Terro­ris­mo poli­cial- Xabier Maka­za­ga

A los que vivi­mos en toda su cru­de­za el terro­ris­mo de Esta­do de los años 80 no se nos olvi­da el estri­bi­llo de la can­ción de RIP «Terro­ris­mo poli­cial con­tra gri­tos de Liber­tad». Una can­ción que habla­ba de «lar­gas horas de tor­tu­ra vil», por­que la máxi­ma expre­sión del terro­ris­mo poli­cial es pre­ci­sa­men­te la tor­tu­ra, un cri­men con­tra la huma­ni­dad cuya prohi­bi­ción en la ley inter­na­cio­nal es abso­lu­ta. Lo que no ocu­rre con la pena de muer­te.

Así lo reco­no­ce el cate­drá­ti­co de Éti­ca de la Uni­ver­si­dad de Deus­to Xabier Etxe­be­rria quien dis­tin­gue dos tipos de terro­ris­mo, el de «gru­pos con moti­va­ción polí­ti­ca arma­dos fren­te al Esta­do», y el terro­ris­mo de Esta­do, ejer­ci­do por «el pro­pio Esta­do a tra­vés de una vio­len­cia que que­bran­ta gra­ve­men­te los dere­chos huma­nos y que tie­ne en la tor­tu­ra su expre­sión máxi­ma.»

PP y PSOE ensal­zan el dis­cur­so de Etxe­be­rria sobre las víc­ti­mas de ETA, y al mis­mo tiem­po ocul­tan lo que dice res­pec­to a las víc­ti­mas de la tor­tu­ra. Una lacra que, según él, es prac­ti­ca­da en secre­to lo que «por un lado, garan­ti­za la impu­ni­dad del tor­tu­ra­dor y, por otro, deja sumi­da a la víc­ti­ma en el mayor des­am­pa­ro no sólo en el momen­to de ser tor­tu­ra­da, sino en el momen­to de recla­mar la jus­ti­cia y la repa­ra­ción debi­da por lo que se le ha hecho.»

Debi­do a ese secre­tis­mo tan cer­te­ra­men­te denun­cia­do por Xabier Etxe­be­rria, a miles de per­so­nas que duran­te déca­das han ale­ga­do haber sufri­do malos tra­tos /​tor­tu­ras se les ha nega­do su con­di­ción de víc­ti­mas, exi­gién­do­les para dicho reco­no­ci­mien­to prue­bas que el régi­men de inco­mu­ni­ca­ción hace casi siem­pre del todo impo­si­bles.

A cau­sa de ello, no han reci­bi­do la ver­dad, jus­ti­cia y repa­ra­ción, con garan­tías de no repe­ti­ción, que tan­to nece­si­tan, lo que cons­ti­tu­ye sin duda una enor­me injus­ti­cia que es pre­ci­so afron­tar de una vez con jus­te­za e impar­cia­li­dad y aban­do­nan­do de una vez por todas las humi­llan­tes exi­gen­cias de prue­bas impo­si­bles.

En efec­to, tal y como afir­mó en un artícu­lo a prin­ci­pios de año Jon Lan­da, ex Direc­tor de Dere­chos Huma­nos del Gobierno Vas­co, «El Esta­do que se auto­en­cu­bre con efi­ca­cia, pre­ci­sa, para com­pen­sar su actua­ción cri­mi­nal, una inver­sión efec­ti­va de la car­ga de la prue­ba»; es decir, que la car­ga de la prue­ba debe recaer sobre el Esta­do y no sobre sus víc­ti­mas.

La solu­ción pro­pues­ta por Jon Lan­da fue «crear un meca­nis­mo proac­ti­vo de ver­dad», y diver­sas per­so­na­li­da­des y agen­tes polí­ti­cos y socia­les de Eus­kal Herria están com­ple­ta­men­te de acuer­do con dicha pro­po­si­ción. Tam­bién lo están con lo dicho por Lan­da en el mis­mo artícu­lo: «lo esen­cial es que se pon­gan medios per­so­na­les y mate­ria­les, con inde­pen­den­cia y auto­ri­dad moral, a bus­car la ver­dad. A ayu­dar a las víc­ti­mas a que pue­dan decir su ver­dad.»

Sólo así se verán obli­ga­das las auto­ri­da­des espa­ño­las a aban­do­nar el cerra­do nega­cio­nis­mo que prac­ti­can en lo que se refie­re al terro­ris­mo de Esta­do y espe­cial­men­te a la tor­tu­ra. Un nega­cio­nis­mo que está en abier­ta con­tra­dic­ción con otra de las ideas cla­ves de Xabier Etxe­be­rria: la nece­si­dad de que los cau­san­tes y res­pon­sa­bles diver­sos de los dos tipos de terro­ris­mo por él des­cri­tos reco­noz­can todas y cada una de las vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos huma­nos come­ti­dos y el daño cau­sa­do a las víc­ti­mas que las han sufri­do.

Los agen­tes inter­na­cio­na­les en reso­lu­ción de con­flic­tos sub­ra­yan que ésa es la base impres­cin­di­ble para resol­ver cual­quie­ra de ellos: reco­no­ci­mien­to del daño cau­sa­do y asun­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des. Y eso mis­mo recal­ca­ron las 25 víc­ti­mas, tan­to de ETA como del Esta­do, que par­ti­ci­pa­ron en la ini­cia­ti­va Glen­cree.

La Izquier­da Aber­tza­le ha dado impor­tan­tes pasos en esa direc­ción, pero los res­pon­sa­bles del terro­ris­mo de Esta­do se obs­ti­nan en negar la evi­den­te impor­tan­cia de esos pasos para evi­tar a toda cos­ta dar los que les corres­pon­den por su par­te. Sobre todo, el PP cuya pos­tu­ra nega­cio­nis­ta a ultran­za supera todo lo ima­gi­na­ble. En cuan­to al PSOE, ha empe­za­do a dar algu­nos tími­dos pasos, pero sigue prio­ri­zan­do la men­ti­ra y el nega­cio­nis­mo res­pec­to a las víc­ti­mas del Esta­do.

Por eso es tan nece­sa­rio exijir la crea­ción de un meca­nis­mo proac­ti­vo para la ave­ri­gua­ción de la ver­dad que reuna las carác­te­rís­ti­cas que apun­ta Jon Lan­da. Un meca­nis­mo real­men­te impar­cial que inten­te acla­rar todas las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos suce­di­das en Eus­kal Herria duran­te estas últi­mas déca­das.

Des­de lue­go, no logra­rá acla­rar todas las que ha come­ti­do el Esta­do, por­que éste bien que se ha cui­da­do siem­pre de dejar las menos prue­bas posi­bles, pero segu­ro que sal­drán a relu­cir no pocas cosas. Por eso se opo­nen tan fron­tal­men­te PP y PSOE a que se cons­ti­tu­ya nin­gún meca­nis­mo de ese tipo. Por­que le tie­nen páni­co a la ver­dad. Le tie­nen páni­co a que sal­ga a relu­cir cúan direc­ta ha sido su res­pon­sa­bi­li­dad en el terro­ris­mo de Esta­do.

Les encan­ta­ría poder seguir inde­fi­ni­da­men­te ancla­dos en el pasa­do, enar­bo­lan­do la men­ti­ra y el nega­cio­nis­mo como ban­de­ra. Les encan­ta­ría tam­bién poder seguir sir­vién­do­se del terro­ris­mo poli­cial para aho­gar nues­tros gri­tos de Liber­tad con ese méto­do de tor­tu­ra que en tan­ta esti­ma tie­ne la Guar­dia Civil, la «bol­sa». Pero ya se pue­den ir hacien­do a la idea de que les va a resul­tar del todo impo­si­ble. Por­que el futu­ro que esta­mos cons­tru­yen­do, con la ver­dad como ban­de­ra, no rima en abso­lu­to con terro­ris­mo sino con Liber­tad.

Xabier Maka­za­ga, inves­ti­ga­dor del terro­ris­mo de Esta­do

18 de noviem­bre de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *