Itzia­rren Semeak : «La revo­lu­ción no se hace vien­do la tele­vi­sión ni por inter­net, face­book o twit­ter»

p043_f01_199x133.jpg
Cons­tan­tes y evo­lu­cio­na­dos se mues­tran Itzia­rren Semeak en su nue­vo dis­co «Dale can­de­la». Album que reco­rre, como en una carre­ra ciclis­ta, una eta­pa reple­ta de dife­ren­tes rit­mos, pai­sa­jes e inten­cio­nes. Es su álbum más adul­to, mejor tra­ma­do. Des­po­ja­dos de temo­res, com­ple­jos o auto­res­tric­cio­nes, el gru­po de Mun­gia dis­fru­ta con su álbum más ambi­cio­so.
Itzia­rren Semeak lle­va cin­co años de tra­jín. Han gra­ba­do tres dis­cos, una demo y un ep. Han toca­do alre­de­dor de 150 con­cier­tos y en cada dis­co, o de bolo en bolo, el gru­po no ha cesa­do en bus­car su iden­ti­dad den­tro de un cam­bio lógi­co, de trán­si­to desea­do, ver­sá­til y no caren­te de ins­pi­ra­ción. Con «Dale can­de­la» la ver­dad tópi­ca vuel­ve a reite­rar­se, pero no lo dicen ellos, lo cuen­ta el dis­co: es su álbum más com­ple­to y de lar­go. Itzia­rren Semeak lo logra con com­po­si­cio­nes diná­mi­cas, colo­ca­das sobre el freno y el ace­le­ra­dor, cer­ca de una bue­na melo­día que pasa­ba a media tar­de… Se fija en las cade­ras y su movi­mien­to, tam­bién en los dife­ren­tes rit­mos de aquí y de allá. El ska es el canu­ti­llo late­ral que une todas las can­cio­nes, pero los rit­mos lle­gan des­de todos los pun­tos car­di­na­les. Los vien­tos apor­tan los mejo­res arre­glos de su his­to­ria y los deta­lles solis­tas y pun­tua­les enri­que­cen cada títu­lo. Manex jue­ga con las sono­ri­da­des, como esas notas lim­pias y rever­be­ra­das de «Txitxi­bi­ritxe». «Dale can­de­la» le sigue debien­do ver­sos a los Clash, pero tam­bién es muy latino, qui­zá y como comen­ta Ibon más ade­lan­te, gra­cias a la línea abier­ta por Esne Bel­tza. Todos son más músi­cos y, como bue­nas espon­jas, absor­ben todo lo que les lla­ma la aten­ción. Y, ade­más, un tra­ba­jo grá­fi­ca­men­te impe­ca­ble. Están aler­ta.
Escu­char «Igo bolu­me­na» vie­ne a decir: «Aquí esta­mos, somos los mis­mos, pero nos gus­ta avan­zar…».
La ver­dad es que era lo que bus­cá­ba­mos, inten­tar sor­pren­der des­de la pri­me­ra can­ción al que escu­che el dis­co. Podía­mos que­dar­nos repi­tien­do la mis­ma fór­mu­la de dis­cos ante­rio­res, pero lo mejor que tie­ne la músi­ca es que siem­pre apren­des algo nue­vo y a noso­tros nos gus­ta pro­bar un poco de todo. Este dis­co tie­ne eso, prác­ti­ca­men­te no hay nin­gu­na can­ción igual, son todas dis­tin­tas. Por eso lo hemos pre­sen­ta­do como un cóc­tel tro­pi­cal, lleno de sabo­res..
Decla­ra­ción de prin­ci­pios…
Hemos cogi­do como eslo­gan para la pri­me­ra can­ción «The revo­lu­tion will not be tele­vi­sed», de Gill Scott-Heron. Para que cam­bien las cosas es nece­sa­rio mover­se. Noso­tros hemos cam­bia­do un poco con el esti­lo, y que­re­mos lograr que se mue­va la gen­te con rit­mo. La idea es tras­la­dar que hay que mover­se si quie­res que cam­bien las cosas, que la revo­lu­ción no se hace vien­do la tele­vi­sión ni por inter­net, en face­book o twit­ter, sino en la calle, en el día a día. Será la can­ción con la que abri­re­mos tam­bién los con­cier­tos de la nue­va tem­po­ra­da. Ade­más da pie a que todo el gru­po luz­ca en esta can­ción.
Otra elo­cuen­te mues­tra de bio­di­ver­si­dad musi­cal es «Dale can­de­la»
«Dale Can­de­la» tie­ne dos influen­cias cla­ras. Por una par­te, esa rum­ba cata­la­na al esti­lo Manu Chao y el reg­gae­ton. Sin­ce­ra­men­te, nun­ca nos hubié­ra­mos atre­vi­do a hacer un tema así, si en Eus­kal Herria Esne Bel­tza no hubie­ra abier­to ese camino. La reali­dad es que aun­que mucha gen­te lo nie­gue en públi­co, el rit­mo del reg­gae­ton es pega­di­zo, el pro­ble­ma sue­len ser sus letras retró­gra­das y machis­tas, de ahí que en esta can­ción haya­mos mez­cla­do esos dos rit­mos, y haya­mos bus­ca­do en la letra jus­to todo lo con­tra­rio que el reg­gae­ton (qui­tan­do algu­na excep­ción como Calle 13), ya que es una can­ción dedi­ca­da a las muje­res lucha­do­ras. Y es que, aun­que crea­mos que hemos avan­za­do, toda­vía hay mucho com­ple­jo en la socie­dad de Eus­kal Herria en lo que a la músi­ca se refie­re, y por supues­to con la liber­tad de la mujer. Creo que lo de «Jain­goi­koa eta lege zaha­rra» esta dema­sia­do enrai­za­do en esta socie­dad, don­de hay muchos vigi­lan­tes-mora­lis­tas..
¿Se per­ci­be que que­da mar­gen para seguir avan­zan­do?
Hemos ido paso a paso, apren­dien­do y tra­tan­do de mejo­rar cada día. La evo­lu­ción del gru­po creo que es evi­den­te, pero hay mucho mar­gen de mejo­ra. Los que ten­gan la pri­me­ra demo y escu­chen «Dale Can­de­la» segu­ro que se pre­gun­tan si somos los mis­mos.
Pero qui­zá con los Clash siem­pre pre­sen­tes…
Sí, tan­to por ideo­lo­gía como por la diver­si­dad de esti­los musi­ca­les que uti­li­za­ban. Es algo más que un gru­po, diría que has­ta una for­ma de enten­der la músi­ca y la vida. Se atre­vían con rit­mos muy dis­tin­tos y en cier­ta medi­da, y con toda la dis­tan­cia que hay entre lo que somos noso­tros y ellos, tam­bién nos guia­mos por ellos, mez­clan­do esti­los y bus­can­do pro­bar otras cosas. No somos nada puris­tas, nun­ca hemos teni­do com­ple­jos con eso, y creo que en este dis­co se nota bas­tan­te. Hay un paso hacia delan­te de for­ma inten­cio­na­da.
«Esai­da­zu» recuer­da a Fer­min Mugu­ru­za vía Clash…
Sí, sobre todo algu­nos arre­glos de vien­tos son pare­ci­dos a can­cio­nes de la últi­ma épo­ca de Fer­min. Nues­tras influen­cias son bas­tan­te evi­den­tes y tam­bién sue­na un poco a «Guns of Brix­ton» de The Clash con esos acor­des meno­res. Lue­go, la apor­ta­ción del dj de Nor­te Apa­che y un poco de jun­gle pro­gra­ma­do, creo tam­bién le ha dado un toque más a la can­ción.
Deta­lles.
Aho­ra nos fija­mos más en cómo tocan los otros gru­pos: peda­les, amplis y soni­dos que bus­can. Antes no per­día­mos ni un minu­to, no nos impor­ta­ba. Al prin­ci­pio era todo con dis­tor­sión has­ta el reg­gae y ska ¡Viva el punk! Des­de hace un tiem­po mira­mos efec­tos, peda­les, los amplis para gra­bar…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *