Cómo no me gus­ta­ría que fue­ra Sor­tu- Borro­ka Garaia

Es sabi­do que el pro­ce­so de cons­ti­tu­ción de Sor­tu ha echa­do ya a andar en todos los pue­blos y barrios de Eus­kal Herria. Es impor­tan­te de cara al deba­te que se abre en Sor­tu para su con­fi­gu­ra­ción dar­se cuen­ta que está en jue­go tener una mili­tan­cia plu­ral basa­da en la crí­ti­ca y la lógi­ca en vez de la fe. Lo que la repre­sión fuer­za y con­di­cio­na en la prác­ti­ca polí­ti­ca no pue­de ser tras­la­da­do a las men­tes y al deba­te que deben ser libres en toda su exten­sión inde­pen­dien­te­men­te de las deci­sio­nes prác­ti­cas que se tomen en momen­tos deter­mi­na­dos. Esa liber­tad de pen­sa­mien­to será lo que auna­rá fuer­zas, nue­vas y vie­jas en un gran auzo­lan. Tan­to para cam­biar cosas como para reafir­mar que no hay que cam­biar algo en un momen­to determinado.

Tan­to los que en esta coyun­tu­ra se han apar­ta­do por dife­ren­tes moti­vos o se sien­ten algo fue­ra de lugar como los que están muy ilu­sio­na­dos deben y tie­nen que tener su espa­cio, un mar­co de deba­te y acción en el que pue­dan estar cómo­dos. Y des­de aquí ani­mo espe­cial­men­te a los y las mili­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes anó­ni­mas que han esta­do siem­pre en pri­me­ra línea que par­ti­ci­pen, por­que real­men­te son las más nece­sa­rias en mi humil­de opinión.

En rela­ción a eso, el otro día me pre­gun­tó un ami­go a ver como me gus­ta­ría que fue­ra Sor­tu. Le iba a sol­tar una char­la que qui­zás se podría exten­der varias horas así que deci­dí ser esque­má­ti­co y tras­la­dar­le mejor cómo no me gus­ta­ría que fue­ra Sor­tu en 5 puntos.

  • No me gus­ta­ría que Sor­tu fue­ra el pun­to de encuen­tro de nin­gu­na estra­te­gia sino el pun­to de encuen­tro de los inde­pen­den­tis­tas y socia­lis­tas de este país que dise­ñan estra­te­gias, las com­par­tan o no com­par­tan en dife­ren­tes gra­dos. Pudien­do modi­fi­car­las, eli­mi­nar­las o crear nue­vas. Sin nin­gún tipo de lími­te ni de barrera.
  • No me gus­ta­ría que Sor­tu fue­ra homo­gé­nea. Ya que la izquier­da aber­tza­le no lo es. Con­vi­ven sec­to­res posi­bi­lis­tas y social­de­mó­cra­tas, con socia­lis­tas revo­lu­cio­na­rios, mar­xis­tas e inclu­so liber­ta­rios. Bus­car la cohe­sión ideo­ló­gi­ca glo­bal en la uni­dad popu­lar hace que los míni­mos común deno­mi­na­do­res a acor­dar se con­vier­tan a la lar­ga en máximos.
  • No me gus­ta­ría que Sor­tu pro­mo­cio­na­ra el per­so­na­lis­mo ni el dis­cur­so úni­co. Una de las taras his­tó­ri­cas que ade­más cada día es de más peso es la crea­ción de autó­ma­tas o loros de estruc­tu­ra que se limi­tan a tras­la­dar infor­ma­ción de un lado a otro sin aná­li­sis por el camino.
  • No me gus­ta­ría que Sor­tu inten­ta­ra abar­car más de lo que es. No me gus­ta­ría que Sor­tu fue­ra igual a MLNV. El MLNV es un movi­mien­to polí­ti­co de libe­ra­ción nacio­nal y social con tra­ba­jo en diver­sos ámbi­tos, con diver­sas orga­ni­za­cio­nes. Rom­per la fle­xi­bi­dad orga­ni­za­ti­va y seguir un mode­lo clá­si­co bur­gués de par­ti­do aun­que se ten­gan bue­nas inten­cio­nes está abo­ca­do a ser pará­si­to de las diná­mi­cas popu­la­res y cen­tra­do en un ombli­guis­mo ins­ti­tu­cio­nal y elec­to­ral sien­do el camino direc­to más rapi­do hacia la inte­gra­ción en el sistema.
  • No me gus­ta­ría que Sor­tu fue­ra el cen­tro de nada sino el recep­tor de todo. Un Sor­tu endó­geno a todos los nive­les pon­dría al ser­vi­cio de una estra­te­gia ins­ti­tu­cio­nal limi­ta­da por el sis­te­ma el cau­dal de lucha popu­lar y la ener­gía del movi­mien­to popu­lar en bue­na par­te neutralizandolas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *