Jui­cio en Paris a la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta- Askapena

Del 22 al 26 de octu­bre se cele­bra­rá el recur­so de Char­lie Grall del jui­cio de junio de 2005 ante la sala de lo penal com­pues­ta espe­cial­men­te de París.

Dado el tiem­po del que datan los hechos, se impo­ne un bre­ve recor­da­to­rio de los moti­vos del juicio.

En sep­tiem­bre 1999 (sí, hace tre­ce años) varios mili­tan­tes de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta bre­to­na, otros sos­pe­cho­sos de per­te­ne­cer al Ejér­ci­to Repu­bli­cano Bre­tón (ARB, por sus siglas en fran­cés) y mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas vas­cos fue­ron iden­ti­fi­ca­dos y/​o encar­ce­la­dos tras una serie de gran­des reda­das orques­ta­das por la tris­te­men­te céle­bre XIV Sec­ción Anti­te­rro­ris­ta del Minis­te­rio Fis­cal de París. Entre ellos se detu­vo y encar­ce­ló duran­te diez días en las maz­mo­rras del Esta­do fran­cés a Char­lie Grall, perio­dis­ta y escritor.

En 2005, esto es, seis años des­pués de los hechos, nues­tro com­pa­trio­ta fue con­de­na­do a seis años de pri­sión fir­me, con­de­na que, por supues­to, recurrió.
Des­de hace más de trein­ta años Char­lie Grall tra­ba­ja defen­dien­do la len­gua bre­to­na y, en par­ti­cu­lar, las escue­las de inmer­sión Diwan*, la vida cul­tu­ral y eco­nó­mi­ca de Carhaix y del cen­tro de Bre­ta­ña. Fue en el mar­co de su acti­vi­dad pro­fe­sio­nal como en sep­tiem­bre de 1999 cono­ció a un mili­tan­te vas­co de ETA para con­se­guir una entre­vis­ta a los diri­gen­tes del movi­mien­to clan­des­tino para el dia­rio Breizh Info que había crea­do unos años antes.

¿De qué se le acu­sa exac­ta­men­te? Haber ejer­ci­do su pro­fe­sión de perio­dis­ta en el mar­co de una entre­vis­ta que no superó la media hora le cues­ta ser per­se­gui­do por aso­cia­ción de mal­he­cho­res en rela­ción a una orga­ni­za­ción terrorista.
A pesar de los enor­mes medios des­ple­ga­dos por la jus­ti­cia fran­ce­sa, el jui­cio de 2005 no des­ta­ca­rá nada en este suma­rio. Sie­te años des­pués, en vís­pe­ras del jui­cio de ape­la­ción, este suma­rio sigue sien­do tan grue­so como el papel de fumar.
Un pri­mer jui­cio seis años des­pués de los hechos, un segun­do tre­ce años des­pués a pesar de que las leyes euro­peas men­cio­nan que hay que res­pe­tar “pla­zos razo­na­bles” en el desa­rro­llo de un juicio.

Denun­cia­mos de mane­ra con­tun­den­te el retra­so anor­mal­men­te lar­go y sin pre­ce­den­tes en el tra­to de este caso. Es fácil ima­gi­nar lo difí­cil que resul­ta vivir coti­dia­na­men­te des­de hace tre­ce años con una espa­da de Damo­cles sobre la cabe­za y la impo­si­bi­li­dad de afron­tar un futu­ro con sere­ni­dad ante estas prác­ti­cas judi­cia­les indig­nas de una jus­ti­cia que se jac­ta de repre­sen­tar la de un Esta­do demo­crá­ti­co, patria de los dere­chos humanos.

A este des­co­mu­nal retra­so se aña­de el carác­ter emi­nen­te­men­te polí­ti­co de este pro­ce­so, de lo que es tes­ti­go la bre­ve­dad, si no el vacío, del suma­rio y la pro­pia juris­dic­ción. La XIV Sec­ción Anti­te­rro­ris­ta del Minis­te­rio Fis­cal de París y la sala de lo penal espe­cia­les no son otra cosa que unas juris­dic­cio­nes de excep­ción a las órde­nes direc­tas del Esta­do fran­cés. Son el tes­ti­go de una jus­ti­cia polí­ti­ca con­tra­ria a los dere­chos huma­nos, denun­cia­da en mul­ti­tud de oca­sio­nes por gran can­ti­dad de orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les, sobre todo, por el Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Humanos.

A nadie se le esca­pa que des­de hace tre­ce años el con­tex­to ha cam­bia­do tan­to en Bre­ta­ña como en Eus­kal Herria. ¿Qué ha sido del ARB en 2012, mien­tras que ETA ha decla­ra­do haber depues­to las armas y fomen­tar el pro­ce­so de paz? ¿Qué per­ti­nen­cia tie­ne este juicio?

La soli­da­ri­dad bre­to­na siem­pre ha dado el máxi­mo ante la api­so­na­do­ra judi­cial del Esta­do fran­cés. ¡Cuan­do el Esta­do fran­cés se ensa­ña, eso tie­ne un cos­te para los bre­to­nes! Se nece­si­ta­rán varias dece­nas de miles de euros para garan­ti­zar la defen­sa de nues­tro compatriota.

Os nece­si­ta­mos para que nues­tro com­pa­ñe­ro se pue­da defen­der dignamente.
Por supues­to, Skoa­zell Vreizh esta­rá a su lado, pero, como sabéis Skoa­zell Vreizh depen­de úni­ca­men­te de las dona­cio­nes que se le dan.
Por ello, ape­la­mos a cada ciu­da­dano y ciu­da­da­na que defien­da la jus­ti­cia y la democracia.

Cada dona­ción hecha a Skoa­zell Vreizh es un ges­to de solidaridad,
Cada dona­ción hecha a Skoa­zell Vreizh es un medio de lucha,
Cada dona­ción hecha a Skoa­zell Vreizh es un acto de resistencia.

Podéis hacer vues­tras dona­cio­nes por pay­pal o por medio de un che­que a Skoa­zell Vreizh, La Ches­nais, 35750 IFFENDIC.

* Las escue­las bre­to­nas Diwan es una fede­ra­ción de escue­las simi­la­res a las ikas­to­las e ins­pi­ra­da en ellas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *