La Revo­lu­ción Efi­cien­te: El camino a la irre­ver­si­bi­li­dad del Mode­lo Boli­va­riano

El pró­xi­mo mes de enero del año 2013, el pre­si­den­te Hugo Chá­vez ini­cia­rá su ter­cer perío­do pre­si­den­cial, des­de ya ha asu­mi­do el pro­ble­ma de la ges­tión y la efi­ca­cia como el cen­tro de su nue­va tarea; sin embar­go ¿por­qué hablar de ges­tión y efi­ca­cia en la nue­va tarea?, ¿Aca­so, no se ha hecho ges­tión y no se ha sido efi­caz en estos 14 años?.

La res­pues­ta a estas pre­gun­tas pode­mos bus­car­la en las cali­fi­ca­cio­nes otor­ga­das a Vene­zue­la por los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, Vene­zue­la es hoy el país menos des­igual de Amé­ri­ca lati­na, Vene­zue­la es de los paí­ses con menor des­em­pleo de Amé­ri­ca Lati­na, Vene­zue­la es el segun­do país con mayor matrí­cu­la uni­ver­si­ta­ria de Amé­ri­ca Lati­na, Vene­zue­la es el ter­cer país don­de más se leen libros en Amé­ri­ca Lati­na, y así un lar­go etcé­te­ra. Y enton­ces ¿a qué se refie­re el pre­si­den­te al que­rer asu­mir como cen­tro la ges­tión y la efi­cien­cia?.

Pen­sa­mos que la preo­cu­pa­ción del pre­si­den­te está diri­gi­da a cons­truir un nue­vo tipo de ges­tión, hay una com­pren­sión del lími­te que supo­ne la ges­tión públi­ca des­de la sola pre­emi­nen­cia del esta­do cen­tris­mo y la nece­si­dad de movi­li­zar la arqui­tec­tu­ra polí­ti­ca hacia un mayor pro­ta­go­nis­mo de lo comu­nal, de lo social en el tra­za­do, eje­cu­ción y eva­lua­ción de las polí­ti­cas públi­cas.

Tra­te­mos de refle­xio­nar sobre varios con­cep­tos que están en jue­go en este esce­na­rio, en pri­mer lugar el con­cep­to de ges­tión públi­ca. Pode­mos enten­der la ges­tión públi­ca como el pro­ce­so de ges­ta­ción de las polí­ti­cas públi­cas, es una diná­mi­ca que arti­cu­la el pro­ce­so de tra­za­do, eje­cu­ción y eva­lua­ción de dichas polí­ti­cas, aquí se empa­ren­ta la ges­tión con el con­cep­to de ges­ta­ción.

Una polí­ti­ca públi­ca por su par­te, es la expre­sión for­ma­li­za­da de la volun­tad del gobierno. Es la media­ción entre un pro­yec­to de socie­dad y Esta­do con la acción espe­cí­fi­ca de un gobierno. Sin embar­go más que un flu­jo de deci­sio­nes y accio­nes o una direc­triz que seña­la un gobierno, las polí­ti­cas públi­cas dan cuen­ta del gra­do de con­trol efec­ti­vo que tie­ne el gober­nan­te sobre las ins­ti­tu­cio­nes y la socie­dad que gobier­na, igual­men­te las polí­ti­cas públi­cas seña­lan la direc­ción que sigue un gober­nan­te al ejer­cer su facul­tad de gober­nar.

En Vene­zue­la en los ciclos ante­rio­res a la revo­lu­ción, las polí­ti­cas públi­cas tenían su naci­mien­to y con­fi­gu­ra­ción no en el esta­do o los acto­res socia­les colec­ti­vos, sino en las ofi­ci­nas y clu­bes del gran capi­tal, ya el pre­si­den­te ha ilus­tra­do el papel de Fede­cá­ma­ras en el tra­za­do de las polí­ti­cas y el nom­bra­mien­to de los minis­tros. En Vene­zue­la se ha des­pla­za­do al capi­tal como fac­tor estruc­tu­ran­te del sis­te­ma y ha sido el esta­do, bajo la con­duc­ción del lide­raz­go revo­lu­cio­na­rio, el esce­na­rio real des­de don­de se for­mu­lan las polí­ti­cas públi­cas, no en bene­fi­cio de unos pocos, sino en fun­ción de todos.

Asis­ti­mos des­de el año 1998 aun recen­tra­mien­to del poder, las polí­ti­cas públi­cas vuel­ven a ser un pro­ble­ma de esta­do y gobierno, aun­que lo públi­co no se reduz­ca a lo esta­tal, sino que arti­cu­le de mane­ra diná­mi­ca a los diver­sos acto­res colec­ti­vos de la socie­dad.

Las polí­ti­cas públi­cas por pri­me­ra vez en la his­to­ria del país, son un asun­to colec­ti­vo social, son lo común, la esfe­ra de lo públi­co se expan­de y enri­que­ce con la cre­cien­te con­for­ma­ción de expre­sio­nes de par­ti­ci­pa­ción en las comu­ni­da­des, en los foros de dis­cu­sión de ciu­dad, los pro­ce­sos de pla­ni­fi­ca­ción par­ti­ci­pa­ti­va, estos son hoy esce­na­rios de lo públi­co y mues­tran nue­vas y ricas for­mas de par­ti­ci­par.

Así, lo públi­co y en espe­cí­fi­co las polí­ti­cas públi­cas son linea­mien­tos y espa­cios cons­truí­dos en común por un esta­do en movi­mien­to y unos acto­res colec­ti­vos en movi­mien­to.

Pero en rela­ción a las polí­ti­cas públi­cas tam­bién vamos a encon­trar diver­sos enfo­ques e ideas sobre que enten­der como polí­ti­ca públi­ca y como desa­rro­llar su tra­za­do, los con­cep­tos sobre polí­ti­cas públi­cas se mue­ven entre la defi­ni­ción de las polí­ti­cas públi­cas como gran­des macro linea­mien­tos y quie­nes las con­ci­ben como res­pues­tas pun­tua­les y espe­cí­fi­cas a las deman­das socia­les. Algu­nas líneas de aná­li­sis sobre polí­ti­cas públi­cas son:

- MODELO INSTITUCIONALISTA: La cla­ve en la com­pren­sión de las polí­ti­cas públi­cas se encuen­tra en el estu­dio de las estruc­tu­ras, fun­cio­nes y pro­ce­di­mien­tos que se requie­ren para fun­da­men­tar y con­cre­tar los pro­ce­sos de deci­sión y ope­ra­ción de las orga­ni­za­cio­nes públi­cas. Par­te de un tra­za­do tecno-buro­crá­ti­co.

- MODELO SISTEMICO: El pun­to cru­cial en la inter­pre­ta­ción de las polí­ti­cas públi­cas radi­ca en la iden­ti­fi­ca­ción y com­pren­sión de la ruta crí­ti­ca que siguen las auto­ri­da­des de polí­ti­ca para iden­ti­fi­car, pro­ce­sar y con­ver­tir las deman­das de los ciu­da­da­nos en accio­nes del esta­do. Su tra­za­do es polí­ti­co.

- MODELO DE APROXIMACIONES SUCESIVAS: Ve las polí­ti­cas públi­cas como el rea­lis­mo de Resol­ver Pro­ble­mas, se dan ajus­tes con­ti­nuos y en com­pa­ra­ción con polí­ti­cas ante­rio­res. Su tra­za­do es espas­mó­di­co.

Todos los enfo­ques o aná­li­sis par­ten de supues­tos como:

• Se supo­ne que el esta­do cubre a toda la nación y está en todo el terri­to­rio y que los prin­ci­pios y valo­res ins­ti­tu­cio­na­les son cono­ci­dos, acep­ta­dos y prac­ti­ca­dos por todos los ciu­da­da­nos.

• Se supo­ne que en las orga­ni­za­cio­nes públi­cas exis­te una ple­na iden­ti­dad entre los obje­ti­vos de los fun­cio­na­rios y los obje­ti­vos de la orga­ni­za­ción, y que los diri­gen­tes tie­nen toda la auto­no­mía para asig­nar los recur­sos y orien­tar las orga­ni­za­cio­nes en la direc­ción desea­da.

La mayor de las veces los ante­rio­res supues­tos no se cum­plen en su tota­li­dad y mucho menos en socie­da­des como la vene­zo­la­na que ha veni­do con­fi­gu­ran­do un nue­vo orden a par­tir de la demo­li­ción del orden cuar­to repu­bli­cano. Esto es impor­tan­te adver­tir­lo, por­que casi nun­ca en el aná­li­sis de la ges­tión públi­ca hace­mos apa­re­cer el con­tex­to o las par­ti­cu­la­ri­da­des del régi­men polí­ti­co ante­rior o la cul­tu­ra polí­ti­ca de la pobla­ción.

Es común que se hable del pre­si­den­te Chá­vez como un gobierno con 14 años de ejer­ci­cio; pero se obvia el impac­to en la esta­bi­li­dad del nue­vo sis­te­ma y la ges­tión públi­ca de hechos como el gol­pe mili­tar, o la masi­va e inten­cio­na­da fuga de divi­sas, o el gol­pe petro­le­ro, o las gua­rim­bas, o el jue­go des­es­ta­bi­li­za­dor des­de la inva­sión de los para­mi­li­ta­res, o la per­ma­nen­te reva­li­da­ción del nue­vo poder en los pro­ce­sos elec­to­ra­les des­de el mis­mo refe­rén­dum revo­ca­to­rio has­ta todas las demás jor­na­das.

De lo ante­rior se des­pren­de que la varia­ble del poder, tiem­po polí­ti­co y el con­tex­to, impo­nen con­di­cio­nes e impac­tos en la ela­bo­ra­ción de las polí­ti­cas públi­cas, sien­do dife­ren­te las for­mas de tra­za­do en momen­tos de trans­gre­sión sub­ver­si­va a la esta­bi­li­dad del sis­te­ma, que en momen­tos de esta­bi­li­dad, con­so­li­da­ción del nue­vo orden y paz polí­ti­ca.

Jun­te­mos todo esto con la refle­xión del pre­si­den­te y con­clui­re­mos que se abre sin lugar a dudas a par­tir de este mes de enero de 2012 un nue­vo tiem­po polí­ti­co, se ha pul­ve­ri­za­do la van­guar­dia gol­pis­ta de la bur­gue­sía y el impe­ria­lis­mo, se ha derro­ta­do reite­ra­da­men­te y de mane­ra estra­té­gi­ca el mode­lo de socie­dad neo­li­be­ral que han tra­ta­do de res­tau­rar, el sis­te­ma en su con­jun­to ha sido vali­da­do con el masi­vo pro­ta­go­nis­mo de la ciu­da­da­nía en los diver­sos cana­les y espa­cios de par­ti­ci­pa­ción, la mis­ma dere­cha ha ter­mi­na­do asu­mien­do la cons­ti­tu­ción boli­va­ria­na como su refe­ren­te, es decir, se ha ins­ti­tu­cio­na­li­za­do el nue­vo orden.

Todo esto nos brin­da un espa­cio de tiem­po pri­vi­le­gia­do para alcan­zar mayo­res impac­tos socia­les y eco­nó­mi­cos que los logra­dos has­ta el momen­to, pode­mos aban­do­nar el tra­za­do espas­mó­di­co de las polí­ti­cas que el desa­fío cons­tan­te al orden por par­te de la dere­cha impu­so, se deben tras­cen­der las for­mas de tra­za­do ins­ti­tu­cio­na­lis­ta y tecno buro­crá­ti­co, se requie­re avan­zar en la for­mu­la­ción y ges­tión de las polí­ti­cas públi­cas des­de el mode­lo sis­té­mi­co, don­de el tra­za­do polí­ti­co recu­pe­re al suje­to social y su inter­ac­ción con el esta­do como ele­men­to fun­da­men­tal de la ges­tión.

Pero para ello tam­bién debe­mos enten­der que quie­nes desem­pe­ñan car­gos de rele­van­cia en la admi­nis­tra­ción públi­ca deben gene­rar los indi­ca­do­res de ges­tión que garan­ti­cen el segui­mien­to estric­to al plan de la nación. De igual mane­ra, se debe enten­der la pla­ni­fi­ca­ción como un pro­ce­so con­ti­nuo don­de los acto­res que diri­gen la polí­ti­ca públi­ca den con­ti­nui­dad a lo pla­ni­fi­ca­do por su pre­de­ce­sor y fomen­ten la con­ti­nui­dad en los car­gos de los pro­fe­sio­na­les que hacen carre­ra admi­nis­tra­ti­va. Como lo ha seña­la­do el pre­si­den­te Chá­vez lo que no se pla­ni­fi­que jamás ocu­rri­rá y el socia­lis­mo es cien­tí­fi­co no volun­ta­ris­ta.

Este nue­vo perío­do abre la gran posi­bi­li­dad de soli­di­fi­car las bases de este pro­ce­so cons­trui­das duran­te 14 años, tama­ña res­pon­sa­bi­li­dad requie­re de los ges­to­res del gobierno mucha cien­cia y de los ciu­da­da­nos mucha par­ti­ci­pa­ción para cons­truir entre todos el nue­vo mode­lo de ges­tión revo­lu­cio­na­ria efi­cien­te que nues­tro pue­blo esta deman­dan­do.

Jes­se Cha­còn

Direc­tor GISXXI

www​.gisx​xi​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *