Terro­ris­mo poli­cial- Xabier Makazaga

A los que vivi­mos en toda su cru­de­za el terro­ris­mo de Esta­do de los años 80 no se nos olvi­da el estri­bi­llo de la can­ción de RIP «Terro­ris­mo poli­cial con­tra gri­tos de Liber­tad». Una can­ción que habla­ba de «lar­gas horas de tor­tu­ra vil», por­que la máxi­ma expre­sión del terro­ris­mo poli­cial es pre­ci­sa­men­te la tor­tu­ra, un cri­men con­tra la huma­ni­dad cuya prohi­bi­ción en la ley inter­na­cio­nal es abso­lu­ta. Lo que no ocu­rre con la pena de muerte.

Así lo reco­no­ce el cate­drá­ti­co de Éti­ca de la Uni­ver­si­dad de Deus­to Xabier Etxe­be­rria quien dis­tin­gue dos tipos de terro­ris­mo, el de «gru­pos con moti­va­ción polí­ti­ca arma­dos fren­te al Esta­do», y el terro­ris­mo de Esta­do, ejer­ci­do por «el pro­pio Esta­do a tra­vés de una vio­len­cia que que­bran­ta gra­ve­men­te los dere­chos huma­nos y que tie­ne en la tor­tu­ra su expre­sión máxima.»

PP y PSOE ensal­zan el dis­cur­so de Etxe­be­rria sobre las víc­ti­mas de ETA, y al mis­mo tiem­po ocul­tan lo que dice res­pec­to a las víc­ti­mas de la tor­tu­ra. Una lacra que, según él, es prac­ti­ca­da en secre­to lo que «por un lado, garan­ti­za la impu­ni­dad del tor­tu­ra­dor y, por otro, deja sumi­da a la víc­ti­ma en el mayor des­am­pa­ro no sólo en el momen­to de ser tor­tu­ra­da, sino en el momen­to de recla­mar la jus­ti­cia y la repa­ra­ción debi­da por lo que se le ha hecho.»

Debi­do a ese secre­tis­mo tan cer­te­ra­men­te denun­cia­do por Xabier Etxe­be­rria, a miles de per­so­nas que duran­te déca­das han ale­ga­do haber sufri­do malos tra­tos /​tor­tu­ras se les ha nega­do su con­di­ción de víc­ti­mas, exi­gién­do­les para dicho reco­no­ci­mien­to prue­bas que el régi­men de inco­mu­ni­ca­ción hace casi siem­pre del todo imposibles.

A cau­sa de ello, no han reci­bi­do la ver­dad, jus­ti­cia y repa­ra­ción, con garan­tías de no repe­ti­ción, que tan­to nece­si­tan, lo que cons­ti­tu­ye sin duda una enor­me injus­ti­cia que es pre­ci­so afron­tar de una vez con jus­te­za e impar­cia­li­dad y aban­do­nan­do de una vez por todas las humi­llan­tes exi­gen­cias de prue­bas imposibles.

En efec­to, tal y como afir­mó en un artícu­lo a prin­ci­pios de año Jon Lan­da, ex Direc­tor de Dere­chos Huma­nos del Gobierno Vas­co, «El Esta­do que se auto­en­cu­bre con efi­ca­cia, pre­ci­sa, para com­pen­sar su actua­ción cri­mi­nal, una inver­sión efec­ti­va de la car­ga de la prue­ba»; es decir, que la car­ga de la prue­ba debe recaer sobre el Esta­do y no sobre sus víctimas.

La solu­ción pro­pues­ta por Jon Lan­da fue «crear un meca­nis­mo proac­ti­vo de ver­dad», y diver­sas per­so­na­li­da­des y agen­tes polí­ti­cos y socia­les de Eus­kal Herria están com­ple­ta­men­te de acuer­do con dicha pro­po­si­ción. Tam­bién lo están con lo dicho por Lan­da en el mis­mo artícu­lo: «lo esen­cial es que se pon­gan medios per­so­na­les y mate­ria­les, con inde­pen­den­cia y auto­ri­dad moral, a bus­car la ver­dad. A ayu­dar a las víc­ti­mas a que pue­dan decir su verdad.»

Sólo así se verán obli­ga­das las auto­ri­da­des espa­ño­las a aban­do­nar el cerra­do nega­cio­nis­mo que prac­ti­can en lo que se refie­re al terro­ris­mo de Esta­do y espe­cial­men­te a la tor­tu­ra. Un nega­cio­nis­mo que está en abier­ta con­tra­dic­ción con otra de las ideas cla­ves de Xabier Etxe­be­rria: la nece­si­dad de que los cau­san­tes y res­pon­sa­bles diver­sos de los dos tipos de terro­ris­mo por él des­cri­tos reco­noz­can todas y cada una de las vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos huma­nos come­ti­dos y el daño cau­sa­do a las víc­ti­mas que las han sufrido.

Los agen­tes inter­na­cio­na­les en reso­lu­ción de con­flic­tos sub­ra­yan que ésa es la base impres­cin­di­ble para resol­ver cual­quie­ra de ellos: reco­no­ci­mien­to del daño cau­sa­do y asun­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des. Y eso mis­mo recal­ca­ron las 25 víc­ti­mas, tan­to de ETA como del Esta­do, que par­ti­ci­pa­ron en la ini­cia­ti­va Glencree.

La Izquier­da Aber­tza­le ha dado impor­tan­tes pasos en esa direc­ción, pero los res­pon­sa­bles del terro­ris­mo de Esta­do se obs­ti­nan en negar la evi­den­te impor­tan­cia de esos pasos para evi­tar a toda cos­ta dar los que les corres­pon­den por su par­te. Sobre todo, el PP cuya pos­tu­ra nega­cio­nis­ta a ultran­za supera todo lo ima­gi­na­ble. En cuan­to al PSOE, ha empe­za­do a dar algu­nos tími­dos pasos, pero sigue prio­ri­zan­do la men­ti­ra y el nega­cio­nis­mo res­pec­to a las víc­ti­mas del Estado.

Por eso es tan nece­sa­rio exijir la crea­ción de un meca­nis­mo proac­ti­vo para la ave­ri­gua­ción de la ver­dad que reuna las carác­te­rís­ti­cas que apun­ta Jon Lan­da. Un meca­nis­mo real­men­te impar­cial que inten­te acla­rar todas las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos suce­di­das en Eus­kal Herria duran­te estas últi­mas décadas.

Des­de lue­go, no logra­rá acla­rar todas las que ha come­ti­do el Esta­do, por­que éste bien que se ha cui­da­do siem­pre de dejar las menos prue­bas posi­bles, pero segu­ro que sal­drán a relu­cir no pocas cosas. Por eso se opo­nen tan fron­tal­men­te PP y PSOE a que se cons­ti­tu­ya nin­gún meca­nis­mo de ese tipo. Por­que le tie­nen páni­co a la ver­dad. Le tie­nen páni­co a que sal­ga a relu­cir cúan direc­ta ha sido su res­pon­sa­bi­li­dad en el terro­ris­mo de Estado.

Les encan­ta­ría poder seguir inde­fi­ni­da­men­te ancla­dos en el pasa­do, enar­bo­lan­do la men­ti­ra y el nega­cio­nis­mo como ban­de­ra. Les encan­ta­ría tam­bién poder seguir sir­vién­do­se del terro­ris­mo poli­cial para aho­gar nues­tros gri­tos de Liber­tad con ese méto­do de tor­tu­ra que en tan­ta esti­ma tie­ne la Guar­dia Civil, la «bol­sa». Pero ya se pue­den ir hacien­do a la idea de que les va a resul­tar del todo impo­si­ble. Por­que el futu­ro que esta­mos cons­tru­yen­do, con la ver­dad como ban­de­ra, no rima en abso­lu­to con terro­ris­mo sino con Libertad.

Xabier Maka­za­ga, inves­ti­ga­dor del terro­ris­mo de Estado

18 de noviem­bre de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.