Pales­ti­na: Oh!, noble tie­rra, oh!, pro­fun­da heri­da y úni­co amor- Mai­té Campillo

Esta­mos en toda Pales­ti­na, pero yo yaz­go en los cami­nos pro­fun­dos, en la boca, en la voz de mi patria y has­ta en las mani­tas de los niños pales­ti­nos cuan­do lan­zan pie­dras con­tra los nue­vos nazis de mi pueblo
M u j e r e s que caminan:
“defen­der nues­tra reali­dad es nues­tro prin­ci­pal deber. Hacer caer las más­ca­ras que cubren los feos ros­tros y no tener mie­do a que nos acu­sen de feal­dad. Nues­tro papel de escri­to­res con­sis­te en alzar el velo sobre las reali­da­des, no en con­so­lar.” (Sahar Jalifa)
Sionismo:
Sinó­ni­mo de impe­ria­lis­mo USA, nazismo.
Palestinos:
Espe­cie huma­na a desaparecer…
“¿Dia­léc­ti­ca de la natu­ra­le­za humana?”
Al alba del olvi­do don­de se acu­rru­can las sombras 
Des­de hace mile­nios, muchos hom­bres y algu­nas muje­res, han arti­cu­la­do bien las manos y ergui­do el cuer­po pero el cere­bro lo tie­nen como cas­ca­rón pes­ti­len­te. El recién reele­gi­do pre­si­den­te del país que mas cas­ca­ro­nes negros pes­ti­len­tes tie­ne por cere­bro, decla­ró acer­ca de la nue­va masa­cre sobre Pales­ti­na, de esa masa sio­nis­ta que basa su reli­gión judía sobre el fana­tis­mo de la muer­te como prin­ci­pio de vida (inva­dir, dis­tor­sio­nar, ocu­par, matar, matar, matar, siem­pre matar prin­ci­pal obje­ti­vo)… “Todo país tie­ne dere­cho a defen­der­se tras un ata­que de llu­via de misi­les.” De esa mis­ma, “legi­ti­mi­dad sio­nis­ta”, han habla­do como eco del impe­rio, mer­ce­na­rios lla­ma­dos polí­ti­cos en todo el mun­do; jefes de gobierno, diri­gen­tes de par­ti­dos tipo PSOE, es decir, par­la­men­ta­rios de todo tipo y color con la mis­ma misión: sal­va­vi­das del capi­ta­lis­mo y su impe­rio de la muer­te como sím­bo­lo heroi­co. Se auto­de­fi­nen huma­nos, los que aplau­den el cri­men quie­ro decir, y con­di­cio­nan sus bases a base de men­ti­ra mer­ce­na­ria; son apar­te de malan­dros a gran esca­la, bien paga­dos a la som­bra del FMI. Todos los paí­ses depen­dien­tes de USA terro­ris­ta, basan su ideo­lo­gía común sobre el nazis­mo, por eso decla­ran de for­ma uná­ni­me tras el eco del gran jefe, que tie­ne dere­cho legí­ti­mo a defen­der­se. Se refie­ren al “Esta­do de Israel” por supues­to. Tie­ne dere­cho a defen­der­se tan­to como el lla­ma­do espa­ñol, de cual­quier pue­blo en lucha den­tro de “su Esta­do”, don­de las auto­no­mías man­dan has­ta don­de el patrón les cor­te el gri­fo, esa es la fron­te­ra, sea el pro­pio patrón grin­go, o los here­de­ros de Isa­bel la Cató­li­ca. Excep­to Israel, cla­ro está.
NO, LOS PALESTINOS NO RECIBEN UNA LLUVIA DE MISILES.
Reci­ben flo­res de los intru­sos des­pia­da­dos ocu­pan­tes. Flo­res Hitle­ria­nas que esta­llan en casas, edi­fi­cios, calles, y hacen añi­cos cuer­pos de bebés, niñ@s de fami­lias ente­ras don­de antes, en sus manos cre­cía el maíz, hoy llue­ven balas… “flo­res inte­li­gen­tes” inde­sea­bles momo las cami­sas de las SS, como los cere­bros de quien las envía. Cha­pa­rrón no llu­via, fue la que lle­va­ron a cabo los no menos desea­bles por igual de cri­mi­na­les, en la ocu­pa­ción sobre el ya hoy devas­ta­do Iraq, en la anti­gua Yugoes­la­via, Afga­nis­tán, Libia… la que él, el nobel de la paz, sigue como incon­di­cio­nal mer­ce­na­rio del poder apli­can­do allá don­de “es nece­sa­ria llu­via para apla­car la sequía de fal­ta de libertad”.
¿De dón­de han sali­do estos crá­neos, de los expe­ri­men­tos de Men­gue­le, de célu­las del dios de los judíos, tan gue­rre­ro y ven­ga­dor?, por­que mira que tenía mala leche y peor espu­ma el dios de Moi­sés!. Des­de hace una inmen­sa pila, pilón, más ajus­ta­da una pile­ta gran­de de años…
Unos ilu­mi­na­dos del dios de Moi­sés (por supues­to con muuuu­cha pla­ta, “pas­ta”, bille­tes gran­des con valor en oro y rubís de la ven­ta de petró­leo roba­do a los paí­ses ára­bes, deci­die­ron asen­tar su odio sobre tie­rra Pales­ti­na. Les qui­ta­ron sus casas, su gana­do, sus mejo­res tie­rras, sus ciu­da­des his­tó­ri­cas. Y, des­tru­ye­ron lo que ellos lla­ma­ron cons­truir, gra­cias a su gran poten­cia ideo­ló­gi­ca (con sede en el FMI- USA), de terror sobre la tie­rra; el for­tín mas tene­bro­so, y, des­truc­tor del mun­do: Israel hoy en sus manos. Lle­va­ron para repo­blar­lo y colo­ni­zar, lo más des­pia­da­do de la huma­ni­dad sobre el pla­ne­ta, esos que se levan­ta­ron pero se que­da­ron con el cere­bro ancla­do sobre masa pes­ti­len­te. Y, se pusie­ron a dar gol­pes con su cabe­za a un muro, haber si así eran capa­ces de pen­sar, pero nooooo, ni acu­dien­do a dia­rio al muro de la lamen­ta­ción. Su cere­bro seguía sien­do repug­nan­te. Y ase­si­na­ban sin tre­gua una y otra vez pales­ti­nos, sin nin­gún tipo de escrú­pu­lo humano. Y, sus cri­mi­nes los aplau­dían otros mons­truos laca­yos repar­ti­dos por el mun­do como guión de cine USA; como si de un pasa­je del terror se tra­ta­ra, pero es de vida, de la de nues­tros her­ma­nos de la que esta­mos hablan­do gente! ! !
Y SIGUIERON ASESINANDO. Siguen hacién­do­lo, por­que ellos tie­nen poder sobre el dios de Moi­sés el cas­ca­rra­bias, según ellos, que debe ser el dios de las armas, esas cosas “tan boni­tas” que ense­ñan a sus niñ@s, y rega­lan en cum­plea­ños, y las lle­van col­ga­das al hom­bro al tra­ba­jo como si fue­ra una herra­mien­ta impres­cin­di­ble, y al cole­gio para apren­der, tam­bién a la cama por si las “mos­cas”, vayan atacar!.
¿Dón­de están esas niñ@s, y tra­ba­ja­do­res que habéis asesinado?
Sr. Pre­si­den­te Oba­ma, Netan­yahu, Aznar, Rajoy, Rubal­ca­ba… Dón­de las flo­res de esas vidas sega­das por anto­jo, regan­do el mun­do con su san­gre por orden de los gene­ra­les, sio­nis­mo nazi­fas­cis­ta a exter­mi­nar?. Llu­via de odio para matar la vida de seres huma­nos lla­ma­dos sim­bó­li­ca­men­te pue­blo. Flo­res negras con­tra los inde­fen­sos que ayer no más juga­ban con sus com­pa­ñe­ros por las calles de Gaza.
¿Dón­de esa par­te de “pue­blo” que se decla­ra judío como reli­gión, pero no sio­nis­ta por ase­sino? No racis­ta, no exter­mi­na­dor de razas y cul­tu­ras, no usur­pa­dor de vie­nes aje­nos. En qué calle, en qué país, en qué casa, en qué pla­ne­ta. AAAAAAAAH, ASESINOOO$. ASESINO$ de mi gen­te, de vida…
Y el res­pe­to a la masa pes­ti­len­te se impo­ne, en los medios mer­ce­na­rios, en boca de lamecu­los y come­mier­das que engor­dan sus arcas per­so­na­les. RUBALCABA (su idea­rio, uno de los ejem­plos) COMPLICES DEL GENOCIDIO PALESTINO. OBAMA ASESINO! ! !… y de mas repre­sen­tan­tes de la corrup­ción más acau­da­la­da de la his­to­ria, de los mayo­res holo­caus­tos a la huma­ni­dad. Don­de no ase­si­nan a ráfa­gas, ase­si­nan de ham­bre (des­pués de des­va­li­jar el país y hacer­se con sus prin­ci­pa­les fuen­tes de rique­za como en Iraq, Libia, Hai­tí…), de deses­pe­ro, de desahu­cio, de recor­tes ase­si­nan sin cesar. No dudan sus mer­ce­na­rios a suel­do en sacar sus porras, láti­go con­tem­po­rá­neo, sus pis­to­las y dis­pa­rar sobre las pobla­cio­nes. Su his­to­ria, la del cri­men, la repi­ten siem­pre con­tra los pue­blos. Y al igual que en Pales­ti­na, noso­tros, les tira­re­mos pie­dras, y ellos ráfa­gas de muerte.
Esta Navi­dad, el Sr. pre­si­den­te USA, y todos los pre­si­den­tes que lamen lo que el sio­nis­mo defe­ca y rie­ga por el mun­do, cena­rán como los lla­ma­dos reyes de Espa­ña, con sus [email protected]> la mayo­ría de ellos delin­cuen­tes a gran esca­la como sus padres. Todos feli­ces y siem­pre son­rien­tes “edu­ca­do$ ellos”, foto para la pren­sa del cora­zón envían como men­sa­je de año “nue­vo” para más INRI. Mien­tras tan­to, le lla­ma­rá el cri­mi­nal Ben­ja­mín Netan­yahu, y Oba­ma como Aznar y Rubal­ca­ba como Rajoy… (y levan­ta­rán la copa de cham­pán en honor a la san­gre ver­ti­da de la Pales­ti­na some­ti­da, mania­ta­da, cer­ca­da, alam­bra­da de espi­nas por todos con el favor de los mer­ce­na­rios medios de difu­sión). Por el honor y glo­ria del sio­nis­mo con sede en el FMI, segui­rán ase­si­nan­do al pue­blo pales­tino, has­ta robar­le todo el país, has­ta hacer­los desaparecer. 
Este año les quie­ro enviar un pre­sen­te de fin de año, me sien­to así de gene­ro­sa. Es el gri­to ensor­de­ce­dor de las muje­res pales­ti­nas, para que revien­ten sus tím­pa­nos, des­tro­ne los rei­nos impues­tos con­tra la volun­tad de las mayo­ría: Monar­quías, OTAN, USA… y todas las demás armas del sio­nis­mo mani­pu­la­dor. A este gri­to de la gran poe­ti­sa pales­ti­na Fad­wa Tuqan, res­pon­de el tes­ti­mo­nio de un gru­po de muje­res pales­ti­nas que, des­de su sufri­mien­to y su dolor, se enfren­tan a la vir­tud de los hipó­cri­tas, tan negra como todas las noches del colo­nia­lis­mo. Pero la tarea más impor­tan­te de las muje­res pales­ti­nas ha sido su inte­gra­ción, en el movi­mien­to de tra­ba­jo social volun­ta­rio per­mi­tién­do­las tomar par­te en la lucha por su cau­sa, no sepa­rar su acción social de su acción polí­ti­ca ante la esca­la de vio­len­cia sio­nis­ta cada vez más cruel por agresiva.
*Nota estre­lla
Recons­tru­ye his­to­ria fal­sea­da con los ojos abier­tos deba­jo de los tuyos, enemi­go que vie­nes a matar. Y a ti oh!, ciu­da­dano de a pie del mun­do que habi­tas este mis­mo pla­ne­ta, que duer­mes tan hon­do; escu­cha los lamen­tos, lee lo que decla­ran sus vic­ti­mas, des­pier­ta de una vez de la pri­sión de tu incons­cien­cia, de ese sopor inmu­ta­ble­men­te pro­fun­do que te enca­de­na, y pro­pa­ga sus memo­rias como si fue­ran pro­pias! Haz arder el odio sem­bra­do geno­ci­da del nazis­mo impe­rial que se resis­te impla­ca­ble. Que no encuen­tre nin­gu­na puer­ta abier­ta por don­de poder esca­par­se. Con­vo­ca a tus her­ma­nos del mun­do, un ake­la­rre de vien­tos que con­flu­yan en con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria, hogue­ra enar­de­ci­da allá don­de se encuen­tren, se una lla­ma por­ta­do­ra de todos los fue­gui­tos que pren­dan, y gri­ta! Gri­ta sobre el mun­do de la huma­ni­dad que aún se resis­te la ver­dad. Vomi­ta el esper­pen­to del espan­to sem­bra­do entre tu país y el mío que siem­pre será el tuyo a la hora de la lucha por­que mi patria es el anti­ca­pi­ta­lis­mo, se dis­fra­ce de sio­nis­mo, o impe­ria­lis­mo en gue­rra per­ma­nen­te, nazis­mo, o fas­cis­mo… Haz que con­flu­yan en esa sim­bó­li­ca calle inter­na­cio­nal todas las colum­nas sobre el piso­tea­do, mano­sea­do, expo­lia­do pla­ne­ta tie­rra. La gran mar­cha de la espe­ran­za te espe­ra, hay que avi­var­la!, es hora de tomar con­cien­cia y dejar­se de pen­de­ja­das cuan­do hay voces y lamen­tos que lla­man, recla­man de tu sen­si­bi­li­dad para hacer fren­te a los geno­ci­dios gene­ra­li­za­dos por el mundo.
Intis­sar Al Uazir, alias “Um Yihad”…
En 1956, yo tenía quin­ce años, cuan­do un día de llu­via e inun­da­cio­nes, un niño des­cu­brió en Tel’Et El Mun­tar, cer­ca de nues­tro pue­blo, un pie y una cabe­za flo­tan­do en las aguas de un arro­yo. Fui­mos allá, cava­mos y des­cu­bri­mos con horror una fosa común en la que se amon­to­na­ban ochen­ta cuer­pos de hom­bres y muje­res, todos jóve­nes. Una car­ni­ce­ría más, entre otras muchas; pero para mí fue como un gol­pe en ple­na cara. Este tipo de cosas ace­le­ra la con­cien­cia­ción revo­lu­cio­na­ria. De la mis­ma mane­ra que los niños pales­ti­nos que vagan de cam­pa­men­to en cam­pa­men­to, vien­do como encar­ce­lan y tor­tu­ran a sus padres, serán el día de maña­na resis­ten­tes aún más duros que noso­tros. Por eso deben cesar el odio y los crí­me­nes israelíes.
Helua Zidan…
En Deir Yas­sin, Beguin, ini­ció la dego­lli­na en este pue­ble­ci­to apa­ci­ble, para vaciar de habi­tan­tes Pales­ti­na. Allí vivían fami­lias que se ali­men­ta­ban de lo que pro­du­cían: pro­duc­tos agrí­co­las y lác­teos. No lejos de nues­tro pue­blo una can­te­ra pro­du­cía la pie­dra más bella de la región, cono­ci­da como “pie­dra de Yas­sin”. Aque­lla tar­de cele­brá­ba­mos una boda y todas las casas esta­ban lle­nas de alegría.
Hayet El Bel­bes­si, 20 años (aca­ba­ba de apro­bar mi examen final en la escuela)…
Me habían nom­bra­do maes­tra en Deir Yas­sin, vine a vivir a casa de Helua Zidan. Aque­lla noche había­mos tras­no­cha­do un poco a cau­sa de la fies­ta de la boda. Las muje­res, dema­sia­do can­sa­das, se habían dor­mi­do ador­na­das aún con sus más her­mo­sas “joyas”. Y el horror se aba­tió sobre nues­tro sue­ño. Me des­per­tó el rui­do del fue­go de un sub­fu­sil, cre­pi­tan­te, infer­nal. Corrí a la terra­za y vi a Helua dis­pa­ran­do con una vie­ja pis­to­la oxi­da­da, su mari­do y sus hijos yacían sin vida a sus pies. La pobre mujer había ocu­pa­do su lugar para inten­tar defen­der lo que que­da­ba de su fami­lia. Pun­tua­ban aquel infierno los gri­tos estri­den­tes de los niños ate­rro­ri­za­dos. Por las calles del pue­blo la san­gre enro­je­cía las hier­bas del sue­lo. Yo me puse un pañue­lo blan­co en el bra­zo, dibu­jé una cruz y me pre­ci­pi­té fue­ra de la casa, don­de la gen­te caía, mien­tras inten­ta­ba huir o res­pon­der. Las muje­res, con los vien­tres des­ga­rra­dos por las armas blan­cas, eran como péta­los escar­la­ta cubrien­do las ace­ras, delan­te de la puer­tas de sus casas. Una de mis alum­nas se aga­rró a mis fal­das para lle­var­me hacia su padre, al que aca­ba­ban de arro­jar vivo des­de el bal­cón. No pude hacer nada por él, ya había muer­to. Me esfor­cé en reu­nir a los niños en la escue­la, pen­san­do que allí esta­rían segu­ros. Pero los israe­líes pare­cían poseí­dos por una locu­ra san­gui­na­ria, como ver­du­gos exal­ta­dos por la mira­da de espan­to de sus víc­ti­mas. La noc­tur­na ban­da­da ni siquie­ra per­do­nó el cole­gio, cuyos acce­sos cerra­ron las lla­mas. Los niños murie­ron asfi­xia­dos, que­ma­dos, acom­pa­ña­dos por el himno fune­ra­rio de sus que­ji­dos. Mien­tras corría divi­sé a la ancia­na Um Mah­mud, la reco­no­cí por el amplio ves­ti­do ver­de, con bor­da­dos que siem­pre lle­va­ba, yacía en el sue­lo como un estan­dar­te arru­ga­do; una mujer de uni­for­me se incli­na­ba sobre ella y le roba­ba sus pul­se­ras y colla­res. De pron­to me encon­tré fren­te a dos sol­da­dos, qui­se dar la vuel­ta pero ya el fue­go me abra­sa­ba la espal­da. Mien­tras gira­ba sobre mi mis­ma, antes de caer, pude obser­var que debían tener mi edad.
Mun­taha El Hura­ni, (1975), tenía 15 años…
Soy de Yenin, cer­ca de Nablus. Duran­te una mani­fes­ta­ción los sol­da­dos sio­nis­tas nos ame­na­za­ron con arro­llar­nos con sus carros si no nos dis­per­sá­ba­mos. Me que­dé en medio de la calle. No me podía mover de todas for­mas, por­que el sue­lo pare­cía pega­do a mis pies. La pro­pia tie­rra impe­día mi hui­da. Avan­za­ron len­tos, con frial­dad, sobre mi cuer­po; y sus cade­nas que­bra­ron mis hue­sos mez­clan­do mis car­nes con la raíz pro­fun­da de Pales­ti­na. Y por eso ten­go manos que bro­ta­rán de esta tie­rra, por todas par­tes, hoy y mañana.
Dallal Al Mogh­ra­bi, 18 años en 1978…
Yo fui la pri­me­ra mucha­cha pales­ti­na que par­ti­ci­pó en una ope­ra­ción mili­tar, lla­ma­da “már­tir kamel el Aduan, gru­po de Deir Yes­sin”. Secues­tré un auto­bús en Tel-Aviv, y exhi­bí ante los pasa­je­ros la ban­de­ra pales­ti­na. Los sio­nis­tas con­si­guie­ron herir­me. Aún vivía cuan­do casi me lin­cha­ron, me des­pe­da­za­ron. Pero soy una víc­ti­ma que aún vive, luz y pie­dra, en las manos de los niños, cuan­do se enfren­tan a los sol­da­dos. Esta­mos en toda Pales­ti­na, pero yo yaz­go en los cami­nos pro­fun­dos, en la boca, en la voz de mi patria y has­ta en las mani­tas de los niños pales­ti­nos cuan­do lan­zan pie­dras con­tra los nue­vos nazis de mi pue­blo. Y nues­tras hue­llas pro­vo­can nue­vos pasos.
Jabra Jury, de Jaffa…
¿Sabes qué es el exi­lio? Cuan­do uno pade­ce de insom­nio por­que lle­va su país bajo los pár­pa­dos, cuan­do hay que luchar con­tra el ano­ni­ma­to, cuan­do el des­per­tar siem­pre es peli­gro­so, ame­na­za­dor. Todo ha des­bor­da­do las fron­te­ras inter­na­cio­na­les: El pro­ble­ma de las muje­res, de los negros, los estra­gos de la dro­ga, el recha­zo a las prue­bas nuclea­res, los dere­chos de los homo­se­xua­les, el dere­cho a tener un hijo sin casar­se, alqui­lan­do un úte­ro. Todo, sal­vo el dere­cho a la vida y la jus­ti­cia del pue­blo pales­tino. Al pare­cer eso no con­mue­ve a Occi­den­te tan dis­pues­to a llo­rar por todo lo demás. Por­que nues­tros ver­du­gos no son sólo los hábi­les eje­cu­to­res de unos horro­res que supe­ran los de los nazis, sino que son tam­bién los empe­ra­do­res de la infor­ma­ción mundial.
Notas “menu­das” saca­das de las tinieblas
] La ope­ra­ción Pilar Defen­si­vo que este lunes ha entra­do en su sex­to día cuen­ta con un poten­te res­pal­do de la socie­dad israe­lí… Eso es lo que refle­ja la encues­ta que ha publi­ca­do el pro­gre­sis­ta dia­rio Haa­retz, según la cual, el 84% de los israe­líes apo­ya la ope­ra­ción mili­tar con­tra la fran­ja de Gaza. Ese núme­ro aumen­ta has­ta el 90% si se exclu­ye a los encues­ta­dos que no son judíos, según deta­lla el rotativo.
El deli­rio del sol…
] Miles de per­so­nas se mani­fes­ta­ron en Indo­ne­sia para pro­tes­tar con­tra los bom­bar­deos del Ejér­ci­to de Israel en la fran­ja de Gaza, infor­ma­ron medios loca­les. Miem­bros de varias orga­ni­za­cio­nes de estu­dian­tes y de apo­yo a Pales­ti­na mar­cha­ron por las calles de Yakar­ta has­ta la emba­ja­da de Esta­dos Uni­dos, don­de pidie­ron a Nacio­nes Uni­das que decla­ré cri­mi­nal de gue­rra al pri­mer minis­tro israe­lí, Ben­ja­mín Netan­yahu, según «The Jakar­ta Post». Los mani­fes­tan­tes, que ondea­ron ban­de­ras de Pales­ti­na y mos­tra­ron car­te­les con la consigna:
«Sal­vad a Gaza, sal­vad a la huma­ni­dad», pidie­ron al Gobierno de Indo­ne­sia la aper­tu­ra de un con­su­la­do en Palestina.
Yo esta­ba fren­te a ti, al otro lado…
] Ben­ja­mín Netanyahu:
“Ase­si­nar, inca­pa­ci­tar y ame­na­zar a los ino­cen­tes deli­be­ra­da y sis­te­má­ti­ca­men­te para ins­pi­rar temor con fines políticos”.
El hijo de ex pri­mer minis­tro israe­lí, Ariel Sha­ron, afirmó:
“Que el régi­men de Tel Aviv “debe aplas­tar toda Gaza” de la mis­ma mane­ra que los Esta­dos Uni­dos des­tru­yó la ciu­dad japo­ne­sa de Hiroshi­ma, con el bom­bar­deo nuclear en 1945.
Esta­lla­ron las luces y arra­sa­ron todas las fron­te­ras humanas…
PD.
“Tam­bién el hom­bre sur­ge por la dife­ren­cia­ción, y no sólo como indi­vi­duo ‑desa­rro­llán­do­se a par­tir de un sim­ple óvu­lo has­ta for­mar el orga­nis­mo más com­ple­jo que pro­du­ce la natu­ra­le­za- , sino tam­bién en el sen­ti­do his­tó­ri­co. Cuan­do des­pués de una lucha de mile­nios la mano se dife­ren­ció por fin de los pies y se lle­gó a la acti­tud erec­ta, el hom­bre se hizo dis­tin­to del mono y que­dó sen­ta­da la base para el desa­rro­llo del len­gua­je arti­cu­la­do y para el pode­ro­so desa­rro­llo del cere­bro, que des­de enton­ces ha abier­to un abis­mo infran­quea­ble entre el hom­bre y el mono”.
(Fede­ri­co Engels)
Mai­té Cam­pi­llo (actriz y direc­to­ra de teatro)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *