Acti­vis­tas socia­les se mani­fies­tan «en paños meno­res» bajo la llu­via ante ofi­ci­nas de Lan­di­de

Varios acti­vis­tas de orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y socia­les, entre ellas la bara­kal­de­sa Berri-Otxoak, han rea­li­za­do este mar­tes ante las ofi­ci­nas de Lan­bi­de em Bil­bao, a las puer­tas del Museo Gug­genheim, para denun­ciar de este modo las «malas prác­ti­cas» del ser­vi­cio vas­co de empleo y la vul­ne­ra­ción de sus dere­chos que pade­cen los des­em­plea­dos cuan­do acu­den a este equi­pa­mien­to públi­co. La movi­li­za­ción se ha desa­rro­lla­do bajo el lema “Así nos deja la cri­sis, los recor­tes y el mal­tra­to de Lan­bi­de”.

Comu­ni­ca­dos
•Esta maña­na varias per­so­nas en paños meno­res han rea­li­za­do una mar­cha bajo el lema “Así nos deja la cri­sis, los recor­tes y el mal­tra­to de Lan­bi­de” des­de las ofi­ci­nas del Ser­vi­cio Vas­co de Empleo ubi­ca­das en la calle Ala­me­da Maza­rre­do has­ta las puer­tas del Museo Gug­genheim.

•Con esta movi­li­za­ción, per­so­nas usua­rias de las ofi­ci­nas del Ser­vi­cio Vas­co de Empleo-Lan­bi­de, han denun­cia­do las malas prác­ti­cas con las que se encuen­tran en Lan­bi­de y que vul­ne­ran sus dere­chos. Estas situa­cio­nes pro­vo­can ‑en el día a día‑, dejar sin recur­sos, y en la calle, a las fami­lias afec­ta­das por la actual situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca.

•Los Gobier­nos recor­tan los dere­chos y Lan­bi­de mal­tra­ta cuan­do se tra­ta de ejer­ci­tar los pocos que han deja­do. Para visua­li­zar estos abu­sos ‑y vio­la­cio­nes fla­gran­tes de la Ley y regla­men­to que debe­ría guiar el fun­cio­na­mien­to de Lan­bi­de- per­so­nas que están pade­cien­do esta vul­ne­ra­ción de dere­chos han denun­cia­do a tra­vés de esta movi­li­za­ción las actua­les polí­ti­cas de des­hu­ma­ni­za­ción de los Ser­vi­cios Vas­cos Públi­cos de Empleo; e ins­tan a los actua­les res­pon­sa­bles polí­ti­cos –y a los que ven­gan en un futu­ro próximo‑, a que lle­ven a cabo polí­ti­cas que se basen en la jus­ti­cia social.

•En con­cre­to, se incum­ple la nor­ma­ti­va que rige la tra­mi­ta­ción y reso­lu­ción de los expe­dien­tes de acce­so a las pres­ta­cio­nes socia­les. A lo que debe­mos sumar los fallos en el sis­te­ma infor­má­ti­co; las citas pre­vias y limi­ta­das por día que retra­san los expe­dien­tes. El esca­so per­so­nal exis­ten­te en las ofi­ci­nas de Lan­bi­de hace que se impon­gan un núme­ro máxi­mo de per­so­nas que pue­den ser aten­di­das. Esto supo­ne que las per­so­nas usua­rias de los ser­vi­cios de Lan­bi­de ten­gan que guar­dar cola ‑en todos los muni­ci­pios y barrios‑, des­de pri­me­ras horas de la noche.


LANBIDE NOS ROBA y MALTRATA. GURE ESKUBIDEEN DEFENTZAN!

Este mar­tes, 4 de diciem­bre, media doce­na de per­so­nas en paños meno­res rea­li­za­rán una mar­cha bajo el lema “Así nos deja la cri­sis, los recor­tes y el mal­tra­to de Lan­bi­de” des­de las ofi­ci­nas del Ser­vi­cio Vas­co de Empleo ubi­ca­das en la calle Ala­me­da Maza­rre­do has­ta el Museo Gug­genheim.

Deba­jo de la alfom­bra del Gran Bil­bao del siglo XXI –y en la conur­ba­ción urba­na de las gran­des super­fi­cia­les comer­cia­les y la actual socie­dad de servicios‑, se escon­de la lacra del paro, la pre­ca­rie­dad y la mar­gi­na­ción social. Detrás de la pos­tal para turis­tas se ocul­ta la reali­dad de la con­cul­ca­ción de los dere­chos socia­les.

Con esta movi­li­za­ción se denun­cia­rá que las per­so­nas usua­rias de las ofi­ci­nas del Ser­vi­cio Vas­co de Empleo-Lan­bi­de se encuen­tran con una serie de malas prác­ti­cas que vul­ne­ran sus dere­chos; y que pro­vo­ca ‑en el día a día‑, dejar sin recur­sos, y en la calle, a las fami­lias afec­ta­das por la actual situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca.

Para visua­li­zar estos abu­sos ‑y vio­la­cio­nes fla­gran­tes de la Ley y regla­men­to que debe­ría guiar el fun­cio­na­mien­to de Lanbide‑, per­so­nas que están pade­cien­do esta vul­ne­ra­ción de dere­chos denun­cia­rán las actua­les polí­ti­cas de des­hu­ma­ni­za­ción de los Ser­vi­cios Vas­cos de Empleo; e ins­ta­rán a los actua­les res­pon­sa­bles polí­ti­cos –y a los que ven­gan en un futu­ro próximo‑, a que lle­ven a cabo polí­ti­cas que se basen en la jus­ti­cia social.

Los Gobier­nos nos recor­tan nues­tros dere­chos y Lan­bi­de nos mal­tra­ta cuan­do tra­ta­mos de ejer­ci­tar los pocos que nos han deja­do. Fami­lias sin ingre­sos, per­so­nas en paro que han ago­ta­do el sub­si­dio por des­em­pleo, soli­ci­tan­tes de ayu­das para el alqui­ler, per­so­nas jubi­la­das per­cep­to­ras de pen­sio­nes míni­mas… Todas estas cir­cuns­tan­cias, y algu­nas más, se agol­pan en las ofi­ci­nas de Lan­bi­de a la espe­ra de ges­tio­nar y resol­ver los trá­mi­tes para acce­der a las dife­ren­tes pres­ta­cio­nes socia­les: Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos, Pres­ta­ción Com­ple­men­ta­ria de Vivien­da, la Ren­ta Com­ple­men­ta­ria de Ingre­sos de Tra­ba­jo o el Com­ple­men­to de Pen­sio­nes.

Endu­re­ci­mien­to de los requi­si­tos impues­tos para el acce­so a las dife­ren­tes pres­ta­cio­nes socia­les; reduc­ción de sus cuan­tías; incum­pli­mien­to sis­te­má­ti­co de la nor­ma­ti­va que rige el acce­so a las mis­mas; y con­ti­nuas cam­pa­ñas de cri­mi­na­li­za­ción sobre las per­so­nas per­cep­to­ras. Todas estas medi­das anti­so­cia­les han deja­do a miles de fami­lias y/​o per­so­nas fue­ra del sis­te­ma de pro­tec­ción social. Ade­más, se incum­ple la nor­ma­ti­va que rige la tra­mi­ta­ción y reso­lu­ción de los expe­dien­tes de acce­so a las pres­ta­cio­nes socia­les.

A esto debe­mos sumar­le la fal­ta de ope­ra­ti­vi­dad de las ofi­ci­nas de Lan­bi­de y fallos en el sis­te­ma infor­má­ti­co. A lo que debe­mos aña­dir el esca­so per­so­nal para aten­der el aumen­to de las situa­cio­nes de des­em­pleo y pre­ca­rie­dad; lo que pro­vo­ca citas pre­vias y limi­ta­das por día que retra­san los expe­dien­tes: se impo­ne un núme­ro máxi­mo de per­so­nas que pue­den ser aten­di­das al día. Por poner un ejem­plo: sólo se atien­den a 10 per­so­nas en las ofi­ci­nas de Lan­bi­de de Maza­rre­do. Esto supo­ne que las per­so­nas usua­rias de los ser­vi­cios de Lan­bi­de ten­gan que guar­dar cola des­de el día ante­rior: 24 horas a la intem­pe­rie.

COLECTIVOS SOCIALES DE BIZKAIA:
Argi­lan, Asam­blea Abier­ta en Defen­sa de las Pres­ta­cio­nes Socia­les, “Asam­blea de Invi­si­bles (Ikus­te­zi­nak)”, Berri-Otxoak (Bara­kal­do), Danok Lan (Gal­da­kao), Elkar­tzen, Muje­res del Mun­do, Posa­da de los Abra­zos, R.B.U. Tal­dea (Ren­ta Bási­ca Uni­ver­sal) y SOS Racis­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *