La des­truc­ción de empleo se recru­de­ce por cul­pa de la refor­ma labo­ral y la dis­ci­pli­na pre­su­pues­ta­ria- LAB Sin­di­ka­tua

En el ter­cer tri­mes­tre del año se han des­trui­do 22.000 pues­tos de tra­ba­jo en el con­jun­to de Hego Eus­kal Herria, una cifra que se suma a los 44.600 empleos per­di­dos en la pri­me­ra mitad de 2012.

Tan sólo la nota­ble dis­mi­nu­ción de la pobla­ción acti­va ha per­mi­ti­do amor­ti­guar el incre­men­to del des­em­pleo, y a pesar de ello la tasa de paro en Hegoal­de ha esca­la­do has­ta el 15,4%. Esta reduc­ción de la pobla­ción acti­va podría estar enmas­ca­ran­do un fenó­meno cono­ci­do como “paro des­ani­ma­do”, por­que ante la impo­si­bi­li­dad de encon­trar un empleo se ter­mi­na aban­do­nan­do la bús­que­da acti­va de tra­ba­jo.

En todo caso, la tasa de paro de Hego Eus­kal Herria se encuen­tra muy por enci­ma de la media de la Unión Euro­pea (10,5%) y sólo hay cua­tro esta­dos miem­bros de la UE con una tasa de paro supe­rior a la nues­tra: el Esta­do espa­ñol (25,1%), Gre­cia (24,4%), Por­tu­gal (15,9%) y Leto­nia (15,9%).

Pero si hay un dato abru­ma­do­ra­men­te escan­da­lo­so es la tasa de paro entre la juven­tud vas­ca. El 40% de la pobla­ción acti­va con menos de 25 años está en paro en Hego Eus­kal Herria, mien­tras que la media de la UE está en el 22,7%.

A la vis­ta de los duros efec­tos de esta segun­da rece­sión y del alar­ga­mien­to de la cri­sis, no cabe duda de que el des­em­pleo juve­nil lle­va camino de con­ver­tir­se en un pro­ble­ma estruc­tu­ral que mar­ca­rá a toda una gene­ra­ción, con­di­cio­nan­do gra­ve­men­te su futu­ro labo­ral y vital.

Por esa razón, es impres­cin­di­ble un cam­bio radi­cal de las polí­ti­cas que en la actua­li­dad están orien­ta­das a impo­ner la dis­ci­pli­na pre­su­pues­ta­ria y la com­pe­ti­ti­vi­dad a cos­ta del empo­bre­ci­mien­to gene­ra­li­za­do de la pobla­ción, des­atan­do para ello una bru­tal ofen­si­va con­tra los sala­rios, las pres­ta­cio­nes socia­les y los ser­vi­cios públi­cos esen­cia­les.

Estas polí­ti­cas, lejos de ser una solu­ción a la cri­sis, supo­nen un las­tre para recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y están pro­vo­can­do el agra­va­mien­to de la situa­ción. De hecho, a juz­gar por las pre­vi­sio­nes de algu­nos orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, pode­mos hablar de una déca­da per­di­da para los paí­ses de la peri­fe­ria euro­pea; aun­que pro­ba­ble­men­te sean nece­sa­rios más de diez años para recu­pe­rar el nivel de empleo exis­ten­te antes de la cri­sis.

Por últi­mo, recor­dar que hoy mis­mo el Minis­te­rio de Empleo tie­ne pre­vis­to pre­sen­tar varios infor­mes para pro­mo­ver el endu­re­ci­mien­to del acce­so a la jubi­la­ción, una ini­cia­ti­va que de lle­var­se a cabo supon­dría un nue­vo obs­tácu­lo para la inser­ción labo­ral de las gene­ra­cio­nes más jóve­nes. Si final­men­te el gobierno del PP cum­ple sus ame­na­zas el sin­di­ca­to LAB estu­dia­rá la res­pues­ta a dar fren­te a esta nue­va agre­sión anti­so­cial.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *