Eus­kal Memo­ria pre­sen­ta «Oso latza izan da»

Eus­kal Memo­ria ha pre­sen­ta­do su últi­mo tra­ba­jo mono­grá­fi­co, “Oso latza izan da. La tor­tu­ra en Eus­kal Herria”, jun­to con repre­sen­tan­tes de Egia­ri Zor y Tor­tu­ra­ren Aur­ka­ko Tal­dea, y más de 200 per­so­nas que han sido tor­tu­ra­das duran­te las últi­mas cin­co déca­das. Una apor­ta­ción basa­da en el tra­ba­jo colec­ti­vo, para cono­cer la ver­dad sobre la tor­tu­ra y la impu­ni­dad que rodea a esta realidad.

Julen Arzua­ga, escri­tor y coor­di­na­dor del tra­ba­jo, ha sub­ra­ya­do la dimen­sión del tra­ba­jo, que reco­ge cien­tos de tes­ti­mo­nios, cuyos reta­zos for­man el tes­ti­mo­nio colec­ti­vo de la tor­tu­ra: “Este tra­ba­jo es un ejer­ci­cio de reco­no­ci­mien­to. Un tri­bu­to a tan­tas per­so­nas, a tan­tas vas­cas y vas­cos que han teni­do que guar­dar en silen­cio sus viven­cias. Sin embar­go, este tra­ba­jo no es defi­ni­ti­vo. Que sir­va para cono­cer la ver­dad y abrir el camino de la jus­ti­cia, para dar un paso y reco­no­cer nues­tra memoria”.

Las per­so­nas tor­tu­ra­das, víc­ti­mas no reconocidas
Unai Romano, repre­sen­tan­te de Egia­ri Zor, ha pues­to de mani­fies­to la reali­dad ocul­ta de las per­so­nas tor­tu­ra­das. “menos me sien­to afec­ta­do por una de las vio­len­cias que han con­flui­do en ese con­flic­to. Ese mis­mo que una de las par­tes se resis­te a reco­no­cer y a cerrar. Des­de esa pers­pec­ti­va me inte­gré en Egia­ri Zor, una fun­da­ción que agru­pa y da voz a todas las per­so­nas gol­pea­das por la repre­sión y que sen­tían que su pro­pia exis­ten­cia y rela­to eran nega­dos y ocul­ta­dos. Hoy tomo la pala­bra como por­ta­voz de Egia­ri Zor, y lo hago para diri­gir­me a quie­nes me tor­tu­ra­ron e hicie­ron posi­ble aquel mal­tra­to, con­tra mí y con­tra alre­de­dor de diez mil hom­bres y muje­res de Eus­kal Herria. Aun­que no haya­mos hecho vic­ti­mis­mo, somos víc­ti­mas de esa lacra”.
Para ello, ha sub­ra­ya­do que no es sufi­cien­te con denun­cias gené­ri­cas: “Que nadie elu­da su res­pon­sa­bi­li­dad fren­te a déca­das de bañe­ra, elec­tro­dos, gol­pes, gri­tos, fle­xio­nes, vio­la­cio­nes, silen­cio, tole­ran­cia, com­pli­ci­dad y encu­bri­mien­to, todas las per­so­nas que hoy com­pa­re­ce­mos aquí hace­mos públi­ca nues­tra deter­mi­na­ción de exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des a quie­nes tor­tu­ran, a quie­nes lo hacen posi­ble y a quie­nes nie­gan que esto ocu­rra o haya ocu­rri­do. La paz y la liber­tad de Eus­kal Herria exi­gen aca­bar defi­ni­ti­va­men­te con la infa­mia de negar y escon­der la tortura”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *