La izquier­da aber­tza­le y el movi­mien­to popu­lar vas­co- Borro­ka Garaia

El pasa­do abril, el medio de difu­sión anar​kis​mo​.net, que agru­pa a dece­nas de orga­ni­za­cio­nes anar­co-comu­nis­tas de todo el mun­do, en una entre­vis­ta a este blog pre­gun­ta­ba ¿Qué es el movi­mien­to popu­lar vas­co?. Mi con­tes­ta­ción fue la siguien­te:
“El movi­mien­to popu­lar vas­co es la res­pues­ta que prin­ci­pal­men­te la cla­se tra­ba­ja­do­ra y la juven­tud vas­ca han dado a un entra­ma­do polí­ti­co, eco­nó­mi­co y social impues­to que no pone en manos del pue­blo ni la ges­tión de sus recur­sos ni la direc­ción de sus vidas. Sig­ni­fi­ca la orga­ni­za­ción del pue­blo des­de la base y de una for­ma ver­da­de­ra­men­te demo­crá­ti­ca y hori­zon­tal, gene­ral­men­te asam­blea­ria, auto­ges­tio­na­da y de acción direc­ta enten­di­da en su más amplia con­cep­ción.
El movi­mien­to popu­lar vas­co se ganó sus galo­nes prin­ci­pal­men­te fogueán­do­se bajo la dic­ta­du­ra fas­cis­ta espa­ño­la y se man­tie­ne fuer­te a día de hoy. Este movi­mien­to popu­lar es muy amplio, plu­ral y prác­ti­ca­men­te abar­ca todas las nece­si­da­des y deman­das de la socie­dad, des­de la defen­sa e impul­so de la cul­tu­ra y len­gua vas­ca, pasan­do por la auto-orga­ni­za­ción de la juven­tud, la ocu­pa­ción de vivien­das des­ha­bi­ta­das, la anti-repre­sión, el femi­nis­mo, el eco­lo­gis­mo, la orga­ni­za­ción de fies­tas popu­la­res e innu­me­ra­bles ini­cia­ti­vas en el ámbi­to eco­nó­mi­co y social. En defi­ni­ti­va, una miría­da de acti­vi­da­des y pro­yec­tos que en todos los barrios, pue­blos y ciu­da­des vas­cas se lle­van a cabo con mucho rigor, mili­tan­cia de base y una amplí­si­ma par­ti­ci­pa­ción social. Es muy difí­cil hacer una radio­gra­fía com­ple­ta por­que este movi­mien­to es tre­men­da­men­te rico y varia­do. A lo lar­go del tiem­po ha sido una ingen­te fuen­te de con­tra-poder popu­lar; des­de la crea­ción de las ikas­to­las (escue­las don­de se apren­de en vas­co), la red de gaz­tetxes (casas ocu­pa­das que son cen­tro de acti­vi­dad de la juven­tud), un espa­cio comu­ni­ca­ti­vo inde­pen­dien­te (radios libres, perió­di­cos, etc)… es difí­cil abar­car en unas líneas todo lo que ha dado de sí y lo que tie­ne aún por dar, pero a modo de resu­men pode­mos decir que el movi­mien­to popu­lar vas­co es el hilo que man­tie­ne en pie y hace real el sue­ño de la Eus­kal Herria nue­va con la que soña­mos fren­te a los que bus­can su des­truc­ción. Sin el movi­mien­to popu­lar vas­co posi­ble­men­te el pue­blo vas­co ya no exis­ti­ría. Para el movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal vas­co y todos los que tra­ba­jan para que otro mun­do sea posi­ble el movi­mien­to popu­lar es fun­da­men­tal. Afor­tu­na­da­men­te amplias capas de la socie­dad vas­ca tam­bién lo entien­den así.”
Otra de las pre­gun­tas y enla­za­da con la ante­rior decía así, ¿Cuá­les han sido las cla­ves para la con­fi­gu­ra­ción y per­vi­ven­cia de un movi­mien­to popu­lar tan vital? ¿Por qué no ha sido asi­mi­la­do o mino­ri­za­do?. A lo que de nue­vo con­tes­té de esta mane­ra:
“El movi­mien­to popu­lar vas­co es el mayor movi­mien­to con­tes­ta­ta­rio de Euro­pa y no lo es por casua­li­dad. Para enten­der la razón habría que acu­dir en un prin­ci­pio a la pro­pia idio­sin­cra­sia vas­ca y su cul­tu­ra ances­tral cir­cu­lar. Des­de una pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca ances­tral las tra­di­cio­nes cir­cu­la­res como el Auzo­lan don­de el pue­blo en pleno de una mane­ra soli­da­ria y median­te la ayu­da mutua lle­va­ban a cabo tareas sien­do esto la uni­dad bási­ca de la orga­ni­za­ción polí­ti­co-eco­nó­mi­ca autóc­to­na de Eus­kal Herria, así como las Batza­rres, asam­bleas sobe­ra­nas de valle, que supo­nían una for­ma pri­mi­ge­nia de acción direc­ta median­te asam­bleas de pue­blo sur­gi­das ante­rior­men­te a las for­mas esta­ta­les de poder, podrían ser las pri­me­ras for­mas orga­ni­za­ti­vas ori­gi­na­rias de un pro­to-socia­lis­mo liber­ta­rio vas­co que están mar­ca­das en el ADN social y se han man­te­ni­do a lo lar­go del tiem­po, al igual que la len­gua vas­ca, pese a innu­me­ra­bles fac­to­res en con­tra.
Obvia­men­te eso no sería sufi­cien­te para con­tes­tar a la pre­gun­ta ni expli­car este fenó­meno. El con­flic­to y la tra­di­ción de pelea hace que se man­ten­ga esa vita­li­dad. ¿Por qué son tan ági­les las focas? Posi­ble­men­te por­que a lo lar­go de los mile­nios han teni­do que enfren­tar­se a depre­da­do­res como el tibu­rón. De la mis­ma mane­ra se pue­de decir que el movi­mien­to popu­lar vas­co ha alcan­za­do esa agi­li­dad his­tó­ri­ca por­que se ha enfren­ta­do a enemi­gos muy pode­ro­sos con mucha per­se­ve­ran­cia y deter­mi­na­ción. En últi­ma ins­tan­cia la exis­ten­cia de un con­flic­to nacio­nal y social his­tó­ri­co, la exis­ten­cia de orga­ni­za­cio­nes lucha­do­ras revo­lu­cio­na­rias con amplio his­to­rial y entre­ga, y por qué no decir­lo, por la pro­pia exis­ten­cia de la izquier­da aber­tza­le que no ha dado la espal­da al movi­mien­to popu­lar, lo ha ali­men­ta­do cons­tan­te­men­te e inclu­so des­de las ins­ti­tu­cio­nes bur­gue­sas ha dado cober­tu­ra a este movi­mien­to. Todo ello ase­gu­ra la con­fi­gu­ra­ción del movi­mien­to popu­lar vas­co, su per­vi­ven­cia y la impo­si­bi­li­dad de que sea mino­ri­za­do y asi­mi­la­do. La repre­sión ha sido la res­pues­ta de los esta­dos ante la impo­si­bi­li­dad de asi­mi­la­ción.”
Hoy, y debi­do a deba­tes abier­tos en el seno de la izquier­da aber­tza­le me gus­ta­ría aña­dir algo más rela­cio­na­do al movi­mien­to popu­lar vas­co des­de mi pro­pia expe­rien­cia per­so­nal. Una serie de con­clu­sio­nes que lo lar­go de los años me han que­da­do media­na­men­te cla­ras.

  • Sin menos­pre­ciar a las per­so­nas que no se iden­ti­fi­can ple­na­men­te con la izquier­da aber­tza­le y reco­no­cien­do en muchos casos su ingen­te labor en el movi­mien­to popu­lar, sin el impul­so del MLNV no exis­ti­ría movi­mien­to popu­lar vas­co en prác­ti­ca­men­te nin­gu­na de sus expre­sio­nes.
  • Pese a que la mayo­ría del movi­mien­to popu­lar vas­co tie­ne su auto­no­mía, esta auto­no­mía ha sido sal­va­guar­da­da por el impul­so del MLNV y prin­ci­pal­men­te por sec­to­res revo­lu­cio­na­rios. Espe­cial­men­te a par­tir de la déca­da de los 90. El movi­mien­to popu­lar no es algo sec­to­rial pese a que esté com­pues­to de uni­da­des sec­to­ria­les. En con­jun­to es algo estra­té­gi­co.
  • La mili­tan­cia revo­lu­cio­na­ria del MLNV no ha sido mera com­par­sa en el movi­mien­to popu­lar, sino su dina­mi­za­dor prin­ci­pal y eje ver­te­bra­dor. Ese tra­ba­jo dina­mi­za­dor en nin­gún caso ha supues­to un tra­ba­jo par­ti­dis­ta ni diri­gen­te, sino acti­va­dor de la socie­dad. Esa acti­va­ción se ha hecho en pará­me­tros estra­té­gi­cos nacio­na­les y socia­les. Con ins­tru­men­tos ya des­apa­re­ci­dos.
  • La uni­dad popu­lar, ha sido, y como no podía ser de otra mane­ra, un mero acom­pa­ña­mien­to del movi­mien­to popu­lar. Impo­si­bi­li­ta­da para gene­rar, sus­ten­tar y ali­men­tar al movi­mien­to popu­lar. La uni­dad popu­lar ha sido ali­men­ta­da por el movi­mien­to popu­lar y no al revés. Lo cual es per­fec­ta­men­te lógi­co e impo­si­ble de rever­tir por­que pre­ci­sa­men­te uni­dad popu­lar sig­ni­fi­ca eso; Recep­tor de los dife­ren­tes ámbi­tos de lucha. La uni­dad popu­lar es fuer­te si el movi­mien­to juve­nil, obre­ro, estu­dian­til, feminista,ecologista, cul­tu­ral y popu­lar es fuer­te y no en sen­ti­do inver­so.
  • El tra­ba­jo dina­mi­za­dor en el movi­mien­to popu­lar requie­re una pla­ni­fi­ca­ción estra­té­gi­ca, una tipo­lo­gía de mili­tan­cia y una acti­tud que no con­cuer­da al com­ple­to con la uni­dad popu­lar sino con los sec­to­res de la juven­tud y de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca más com­ba­ti­vos. De lo con­tra­rio el movi­mien­to popu­lar se con­vier­te en apén­di­ces social­de­mó­cra­tas, ins­ti­tu­cio­na­les o pro­fe­sio­na­les no cum­plien­do su fun­ción de arie­te y reba­sa­dor de los lími­tes del sis­te­ma.
  • Por la mis­ma razón que es nece­sa­ria una orga­ni­za­ción juve­nil, inde­pen­den­tis­ta , socia­lis­ta y revo­lu­cio­na­ria, entre otros moti­vos para gene­rar, sus­ten­tar y ali­men­tar al movi­mien­to juve­nil (que no es otra cosa más que el movi­mien­to popu­lar de la juven­tud), es nece­sa­ria una orga­ni­za­ción inde­pen­den­tis­ta , socia­lis­ta y revo­lu­cio­na­ria que gene­re, sus­ten­te y ali­men­te al movi­mien­to popu­lar glo­bal. Esa fun­ción no la pue­de rea­li­zar la uni­dad popu­lar por los moti­vos pre­via­men­te ale­ga­dos. De la mis­ma mane­ra que no pue­de cubrir la fun­ción de sin­di­ca­to u otro tipo de nece­si­da­des orgá­ni­cas.
  • Por lo tan­to, un deba­te para­le­lo pero a su vez com­ple­men­ta­rio resi­de en que es nece­sa­ria una orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria y socia­lis­ta inde­pen­dien­te pero par­tí­ci­pe de la uni­dad popu­lar para por una par­te man­te­ner la lla­ma his­tó­ri­ca del socia­lis­mo revo­lu­cio­na­rio que es par­te de la uni­dad popu­lar aun­que no lo es todo, ya que la uni­dad popu­lar es plu­ral, y para como ya se ha comen­ta­do antes gene­rar, sus­ten­tar y ali­men­tar al movi­mien­to popu­lar.
  • El deba­te sobre van­guar­dias es total­men­te absur­do, por­que ese ran­go lo otor­ga el pue­blo y no se pue­de dise­ñar. Algo se con­vier­te en van­guar­dia por su labor y no por su defi­ni­ción.

Nota final:
No tener en cuen­ta esto, en mi opi­nión dará como resul­ta­do segu­ro un pro­ce­so endó­geno que a par­te de inu­ti­li­zar amplia­men­te el poten­cial revo­lu­cio­na­rio y trans­for­ma­dor del movi­mien­to popu­lar hará reba­jar pro­gre­si­va­men­te la impor­tan­cia teó­ri­ca de éste hacien­do­le un ele­men­to sub­si­dia­rio de la dína­mi­ca polí­ti­ca de la izquier­da aber­tza­le, aumen­ta­rá una pro­gre­si­va pér­di­da de mili­tan­cia en los barrios y pue­blos, incre­men­ta­rá ten­ta­cio­nes diri­gis­tas, des­ten­sio­na­rá diná­mi­cas socia­les y en defi­ni­ti­va hará avan­zar al MLNV en el cum­pli­mien­to del pun­to pri­me­ro de aque­llas 20 mane­ras de car­gar­se a la izquier­da aber­tza­le.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *