Sobre Eus­ko Ekintza

eusko-ekintzaEl pasa­do fin de sema­na se pre­sen­tó en Altsa­su la nue­va for­ma­ción polí­ti­ca Eus­ko Ekin­tza (EEK). Un par­ti­do que como afir­man sus pro­mo­to­res se sitúa en el espa­cio natu­ral de la izquier­da aber­tza­le y en EH Bildu.

Esta pre­sen­ta­ción levan­tó cier­ta expec­ta­ción en los medios y fue reci­bi­da mode­ra­da­men­te bien por algu­nos car­gos ins­ti­tu­cio­na­les del sobe­ra­nis­mo de izquier­da. Tam­bién se pro­du­jo algu­na que otra pol­va­re­da o con­fu­sión en diver­sos sec­to­res de la socie­dad vas­ca así como de la pro­pia izquier­da aber­tza­le. Y es que es posi­ble que algu­nos no sepan, no quie­ran saber o lle­ven dema­sia­do tiem­po cerran­do los ojos ante una reali­dad evi­den­te que se ha abier­to paso en los últi­mos tiem­pos y que posi­ble­men­te pudie­ra haber sido evitada.

Algu­nas reac­cio­nes han demos­tra­do ade­más una fuer­te incohe­ren­cia: Por una par­te lle­var tiem­po ins­ta­la­dos en la crí­ti­ca a la crí­ti­ca, bas­tan­te vacía y que solía con­cluir con un “Aquí no hay sitio para otras pos­tu­ras. For­máis un par­ti­do y nos dejáis en paz” y una vez que un sec­tor deci­de lle­var a cabo la for­ma­ción de un par­ti­do: “En vez de dis­cu­tir esas cosas den­tro ¿Para qué for­máis un par­ti­do?”.

¿Para qué?

Y es una bue­na pre­gun­ta. ¿Para qué?. La sín­te­sis más con­ci­sa que he encon­tra­do ha sido la resu­mi­da por uno de los pro­mo­to­res de Eus­ko Ekin­tza en su pági­na web per­so­nal: “Pre­vio a la lega­li­za­ción de la coa­li­ción Bil­du, una serie de per­so­nas ‑algu­nos vie­jos cono­ci­dos- comen­za­mos de nue­vo a entrar en rela­ción para impul­sar un movi­mien­to aber­tza­le de izquier­das acor­de con su com­po­si­ción plu­ral. Los derro­te­ros que han toma­do los acon­te­ci­mien­tos nos han lle­va­do a coin­ci­dir en el aná­li­sis y en la apues­ta por la cons­truc­ción de una Eus­kal Herria coope­ra­ti­va des­de la base, algo que por defec­to, hemos vis­to con­tra­pues­to por la deri­va que toma­ba el pro­ce­so de re-arti­cu­la­ción uni­di­rec­cio­nal y par­ti­dis­ta de lo que se supo­nía que era el con­jun­to de la izquier­da aber­tza­le socio­ló­gi­ca. Sin más y sin menos.” (…) “La for­ma par­ti­do está ago­ta­da, pero por des­gra­cia la han impues­to como úni­co lugar de deci­sio­nes del sobe­ra­nis­mo de izquier­das vas­co. Y, ade­más, con el ries­go aña­di­do de que ‑por su com­po­si­ción y deri­va des­de Bil­du has­ta EH Bil­du, pasan­do por Amaiur- se esta­ba esco­ran­do peli­gro­sa­men­te hacia la social­de­mo­cra­cia. Segui­mos pen­san­do que la úni­ca mane­ra de avan­zar es la for­ma movi­mien­to y que ésta debe equi­li­brar la for­ma polí­ti­ca a tra­vés de las ins­ti­tu­cio­nes de base, como ele­men­to de cone­xión rever­si­ble entre la uni­dad popu­lar de base asam­blea­ria y la repre­sen­ta­ción polí­ti­ca de la misma”.

En resu­mi­das cuen­tas, una para­do­ja de hacer un par­ti­do para inten­tar impul­sar una uni­dad popu­lar. EH Bil­du se ha arti­cu­la­do en torno a dife­ren­tes for­ma­cio­nes polí­ti­cas y ésto ha empu­ja­do a un sec­tor que no se encuen­tra lo sufi­cien­te­men­te iden­ti­fi­ca­do con Sor­tu ni con nin­gú­na otra for­ma­ción polí­ti­ca a orga­ni­zar­se en par­ti­do para poder tra­ba­jar en la uni­dad de fuerzas.

Sin embar­go, colo­car a EH Bildu,o al fren­te ins­ti­tu­cio­nal como el eje prio­ri­ta­rio de acu­mu­la­ción de fuer­zas posi­ble­men­te sea el mis­mo error que está come­tien­do todo el sobe­ra­nis­mo de izquier­da. Ya que siem­pre será una acu­mu­la­ción de fuer­zas don­de pri­ma­rá lo elec­to­ral y lo institucional.

Es nece­sa­ria una orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria y socia­lis­ta inde­pen­dien­te pero par­tí­ci­pe de la uni­dad popu­lar para por una par­te man­te­ner la lla­ma his­tó­ri­ca del socia­lis­mo revo­lu­cio­na­rio que es par­te de la uni­dad popu­lar aun­que no lo es todo, ya que la uni­dad popu­lar es plu­ral, y para gene­rar, sus­ten­tar y ali­men­tar al movi­mien­to popu­lar. Y eso nun­ca lo podrá rea­li­zar nin­gún partido.

Con­clu­sio­nes

Lo cier­to es que la entra­da de Eus­ko Ekin­tza pue­de ero­sio­nar el carác­ter de izquier­da y otros fac­to­res en Sor­tu o qui­zás con el tiem­po refor­zar­los pero de momen­to es una incóg­ni­ta. La fecha esco­gi­da para la pre­sen­ta­ción no ayu­da a ello ya que el pro­ce­so de cons­ti­tu­ción de Sor­tu está toda­vía vigente.

Algo no se habrá hecho bien para que se haya lle­ga­do a esta situa­ción y posi­ble­men­te las res­pon­sa­bi­li­da­des sean múltiples.

En cual­quier caso, es intere­san­te que sec­to­res liber­ta­rios e inclu­so de EA hayan dado el paso de situar­se no ya “jun­to a” sino en la izquier­da aber­tza­le y el anti­ca­pi­ta­lis­mo, lo cual tam­bién se pue­de enten­der como una progresión.

El MLNV a lo lar­go de su his­to­ria ha con­ta­do con diver­sos par­ti­dos. Ya en la crea­ción de Herri Bata­su­na cua­tro par­ti­dos como ANV, HASI, ESB y LAIA die­ron cuer­po a la uni­dad popu­lar jun­to a KAS e inde­pen­dien­tes y en épo­cas pre­vias a las ile­ga­li­za­cio­nes ANV con­vi­vía con Bata­su­na. Aun así, solo ha exis­ti­do una úni­ca uni­dad popu­lar en la izquier­da aber­tza­le. Y eso en mi opi­nión sería lo deseable.

La izquier­da aber­tza­le, Eus­ko Alkar­ta­su­na, Alter­na­ti­ba , Ara­lar o AB cubren unos espa­cios don­de no se pue­de pasar el rodi­llo y es impor­tan­te y estra­té­gi­co que cada mar­co man­ten­ga el per­fil que decida.

El anti­ca­pi­ta­lis­mo mili­tan­te y los sec­to­res más pega­dos a la calle de la izquier­da aber­tza­le his­tó­ri­ca están infra-repre­sen­ta­dos en las coa­li­cio­nes sobe­ra­nis­tas de izquier­da y eso es algo que tie­ne doble vía de reso­lu­ción, por una par­te en la pro­pia Sor­tu como uni­dad popu­lar de la izquier­da aber­tza­le don­de todos los sec­to­res pue­dan lle­gar a sen­tir­se a gus­to (tra­ba­jo nos fal­ta por hacer) y en las coa­li­cio­nes sobe­ra­nis­tas de izquier­da que has­ta el momen­to están arti­cu­la­das en base a par­ti­dos y qui­zás otro tipo de arti­cu­la­cio­nes sean más efi­ca­ces de cara a la acu­mu­la­ción de fuerzas.

Es posi­ble que en los últi­mos tiem­pos se haya que­ri­do abar­car hacia afue­ra des­cui­dan­do la base natu­ral e his­tó­ri­ca. Espe­re­mos que las rela­cio­nes de Sor­tu con Eus­ko Ekin­tza lle­ven al enten­di­mien­to, sabien­do ges­tio­nar bien las posi­bles dis­cre­pan­cias, así como con el res­to del inde­pen­den­tis­mo y sobe­ra­nis­mo de izquier­da de este país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *