Aumen­to del des­em­pleo en Hego Eus­kal Herria- LAB Sindikatua

En sep­tiem­bre ha vuel­to a aumen­tar el paro en Hego Eus­kal Herria, un 2,56% res­pec­to al mes ante­rior, lle­gan­do has­ta las 213.816 per­so­nas que se encuen­tran en situa­ción de des­em­pleo, por lo tan­to, son 5.339 per­so­nas más que el mes anterior.
Este últi­mo mes el mayor incre­men­to rela­ti­vo se ha dado entre las per­so­nas más jóve­nes, entre las que el núme­ro de des­em­plea­das ha aumen­ta­do entorno al 9%.

Des­de sep­tiem­bre del año pasa­do el núme­ro de per­so­nas en situa­ción de des­em­pleo ha aumen­ta­do en 29.292 per­so­nas, dos ter­ce­ras par­tes de estas
pro­vie­nen del sec­tor ser­vi­cios, don­de ha aumen­ta­do el núme­ro de per­so­nas des­em­plea­das entorno a un 18%.

Des­ta­ca tam­bién el aumen­to del nume­ro de per­so­nas des­em­plea­das en el sec­tor indus­trial de Nafa­rroa, que han aumen­ta­do mas de un 21%, mien­tras en la CAPV el aumen­to en este sec­tor ha sido del 12%.

Se hace evi­den­te una vez más que la cri­sis está reca­yen­do sobre la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Es real­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo que en el últi­mo año el núme­ro de para­dos haya sufri­do un aumen­to mucho mayor que el des­cen­so que se está dan­do en la
acti­vi­dad económica.

Por un lado tene­mos la des­truc­ción de empleo que mues­tran los datos de des­em­pleo del SEPE, por otro, las per­so­nas asa­la­ria­das ven dete­rio­ra­se cada vez más sus con­di­cio­nes labo­ra­les, y aumen­ta la precariedad.

Esto ocu­rre en una socie­dad cada vez más empo­bre­ci­da, en la que cada vez se da una mayor acu­mu­la­ción de rique­za en manos de unos pocos. Ante esta situa­ción el Gobierno Cen­tral ha pre­sen­ta­do los Pre­su­pues­tos Gene­ra­les del Esta­do, unos pre­su­pues­tos hechos para satis­fa­cer a los especuladores.

Unos pre­su­pues­tos cuya máxi­ma prio­ri­dad es aten­der al pago de intere­ses a los que están espe­cu­lan­do con la deu­da públi­ca. Se está saquean­do a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a tra­vés de impues­tos regre­si­vos y pér­di­das de dere­chos para dar cada vez más dine­ro a las eli­tes económicas.

Sin un repar­to jus­to de la rique­za y el empleo no hay solu­ción posible.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *