¿Qué está suce­dien­do en Pana­má?- Mau­ro Zúñi­ga Araúz

Pana­má es un país poco cono­ci­do fue­ra de sus fron­te­ras. Tie­ne una peque­ña exten­sión y una pobla­ción poco mayor de 3 millo­nes de habi­tan­tes. Se sabe que un canal atra­vie­sa nues­tras entra­ñas y se nos vin­cu­la estre­cha­men­te a los Esta­dos Uni­dos. Los aman­tes del boxeo nos rela­cio­nan con nues­tro ído­lo depor­ti­vo, Rober­to Durán, uno de los mejo­res boxea­do­res que ha teni­do ese depor­te; los faná­ti­cos del beis­bol, con Mariano Rive­ra, el mejor cerra­dor de todos los tiem­pos y los cono­ce­do­res de la músi­ca popu­lar, por el bole­ro His­to­ria de un Amor.

En los últi­mos años el nom­bre de Pana­má ha hecho bulla hemis­fé­ri­ca por los gran­des escán­da­los de corrup­ción de nues­tro pre­si­den­te, el señor Ricar­do Mar­ti­ne­lli Berro­cal y por la acción de los tra­ba­ja­do­res de aban­do­nar la sede de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo, en Gine­bra, mien­tras él daba un dis­cur­so. Tam­bién se ha cono­ci­do la masa­cre mili­tar con­tra nues­tros gru­pos ori­gi­na­rios, que ha deja­do muer­tos, heri­dos e invi­den­tes y, al momen­to de escri­bir este artícu­lo, por la repre­sión que se está dan­do en la ciu­dad de Colón, la entra­da atlán­ti­ca al Canal, con­tra la pobla­ción que pro­tes­ta por la ven­ta de los terre­nos de la Zona Libre, una zona fran­ca des­de hace varias déca­das. Ya los mili­ta­res ase­si­na­ron a un menor de nue­ve años que con­tem­pla­ba los dis­tur­bios des­de el bal­cón de su resi­den­cia. No fue casual que el pro­pio Pre­si­den­te se encar­ga­ra de anun­ciar los aumen­tos sala­ria­les a los mili­ta­res. Así los incor­po­ra con mayor fir­me­za a sus obje­ti­vos.

He seña­la­do que Pana­má es la mejor vitri­na para estu­diar la imple­men­ta­ción del mode­lo neo­li­be­ral. Tene­mos un Pre­si­den­te, quien ade­más de ser un empre­sa­rio millo­na­rio, es un indi­vi­duo con un des­me­di­do afán de for­tu­na y de Poder. Tie­ne un con­trol abso­lu­to de todos los órga­nos del Esta­do y una inje­ren­cia direc­ta en casi todos los medios de comu­ni­ca­ción. Por ello está eje­cu­tan­do todas las medi­das pri­va­ti­za­do­ras que ha deter­mi­na­do el impe­rio. Lo hace a expen­sas de las pro­tes­tas, las que están muy media­ti­za­das por la fal­ta de una enti­dad con­vo­can­te que defi­na como obje­ti­vo cen­tral el cam­bio de esta ins­ti­tu­cio­na­li­dad repre­sen­ta­ti­va, con­cen­tran­te y exclu­yen­te, por una demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, inclu­yen­te y soli­da­ria. La gen­te está indig­na­da, pero sin brú­ju­la.

Toda la fuer­za mediá­ti­ca, los par­ti­dos polí­ti­cos y la deno­mi­na­da Socie­dad Civil hacen gran­des esfuer­zos por atem­pe­rar las ener­gías popu­la­res con el espe­jis­mo de las elec­cio­nes gene­ra­les de 2014; sin embar­go, el Pre­si­den­te Mar­ti­ne­lli Berro­cal no se can­sa de enviar men­sa­jes de dife­ren­tes tona­li­da­des, de que, si hay elec­cio­nes para esa fecha, él va de can­di­da­to o una per­so­na que ten­ga su aval, sea del par­ti­do polí­ti­co que sea, tan­to del gobierno, como de la opo­si­ción; por­que en Pana­má no hay nin­gu­na corrien­te polí­ti­ca que cues­tio­ne el mode­lo de oferta/​demanda, pilar del capi­ta­lis­mo. Hace pocos días esco­gió al magis­tra­do Araúz para inte­grar el Tri­bu­nal Elec­to­ral. Este señor ya había hecho públi­ca sus incli­na­cio­nes hacia la reelec­ción.

Mar­ti­ne­lli Berro­cal es el pre­si­den­te ideal del Impe­rio. La alian­za de gobierno con el can­di­da­to de opo­si­ción se selló en la emba­ja­da de los Esta­dos Uni­dos. El otro can­di­da­to, Juan Car­los Vare­la, que­dó como vice­pre­si­den­te de la Repú­bli­ca; pero la alian­za se rom­pió hace un tiem­po, sin pena ni glo­ria para la pobla­ción. El pre­si­den­te eje­cu­ta, sin nin­gún escrú­pu­lo, todo el menú pri­va­ti­za­dor que se le tie­ne asig­na­do a Pana­má. El alto vue­lo de la corrup­ción guber­na­men­tal, denun­cia­do a dia­rio por la socie­dad, no le hace mella a un gobierno que tie­ne a los Amos del Mun­do aca­ri­cián­do­le las espal­das.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *