Hom­bres, muje­res y niños sufren tor­tu­ra y vio­la­cio­nes de for­ma ruti­na­ria en las pri­sio­nes ira­quíes. Los cul­pa­bles, impunes

Dirk Adriaen­sens
Tra­du­ci­do para Iraq­So­li­da­ri­dad y Tri­bu­nal BRus­sells por Ricar­do Gar­cía Pérez
Iraq­So­li­da­ri­dad Duran­te los inte­rro­ga­to­rios, las pre­sas han sido some­ti­das a tor­tu­ra median­te des­car­gas eléc­tri­cas, pali­zas y vio­la­cio­nes por par­te de los inves­ti­ga­do­res. Tam­bién han pade­ci­do vio­la­cio­nes por par­te de la poli­cía y de los guar­dias que las cus­to­dian duran­te el tras­la­do a la cár­cel de muje­res de Bagdad.
Hamid al-Mutlaq, miem­bro del Comi­té de Defen­sa y Segu­ri­dad, ponien­do sobre avi­so tan­to a Nou­ri al-Mali­ki, Coman­dan­te en Jefe de las Fuer­zas Arma­das, como a Sadoon al-Dulai­mi, Minis­tro de Defen­sa, ha habla­do de la tor­tu­ra en las cár­ce­les ira­quíes y ha dicho que los guar­dias de pri­sio­nes vio­lan a las pre­sas las pre­sas son vio­la­das de for­ma. Al-Mutlaq decla­ró en una rue­da de pren­sa cele­bra­da en el Par­la­men­to que hay muchas pre­sas a las que se tor­tu­ra de for­ma ruti­na­ria y que los res­pon­sa­bles de esta situa­ción son al-Mali­ki y al-Dulai­mi. Tam­bién aña­dió que es inacep­ta­ble que no se cas­ti­gue a los fun­cio­na­rios cul­pa­bles de vio­lar y tor­tu­rar a las muje­res y a los niños. Del mis­mo modo citó los nom­bres de los pre­sos que falle­cie­ron como con­se­cuen­cia de las tor­tu­ras: Muham­mad Judair Ubaid, Muham­mad Muhi Shar­ji, Ibrahim Adnan Salih, Mah­mud Ubaid Jamil, Hamed Jamil, Fadil Abdu­làa, Omar Hisham y Muham­mad Jasim Mezhir.
Al-Mutlaq seña­ló que el ejér­ci­to y los cuer­pos de segu­ri­dad ira­quíes rea­li­zan muchas reda­das y detie­nen arbi­tra­ria­men­te a ciu­da­da­nos para chan­ta­jear­los pro­me­tién­do­les que serán pues­tos en liber­tad bajo fian­za. Afir­mó que el gobierno y el Par­la­men­to ira­quí son res­pon­sa­bles de esta situa­ción de ilegalidad.

En agos­to, una fuen­te cer­ca­na a los círcu­los de segu­ri­dad reve­ló que los fun­cio­na­rios de los cen­tros de deten­ción de Bag­dad ejer­cen todo tipo de tor­tu­ras sobre los pre­sos, como con­se­cuen­cia de las cua­les muchos de ellos murieron.

El dipu­tado Hamid al-Mutlaq atri­bu­ye a Nou­ri al-Mali­ki y al Tri­bu­nal Supre­mo la res­pon­sa­bi­li­dad de las vio­la­cio­nes come­ti­das en las cár­ce­les con­tra las muje­res ira­quíes y exi­ge la pues­ta en liber­tad de estas víc­ti­mas, al tiem­po que pre­gun­tó por qué que­dan impu­nes tan ver­gon­zo­sas prácticas.

Al Mutlaq decla­ró: “[…] La situa­ción de la segu­ri­dad se ha dete­rio­ra­do has­ta un extre­mo que no se pue­de tole­rar como el hecho de que los ser­vi­cios de segu­ri­dad vio­len la dig­ni­dad de las muje­res duran­te las detenciones”.

Mutlaq mani­fes­tó su pesar por el hecho de que se deten­ga a muje­res y a sus hijas de más de 12 años bajo la acu­sa­ción de terrorismo.

La situa­ción de inde­fen­sión legal y vio­la­ción que pade­cen las pre­sas ira­quíes se está con­vir­tien­do en un gra­ve pro­ble­ma para Mali­ki, pues cada vez más dipu­tados, orga­ni­za­cio­nes civi­les ira­quíes y la pobla­ción denun­cian los abu­sos de las fuer­zas de segu­ri­dad del gobierno.

El jeque sufí Omar al-Nai­mi, emir de las tri­bus Naim de Iraq, ins­tó al pri­mer minis­tro Nou­ri al-Mali­ki y al por­ta­voz par­la­men­ta­rio ira­quí Osa­ma Nujai­fi a abrir de inme­dia­to una inves­ti­ga­ción sobre el caso de las muje­res ira­quíes dete­ni­das que pade­cen vio­la­cio­nes fla­gran­tes en la cár­cel de muje­res de Bagdad.

En una nota de pren­sa emi­ti­da por su ofi­ci­na el 25 de noviem­bre afir­mó que “[…] se reci­ben denun­cias de pre­sas ira­quíes acu­sa­das de deli­tos múl­ti­ples, en su mayo­ría de terro­ris­mo, que afir­man estar some­ti­das a tor­tu­ras y violaciones”.

El par­la­men­ta­rio Jalid Abdu­llá al-Alwa­ni requi­rió al gobierno ira­quí que faci­li­ta­ra la entra­da a las cár­ce­les de muje­res a las orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil con el fin de que éstas pres­ten ser­vi­cios a las inter­nas y exa­mi­nen la situa­ción en que se encuentran.

Alwa­ni decla­ró: “[…] Con­de­na­mos el silen­cio del gobierno ante los deli­tos de tor­tu­ra y de vio­la­ción que se come­ten en el inte­rior de las cár­ce­les de muje­res”, e ins­tó a que “[…] Los fun­cio­na­rios reve­len el nom­bre de los cul­pa­bles de estos ver­gon­zo­sos actos y a que, al mis­mo tiem­po, recla­men que se con­de­ne a los guar­dia­nes cul­pa­bles a la máxi­ma pena”, y aña­dió: “[…] La dig­ni­dad de nues­tras muje­res es la dig­ni­dad de todos los iraquíes».

El 26 de noviem­bre, cen­te­na­res de ciu­da­da­nos se mani­fes­ta­ron en el cen­tro de Rama­di, capi­tal de la pro­vin­cia de al-Anbar, para pedir al gobierno que ini­cia­ra la inves­ti­ga­ción de las vio­la­cio­nes de los Dere­chos Huma­nos come­ti­das con­tra las muje­res en los cen­tros de detención.

Los mani­fes­tan­tes agi­ta­ban pan­car­tas en las que exi­gían al gobierno que inves­ti­ga­ra a fon­do estas vio­la­cio­nes y crea­ra una comi­sión para ana­li­zar la situa­ción de las dete­ni­das en las cár­ce­les y dife­ren­ciar entre quie­nes habían sido dete­ni­das injus­ta­men­te y los ele­men­tos terroristas.

El 21 de octu­bre, un equi­po de la ONG ira­quí Hamu­ra­bi publi­có su pri­mer infor­me sobre la espan­to­sa situa­ción que se vive en la cár­cel de muje­res de Bag­dad y la de sus 31 pre­sas con­de­na­das a muer­te por acu­sa­cio­nes de terro­ris­mo al ampa­ro del Artícu­lo 4. El infor­me afir­ma que duran­te los inte­rro­ga­to­rios los fun­cio­na­rios han tor­tu­ra­do a las muje­res con des­car­gas eléc­tri­cas, pali­zas y vio­la­cio­nes. Tam­bién la poli­cía y los guar­dias que las cus­to­dia­ban duran­te el tras­la­do de la pri­sión de Tas­fi­rat a la cár­cel de muje­res de Bag­dad las vio­la­ron. Dos miem­bros de la orga­ni­za­ción Ham­mu­ra­bi, William War­da y Pas­cal War­da, este últi­mo anti­guo minis­tro de medio ambien­te, reci­bie­ron auto­ri­za­ción para visi­tar la cár­cel. Dije­ron que las pre­sas del corre­dor de la muer­te sufrían enfer­me­da­des infec­cio­sas y sar­na [1]. “[…] No reci­ben nin­gu­na aten­ción sani­ta­ria, no se les per­mi­te bañar­se y solo se pue­den cam­biar de ropa una vez al mes, lo que agra­va su esta­do de salud”. La ONG afir­mó que los niños encar­ce­la­dos con sus madres son “[…] bom­bas de relo­je­ría que pue­den explo­tar en cual­quier momento”.

La orga­ni­za­ción tam­bién seña­la­ba en su infor­me que hay 21 niños, algu­nos de ellos muy peque­ños, que viven en la cár­cel de muje­res y “[…] Sufren cas­ti­go sin haber come­ti­do nin­gún deli­to”. En la pri­sión de muje­res hay un total de 414 dete­ni­das, de eda­des que osci­lan entre los 20 y los 65 años. Entre las inter­nas había 18 muje­res con­de­na­das a muer­te, y todas se que­ja­ban de negli­gen­cias y vio­len­cia de diver­so tipo.

Pas­cal War­da, que enca­be­zó el equi­po de la orga­ni­za­ción Ham­mu­ra­bi, afir­mó que las con­di­cio­nes en que viven las pre­sas, con­de­na­das por ser terro­ris­tas sui­ci­das, son lamen­ta­bles e intolerables.

El infor­me cita­ba a un juez sin iden­ti­fi­car que seña­la que “[…] Duran­te todo el pro­ce­so de inves­ti­ga­ción se come­ten vio­la­cio­nes” y reco­men­da­ba la par­ti­ci­pa­ción de las fun­cio­na­rias de segu­ri­dad, pues se redu­ci­rían las posi­bi­li­da­des de come­ter abusos.

Gru­pos inter­na­cio­na­les de defen­sa de los Dere­chos Huma­nos se han que­ja­do en varias oca­sio­nes de la per­vi­ven­cia de la tor­tu­ra en las cár­ce­les ira­quíes, que se uti­li­za para arran­car con­fe­sio­nes a los dete­ni­dos, así como de la uti­li­za­ción de cár­ce­les secretas.

El 8 de mar­zo de 2012 la perio­dis­ta Sere­ne Assir, miem­bro del Tri­bu­nal BRus­sells, des­cri­bió con exac­ti­tud en Ira­qi Women: Resi­lien­ce Amid Horror cuál era la situa­ción de las pre­sas en gene­ral en el Iraq actual.

En la actua­li­dad hay miles de muje­res en pri­sio­nes que están suje­tas a la juris­dic­ción del Minis­te­rio del Inte­rior o del ejér­ci­to, entre­na­do por EE UU y Rei­no Uni­do. Según la vete­ra­na acti­vis­ta ira­quí Asma al-Hai­da­ri, otras se con­su­men “[…] En cár­ce­les secre­tas, diri­gi­das por mili­cias fie­les al pri­mer minis­tro Nou­ri al-Maliki”.

El uso de la tor­tu­ra y los abu­sos sexua­les en las cár­ce­les se ha con­ver­ti­do en una prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca en Iraq, según afir­ma al-Hai­da­ri, gra­cias al entre­na­mien­to diri­gi­do no solo por EEUU y Rei­no Uni­do, sino tam­bién por Israel e Irán.

Mien­tras están dete­ni­das, muchas muje­res son vio­la­das y aca­ban engen­dran­do niños que jamás desea­ron. A algu­nas las vio­lan en pre­sen­cia de sus espo­sos e hijos con el fin de humi­llar a la fami­lia y arran­car ‘con­fe­sio­nes’ a hom­bres sos­pe­cho­sos de opo­ner­se a un gobierno cri­mi­nal. En algu­nos casos, se detie­ne y encar­ce­la a las muje­res, en lugar de a sus maridos.

La degra­da­ción de la secu­la­ri­dad en la socie­dad ira­quí bajo el peso de las mili­cias entre­na­das y res­pal­da­das por Irán tam­bién ha dado lugar a una nue­va diná­mi­ca social en la que las muje­res pagan el pre­cio más alto.

Cues­ta tra­ba­jo ima­gi­nar cómo dar mar­cha atrás a las con­se­cuen­cias de una déca­da de opre­sión. Para empe­zar, el des­man­te­la­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do en el año 2003 dejó sin tra­ba­jo a cen­te­na­res de miles de muje­res. En un infor­me del año 2007 del Tri­bu­nal BRus­sells se esti­ma­ba que has­ta el año 2003, el 72 por cien­to de los tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co, inclui­dos maes­tros, eran mujeres.

A pesar del dete­rio­ro, muchas muje­res ira­quíes han con­ti­nua­do adop­tan­do un papel acti­vo, inclu­so heroi­co. “[…] Las muje­res ira­quíes han sido muy fuer­tes”, seña­la­ba Zan­ga­na. Des­de el año 2003, y sin dejar de aumen­tar des­de febre­ro de 2011, las muje­res han ocu­pa­do la pri­me­ra línea de las pro­tes­tas en que se denun­cia­ba la ocu­pa­ción y el gobierno».

El que­bran­ta­mien­to de los dere­chos de las muje­res, la tor­tu­ra y la vio­la­ción de las muje­res han lle­ga­do de manos de las tro­pas de ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­ses. En junio de 2010, Muham­mad Adham al-Hamd, Secre­ta­rio gene­ral del Sin­di­ca­to de Pre­sos Polí­ti­cos y Dete­ni­dos de Iraq, decla­ró que el gobierno de ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se en Iraq recu­rría a la vio­la­ción, la tor­tu­ra y el sadis­mo de for­ma sis­te­má­ti­ca con­tra las pre­sas ira­quíes en los cam­pos de pri­sio­ne­ros de todo el país. Al-Hamd seña­la­ba que los gra­ví­si­mos deli­tos come­ti­dos con­tra las muje­res en los cam­pos de pri­sio­ne­ros del Iraq ocu­pa­do con­ta­ban con el apo­yo y la ben­di­ción del ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se, para quien ese tipo de prác­ti­cas era un medio para ejer­cer pre­sión psi­co­ló­gi­ca sobre los hom­bres impli­ca­dos en el movi­mien­to de resis­ten­cia con el fin de minar su moral y su volun­tad de lucha.

Muham­mad Adham al-Hamd hizo estos comen­ta­rios en una decla­ra­ción acer­ca de los infor­mes que con­fir­ma­ban la pre­sen­cia de un gran núme­ro de muje­res en cam­pos de pri­sio­ne­ros a car­go de los esta­dou­ni­den­ses; muje­res dete­ni­das exclu­si­va­men­te para vio­lar­las y abu­sar de ellas con el fin de pre­sio­nar a sus mari­dos, her­ma­nos, hijos o padres.

Los años de ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se y bri­tá­ni­ca han afec­ta­do al teji­do social de Iraq y han con­tri­bui­do al gra­ve dete­rio­ro de los dere­chos de las muje­res ira­quíes. Como sig­na­ta­rio de la Con­ven­ción Inter­na­cio­nal de Dere­chos Civi­les y Polí­ti­cos (ICCPR) y la Con­ven­ción para la Eli­mi­na­ción de todas las for­mas de Dis­cri­mi­na­ción con­tra las Muje­res (CEDAW), el gobierno de Iraq debe­ría adop­tar con urgen­cia las medi­das nece­sa­rias para mejo­rar la igual­dad de géne­ro y la situa­ción de los dere­chos de las mujeres.

Se debe res­pon­sa­bi­li­zar a Esta­dos Uni­dos y Rei­no Uni­do de este dete­rio­ro, de la des­truc­ción del teji­do social ira­quí y de todos los demás deli­tos con­tra la huma­ni­dad que han come­ti­do con­tra el pue­blo de Iraq.

Notas de IraqSolidaridad:

1.- Véa­se Las pre­sas de la Cár­cel de Muje­res de Bag­dad: entre la sar­na y las violaciones

Fuen­te: http://​iraq​so​li​da​ri​dad​.word​press​.com/​2​0​1​2​/​1​2​/​1​2​/​h​o​m​b​r​e​s​-​m​u​j​e​r​e​s​-​y​-​n​i​n​o​s​-​s​u​f​r​e​n​-​t​o​r​t​u​r​a​-​y​-​v​i​o​l​a​c​i​o​n​e​s​-​d​e​-​f​o​r​m​a​-​r​u​t​i​n​a​r​i​a​-​e​n​-​l​a​s​-​p​r​i​s​i​o​n​e​s​-​i​r​a​q​u​i​e​s​-​l​o​s​-​c​u​l​p​a​b​l​e​s​-​i​m​p​u​n​es/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *