[Video] Alí Pri­me­ra: la voz del cora­zón revo­lu­cio­na­rio- Tri­bu­na Popu­lar

HOY ESTARÍA CUMPLIENDO 71 AÑOS EL HOMBRE QUE PUDO RECOPILAR EN SUS VERSOS Y TEMAS REVOLUCIONARIOS PARA SU ÉPOCA, EL DESCONTENTO DE UN PUEBLO CONFUNDIDO Y MOLESTO

Un 31 de octu­bre nació en un rin­cón de este ama­do sue­lo, en el esta­do Fal­cón, uno de los can­to­res popu­la­res más impor­tan­tes para el con­ti­nen­te en los últi­mos 100 años, flor de una cas­ta de músi­cos con pro­fun­dos men­sa­jes que lle­na­ron a Amé­ri­ca con sus can­cio­nes.
Alí Pri­me­ra «El Can­tor del Pue­blo” logró imbuir en sus can­cio­nes el sufri­mien­to del pue­blo des­gas­ta­do por la pobre­za y la des­igual­dad, de un pue­blo con­mo­vi­do y con­fun­di­do por las manio­bras que ope­ra­ban con­tra el.
«Era una per­so­na entre­ga­da a la lucha. El con­tex­to polí­ti­co de ese momen­to reque­ría de mucha más valen­tía para expre­sar sus ideas», seña­la el can­tan­te Cami­lo Lan­dae­ta, quien hace dos años orga­ni­zó el Fes­ti­val Musi­cal Solo Letra, que rin­dió home­na­je a Alí Pri­me­ra, en la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de las Artes (Unear­te).
En la actua­li­dad, Alí es ejem­plo para jóve­nes can­tan­tes y artis­tas que obser­van en este tro­va­dor una refe­ren­cia insos­la­ya­ble de la can­ción nece­sa­ria.
Aun­que ofi­cial­men­te su des­apa­ri­ción físi­ca fue pro­duc­to de un acci­den­te, la hipó­te­sis del aten­ta­do no se extin­gue por­que Alí Pri­me­ra fue obje­to de nume­ro­sas per­se­cu­cio­nes a cau­sa de la temá­ti­ca de sus can­cio­nes y su mili­tan­cia de izquier­da.
Ir a su casa en Fal­cón, hoy museo fami­liar abier­to a todo revo­lu­cio­na­rio que desee cono­cer su his­to­ria, le per­mi­te a uno encon­trar­se con la poe­sía de un pue­blo, que sufri­do, encon­tra­ba en las ben­di­cio­nes que el mis­mo des­tino le otor­gó, las herra­mien­tas para luchar por su liber­tad.
Fue Alí el can­tor de los crio­llos patrio­tas, de los negros escla­vi­za­dos en el país, de los indios saquea­dos, de una patria que la desan­gra­ban cuan­do lo úni­co que tenía era rique­zas a mon­tón para dar.
Aun­que no está entre noso­tros, sigue Alí Pri­me­ra ins­pi­ran­do con su “voz de mar­cha” la lucha para alcan­zar esa mejor patria que todos que­re­mos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *