El pue­blo grie­go calum­nia­do- Miguel Urbano

En el ámbi­to de una cam­pa­ña inter­na­cio­nal de des­in­for­ma­ción, Gre­cia con­ti­nua sien­do calum­nia­da. La ima­gen que los medios euro­peos pre­sen­tan de los grie­gos es la de un pue­blo endeu­da­do, de gen­te pere­zo­sa que vive a cos­ta de la ayu­da de los paí­ses ricos de la Unión Europea.

El “mal ejem­plo grie­go” fue más de una vez tema de por­ta­das en estos días al ser anun­cia­da la apro­ba­ción de un nue­vo prés­ta­mo de 43,7 mili millo­nes de euros a la patria de Pla­tón y Aris­tó­te­les. Las fuer­zas polí­ti­cas de dere­cha, de Ber­lín a París, coin­ci­den en pre­vi­sio­nes pesi­mis­tas sobre el futu­ro del país, afir­man­do que el gobierno de coa­li­ción de Ate­nas no cum­plió gran par­te de los com­pro­mi­sos asumidos.

Ade­más del nue­vo pres­ta­mos, el Euro­gru­po deci­dió ampliar el pla­zo de pago y bajó los intere­ses de la deu­da. ¿La “ayu­da” a Gre­cia es un acto de soli­da­ri­dad? No. El gran capi­tal des­co­no­ce el sen­ti­mien­to de la gene­ro­si­dad. Una even­tual ban­ca­rro­ta en Gre­cia podría con­du­cir al fin del euro, com­pro­me­tien­do la pro­pia con­ti­nui­dad de la Unión Europea.

Los medios de refe­ren­cia en la UE omi­ten, obvia­men­te, que una par­te con­si­de­ra­ble de la deu­da grie­ga resul­tó de prés­ta­mos de la ban­ca ale­ma­na a Ate­nas vin­cu­la­dos a la com­pra de armas ale­ma­nas (sobre­to­do sub­ma­ri­nos y avio­nes de com­ba­te) que el país no nece­si­ta­ba. El dine­ro pres­ta­do vuel­ve así en gran par­te al ori­gen por el fun­cio­na­mien­to del engra­na­je del capital.

El pue­blo resiste

Los meca­nis­mos per­ver­sos de la fal­sa ayu­da no bene­fi­cian al pue­blo grie­go. La situa­ción se degra­da cada sema­na. La tasa de des­em­pleo exce­de ya el 24% y la deu­da glo­bal reba­sa el 145% del PIB. Se regis­tra que una de las exi­gen­cias del recien­te pres­ta­mos es la reduc­ción de la deu­da en 40 mil millo­nes antes del 2020.

¿Como res­pon­de el pue­blo grie­go a la polí­ti­ca de sumi­sión al capi­tal finan­cie­ro euro­peo prac­ti­ca­do por el gobierno reac­cio­na­rio de Anto­nis Sama­ra, polí­ti­ca que arrui­na el país y hun­de en la mise­ria a millo­nes de familias?

Luchan­do con cora­je ejem­plar. Pero no solo a tra­vés de gigan­tes­cas mani­fes­ta­cio­nes de pro­tes­ta y de huel­gas gene­ra­les (más de una dece­na) que para­li­zan el país. Actual­men­te un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble de la pobla­ción se rehú­sa a pagar los bru­ta­les impues­tos que la afec­tan. En algu­nos barrios, los habi­tan­tes, cuan­do les cor­tan la elec­tri­ci­dad, resuel­ven el pro­ble­ma pro­ce­dien­do a la cone­xión direc­ta. En Ate­nas y otras ciu­da­des sur­gie­ron huer­tas impro­vi­sa­das don­de son cul­ti­va­das legum­bres en una agri­cul­tu­ra fami­liar de sub­sis­ten­cia. En bares y res­tau­ran­tes cuyos tra­ba­ja­do­res tie­nen sala­rios atra­sa­dos, el per­so­nal no cobra en cier­tos casos las cuen­tas a los clien­tes. La ima­gi­na­ción es tam­bién un arma de la resis­ten­cia popular.

En éste pano­ra­ma de luchas el Par­ti­do Comu­nis­ta de Gre­cia-KKE desem­pe­ña un papel fun­da­men­tal. Fiel a su ideo­lo­gía –el mar­xis­mo-leni­nis­mo – fue dura­men­te cas­ti­ga­do en las últi­mas elec­cio­nes. No hizo con­ce­sio­nes, recha­zó cual­quier tipo de com­pro­mi­sos con las fuer­zas del capi­tal y apun­tó a la sali­da del euro y de la Unión Euro­pea como exi­gen­cia de la His­to­ria que res­pon­de al inte­rés del pue­blo grie­go. Pagó la fac­tu­ra del len­gua­je de la ver­dad como par­ti­do comunista.

Muy dife­ren­tes, anta­gó­ni­ca, fue la acti­tud de Syri­za, que se pre­sen­tó dis­fra­za­da de par­ti­do revo­lu­cio­na­rio arma­do con solu­cio­nes para la cri­sis. Su líder, Alé­xis Tsir­pas, via­jó por las capi­ta­les euro­peas para garan­ti­zar la per­ma­nen­cia en el euro, reci­bien­do el apo­yo de la social­de­mo­cra­cia con­ti­nen­tal. Has­ta Fran­cis­co Louçã del Blo­que de Izquier­da por­tu­gués, se tras­la­dó a Ate­nas para hablar en un mitin.

No sor­pren­dió la gran vota­ción que obtu­vo Syri­za. Pero la mas­ca­ra cayó rápi­da­men­te. Hoy Tsir­pas mul­ti­pli­ca los con­tac­tos con los emba­ja­do­res de los gran­des paí­ses capitalistas.

En su inter­ven­ción en Bei­rut en el XIV Encuen­tro Inter­na­cio­nal de Par­ti­dos Comu­nis­tas y Obre­ros, Ale­ka Papa­ri­ga, secre­ta­ria gene­ral del KKE, des­en­mas­ca­ró con cla­ri­dad el opor­tu­nis­mo y las ten­ta­cio­nes elec­to­ra­les: «El KKE ha resis­ti­do la gran pre­sión que fue ejer­ci­da para tomar par­te en un gobierno con SYRIZA en su núcleo, es decir en un gobierno cuyas posi­cio­nes pro­gra­má­ti­cas ten­drían una cla­ra direc­ción de apo­yo al desa­rro­llo capi­ta­lis­ta, con con­tra­dic­cio­nes que deter­mi­nan de ante­mano su ple­na asi­mi­la­ción cuan­do se con­vier­te en mayo­ría guber­na­men­tal. Esta posi­ción ha traí­do un cos­te elec­to­ral pero no ha pri­va­do el par­ti­do de su capa­ci­dad des­pués de las elec­cio­nes de movi­li­zar y orga­ni­zar a las masas popu­la­res. Es un lega­do para el futu­ro para un movi­mien­to que evi­ta­rá las tram­pas peli­gro­sas y los erro­res que pue­den dañar los intere­ses popu­la­res y que final­men­te lo aplas­ta­rán por un perío­do de tiem­po lar­go y crucial.»

El KKE no hizo pro­me­sas que no podría cum­plir. En un con­tex­to de reflu­jo his­tó­ri­co en que la mayo­ría de los par­ti­dos comu­nis­tas se social­de­mo­cra­ti­zó, casi cons­ti­tu­ye una excep­ción por la cohe­ren­cia, fide­li­dad a los prin­ci­pios, y fir­me­za en el com­ba­te como van­guar­dia proletaria.

Vila Nova de Gaia, 29 de Noviem­bre de 2012
Tra­duc­ción: Jaz­mín Padilla
El ori­gi­nal por­tu­gués de este articu­lo se encuen­tra en www​.odia​rio​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.