LAB aler­ta de una nue­va nor­ma­ti­va que dota a la patro­nal con ins­tru­men­tos para incum­plir lo pac­ta­do en los convenios


El Depar­ta­men­to de Empleo y Asun­tos Socia­les del Gobierno Vas­co ha noti­fi­ca­do del pro­yec­to de decre­to de cra­ción de la comi­sión vas­ca de reso­lu­ción de dis­cre­pan­cias sobre la inapli­ca­ción de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los con­ve­nios colec­ti­vos. Es un decre­to que en desa­rro­llo de la refor­ma labo­ral crea una comi­sión para some­ter a las par­tes a un arbi­tra­je obli­ga­to­rio para que la patro­nal pue­da incum­plir lo pac­ta­do en los con­ve­nios. LAB ha mos­tra­do en rue­da de pren­sa su total des­acuer­do con el desa­rro­llo de dicha nor­ma­ti­va y ha inter­pe­la­do a las ins­ti­tu­cio­nes y más con­cre­ta­men­te al nue­vo Gobierno Vas­co para que blin­de en nues­tro ámbi­to el dere­cho a la nego­cia­ción colec­ti­va.
Posi­ción del sin­di­ca­to LAB sobre la crea­ción de una comi­sión vas­ca para favo­re­cer la inapli­ca­ción de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los con­ve­nios colectivos

«Con fecha de 13 de noviem­bre de 2012 median­te correo cer­ti­fi­ca­do se nos ha noti­fi­ca­do por par­te del Depar­ta­men­to de Empleo y Asun­tos Socia­les el Pro­yec­to de Decre­to de crea­ción de la Comi­sión vas­ca de reso­lu­ción de dis­cre­pan­cias sobre inapli­ca­ción de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los con­ve­nios colec­ti­vos, y se nos con­ce­de un pla­zo de 20 dias hábi­les para rea­li­zar las ale­ga­cio­nes que con­si­de­re­mos oportunas.

Se tra­ta de un Decre­to cuyo obje­ti­vo, en desa­rro­llo del Real Decre­to Ley 3/​2012 (refor­ma labo­ral), es cons­ti­tuir en nues­tro ámbi­to la comi­sión, de cárac­ter tri­par­ti­to, para el des­cuel­gue de los con­ve­nios some­tien­do a las par­tes a un arbi­tra­je obli­ga­to­rio. Hay que recor­dar que en res­pues­ta a esa refor­ma en Eus­kal Herria se reali­zó una huel­ga general.

Este pro­yec­to ha sido ela­bo­ra­do por el gobierno ante­rior y a la espe­ra de que se acla­re cuál es la posi­ción del nue­vo gobierno al res­pec­to, LAB mues­tra su abso­lu­to des­acuer­do con el desa­rro­llo de dicha normativa.

La nor­ma­ti­va pro­pues­ta soca­va el valor de la nego­cia­ción colec­ti­va al que­dar afec­ta­da su natu­ra­le­za acor­da­da y bila­te­ral así como su cárac­ter vin­cu­lan­te. Es la anti-nego­cia­ción colec­ti­va y supo­ne modi­fi­car el cárac­ter del mode­lo de rela­cio­nes labo­ra­les hacia un mode­lo basa­do en la uni­la­te­ra­li­dad para incum­plir lo pac­ta­do (sea con­ve­nio pro­vin­cial o de empre­sa) por par­te de la patronal.

La nece­si­dad de las empre­sas de ade­cuar­se a las nue­vas situa­cio­nes que pue­dan plan­tear­se en base a razo­nes eco­nó­mi­cas, téc­ni­cas u orga­ni­za­ti­vas, no pue­de jusi­ti­fi­car de nin­gu­na mane­ra la sus­ti­tu­ción de la volun­tad de las par­tes nego­cia­do­ras por un ter­ce­ro a tra­vés de la Comi­sión que se pro­po­ne, o en su caso por la impo­si­ción a tra­vés de la mis­ma de arbi­tra­jes obligatorios.

Nos pare­ce impor­tan­te recor­dar que hoy en el ámbi­to de la CAV (Nava­rra cuen­ta con un ente simi­lar como es el Tri­bu­nal Labo­ral de Nava­rra) los agen­tes sin­di­ca­les y patro­na­les con­ta­mos con un orga­nis­mo para la reso­lu­ción extra­ju­di­cial de con­flic­tos como es el PRECO, fru­to de un Acuer­do Inter­pro­fe­sio­nal que con­ci­ta el acuer­do de la patro­nal y todos los sin­di­ca­tos. Ade­más, es tam­bién impor­tan­te seña­lar que uno de los últi­mos acuer­dos toma­dos en su seno, con la con­for­mi­dad de la tota­li­dad de sus inte­gran­tes sin­di­ca­les y patro­nal, es el carac­ter volun­ta­rio del arbi­tra­je. Por lo tan­to, con este pro­yec­to de decre­to se pren­ten­de limi­tar la acti­vi­dad del PRECO en favor de una Comi­sión, que nos atre­ve­mos a ade­lan­tar no va a con­ci­tar las mayo­rías sin­di­ca­les con las que hoy sí cuen­ta el PRECO y, por lo tan­to, solo se va a poder desa­rro­llar des­de la impo­si­ción y ata­que al dere­cho a la nego­cia­ción colectiva.

Poder incum­plir lo pac­ta­do vía arbi­tra­je obli­ga­to­rio (si pudie­ran lo harían de for­ma total­men­te uni­la­te­ral, sin inter­fe­ren­cia de nin­gún ter­ce­ro), es una vie­ja pre­ten­sión empre­sa­rial. Hay que recor­dar que el ante­rior inten­to para lograr un Acuer­do Inter­pro­fe­sio­nal para blin­dar nues­tro ámbi­to de nego­cia­ción fra­ca­só por la ava­ri­cia de CONFEBASK, que qui­so impo­ner en aquel acuer­do el arbi­tra­je. Aho­ra pare­ce ser que, una vez des­car­ta­do que eso no se pue­de acor­dar con los sin­di­ca­tos, han encon­tra­do otra vía. Que el Gobierno Vas­co ceda al chan­ta­je de la patro­nal y que lo impon­ga vía decre­to. LAB va a luchar para inten­tar impe­dir que sal­ga ade­lan­te este decreto.

La posi­ción de CONFEBASK res­pec­to a este tema, es incom­pa­ti­ble con la vía del acuer­do y es optar por la con­fron­ta­ción pura y dura. El obje­ti­vo de todo esto no es otro que, impo­ner un mode­lo total­men­te des­re­gu­la­do en cuan­to a garan­ti­zar dere­chos a la par­te tra­ba­ja­do­ra y al mis­mo tiem­po regu­lar la supe­rio­ri­dad y la uni­la­te­ra­li­dad para la par­te empre­sa­rial. Se rom­pe del todo el poco equi­li­brio exis­ten­te entre las partes.

Este mode­lo va a ser una fuen­te cons­tan­te de con­flic­tos labo­ra­les y ese des­or­den y esa con­fli­ci­ti­vi­dad, va a ser el prin­ci­pal obs­tácu­lo para abor­dar el nece­sa­rio pro­ce­so de cons­truir un mode­lo pro­pio de rela­cio­nes labo­ra­les, acor­de a las nece­si­da­des eco­nó­mi­cas y socia­les de este país.

Tam­bién hace­mos un lla­ma­mien­to al res­to de sin­di­ca­tos para que haga­mos todo lo posi­ble para impo­si­bi­li­tar que este decre­to sal­ga ade­lan­te. Todos los sin­di­ca­tos, en las dife­ren­tes mesas de nego­cia­ción mos­tra­mos nues­tro des­acuer­do con este tema. Es por ello que es momen­to de plan­tar­nos dejan­do bien cla­ro des­de el prin­ci­pio que no vamos a par­ti­ci­par en dicha comi­sión ni en foros simi­la­res a éste en otros ámbitos.

Son ya muchos los ata­ques que está sufrien­do el dere­cho a la nego­cia­ción colec­ti­va y éste es uno más. Esta­mos en una situa­ción de emer­gen­cia social y en este con­tex­to es pri­mor­dial man­te­ner el dere­cho a la nego­cia­ción colec­ti­va en nues­tro ámbi­to y con carác­ter vin­cu­lan­te. Es un ins­tru­men­to fun­da­men­tal y nece­sa­rio para los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, jun­to a los pre­su­pues­tos y a la polí­ti­ca fis­cal para el repar­to de la rique­za gene­ra­da, en la medi­da que regu­la los sala­rios y las con­di­cio­nes labo­ra­les. Es en defi­ni­ti­va, un ins­tru­men­to para defen­der el empleo digno y para poner freno a la pobreza.

Se tra­ta del mode­lo de país que que­re­mos cons­truir y en este sen­ti­do, las ins­ti­tu­cio­nes o los par­ti­dos polí­ti­cos debe ser par­te acti­va para defen­der la nego­cia­ción colec­ti­va, tie­nen res­pon­sa­bi­li­da­des, no pue­den ser meros espec­ta­do­res. La nego­cia­ción colec­ti­va no com­pe­te sola­men­te a la patro­nal y a los sin­di­ca­tos. Es una cues­tión que supera, que va más allá de la pro­pia diná­mi­ca de nego­cia­ción en los sec­to­res, en las empre­sas etc. Debe ocu­par un lugar en la agen­da política

Hace­mos una peti­ción expre­sa a las ins­ti­tu­cio­nes y agen­tes polí­ti­cos y espe­cial­men­te al nue­vo Gobierno Vas­co y al PNV para:

● Que para­li­ce el desa­rro­llo del Pro­yec­to de Decre­to de crea­ción de la Comi­sión vas­ca de reso­lu­ción de dis­cre­pan­cias sobre inapli­ca­ción de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los con­ve­nios colectivos.
No es com­pa­ti­ble hablar de los acuer­dos que nece­si­ta este país y a la vez ceder ante la pre­sión de CONFEBASK crean­do dicha comi­sión. El nue­vo Gobierno Vas­co no pue­de gober­nar aten­dien­do úni­ca y exclu­si­va­men­te a las nece­si­da­des patro­na­les. En este sen­ti­do, es hora de que le diga a CONFEBASK que no pue­den seguir des­tru­yen­do empleo, sin garan­ti­zar el dere­cho a la nego­cia­ción colec­ti­va o ata­can­do los dere­chos labo­ra­les y sala­ria­les de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca. Ya es hora de empe­zar a ver esfuer­zos tam­bién por par­te de CONFEBASK y no, como está sien­do has­ta aho­ra, que quie­nes no han gene­ra­do la cri­sis sean los úni­cos paga­nos de la misma.

● Que se tomen todas las deci­sio­nes polí­ti­cas nece­sa­rias para rei­vin­di­car y para blin­dar el mar­co vas­co de nego­cia­ción colec­ti­va en el ámbi­to públi­co y pri­va­do. El espa­cio de nego­cia­ción es el ámbi­to vas­co, aquí debe­mos nego­ciar sin nin­gu­na inje­ren­cia exter­na y los acuer­dos adop­ta­dos ten­drán prio­ri­dad apli­ca­ti­va res­pec­to a los esta­ta­les. Para ello:

− cuan­do la ins­ti­tu­ción es la emplea­do­ra no apli­car los recor­tes que se impo­nen des­de Madrid y tomar cuan­tas deci­sio­nes sean nece­sa­rias para garan­ti­zar que las con­di­cio­nes labo­ra­les y sala­ria­les labo­ra­les de sus emplea­dos y emplea­das se deci­dan en nues­tro ámbi­to sin nin­gu­na injerencia
− inter­pe­lar a la patro­nal para que blin­de el mar­co vas­co de negociación»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.