Acción en soli­da­ri­dad con los y las jor­na­le­ras anda­lu­zas- Askapena


Aska­pe­na rea­li­za una acción sim­bó­li­ca fren­te al Pala­cio de Arbai­ze­nea en Donos­tia, pro­pie­dad de la casa de Alba, con el obje­ti­vo de denun­ciar el saqueo al pue­blo anda­luz y soli­da­ri­zar­se con el Sin­di­ca­to Anda­luz de Tra­ba­ja­do­res (SAT).

El 12 de octu­bre es un día sim­bó­li­co para todos aque­llos que lucha­mos por la sobe­ra­nía de los pue­blos y en con­tra del impe­ria­lis­mo. Antes lla­ma­do “Día de la raza” y hoy “Día de la His­pa­ni­dad”, es una fecha que refle­ja la opre­sión de Eus­kal Herria y de muchos otros pue­blos del mundo.

Las y los vas­cos hemos pade­ci­do duran­te toda nues­tra his­to­ria las con­se­cuen­cias de la “Espa­ña una y gran­de”, pero no somos los úni­cos que han sufri­do esa domi­na­ción. Muchos son las que han sufri­do el menos­pre­cio de la oli­gar­quía espa­ño­la y el pue­blo anda­luz es uno de ellos. Las tasas de des­em­pleo en Anda­lu­cía rozan el 35%, las per­so­nas en situa­ción de pobre­za han aumen­ta­do alar­man­te­men­te, son miles [email protected] [email protected] y la situa­ción no vis­lum­bra nin­gu­na mejo­ría. Por otro lado, en Anda­lu­cía exis­te un repar­to de tie­rra des­igual e injus­to, don­de un 2% de lati­fun­dis­tas aca­pa­ra el 50% de la tie­rra y la casa de Alba es un cla­ro expo­nen­te de ello. Es la otra cara de la moneda.

Por suer­te las pro­tes­tas se están acre­cen­tan­do en tie­rras anda­lu­zas. Ejem­plo de ello son las ocu­pa­cio­nes de tie­rra pro­mo­vi­das por el SAT, las accio­nes sim­bó­li­cas con­tra los ban­cos y la famo­sa expro­pia­ción popu­lar rea­li­za­da en un cono­ci­do super­mer­ca­do. Accio­nes que entre otras cosas han visua­li­za­do un men­sa­je cla­ro; lo que es del pue­blo debe ser para el pue­blo y el dere­cho de deci­dir el futu­ro de Anda­lu­cía les corres­pon­de sólo a los anda­lu­ces y andaluzas.

Cons­truir otro mode­lo social impli­ca como pri­mer paso que la sobe­ra­nía resi­da en el pue­blo. En esa rei­vin­di­ca­ción está tam­bién el pue­blo vas­co. Una lucha ardua y dura pero nece­sa­ria, por­que sabe­mos que la cons­truc­ción de otra socie­dad impli­ca la sobe­ra­nía de los pueblos.

La acción rea­li­za­da hoy en el pala­cio Arbai­ze­nea, pro­pie­dad de la casa de Alba, quie­re denun­ciar el expo­lio que se hace a los pue­blos. Esta fami­lia posee ingen­tes pro­pie­da­des en el Esta­do espa­ñol y es un expo­nen­te cla­ro de lo que sig­ni­fi­ca ese robo. Por si eso fue­ra poco, des­de Madrid a la mayo­ría se nos impo­ne el neo­li­be­ra­lis­mo más sal­va­je, mien­tras una mino­ría se enri­que­ce a cos­ta de [email protected] [email protected] Sin embar­go, los pue­blos se van des­per­tan­do y este 12 de octu­bre se empie­za a con­ver­tir en “Día de la Resistencia”.

Con el acto de hoy hemos que­ri­do man­dar un men­sa­je de soli­da­ri­dad al pue­blo anda­luz y trans­mi­tir­le que sen­ti­mos su lucha como propia.

¡Viva la sobe­ra­nía de los pueblos!
¡Viva la lucha de los y las tra­ba­ja­do­ras andaluzas!
¡Viva Eus­kal Herria internacionalista!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.