Aquí tie­nes la rece­ta infa­li­ble para ganar las elec­cio­nes- Borro­ka Garaia

¿En qué hemos falla­do para no sacar mejo­res resul­ta­dos?. ¿Qué pode­mos hacer para que den­tro de cua­tro años saque­mos mejo­res resul­ta­dos?. Estas son las pre­gun­tas cla­ve que bási­ca­men­te se des­pren­den de muchos de los aná­li­sis que hemos podi­do escu­char y leer des­de el ámbi­to sobe­ra­nis­ta de izquier­da tras las elec­cio­nes auto­nó­mi­cas espa­ño­las en rela­ción a EH Bil­du. Cla­ro está, cuan­do ha exis­ti­do cier­ta obje­ti­vi­dad (difí­cil siem­pre) y auto-crí­ti­ca, que sue­len ser los mejo­res ingre­dien­tes para avanzar.

Algu­nos otros aná­li­sis en cam­bio han pre­fe­ri­do no salir­se del círcu­lo de segu­ri­dad, alar­dean­do de datos his­tó­ri­cos para la izquier­da aber­tza­le, olvi­dan­do qui­zás que la izquier­da aber­tza­le no se ha pre­sen­ta­do (en soli­ta­rio) y que la media his­tó­ri­ca del MLNV es de 16%, (con EAE-ANV/­vo­tos ile­ga­li­za­dos-2007 o II-SP-2009 se man­tu­vo esa media). Por lo tan­to, un 9% más de esa cifra a nivel glo­bal, tenien­do en cuen­ta que le uni­mos lo apor­ta­do por Ara­lar, Alter­na­ti­ba y EA, más el efec­to uni­ta­rio mul­ti­pli­ca­dor, da como resul­ta­do unos muy bue­nos resul­ta­dos pero cier­ta­men­te no para tirar cohe­tes mien­tras se llo­ra de ale­gría, ni afir­mar solem­ne­men­te que hayan sido los mejo­res resul­ta­dos del sobe­ra­nis­mo de izquier­da a lo lar­go de la his­to­ria de este país. Alguien podría ale­gar que EA por ejem­plo hace años no tenía ese per­fil esco­ra­do hacia la social-demo­cra­cia y opta­ba por una estra­te­gia auto­no­mis­ta pero tam­bién es cier­to que EH Bil­du tam­po­co ha teni­do un per­fil mar­ca­da­men­te socia­lis­ta y ener­gía rup­tu­ris­ta igual que las can­di­da­tu­ras del MLNV. Cosa que tie­ne cier­ta lógi­ca, por otra parte.

Pero a lo que íba­mos. ¿Cómo ganar las elecciones?

En pri­mer lugar, mos­trar un recha­zo pro­fun­do a Eus­ka­di Ta Aska­ta­su­na, y a cual­quier expre­sión que se ase­me­je aun­que sea de refi­lón a cual­quier tipo de vio­len­cia revo­lu­cio­na­ria. Esa es la base, no solo ya para poder poner­se a la altu­ra del reto de poder ganar unas elec­cio­nes sino sim­ple­men­te para que te dejen pre­sen­tar. Si ya de paso deja­mos de lado cual­quier cosa que pue­da inco­mo­dar, mejor que mejor. Men­sa­je polí­ti­ca­men­te correc­to siem­pre también.

Siga­mos. La socie­dad vas­ca no es socia­lis­ta, a lo sumo de una izquier­da capi­ta­lis­ta difu­sa y cier­ta­men­te algo con­ser­va­do­ra. Por lo tan­to se hace nece­sa­rio olvi­dar todo tipo de refe­ren­te revo­lu­cio­na­rio ya sea de nues­tro pro­pio país, de nues­tra his­to­ria o de cual­quier mar­co inter­na­cio­nal. Los paí­ses nór­di­cos euro­peos pue­den ser­vir o cual­quier tipo de socie­dad capi­ta­lis­ta tipo gua­te­ma­la en vez de gua­te­peor.

La socie­dad vas­ca en gene­ral no es muy aven­tu­re­ra. Afir­mar que que­re­mos un Esta­do en Euro­pa no es sufi­cien­te y pue­de lle­var a la duda. Habría que remar­car que lo que­re­mos en la UE direc­ta­men­te. Aun­que pen­sán­do­lo bien, qui­zás lo del Esta­do tam­po­co sea la opción más ade­cua­da. Esta­do aso­cia­do qui­zás, o algo que mues­tre nues­tra volun­tad uni­ta­ria al esti­lo fede­ral aun­que no lo deje muy cla­ro. Qui­zás dejar­lo en el aire sea lo mejor. Ni pa tí, ni pa mí.

Ges­tión. Nada más impor­tan­te. La gen­te (segui­mos en gene­ral), no quie­re par­ti­ci­par ni per­der el tiem­po en cosas que lo pue­dan hacer otros. Un gru­po de tec­nó­cra­tas bien cua­li­fi­ca­dos pue­den cum­plir el papel y qui­tar­nos el peso de enci­ma de todo el rollo de asam­bleas. Ade­más dare­mos ima­gen de seriedad.

Y es que la ima­gen es impor­tan­te en estos tiem­pos que corren, y si no hay cor­ba­tas y ves­ti­di­tos no hay serie­dad, y unos des­ga­rra­man­tas no pue­den ganar.

¿Se va pillan­do la idea no?

Efec­ti­va­men­te, si ver­da­de­ra­men­te se quie­ren ganar las elec­cio­nes y no exis­te nin­gún otro bare­mo a con­si­de­rar, no que­da otra más que con­ver­tir­se en un PNV de izquier­da mode­ra­di­ta. Aho­ra bien, ¿Es eso lo que que­re­mos para noso­tros y noso­tras y para este pueblo?.

¿Qué pode­mos hacer para que den­tro de cua­tro años saque­mos mejo­res resul­ta­dos?. Esa pre­gun­ta tie­ne que ser secun­da­ria, ya que el impul­so de prio­ri­zar­la, el reba­nar­se los sesos para opti­mi­zar como será la solu­ción de esa pre­gun­ta olvi­dán­do­se de muchas cosas solo lle­va, aun­que pue­da ser len­ta­men­te y sin dar­nos cuen­ta, a un reco­rri­do como el expli­ca­do antes. Y es que es pre­ci­sa­men­te la pre­gun­ta cla­ve que se lle­va hacien­do el PNV en cada reu­nión del EBB des­de hace décadas.

Sin embar­go, el sobe­ra­nis­mo de izquier­da debe hacer­se prio­ri­ta­ria­men­te la pre­gun­ta de cómo alcan­zar el Esta­do inde­pen­dien­te y socia­lis­ta. Y ahí, en el mar­co de esa pre­gun­ta, sur­ge la nece­si­dad de una amplia­ción elec­to­ral que esté bien suje­ta a unos bare­mos ideo­ló­gi­cos, uni­do a otras muchas nece­si­da­des que no pue­den ser sola­pa­das cuan­do el hori­zon­te es el Esta­do libre y socia­lis­ta. Y alguien se pre­gun­ta­rá: ¿Cuá­les?. Un lec­tor del blog resu­mía algu­nas de ellas recien­te­men­te en un comentario:

La gen­te no lle­ga a final de mes y por muy bien que EH Bil­du gobier­ne en una Dipu­tación, en un ayuntamiento…en una lar­ga tem­po­ra­da los recor­tes al sec­tor públi­co, los des­pi­dos, la des­apa­ri­ción de ayu­das… van a lle­gar a cotas toda­vía mayo­res. Pode­mos decir que hay alter­na­ti­va, des­glo­sar­la por sectores,tras una u otra rue­da de pren­sa, hablar de cons­truc­ción nacio­nal y empla­zar a par­ti­dos, sin­di­ca­tos y movi­mien­tos socia­les… pero eso no es sufi­cien­te. Es hora de encau­zar cier­tos deba­tes des­de la base, sin que­dar­nos en flo­ri­tu­ras, de prio­ri­zar luchas socia­les, de iden­ti­dad, de cam­bio de mode­lo… de reto­mar las calles, los barrios… (+)

Y cla­ro, ¿Cómo se va a hacer eso con los mejo­res resul­ta­dos de la his­to­ria mun­dial y cuan­do nos ence­rra­mos en las cua­tro pare­des de los cálcu­los elec­to­ra­lis­tas?. Y aun­que parez­ca alu­ci­nan­te para algu­nos, EH Bil­du no es, ni pue­de ser, la herra­mien­ta úni­ca que hará ganar las elec­cio­nes. Que por supues­to habrá que ganar­las, des­de el inde­pen­den­tis­mo y un pro­yec­to de izquier­da sin com­ple­jos para nues­tro país.

Como decía un “blo­gue­ro”: “Por que lo uno no qui­ta lo otro. Y por que lo uno es nece­sa­rio para que avan­ce lo otro. Y lo uno siem­pre tie­ne que seguir sien­do la calle, que es don­de ver­da­de­ra­men­te se gana el poder social que lue­go se mate­ria­li­za en un momen­to dado tam­bién en lo otro, las ins­ti­tu­cio­nes.”. (+)

Cómo hacer que “lo uno” alcan­ce las cotas reque­ri­das qui­zás si que sea una pre­gun­ta prio­ri­ta­ria que nece­si­ta de un aná­li­sis muy pro­fun­do. La rece­ta a bus­car por tan­to, sigue sien­do como crear una rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y avan­zar hacia ella. Y digo rup­tu­ra demo­crá­ti­ca, por­que cla­ro, decir que vivi­mos en demo­cra­cia tam­bién pue­de ser­vir para aco­tar “la con­fron­ta­ción demo­crá­ti­ca” e inclu­so ganar algún voto pero va a ser que aún no.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *