Con­cen­tra­ción en Bil­bo en soli­da­ri­dad con Pales­ti­na y la tri­pu­la­ción del Este­lle- Aska­pe­na

Dece­nas de per­so­nas nos con­cen­tra­mos fren­te a la Ofi­ci­na de la Unión Euro­pea en el cen­tro de Bil­bao para denun­ciar el secues­tro, deten­ción del Este­lle y su tri­pu­la­ción.

Por­tan­do ban­de­ras pales­ti­nas y car­te­les lla­man­do al Boi­cot a Israel repre­sen­tan­tes de dife­ren­tes colec­ti­vos polí­ti­cos, socia­les y sin­di­ca­les denun­cia­mos la acti­tud cri­mi­nal del Esta­do sio­nis­ta y la nece­si­dad de res­pues­ta lla­man­do al Boi­cot a Israel.

El vele­ro car­ga­do con ayu­da huma­ni­ta­ria y que tenía pre­vis­to Gaza fue abor­da­do vio­len­ta­men­te el pasa­do sába­do en aguas inter­na­cio­na­les cuan­do se apro­xi­ma­ba a la cos­ta de Gaza. Segun las denun­cias de los inter­na­cio­na­lis­tas que com­po­nían la tri­pu­la­ción del Este­lle, el asal­to fue muy vio­len­to, por par­te de sol­da­dos que no tenían más de 20 años y que dis­pa­ra­ron armas eléc­tri­cas inmo­vi­li­za­do­ras en el momen­to del asal­to.

Ver fotos y cró­ni­ca del secues­tro

«El Ejér­ci­to israe­lí asal­tó la Flo­ti­lla y nos tra­tó como cri­mi­na­les»

Ver video pre­vio al asal­to

Israel­go ejer­zi­toak Ste­lle itsa­son­tzia­ri egin­da­ko era­soa sala­tu nahi du Ezker Aber­tza­leak

LAB denun­cia el ata­que con­tra el “Este­lle”

Donos­tia denun­cia el ata­que al «Este­lle» mien­tras Israel mata a tres pales­ti­nos

Los miem­bros de la III Flo­ti­lla de la Liber­tad, repa­tria­dos tras su deten­ción

Los tipu­lan­tes del Este­lle fue­ron expul­sa­dos ayer de Israel tras pasar la noche en depen­den­cias poli­cia­les. La nava­rra Bego­ña Zaba­la, jun­to al dipu­tado Ricar­do Sic­to, lle­gó ayer aero­puer­to de Madrid don­de la espe­ra­ban otros acti­vis­tas pro­pa­les­ti­nos con­vo­ca­dos por Rum­bo a Gaza.

Israel comen­zó ayer a expul­sar a los tri­pu­lan­tes de la III Flo­ti­lla de la Liber­tad, que abor­dó el Ejér­ci­to en aguas inte­na­cio­na­les. Los miem­bros del Este­lle fue­ron dete­ni­dos el sába­do en su misión de ayu­da huma­ni­ta­ria a unas 30 millas de Gaza.

La abo­ga­da sin­di­cal nava­rra Bego­ña Zaba­la, jun­to a el dipu­tado Ricar­do Six­to, lle­gó ayer al aero­puer­to de Madrid tras ser expul­sa­da y pasar la noche en depen­den­cias poli­cia­les.

Por su par­te, la perio­dis­ta y acti­vis­ta Lau­ra Arau debía lle­gar de noche en un vue­lo direc­to a Bar­ce­lo­na.

Un diplo­má­ti­co espa­ñol acom­pa­ñó a los tres hacia la ter­mi­nal de embar­que en el aero­puer­to de Ben Gurió, cer­ca de Tel Aviv. Todos los miem­bros del Este­lle fir­ma­ron un docu­men­to en el que renun­cia­ban a ape­lar la orden de expul­sión.

En sus con­ver­sa­cio­nes con la repre­sen­ta­ción diplo­má­ti­ca espa­ño­la, tan­to Zaba­la como sus dos com­pa­ñe­ros seña­la­ron haber reci­bi­do un «tra­to correc­to» por par­te de las auto­ri­da­des israe­líes des­de el asal­to el sába­do al vele­ro, que trans­por­ta­ba ayu­da huma­ni­ta­ria a Gaza para denun­ciar el blo­queo israe­lí.

Des­de Madrid, la ONG Rum­bo a Gaza con­fir­mó en un comu­ni­ca­do la expul­sión y con­vo­có a los medios de comu­ni­ca­ción y a la socie­dad civil a reci­bir­les a su lle­ga­da.

En total, die­ci­nue­ve acti­vis­tas inter­na­cio­na­les fue­ron tras­la­da­dos ano­che al cen­tro de deten­ción de Gui­vón, cer­ca de Tel Aviv, des­de el puer­to de Ash­dod, don­de la Mari­na israe­lí diri­gió el Este­lle tras abor­dar­lo en aguas inter­na­cio­na­les. Israel les acu­sa de entra­da ile­gal en el país.

Los tres israe­líes que tam­bién iban a bor­do del bar­co fue­ron tras­la­da­dos al cen­tro de Shik­má, cer­ca de la ciu­dad cos­te­ra de Aske­lón.

Libe­ra­do un ita­liano

Uno de los acti­vis­tas que via­ja­ba en el vele­ro fue libe­ra­do y repa­tria­do el sába­do y pue­do expli­car cómo trans­cu­rrió el abor­da­je de Israel.

«Vinie­ron con­tra noso­tros cua­tro buques de gue­rra, heli­cóp­te­ros y lan­chas rápi­das. Una demos­tra­ción ridí­cu­la y gigan­tes­ca de fuer­za mili­tar» indi­có. «Algu­nas de las per­so­nas que via­ja­ban a bor­do fue­ron tra­ta­das muy mal. A mi por for­tu­na me han saca­do, no sé si por­que tenía el cha­le­co de la Cruz Roja», aña­dió.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *