El pue­blo grie­go calum­nia­do- Miguel Urbano

En el ámbi­to de una cam­pa­ña inter­na­cio­nal de des­in­for­ma­ción, Gre­cia con­ti­nua sien­do calum­nia­da. La ima­gen que los medios euro­peos pre­sen­tan de los grie­gos es la de un pue­blo endeu­da­do, de gen­te pere­zo­sa que vive a cos­ta de la ayu­da de los paí­ses ricos de la Unión Euro­pea.

El “mal ejem­plo grie­go” fue más de una vez tema de por­ta­das en estos días al ser anun­cia­da la apro­ba­ción de un nue­vo prés­ta­mo de 43,7 mili millo­nes de euros a la patria de Pla­tón y Aris­tó­te­les. Las fuer­zas polí­ti­cas de dere­cha, de Ber­lín a París, coin­ci­den en pre­vi­sio­nes pesi­mis­tas sobre el futu­ro del país, afir­man­do que el gobierno de coa­li­ción de Ate­nas no cum­plió gran par­te de los com­pro­mi­sos asu­mi­dos.

Ade­más del nue­vo pres­ta­mos, el Euro­gru­po deci­dió ampliar el pla­zo de pago y bajó los intere­ses de la deu­da. ¿La “ayu­da” a Gre­cia es un acto de soli­da­ri­dad? No. El gran capi­tal des­co­no­ce el sen­ti­mien­to de la gene­ro­si­dad. Una even­tual ban­ca­rro­ta en Gre­cia podría con­du­cir al fin del euro, com­pro­me­tien­do la pro­pia con­ti­nui­dad de la Unión Euro­pea.

Los medios de refe­ren­cia en la UE omi­ten, obvia­men­te, que una par­te con­si­de­ra­ble de la deu­da grie­ga resul­tó de prés­ta­mos de la ban­ca ale­ma­na a Ate­nas vin­cu­la­dos a la com­pra de armas ale­ma­nas (sobre­to­do sub­ma­ri­nos y avio­nes de com­ba­te) que el país no nece­si­ta­ba. El dine­ro pres­ta­do vuel­ve así en gran par­te al ori­gen por el fun­cio­na­mien­to del engra­na­je del capi­tal.

El pue­blo resis­te

Los meca­nis­mos per­ver­sos de la fal­sa ayu­da no bene­fi­cian al pue­blo grie­go. La situa­ción se degra­da cada sema­na. La tasa de des­em­pleo exce­de ya el 24% y la deu­da glo­bal reba­sa el 145% del PIB. Se regis­tra que una de las exi­gen­cias del recien­te pres­ta­mos es la reduc­ción de la deu­da en 40 mil millo­nes antes del 2020.

¿Como res­pon­de el pue­blo grie­go a la polí­ti­ca de sumi­sión al capi­tal finan­cie­ro euro­peo prac­ti­ca­do por el gobierno reac­cio­na­rio de Anto­nis Sama­ra, polí­ti­ca que arrui­na el país y hun­de en la mise­ria a millo­nes de fami­lias?

Luchan­do con cora­je ejem­plar. Pero no solo a tra­vés de gigan­tes­cas mani­fes­ta­cio­nes de pro­tes­ta y de huel­gas gene­ra­les (más de una dece­na) que para­li­zan el país. Actual­men­te un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble de la pobla­ción se rehú­sa a pagar los bru­ta­les impues­tos que la afec­tan. En algu­nos barrios, los habi­tan­tes, cuan­do les cor­tan la elec­tri­ci­dad, resuel­ven el pro­ble­ma pro­ce­dien­do a la cone­xión direc­ta. En Ate­nas y otras ciu­da­des sur­gie­ron huer­tas impro­vi­sa­das don­de son cul­ti­va­das legum­bres en una agri­cul­tu­ra fami­liar de sub­sis­ten­cia. En bares y res­tau­ran­tes cuyos tra­ba­ja­do­res tie­nen sala­rios atra­sa­dos, el per­so­nal no cobra en cier­tos casos las cuen­tas a los clien­tes. La ima­gi­na­ción es tam­bién un arma de la resis­ten­cia popu­lar.

En éste pano­ra­ma de luchas el Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia-KKE desem­pe­ña un papel fun­da­men­tal. Fiel a su ideo­lo­gía –el mar­xis­mo-leni­nis­mo – fue dura­men­te cas­ti­ga­do en las últi­mas elec­cio­nes. No hizo con­ce­sio­nes, recha­zó cual­quier tipo de com­pro­mi­sos con las fuer­zas del capi­tal y apun­tó a la sali­da del euro y de la Unión Euro­pea como exi­gen­cia de la His­to­ria que res­pon­de al inte­rés del pue­blo grie­go. Pagó la fac­tu­ra del len­gua­je de la ver­dad como par­ti­do comu­nis­ta.

Muy dife­ren­tes, anta­gó­ni­ca, fue la acti­tud de Syri­za, que se pre­sen­tó dis­fra­za­da de par­ti­do revo­lu­cio­na­rio arma­do con solu­cio­nes para la cri­sis. Su líder, Alé­xis Tsir­pas, via­jó por las capi­ta­les euro­peas para garan­ti­zar la per­ma­nen­cia en el euro, reci­bien­do el apo­yo de la social­de­mo­cra­cia con­ti­nen­tal. Has­ta Fran­cis­co Louçã del Blo­que de Izquier­da por­tu­gués, se tras­la­dó a Ate­nas para hablar en un mitin.

No sor­pren­dió la gran vota­ción que obtu­vo Syri­za. Pero la mas­ca­ra cayó rápi­da­men­te. Hoy Tsir­pas mul­ti­pli­ca los con­tac­tos con los emba­ja­do­res de los gran­des paí­ses capi­ta­lis­tas.

En su inter­ven­ción en Bei­rut en el XIV Encuen­tro Inter­na­cio­nal de Par­ti­dos Comu­nis­tas y Obre­ros, Ale­ka Papa­ri­ga, secre­ta­ria gene­ral del KKE, des­en­mas­ca­ró con cla­ri­dad el opor­tu­nis­mo y las ten­ta­cio­nes elec­to­ra­les: «El KKE ha resis­ti­do la gran pre­sión que fue ejer­ci­da para tomar par­te en un gobierno con SYRIZA en su núcleo, es decir en un gobierno cuyas posi­cio­nes pro­gra­má­ti­cas ten­drían una cla­ra direc­ción de apo­yo al desa­rro­llo capi­ta­lis­ta, con con­tra­dic­cio­nes que deter­mi­nan de ante­mano su ple­na asi­mi­la­ción cuan­do se con­vier­te en mayo­ría guber­na­men­tal. Esta posi­ción ha traí­do un cos­te elec­to­ral pero no ha pri­va­do el par­ti­do de su capa­ci­dad des­pués de las elec­cio­nes de movi­li­zar y orga­ni­zar a las masas popu­la­res. Es un lega­do para el futu­ro para un movi­mien­to que evi­ta­rá las tram­pas peli­gro­sas y los erro­res que pue­den dañar los intere­ses popu­la­res y que final­men­te lo aplas­ta­rán por un perío­do de tiem­po lar­go y cru­cial.»

El KKE no hizo pro­me­sas que no podría cum­plir. En un con­tex­to de reflu­jo his­tó­ri­co en que la mayo­ría de los par­ti­dos comu­nis­tas se social­de­mo­cra­ti­zó, casi cons­ti­tu­ye una excep­ción por la cohe­ren­cia, fide­li­dad a los prin­ci­pios, y fir­me­za en el com­ba­te como van­guar­dia pro­le­ta­ria.

Vila Nova de Gaia, 29 de Noviem­bre de 2012
Tra­duc­ción: Jaz­mín Padi­lla
El ori­gi­nal por­tu­gués de este articu­lo se encuen­tra en www​.odia​rio​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *