Si el par­la­men­to fue­ra aber­tza­le…- Borro­ka Garaia

23 del par­la­men­to espa­ñol ubi­ca­do en Gas­teiz es aber­tza­le. O al menos esta­rá copa­do de par­la­men­ta­rios en teo­ría ads­cri­tos a las dos ramas del nacio­na­lis­mo vas­co. Nacio­na­lis­mo de izquier­da y nacio­na­lis­mo de dere­cha. Con sus mati­ces, por supuesto.

El caso es que des­de los medios de comu­ni­ca­ción inter­na­cio­na­les, espa­ño­les o inclu­so des­de los vas­cos se da por hecho que hay una mayo­ría aber­tza­le par­la­men­ta­ria. Lo cual sue­na bien, aun­que tam­po­co sor­pren­da a nadie que conoz­ca míni­ma­men­te la reali­dad social de esa par­te occi­den­tal de Eus­kal Herria. En reali­dad, esa divi­sión par­la­men­ta­ria sería supe­rior a los 23, pero ya sabe­mos como fun­cio­na el repar­to por pro­vin­cias y su des­ni­vel en población.

La pre­gun­ta es… ¿Qué impor­tan­cia tie­ne eso?. Nin­gu­na impor­tan­cia si no se ponen en efec­ti­vo polí­ti­cas aber­tza­les, cla­ro está, no pasan­do de ser un dato anec­dó­ti­co. No se va a entrar aquí en deba­tes filo­só­fi­cos de lo que supo­ne ser aber­tza­le, pero esta­re­mos todos y todas de acuer­do en que se es aber­tza­le de una patria. En este caso de la nación vas­ca. Y esta­re­mos todos y todas de acuer­do en que a una nación le corres­pon­den una serie de dere­chos que ema­nan de la libre auto­de­ter­mi­na­ción. Un sim­ple demó­cra­ta está de acuer­do con eso. Un aber­tza­le ade­más de estar de acuer­do con eso, opta­rá por ejer­cer la sobe­ra­nía ple­na aun­que sea des­de su pers­pec­ti­va y razo­na­mien­to polí­ti­co. Es decir, la inde­pen­den­cia. Eso mis­mo que se gri­ta­ba en Sabin etxea o en La Casilla.

¿Qué nece­si­tan más los y las aber­tza­les de este país para tener una hoja de ruta hacia ella?. Con­quis­tas mili­ta­res las hemos teni­do. Gue­rras tam­bién. Inva­sio­nes fas­cis­tas, un par de ellas. Se han reí­do a la cara de este pue­blo incon­ta­bles oca­sio­nes, se lle­van alian­do de la for­ma que haga fal­ta para “espa­ño­li­zar­nos” como bien lo inten­ta­ron gra­cias al puche­ra­zo los patxi & cia. No se que fal­ta­rá exac­ta­men­te para que la cla­se polí­ti­ca que se dice aber­tza­le deje de estar en Babia. ¿Que talen el árbol de Ger­ni­ka un gru­po de piko­le­tos?. ¿Que des­cien­dan a segun­da divi­sión al Ath­le­tic por decre­to?. Algu­na ton­te­ría de esas debe ser por­que lo que no es ton­te­ría lo han hecho todo ya y repi­tien­do por si había dudas.

Sin embar­go aquí esta­mos. Un par­la­men­to que no es aber­tza­le has­ta que lo demues­tre. Pero pare­ce ser que aquí no corre pri­sa. ¿A qué hay que espe­rar?. ¿A una situa­ción polí­ti­ca nor­ma­li­za­da?. ¿Es que aca­so un aber­tza­le pue­de estar nor­ma­li­za­do cuan­do su patria sigue estan­do some­ti­da?. ¿A la jus­ti­cia social y a “salir de la cri­sis”?. Coja­mos las sillas, por­que pode­mos sen­tar­nos a espe­rar mien­tras no con­te­mos con las herra­mien­tas sobe­ra­nas que lo posi­bi­li­ten en toda su dimen­sión o maña­na se levan­ten todos los pepe­ros de Espa­ña can­tan­do “A las barri­ca­das, por el triun­fo de la con­fe­de­ra­ción…”. Cosa que no va a pasar.

Si habría un míni­mo de res­pon­sa­bi­li­dad his­tó­ri­ca en este país, en estos momen­tos ya exis­ti­rían inten­sos deba­tes, hojas nego­cia­do­ras y diver­sos pla­nes a tra­tar y coor­di­nar de cara a la apli­ca­ción de la auto­de­ter­mi­na­ción, y en la sala con­ti­gua otros tan­tos de cara a las pri­me­ras pie­dras del Esta­do vas­co. De todos modos, no es así, y si está en manos del PNV no va a a ser así. De momen­to, algu­nos pue­den res­pi­rar tran­qui­los en la capi­tal del imperio.

Des­de la izquier­da aber­tza­le siem­pre se ha creí­do que el PNV, de algu­na mane­ra, ante el avan­ce del inde­pen­den­tis­mo y de las posi­cio­nes del nacio­na­lis­mo de izquier­da, se vería arras­tra­do a optar por una estra­te­gia inde­pen­den­tis­ta tenien­do espe­ran­za que en la dua­li­dad jel­tza­le, esa par­te del alma per­te­ne­cien­te a “abe­rri” se impon­dría a la de “comu­nión”. Y por curio­so que parez­ca, me da que no va a ser así del todo, sino ines­pe­ra­da­men­te tam­bién el PNV se verá arras­tra­do por la izquier­da y no por el aber­tza­lis­mo estrictamente.

¿Cómo?. Radi­ca­li­zan­do las con­tra­dic­cio­nes de cla­se en su seno. Aun­que qui­zás no sería exac­to eso de en su seno sino más bien en toda la esfe­ra de influen­cia polí­ti­ca, social y de base que pue­da repren­sen­tar más o menos el PNV. Creo que la incli­na­ción hacia el inde­pen­den­tis­mo des­de esa esfe­ra social está ínti­ma­men­te rela­cio­na­da con su posi­cio­na­mien­to social. Por ejem­plo, ELA que repren­sen­ta­ba el sec­tor más obre­ro o de cla­se tra­ba­ja­do­ra de esa esfe­ra, según ha inci­di­do en pos­tu­ras socia­les ha que­bra­do con el PNV, de EA se podría decir algo pare­ci­do, su movi­mien­to hacia la social­de­mo­cra­cia le ha ale­ja­do del PNV. Es decir, el sec­tor más bur­gués del PNV se afa­na en pos­tu­ras auto­no­mis­tas y según se tien­de a ir hacia la izquier­da, según la rela­ción con la cla­se tra­ba­ja­do­ra, el eje nacio­nal se incli­na mas a pos­tu­ras inde­pen­den­tis­tas. Un pro­ce­so inten­so en ese sen­ti­do podría con­di­cio­nar mucho las deci­sio­nes del EBB.

En cual­quier caso, son bas­tan­te nimias las posi­bi­li­da­des actua­les que pue­dan hacer optar al PNV de Urku­llu por un pro­ce­so sobe­ra­nis­ta. Y si bien EH Bil­du no debe­ría dejar la inter­pe­la­ción a ini­ciar ese camino, posi­ble­men­te las cla­ves del ini­cio, desa­rro­llo y cul­mi­na­ción del pro­ce­so que lle­ve a la supera­ción de la opre­sión nacio­nal esta­rán cen­tral­men­te fue­ra de las ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las. Con­cre­ta­men­te en el for­ta­le­ci­mien­to de la lucha de cla­ses, en ele­men­tos de con­tra-poder ins­ti­tu­cio­nal como Udal­bil­tza o en un movi­mien­to social de cala­do que sea el que vaya impo­nien­do agen­da median­te una línea de pre­sión fác­ti­ca de cara a dar pasos deter­mi­nan­tes en ese sen­ti­do y que arras­tre a los par­ti­dos con ellos lle­van­do el con­flic­to final­men­te tam­bién a las ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las. Nada sen­ci­llo, pero más sen­ci­llo de que lle­guen a acuer­dos PNV y EH Bil­du de cara a ello con lo que tene­mos a día de hoy enci­ma de la mesa.

PD: Un acuer­do con el PSOE y el PP de cara a res­pe­tar un pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción es cien­cia-fic­ción. No se debe­ría per­der ener­gías en ello.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *