Konec­ta des­pi­de, Iber­dro­la criminaliza

Konecta

Ama­goia, Iran­tzu eta Lei­re – Dele­ga­das de LAB en Konecta

Lle­va­mos 12 años en el Call Cen­ter del muni­ci­pio de Güe­ñes dan­do el ser­vi­cio de aten­ción tele­fó­ni­ca a los clien­tes de Iber­dro­la. Duran­te estos años Iber­dro­la ha rea­li­za­do varios cam­bios de empre­sas para pres­tar el ser­vi­cio tele­fó­ni­co y des­de la lle­ga­da en diciem­bre del 2010 de Konec­ta, esta empre­sa ha des­pe­di­do a 80 com­pa­ñe­ras ade­más de pre­ca­ri­zar más aún este sec­tor dón­de más de 90% de la plan­ti­lla somos mujeres.

El pasa­do mar­zo apro­ve­chan­do la refor­ma labo­ral impues­ta por el Gobierno espa­ñol Konec­ta des­pi­dió a otras 11 com­pa­ñe­ras y a 7 las ofer­ta­ron el tras­la­do a Bar­ce­lo­na, es decir des­pi­dos encu­bier­tos. La des­truc­ción de empleo que esta­mos sufrien­do no es moti­va­da por la fal­ta de tra­ba­jo ya que Konec­ta con­ti­núa crean­do pues­tos de tra­ba­jo en las pla­ta­for­mas que la empre­sa ha ins­tau­ra­do en Chi­le y Bar­ce­lo­na por lo que nos hace pen­sar que su obje­ti­vo final es la des­lo­ca­li­za­ción de Eus­kal Herria.

Lo úni­co que quie­ren es cri­mi­na­li­zar a los que defen­de­mos a los tra­ba­ja­do­res fren­te a los des­pi­dos y la pre­ca­rie­dad laboral

Lle­vá­ba­mos años luchan­do por nues­tros dere­chos (denun­cias, mani­fes­ta­cio­nes, con­cen­tra­cio­nes fren­te a Iber­dro­la y dife­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes, huel­gas, …) pero siem­pre nos hemos encon­tra­do en total inde­fen­sión ya que tan­to en los medios de comu­ni­ca­ción como en las ins­ti­tu­cio­nes pre­va­le­cía el todo pode­ro­so Iber­dro­la, así que el 9 de mar­zo dos dele­ga­das de LAB deci­di­mos ini­ciar una huel­ga de ham­bre con el fin se read­mi­tie­ra a las des­pe­di­das y se para­li­za­ra la san­gría de despidos.

Duran­te la huel­ga se rea­li­za­ron dife­ren­tes movi­li­za­cio­nes y una de ellas fue una acción pací­fi­ca fren­te a la torre Iber­dro­la por par­te de LAB cuyo obje­ti­vo era pedir una reu­nión, y mien­tras espe­ra­ban la con­tes­ta­ción deci­die­ron rea­li­zar una sen­ta­da. Sin reci­bir­les, Iber­dro­la lla­mó a la Ertzain­tza, los des­alo­ja­ron, y pro­ce­die­ron a inter­po­ner una denuncia.

Las con­se­cuen­cias fue­ron 21 per­so­nas impu­tadas por supues­tos des­or­de­nes públi­cos y el pasa­do 29 de octu­bre se cele­bró el jui­cio en el que el fis­cal sos­te­nía que habían incu­rri­do en “res­pon­sa­bi­li­dad cri­mi­nal” y se ampa­ra­ba en un infor­me poli­cial lleno de erro­res, rea­li­za­do 90 días des­pués del acto, el cual no se ase­me­ja en nada a lo ocu­rri­do como bien decla­ra­ron todos los tes­ti­gos y lo corro­bo­ran los vídeos e imá­ge­nes que se emi­tie­ron en el jui­cio tan­to de Bil­bo­ko Bran­ka como de Hamai­ka Telebista.

Lo que nos ha que­da­do cla­ro es que lo úni­co que quie­ren es cri­mi­na­li­zar a los que defen­de­mos a los tra­ba­ja­do­res fren­te a los des­pi­dos y la pre­ca­rie­dad labo­ral, pero esto aún no nos hace sino más fuertes.

Bran­ka

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *