Gran­des manio­bras alre­de­dor de Gaza

/i/2012/11/446569.jpeg

Man­lio Dinuc­ci
Edi­ción del mar­tes 27 de noviem­bre de 2012 de il mani­fes­to
[Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolek­ti­boa.]
Des­pués del «alto el fue­go» anun­cia­do en El Cai­ro por Hillary Clin­ton, un hom­bre joven de unos vein­te años, de Gaza, Anwar Qudaidh, fue a una fies­ta en la «zona tam­pón», la ban­da de 300 metros en terri­to­rio pales­tino, allí don­de anti­gua­men­te su fami­lia cul­ti­va­ba la tie­rra. Pero cuan­do se acer­có a la barre­ra de alam­bres de espi­nos, un sol­da­do israe­lí le dis­pa­ró apun­tán­do­le a la boca. Fue la pri­me­ro víc­ti­ma del «alto el fue­go», que se suma a los 170 muer­tos, de los que un ter­cio son muje­res y niños, y de los más de mil heri­dos por los bom­bar­deos, que han pro­vo­ca­do 300 millo­nes de dóla­res de daños mate­ria­les. Para que el «alto el fue­go» pue­da durar «los ata­ques con cohe­tes debe cesar», seña­la Clin­ton, atri­bu­yen­do a los pales­ti­nos la res­pon­sa­bi­li­dad de la cri­sis.
El plan de Washing­ton esta­ba cla­ro des­de el prin­ci­pio: per­mi­tir que Israel die­ra «una lec­ción» a los pales­ti­nos y uti­li­zar la ope­ra­ción de gue­rra como test para la gue­rra regio­nal, evi­tan­do de todas mane­ras que la ope­ra­ción se amplia­ra y se pro­lon­ga­ra. Esto hubie­ra inter­fe­ri­do en la estra­te­gia USA/​OTAN que con­cen­tra sus fuer­zas en dos obje­ti­vos: Siria e Irán. Es en este mar­co que entra la nue­va aso­cia­ción con Egip­to, que según Clin­ton está reasu­mien­do «el papel de pie­dra angu­lar de esta­bi­li­dad y de paz regio­nal que ha juga­do mucho tiem­po», inclu­so duran­te los trein­ta años del régi­men de Muba­rak. El pre­si­den­te Mor­si, elo­gia­do por Clin­ton por su lide­raz­go per­so­nal en el esta­ble­ci­mien­to del acuer­do, ha apro­ve­cha­do la situa­ción para con­cen­trar el poder en sus manos. En com­pen­sa­ción Washing­ton le pide un con­trol más fuer­te de la fron­te­ra con Gaza a fin de refor­zar el embar­go. Pero el obje­ti­vo de la aso­cia­ción va más allá: tie­ne como obje­ti­vo inte­grar Egip­to, que depen­de de las ayu­das mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses y se los prés­ta­mos del FMI y de las monar­quías del Gol­fo, en el arco de alian­zas que cons­tru­ye Washing­ton en fun­ción de su estra­te­gia en Orien­te Medio y en Áfri­ca del Nor­te. Sig­ni­fi­ca­ti­vo, en este mar­co, el papel juga­do por Qatar: des­pués de una visi­ta secre­ta en Israel (docu­men­ta­da sin embar­go con un vídeo), el emir Cheick Hamad bin Kha­li­fa Al-Tha­ni fue a Gaza a pro­me­ter ayu­da y des­pués estu­vo con el pre­si­den­te Mor­si en El Cai­ro, dán­do­le 10 millo­nes de dóla­res para cui­dar a los pales­ti­nos heri­dos por las bom­bas israe­líes. Se pre­sen­ta, así, como apo­yo de la cau­sa pales­ti­na y ára­be, cuan­do lo que hace en reali­dad es apo­yar la estra­te­gia USA/​OTAN, como lo ha hecho envian­do fuer­zas espe­cia­les y armas a Libia en 2011 y hoy a Siria.
Otra polí­ti­ca que tie­ne dos caras es la del pri­mer minis­tro tur­co Erdo­gan que, mien­tas con­de­na a Israel y anun­cia una pró­xi­ma visi­ta de soli­da­ri­dad a Gaza, cola­bo­ra en reali­dad con Israel en el cer­co y la des­com­po­si­ción de Siria y, pidien­do la ins­ta­la­ción de misi­les Patrior en la zona de la fron­te­ra, per­mi­te a la OTAN impo­ner una «zona de exclu­sión aérea» [no-fly zone] sobre Siria. Lo mis­mo en refe­ren­cia a la polí­ti­ca del gobierno ita­liano que, mien­tras refuer­za los lazos mili­ta­res con Israel per­mi­tien­do que sus caza bom­bar­de­ros se entre­nen en Cer­de­ña, pro­me­te ayu­das a las empre­sas pales­ti­nas de arte­sa­nía.
Así, mien­tras que los bar­cos de gue­rra israe­líes, apo­ya­dos por los de la OTAN (inclu­so los ita­lia­nos), blo­quean los ricos yaci­mien­tos pales­ti­nos de gas natu­ral en las aguas terri­to­ria­les de Gaza, los pales­ti­nos pue­den vivir hacien­do obje­tos talla­dos en made­ra. Como en Esta­dos Uni­dos los habi­tan­tes de las «reser­vas indias».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *