­ra duran­te años el hom­bre más rico, Bill Gates, sigue sien­do el núme­ro dos de la lis­ta, como ante­rio­res años. El cofun­da­dor de Micro­soft ha aumen­ta­do sus bene­fi­cios un 12,6% y cuen­ta con un patri­mo­nio de 62.700 millo­nes de dóla­res. Mien­tras, entre los 40 pri­me­ros de la lis­ta, la úni­ca que ha vis­to dis­mi­nuir sus cuen­tas ha sido Gina Rinehart, la empre­sa­ria de las minas de Australia.

El cuar­to pues­to de las for­tu­nas mun­dia­les lo ocu­pa el Orácu­lo de Omaha, Warren Buf­fet, el empre­sa­rio exper­to en bol­sa que en los últi­mos años se ha dado a cono­cer por man­te­ner públi­ca­men­te apues­tas polí­ti­cas nada fre­cuen­tes entre los que com­par­ten lis­ta con él. Des­de el comien­zo de la cri­sis ha pedi­do san­cio­nes lega­les para los res­pon­sa­bles de los ban­cos y ha soli­ci­ta­do a Oba­ma varias veces subir los impues­tos a las gran­des for­tu­nas. Él mis­mo fue quien afir­mó: «Cla­ro que hay lucha de cla­ses, la empe­za­mos los ricos y la vamos ganan­do». Ama­sa una for­tu­na de 47.900 millo­nes de dóla­res y vive en la mis­ma casa en el cen­tro de Omaha que com­pró en 1958 por 31.500 dólares.

Tam­bién se encuen­tra en esta lis­ta, en el núme­ro 23, el con­tro­ver­ti­do Shel­don Adel­son, el mag­na­te de los casi­nos de Las Vegas Sands e impul­sor en Espa­ña de Euro­ve­gas. Con una for­tu­na de 22.700 millo­nes de dóla­res, Adel­son ha aumen­ta­do su patri­mo­nio un 14,2% en el últi­mo año. En este mis­mo perío­do, la Jus­ti­cia esta­dou­ni­den­se le ha abier­to dos inves­ti­ga­cio­nes. Una vie­ne por pre­sun­tos sobor­nos a auto­ri­da­des loca­les en Chi­na para faci­li­tar sus nego­cios y per­mi­tir la pros­ti­tu­ción en los loca­les que tie­ne allí. La otra, por blan­queo de dine­ro en sus casi­nos pro­ce­den­te de los cár­te­les de la dro­ga meji­ca­nos. Ade­más, fue el prin­ci­pal finan­cia­dor de la cam­pa­ña del rival de Oba­ma, Mitt Rom­ney, en las últi­mas elec­cio­nes de Esta­dos Uni­dos, tras dar gran­des can­ti­da­des de dine­ro al fra­ca­sa­do can­di­da­to ultra­de­re­chis­ta Newt Gingrich.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *