Vene­zue­la : La nue­va bata­lla de Cara­bo­bo- Nar­ci­so Isa Conde

La nue­va Bata­lla de Cara­bo­bo: así ha deno­mi­na­do el coman­dan­te Chá­vez la con­fron­ta­ción polí­ti­ca-elec­to­ral del pró­xi­mo domin­go 7 de Octu­bre, acom­pa­ña­da de un mul­ti­fa­cé­ti­co plan impe­ria­lis­ta en direc­ción a la des­es­ta­bi­li­za­ción del pro­ce­so hacia la revo­lu­ción que vive Vene­zue­la; pro­ce­so que ha impac­ta­do des­de su ini­cio, en el sen­ti­do de la segun­da inde­pen­den­cia y de los gran­des cam­bios socia­les y polí­ti­cos pro­gre­si­vos, a todo el Continente.

Y no es para menos.

El des­en­la­ce a favor de las fuer­zas anti­co­lo­nia­lis­tas en la Bata­lla de Cara­bo­bo del siglo ante­pa­sa­do no solo fue deci­si­vo para la pri­me­ra inde­pen­den­cia Vene­zo­la­na, sino para el des­plie­gue de ese pro­ce­so libe­ra­dor en toda Ame­ri­ca Lati­na y el Caribe.

Aho­ra se tra­ta no de algo idén­ti­co, pero si parecido.

  • Impor­tan­cia de las elec­cio­nes y sus posi­bles resul­ta­dos..

La vic­to­ria elec­to­ral del Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­fi­ca­do de Vene­zue­la (PSUV), del Polo Patrió­ti­co (con­fluen­cia polí­ti­co-social con las demás izquier­das y los movi­mien­tos socia­les de avan­za­das) y de la can­di­da­tu­ra de Chá­vez, es sin dudas algo fun­da­men­tal para la con­ti­nui­dad del pro­ce­so boli­va­riano en ese her­mano país y para el des­tino de la olea­da con­ti­nen­tal que des­de fina­les de pasa­do siglo ese pro­ce­so con­tri­bu­yó a des­atar y estimular.

Es alen­ta­dor que tal posi­bi­li­dad se haya reafir­ma­do con fuer­tes impul­sos en el cur­so de la cam­pa­ña elec­to­ral que está a pun­to de concluir.

La lla­ma­da Mesa de la Uni­dad Demo­crá­ti­ca-MUD, mejor sin­di­ca­da como Mesa de la Uni­dad Dia­bó­li­ca -resul­ta­do de la con­ver­gen­cia de las dere­chas y ultra­de­re­chas polí­ti­cas, socia­les y cul­tu­ra­les de Vene­zue­la, bajo el patro­ci­nio de EEUU y de la gran bur­gue­sía depen­dien­te de ese país, has­ta el momen­to no ha podi­do acu­mu­lar sufi­cien­te fuer­za elec­to­ral para acer­cár­se­le al torren­te que han sido capa­ces de gene­rar el lide­raz­go popu­lar del coman­dan­te Chá­vez y las orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias y patrió­ti­cas que sus­ten­tan su candidatura..

El señor Capri­les Radons­ki, lobo ves­ti­do de ove­ja, can­di­da­to “cara­pin­ta­da” de las dere­chas y capi­ta­lis­ta de “hor­ca y cuchi­llo”, se ha que­da­do atrás, evi­den­cian­do impo­si­bi­li­dad de ganar por vía lim­pia y demo­crá­ti­ca esos comicios.

· El lla­ma­do PLAN B en pri­me­ra instancia.

A pocos días de las vota­cio­nes su derro­ta esta prác­ti­ca­men­te ase­gu­ra­da, por lo que los sec­to­res más agre­si­vos de su entorno polí­ti­co y social están orques­tan­do el deno­mi­na­do PLAN B; esto es, el pro­gra­ma de sedi­ción y cons­pi­ra­ción, los pre­pa­ra­ti­vos de deno­mi­na­das “gua­rim­bas” (tumul­tos vio­len­tos), la acti­va­ción del para-mili­ta­ris­mo colom­biano, las pau­tas de la CIA y del Pen­tá­gono… aho­ra con mas inten­si­dad sote­rra­da que meses atrás.

La vic­to­ria boli­va­ria­na en las vota­cio­nes –repi­to- luce bien ase­gu­ra­da. Así inclu­so lo reve­lan todas las encues­tas más creíbles.

La cues­tión es que por el momen­to sería muy pre­ten­cio­so esta­ble­cer des­de aquí cuan con­tun­den­te habrá de ser ese triun­fo popular.

Y esto es muy impor­tan­te. Por­que de ello depen­de la via­bi­li­dad o no inme­dia­ta del nue­vo plan sub­ver­si­vo de los “escuá­li­dos” vene­zo­la­nos bajo tute­la EEUU y sus alia­dos impe­ria­lis­tas, el cual de entra­da con­tem­pla, pri­me­ro el des­co­no­ci­mien­to de los resul­ta­dos elec­to­ra­les bajo ale­ga­to de frau­de y, a con­ti­nua­ción, las sub­si­guien­tes movi­li­za­cio­nes y accio­nes violentas.

Un triun­fo aplas­tan­te le crea­ría una enor­me difi­cul­tad, casi insal­va­ble, a esa moda­li­dad del lla­ma­do PLAN B al ser­vi­cio de la contra-revolución.

Una vic­to­ria mode­ra­da del “cha­vis­mo” posi­ble­men­te no lo deten­ga, pero redu­ci­ría su efec­ti­vi­dad al tiem­po que aumen­ta­ría su vulnerabilidad.

Un triun­fo cerra­do le ser­vi­ría en gran­de de cal­do de cul­ti­vo y podría crear una situa­ción de alta peligrosidad.

La pro­ba­bi­li­dad mayor en cuan­to a las vota­cio­nes al pare­cer se mue­ve entre los dos pri­me­ros vaticinios.

El aler­ta de todas mane­ras es váli­do y el plan de con­tra-ata­que resul­ta a todas luces impres­cin­di­bles, por lo que hay que espe­rar –como lo ha infor­ma­do el coman­dan­te Chá­vez- se esté pre­pa­ran­do con todas la de la ley.

· Lo que está en jue­go el 7 de octu­bre y más allá.

Por­que es dema­sia­do impor­tan­te lo que está en jue­go el pró­xi­mo domin­go 7 de Octu­bre y un poco más allá en la Vene­zue­la Boli­va­ria­na y en toda nues­tra América.

Deci­mos el 7 de Octu­bre e inme­dia­ta­men­te des­pués, sobre todo si se pro­yec­ta esta coyun­tu­ra hacia las elec­cio­nes de Alcal­des y Gober­na­do­res fija­das para el pró­xi­mo mes de diciem­bre, en las que por el momen­to las expec­ta­ti­vas no son tan espe­ran­za­do­ras para el cam­po revo­lu­cio­na­rio y popu­lar como lo son para las elec­cio­nes del domin­go veni­de­ro; dado el impo­nen­te lide­raz­go del pre­si­den­te Chá­vez en con­tras­te con las debi­li­da­des de nos pocas can­di­da­tu­ras pre­sen­ta­das por el ofi­cia­lis­mo a nivel inter­me­dio y los pro­ble­mas deri­va­dos de la corrup­ción buro­crá­ti­ca, los pri­vi­le­gios escan­da­lo­sos y las malas prác­ti­cas no supe­ra­das en el ejer­ci­cio del poder guber­na­men­tal, esta­dual, muni­ci­pal y congresual.

A eso se agre­gan los enor­mes recur­sos mediá­ti­cos, eco­nó­mi­cos e ideo­ló­gi­cos- cul­tu­ra­les mane­ja­dos por las dere­chas con gran des­en­fa­do en la medi­da el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio no ha ata­ca­do en gran esca­la y a toda pro­fun­di­dad las bases fun­da­men­ta­les del capi­ta­lis­mo vene­zo­lano: la gran pro­pie­dad pri­va­da, la fuer­te gra­vi­ta­ción de la bur­gue­sía trans­na­cio­nal, la ideo­lo­gía y la cul­tu­ra domi­nan­tes, los gran­des medios de alie­na­ción, la cul­tu­ra ren­tis­ta-con­su­mis­ta petro­le­ra, el mer­ca­do y la espe­cu­la­ción capitalista.

A pesar de que todo eso ‑inclui­do el retra­so de las nece­sa­rias rec­ti­fi­ca­cio­nes anun­cia­das en cuan­to a los per­jui­cios que oca­sio­nan las in-con­duc­tas de cier­tos sec­to­res opor­tu­nis­tas enquis­ta­dos en el Esta­do, pare­ci­das a las que pri­ma­ron en la IV Repú­bli­ca- ha con­tri­bui­do a inflar des­me­di­da­men­te el poder elec­to­ral de la Mesa de la Uni­dad Dia­bó­li­ca (MUD), en reali­dad el nivel alcan­za­do por esa coa­li­ción dere­chis­ta no le es sufi­cien­te para impo­ner­se exclu­si­va­men­te por la vía del voto.

Por eso, los com­po­nen­tes mas agre­si­vos y extre­mis­tas de esa alian­za oli­gár­qui­ca-impe­ria­lis­ta, con la ase­so­ría de la CIA, el MOSSAD israe­lí y la extre­ma dere­cha colom­bia­na (uri­bis­ta), están apos­tan­do de más en más a la eje­cu­ción simul­tá­nea del PLAN B (duran­te e inme­dia­ta­men­te des­pués de los pró­xi­mos comi­cios); mien­tras los más mode­ra­dos, pre­vien­do su inva­li­da­ción a con­se­cuen­cia de una derro­ta elec­to­ral con­tun­den­te, apues­tan prin­ci­pal­men­te a for­ta­le­cer­se con miras a los comi­cios esta­dua­les y muni­ci­pa­les de diciem­bre, con el pro­pó­si­to de cer­car ins­ti­tu­cio­nal­men­te al Pre­si­den­te Chá­vez y lue­go pro­ce­der al rema­te; anhe­lan­do de paso un dete­rio­ro de su esta­do de salud, que por demás luce impro­ba­ble a la luz de la for­ta­le­za físi­ca y moral que exhi­be el líder de ese tras­cen­den­te proceso.

· Las razo­nes, obje­ti­vos y varia­cio­nes del PLAN B.

El PLAN B ‑que tan­to pue­de ser des­ple­ga­do a bre­ve pla­zo, como pos­pues­to para un futu­ro pró­xi­mo, así como reajus­ta­do o refor­mu­la­do- per­se­gui­ría fun­da­men­tal­men­te crear las con­di­cio­nes inter­nas para una agre­sión exter­na tipo Libia. Esto es, crear el lla­ma­do “fren­te interno” que faci­li­te la inter­ven­ción imperial.

Esa agre­si­vi­dad tie­ne que ver con lo que sig­ni­fi­ca Vene­zue­la y su pro­ce­so hacia la revo­lu­ción anti­ca­pi­ta­lis­ta cara a todo el Con­ti­nen­te; tie­ne que ver con la deter­mi­na­ción impe­rial de reapro­piar­se de sus valio­sos recur­sos natu­ra­les y la reno­va­da ambi­ción de un capi­ta­lis­mo cen­tral deca­den­te y en cri­sis mayor de con­tro­lar por la fuer­za el petró­leo, el gas, el oro, el agua, el litio, el níquel, los mine­ra­les estra­té­gi­cos y la bio­di­ver­si­dad que tan­to abun­dan en nues­tra Amé­ri­ca y esca­sean en EEUU Y EUROPA.

Los gobier­nos auto-deter­mi­na­dos del ALBA, entre los cua­les la Vene­zue­la boli­va­ria­na y Cuba jue­gan pape­les rele­van­tes, cons­ti­tu­yen un serio obs­tácu­lo res­pec­to a esos desig­nios impe­ria­lis­tas. Y gol­pea­do a Vene­zue­la debi­li­ta­rían esa realidad.

Nun­ca hay que per­der de vis­ta que la mega cri­sis del capi­ta­lis­mo, su mul­ti-cri­sis, sus caren­cias, su mili­ta­ri­za­ción y su deter­mi­na­ción de apro­piar­se por la fuer­za de recur­sos vita­les para la pro­lon­gar su exis­ten­cia en ese con­tex­to, ali­men­ta la vora­ci­dad y agre­si­vi­dad del capi­ta­lis­mo en fase senil

Es cla­ro que el PLAN B, como otros simi­la­res con­fec­cio­na­dos para otros paí­ses de la región no dóci­les res­pec­to EEUU, pue­de tener una moda­li­dad aho­ra y otra más tar­de; siem­pre den­tro de esa impron­ta imperial.

· Una vic­to­ria cru­cial y una opor­tu­ni­dad de oro.

Ade­más, la impor­tan­cia de ganar aho­ra con muchos votos resal­ta a la vis­ta y tie­ne una impor­tan­cia rele­van­te por­que le pue­de per­mi­tir a Chá­vez y al pue­blo boli­va­riano pro­fun­di­zar a segui­das las trans­for­ma­cio­nes anti­ca­pi­ta­lis­tas, erra­di­car o limi­tar en gran­de la corrup­ción y la lla­ma­da “boli-bur­gue­sía buro­crá­ti­ca”, dán­do­le impul­sos reno­va­dos a la socia­li­za­ción, mas cuer­po al poder popu­lar y al lla­ma­do Esta­do Comunal.

De paso todo esto –y esto tam­bién es muy impor­tan­te – le ofre­ce­ría al pro­ce­so trans­for­ma­dor vene­zo­lano una nue­va y bri­llan­te opor­tu­ni­dad para modi­fi­car en gran­de a su favor –y de una vez por todas- la corre­la­ción de fuer­zas polí­ti­cas de cara a las elec­cio­nes de diciem­bre y las siguien­tes, lo que de no lograr­se apun­ta­ría a resul­ta­dos que podrían for­ta­le­cer el refe­ri­do cer­co ins­ti­tu­cio­nal con­tra Chá­vez. En ese orden las rec­ti­fi­ca­cio­nes y la pro­fun­di­za­ción de las trans­for­ma­cio­nes resul­tan más que vitales.

Esa posi­bi­li­dad y el repun­te de las luchas con­ti­nen­ta­les se ve favo­re­ci­da en lo inme­dia­to por los cam­bios posi­ti­vos acae­ci­dos en Colom­bia, don­de la for­ta­le­za de la insur­gen­cia (FARC-EP y ELN), el auge de la luchas socia­les y polí­ti­cas en todo el terri­to­rio de ese país, la for­mi­da­ble emer­gen­cia del Movi­mien­to Mar­cha Patrió­ti­ca, el cre­ci­mien­to de la con­cien­cia en favor de la paz y de la demo­cra­ti­za­ción y la agu­da cri­sis sis­té­mi­ca pre­sen­te allí, han debi­li­ta­do las fuer­zas gue­rre­ris­tas y ero­sio­na­do tem­po­ral­men­te la apues­ta reac­cio­naia a la sali­da mili­tar; tor­nan­do más agre­si­vos pero más débi­les a sus sustentadores.

La gran con­fluen­cia polí­ti­co-mili­tar alter­na­ti­va colom­bia­na se cons­ti­tu­ye así, en los hechos, en un pode­ro­so alia­do tan­to de la con­ti­nui­dad ascen­den­te de la revo­lu­ción vene­zo­la­na como de su pro­fun­di­za­ción. Igual las nue­vas rebel­días socio-polí­ti­cas a nivel con­ti­nen­tal alre­de­dor de temas tan cru­cia­les como el poder des­truc­ti­vo de los con­sor­cios mine­ros impe­ria­lis­tas, la impu­ni­dad y el empe­ci­na­mien­to en sos­te­ner una estra­te­gia neo­li­be­ral en bancarrota.

La exten­sión de la indig­na­ción y la movi­li­za­ción anti­neo­li­be­ral y anti­ca­pi­ta­lis­ta a otros Con­ti­nen­tes, espe­cial­men­te a Euro­pa, en medio de una cri­sis estre­me­ce­do­ra de la esta­bi­li­dad del sis­te­ma de domi­na­ción, que per­du­ra en EEUU como cen­tro del mis­mo, agre­ga con­di­cio­nes favo­ra­bles para la radi­ca­li­za­ción de los pro­ce­sos de cam­bio en Vene­zue­la y nues­tra Amé­ri­ca. Todo depen­de­rá de la cali­dad y for­ta­le­ce de sus fuer­zas conductoras

Nues­tra apues­ta polí­ti­ca, ideas, estí­mu­los, luchas, apun­tan y apun­ta­rán en esas direc­cio­nes, des­de la más fir­me soli­da­ri­dad inme­dia­ta y el pro­fun­do anhe­lo en favor del más con­tun­den­te triun­fo del “rojo-roji­to” vene­zo­lano en este trans­cen­den­te Cara­bo­bo del siglo XXI.

4-10-2012, San­to Domin­go, RD.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *