Des­igual­dad social en el mun­do alcan­za máxi­mo histórico

Gran­ma

La pobre­za, antes con­cen­tra­da en las nacio­nes de meno­res ingre­sos, aho­ra aumen­ta tam­bién en las de “ingre­sos medios”, don­de resi­de más del 70 % de la pobla­ción de esca­sos recur­sos a esca­la global.

Ade­más, en las 32 nacio­nes más desa­rro­lla­das del mun­do, la bre­cha entre las capas con más recur­sos y las menos favo­re­ci­das ha lle­ga­do a su máxi­mo his­tó­ri­co en 20 años y sigue aumentado.

Duran­te este perio­do, en el 20 % de estos paí­ses las ganan­cias de los pobres han baja­do con­si­de­ra­ble­men­te, lo que afec­ta, sobre todo, las con­di­cio­nes en que nacen y cre­cen los menores.

Des­de la déca­da de los noven­ta, la bre­cha entre niñas y niños ricos y pobres a nivel inter­na­cio­nal ha aumen­ta­do un 35 %, es decir, casi el doble de las dife­ren­cias entre adul­tos. Esto sig­ni­fi­ca que en algu­nos paí­ses la pro­por­ción de meno­res pobres, que mue­ren antes de cum­plir cin­co años de edad es el doble de la pro­por­ción entre los ricos.

Sin embar­go, la orga­ni­za­ción reco­no­ce que ha habi­do cier­to pro­gre­so en algu­nas áreas rela­cio­na­das con el bien­es­tar de los niños, como por ejem­plo, en la mor­ta­li­dad infantil.

El infor­me de Save the Chil­dren, que pre­ce­de a una reu­nión de la ONU con el pro­pó­si­to de adop­tar nue­vas estra­te­gias para erra­di­car la pobre­za en el mun­do y esta­ble­cer nue­vos Obje­ti­vos de Desa­rro­llo del Mile­nio pos­te­rio­res al 2015, invi­ta a abor­dar las des­igual­da­des de tal modo que los ingre­sos gene­ra­dos por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co se dis­tri­bu­yan más eficazmente.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.