La obse­sión del perió­di­co “El País” con el Pre­si­den­te Chá­vez- La rosa blin­da­da

En este mun­do del siglo XXI se nos dice que vivi­mos en una aldea glo­bal, pero debe­mos pre­gun­tar­nos si esto tie­ne sen­ti­do cuan­do tres cuar­tas par­tes de la huma­ni­dad no tie­ne acce­so a los bene­fi­cios que la otra cuar­ta par­te dis­fru­ta. Tam­bién se nos dice que vivi­mos en la socie­dad de la infor­ma­ción, ¿es posi­ble decir esto cuan­do tres cuar­tas par­tes de la socie­dad afri­ca­na no tie­nen acce­so a elec­tri­ci­dad y por tan­to a inter­net?

Los medios de comu­ni­ca­ción masi­va uti­li­zan la infor­ma­ción para pre­pa­rar al recep­tor de tal for­ma que la des­co­di­fi­ca­ción del men­sa­je sea a favor de sus intere­ses. Insis­tir en el zapa­to que una per­so­na de ori­gen kur­da le tiró al pre­si­den­te tur­co Erdo­gan lle­va a no visua­li­zar el dra­ma del pue­blo kur­do. La pre­sen­ta­ción del pue­blo pales­tino tiran­do pie­dras y cohe­tes arte­sa­na­les lle­va a pre­pa­rar las con­di­cio­nes para ser repri­mi­dos, pues no se habla del dere­cho a la resis­ten­cia ante la poten­cia ocu­pan­te, tal como reco­no­ce la car­ta de Nacio­nes Uni­das. Mien­tras más per­so­nas des­co­di­fi­quen de la mis­ma mane­ra un signo, más fácil será el pro­ce­so de per­sua­sión. Así, se resal­ta­ba en titu­la­res que Bin Laden era delez­na­ble, pero se ocul­ta­ba que duran­te años tra­ba­jó para la CIA. En los medios de comu­ni­ca­ción hay exper­tos ideo­ló­gi­cos que son quie­nes mani­pu­lan la infor­ma­ción: deci­den qué espa­cio dar a una noti­cia, qué es noti­cia y qué no, cómo titu­lar­la, qué foto­gra­fía debe acom­pa­ñar­la, en qué pági­na situar­la y por cuán­to tiem­po, es decir, cómo situar el pro­duc­to comu­ni­ca­ti­vo de acuer­do a los intere­ses ideo­ló­gi­cos y eco­nó­mi­cos del medio. Así, muchos tra­ba­ja­do­res de los medios de comu­ni­ca­ción cum­plen su papel, bien por con­vic­ción o por super­vi­ven­cia. Quien incum­pla esa diná­mi­ca sufri­rá la res­ci­sión de su con­tra­to.

Son estos mis­mos medios los que en el Esta­do espa­ñol se ufa­nan de defen­der la demo­cra­cia, una demo­cra­cia que per­mi­tió que Díaz Ferrán siguie­ra al fren­te de la CEOE mien­tras cerra­ba sus empre­sas y deja­ba a miles de tra­ba­ja­do­res en la calle y usua­rios per­ju­di­ca­dos, una demo­cra­cia que ocul­ta algu­nas de las acti­vi­da­des de los miem­bros de la monar­quía o que ata­ca des­pia­da­da­men­te a per­so­nas u orga­ni­za­cio­nes socia­les cuan­do con­fron­tan con sus intere­ses, como ocu­rre estos días con las mani­fes­ta­cio­nes en Madrid bajo la con­sig­na “rodear el Con­gre­so de Dipu­tados” o con las mani­fes­ta­cio­nes pro­mo­vi­das por el 15M en Bar­ce­lo­na en 2011 para pre­sio­nar a los dipu­tados del par­la­men­to cata­lán. Siem­pre se tra­ta la noti­cia a favor de los pode­ro­sos: ¿Dón­de están los per­ju­di­ca­dos por estos seño­res o ins­ti­tu­cio­nes? El tra­ta­mien­to de los medios pre­sen­ta la noti­cia como un ata­que a la demo­cra­cia, una demo­cra­cia que ellos secues­tran y pre­sen­tan con un per­fil de ser la úni­ca posi­ble, don­de las orga­ni­za­cio­nes socia­les y per­so­nas que cues­tio­nan hechos con­cre­tos son pre­sen­ta­dos como “radi­ca­les y anti­sis­te­ma”. La mayo­ría de los medios de comu­ni­ca­ción se rigen por este mode­lo: la nece­si­dad de impe­dir que las reglas que rigen el pre­sen­te sean com­pren­di­das en su caba­li­dad para que tra­vés de la refle­xión sobre el pasa­do poder actuar cara al futu­ro. Para nues­tra des­gra­cia esta­mos vivien­do en una épo­ca don­de las pala­bras son des­vir­tua­das y des­na­tu­ra­li­za­das. Hoy en día, los per­de­do­res somos los que no aca­ta­mos esas reglas del esta­blish­ment. No es de extra­ñar que así actúen, pues los medios de comu­ni­ca­ción real­men­te son empre­sas de comu­ni­ca­ción que se deben a sus gran­des accio­nis­tas, que a su vez son las gran­des cor­po­ra­cio­nes y gru­pos finan­cie­ros que como tal sólo les preo­cu­pa obte­ner el mayor bene­fi­cio en el menor tiem­po posi­ble y al menor cos­te. Sin sus prés­ta­mos y/​o anun­cios publi­ci­ta­rios hoy los medios no podrían exis­tir. Así, el obje­ti­vo para muchos medios no es infor­mar sino mani­pu­lar, tal como ocu­rre con otros obje­tos que se mue­ven en el mer­ca­do. Muchos obje­tos se pare­cen, el obje­to se vuel­ve invi­si­ble y lo que impor­ta es la mar­ca, de ahí la ven­ta de su ima­gen que impac­ta en nues­tra psi­que y hace que com­pa­re­mos un pro­duc­to no por lo que es sino por lo que pare­ce. De este modo muchos medios no pre­ten­den infor­mar sino dis­traer. Des­pués de una lar­ga jor­na­da de tra­ba­jo uno vuel­ve a casa y no quie­re preo­cu­pa­cio­nes o cues­tio­nes que le lle­ven a inda­gar en los por­qués de las cosas, uno quie­re eva­dir­se y para ello se con­su­me sin refle­xio­nar como una píl­do­ra que rela­ja. Pero esa píl­do­ra emi­te men­sa­jes que pre­dis­po­nen nues­tra for­ma de actuar y pen­sar. La comu­ni­ca­ción tie­ne como fin influir y/​o mani­pu­lar y eso la con­vier­te en un arma pode­ro­sa. Siem­pre pre­ten­de per­sua­dir al recep­tor para que acep­te la visión de las cosas que ella pro­pa­ga. ¿Por qué se ata­ca a Hugo Chá­vez como anti­de­mó­cra­ta pese a ser pre­si­den­te gra­cias a unas elec­cio­nes super­vi­sa­das y ava­la­das por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y en cam­bio se pre­sen­ta como demó­cra­ta al cues­tio­na­do pre­si­den­te Por­fi­rio Lobo que lle­ga a su car­go des­pués de un gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras?

Ante estas situa­cio­nes los medios de comu­ni­ca­ción nos tra­tan como recep­to­res pasi­vos y noso­tros actua­mos como tales: en gene­ral no con­tras­ta­mos la infor­ma­ción, somos infor­ma­dos por un solo medio y repro­du­ci­mos lo que en él se nos dice. No vamos a las fuen­tes. Así cree­mos que tene­mos opi­nión pro­pia y que de acuer­do a ella actua­mos y en muchos casos lo que en reali­dad ocu­rre es que lo que pen­sa­mos, deci­mos, deci­di­mos y opta­mos vie­ne mar­ca­do por la agen­da de los medios.

Den­tro de los medios de comu­ni­ca­ción la tele­vi­sión se ha con­ver­ti­do en el medio más influ­yen­te. La ima­gen lo inva­de todo y pare­cie­ra que lo que no sale en tele­vi­sión no exis­te. Los espec­ta­do­res se han vuel­to más vul­ne­ra­bles a las emo­cio­nes que a los argu­men­tos. La tele­vi­sión se con­vier­te en actor polí­ti­co. De ahí el gran poder polí­ti­co que han acu­mu­la­do la cade­na FOX en EE.UU, Tele­vi­sa en Méxi­co o la Red Glo­bo en Bra­sil.

La tele­vi­sión uni­fi­ca sim­bó­li­ca­men­te a la socie­dad: su pro­gra­ma­ción sumi­nis­tra infor­ma­ción y con­di­cio­na la vida coti­dia­na de la gen­te al esta­ble­cer pau­tas de con­duc­ta a seguir.

No es pre­ci­so ser espe­cial­men­te pers­pi­caz para reco­no­cer el enor­me poder que tie­nen los medios de comu­ni­ca­ción. En su con­jun­to eli­gen lo que es noti­cia y lo que no. Eli­mi­nan situa­cio­nes de la vida real a su con­ve­nien­cia o resal­tan otras que son intras­cen­den­tes. Impo­nen la Agen­da Públi­ca: Lo que la cla­se polí­ti­ca y la gen­te común dis­cu­te. En sus manos está encum­brar o derrum­bar per­so­nas, impul­sar nue­vas ideas o dese­char pro­yec­tos. Sus pala­bras se cons­ti­tu­yen en las úni­cas que tie­nen dere­cho a par­ti­ci­par en el deba­te públi­co. Y sólo es actual aque­llo que se pue­de domi­nar des­de el pun­to de vis­ta del cómo se mues­tra de prin­ci­pio a fin. Todo aque­llo que está suje­to a dudas, a pre­gun­tas, a posi­bles inter­pre­ta­cio­nes no es actua­li­dad. De ahí su res­pon­sa­bi­li­dad y su enor­me poder. Por­que: ¿Son los medios y los perio­dis­tas inde­pen­dien­tes o res­pon­den a gru­pos eco­nó­mi­cos? ¿Se atre­ve­ría un perio­dis­ta a cri­ti­car a una mul­ti­na­cio­nal que le apor­ta al medio mucho dine­ro en publi­ci­dad y que debi­do a ello podría reti­rar­la?. Char­les Prest­wich Scott edi­tor de The Guar­dian afir­mó: “la pri­me­ra obli­ga­ción de un perió­di­co es evi­tar la ten­ta­ción de creer­se con el mono­po­lio de la ver­dad”. El lec­tor que abre un perió­di­co, sin­to­ni­za un pro­gra­ma de radio o conec­ta con un canal de tele­vi­sión ha opta­do cons­cien­te o incons­cien­te­men­te por con­fiar en un deter­mi­na­do “media­dor” para que le trans­mi­ta la infor­ma­ción. Uno de los gran­des mitos de nues­tro tiem­po es el que afir­ma que vivi­mos en la socie­dad de la infor­ma­ción, dis­fra­zan­do el hecho de que lo que se trans­mi­te a la socie­dad se basa en gran medi­da en la ocul­ta­ción de una par­te sus­tan­cial de ésta. En este con­tex­to de los medios de comu­ni­ca­ción se mue­ve como pez en el agua el dia­rio pun­te­ro de la pren­sa espa­ño­la “El País” que se auto­pro­cla­ma “El perió­di­co glo­bal en espa­ñol”. Muchos de sus lec­to­res, entre los que me inclu­yo, cada vez esta­mos más can­sa­dos de su pre­po­ten­cia, des­in­for­ma­ción y mani­pu­la­ción y creo que hay que seña­lar­lo direc­ta­men­te como un medio de comu­ni­ca­ción con­tra­rio a los intere­ses de los y las tra­ba­ja­do­res del Esta­do espa­ñol y con­tra­rio a las cau­sas pro­gre­sis­tas en el mun­do de hoy. Casi todo lo que he seña­la­do has­ta aho­ra se le podría apli­car a este dia­rio que salió a la luz el 4 de mayo de 1976 de la mano de la fami­lia Polan­co, seis meses des­pués de la muer­te del dic­ta­dor Fran­cis­co Fran­co y al prin­ci­pio de la tran­si­ción espa­ño­la. Rápi­da­men­te se supo situar como el perió­di­co esta­tal de las cla­ses medias y se con­so­li­dó en la épo­ca de los 80 con el apo­yo a los suce­si­vos gobier­nos de Feli­pe Gon­zá­lez del que reci­bió múl­ti­ples favo­res que le ayu­da­ron a situar­se como el perió­di­co no depor­ti­vo de mayor difu­sión en el Esta­do espa­ñol. Este perió­di­co per­te­ne­ce al gru­po PRISA, due­ño de mul­ti­tud de medios de comu­ni­ca­ción tan­to en el Esta­do espa­ñol como en Amé­ri­ca Lati­na (AS, Rolling Sto­ne, Cade­na Ser, etc), así como de la edi­to­rial San­ti­lla­na. Su actual pre­si­den­te eje­cu­ti­vo es Juan Luis Cebrián, el Con­se­je­ro Dele­ga­do es Fer­nan­do Abril Mar­to­rell y su pre­si­den­te hono­ra­rio Igna­cio Polan­co.

En los últi­mos años el gru­po PRISA ha entra­do en una cri­sis pro­fun­da, lle­gan­do al año 2011 con las mayo­res pér­di­das de su his­to­ria que algu­nos exper­tos sitúan en 451 millo­nes de euros. Está situa­ción lle­vó a que en los últi­mos años entra­rán como accio­nis­tas el Hol­ding nor­te­ame­ri­cano Liberty Acquis­tion, los ban­cos HSBC, Gru­po San­tan­der y la CAIXA y la mul­ti­na­cio­nal Tele­fó­ni­ca. En medio de esta situa­ción Cebrián anun­ció más de 200 des­pi­dos en 2012 que se suma­rían a los 2500 des­pi­dos del año ante­rior. Los tra­ba­ja­do­res han denun­cia­do que la com­pa­ñía tra­ta de sal­tar­se el acuer­do de míni­mos alcan­za­do en 2011 y de reba­jar las con­di­cio­nes que se ofre­cie­ron a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras.

A lo lar­go de estos últi­mos años El PAIS ha ido giran­do más a lo que ellos lla­man “cen­tro polí­ti­co” que inten­ta­ría sumar par­te del pro­gra­ma del PSOE y del PP dán­do­le espa­cios rele­van­tes a per­so­nas sig­ni­fi­ca­ti­vas del Par­ti­do Socia­lis­ta y a per­so­nas situa­das ideo­ló­gi­ca­men­te a la dere­cha como Var­gas Llo­sa o Ber­nard Henry Lévy. Así mis­mo ha man­te­ni­do un apo­yo cons­tan­te a Ruíz Gallar­dón. Esto se vio plas­ma­do en las últi­mas elec­cio­nes legis­la­ti­vas en Espa­ña don­de el perió­di­co man­tu­vo a lo lar­go de la cam­pa­ña un equi­li­brio entre plu­mas sig­ni­fi­ca­ti­vas y con­te­ni­dos pro­gra­má­ti­cos de los dos par­ti­dos mayo­ri­ta­rios. Des­pués del triun­fo del Par­ti­do Popu­lar, dedi­có pági­nas ente­ras a entre­vis­tas de los nue­vos minis­tros.

Es cono­ci­da la línea edi­to­rial de ata­que cons­tan­te al expre­si­den­te del gobierno Rodrí­guez Zapa­te­ro, sus ata­ques al dia­rio Públi­co has­ta con­tri­buir a su cie­rre, su defen­sa de la monar­quía y su sos­tén a la polí­ti­ca esta­dou­ni­den­se e israe­lí en el mun­do ára­be.

Pode­mos citar como ejem­plo el bene­plá­ci­to mos­tra­do al ata­que mili­tar a Libia y el apo­yo a la opo­si­ción pro­nor­te­ame­ri­ca­na de Siria a la par que silen­cia la inva­sión de tro­pas de Ara­bia Sau­dí en Bah­rein o pre­ten­de man­te­ner­se equi­dis­tan­te en los con­flic­tos que man­tie­ne Marrue­cos con el Pue­blo Saha­raui o en la ocu­pa­ción de Pales­ti­na por Israel. Así mis­mo son cons­tan­tes los ata­ques a los gobier­nos del ALBA a los que acu­sa de todos los males que acon­te­cen en Amé­ri­ca Lati­na, al gobierno cubano y a las polí­ti­cas de Nés­tor y Cris­ti­na Kirch­ner. En este últi­mo caso el ata­que se con­cre­tó por la nacio­na­li­za­ción por par­te del gobierno argen­tino de la mayo­ría de las accio­nes de la mul­ti­na­cio­nal espa­ño­la Rep­sol-YPF, situa­ción que fue rese­ña­da en el dia­rio con una infor­ma­ción apa­re­ci­da el 17 de abril de 2012 como “ope­ra­ción de aco­so y derri­bo con­tra Rep­sol-YPF” y el inten­to demo­cra­ti­za­dor del espa­cio de los medios de comu­ni­ca­ción a tra­vés de la nue­va ley de ser­vi­cios de comu­ni­ca­ción. Así en un artícu­lo del 26 de agos­to de 2010 se dice: “La pren­sa argen­ti­na, en el pun­to de mira” y a con­ti­nua­ción se resal­ta el siguien­te párra­fo “Nun­ca como en estos días el Kirch­ne­ris­mo argen­tino se pare­ció tan­to al cha­vis­mo vene­zo­lano”. En este caso El País ocul­ta los intere­ses del Gru­po PRISA al lado de su alia­do estra­té­gi­co el gru­po argen­tino CLARÍN.

Uno de los gran­des hitos que fijó este perió­di­co en su deri­va fue el edi­to­rial del 10 de octu­bre de 2007 que titu­ló “Cau­di­llo Gue­va­ra”. En él se hace un ata­que furi­bun­do a la figu­ra de un per­so­na­je que por sus escri­tos y su prác­ti­ca es muy rele­van­te para todas aque­llas per­so­nas que des­de hace 50 años y a lo lar­go de todo el mun­do, aspi­ran a cons­truir un mun­do más jus­to y pro­gre­sis­ta. Como escri­bió Fer­nán­dez Buey, al direc­tor de El País al día siguien­te, “esta edi­to­rial cons­ti­tu­ye un insul­to a la inte­li­gen­cia y a la sen­si­bi­li­dad”.

Pero don­de real­men­te El PAÍS ha desa­rro­lla­do una línea sis­te­má­ti­ca de con­fron­ta­ción, des­in­for­ma­ción e inje­ren­cia polí­ti­ca des­ca­ra­da es en el caso de Vene­zue­la des­de que asu­mió la Pre­si­den­cia Hugo Chá­vez, gra­cias a una ola de popu­la­ri­dad que cam­bió el clá­si­co sis­te­ma bipar­ti­dis­ta que había gober­na­do el país des­de 1958 y que había secues­tra­do la polí­ti­ca con una alter­nan­cia entre los par­ti­dos Acción Demo­crá­ti­ca, de cor­te social­de­mó­cra­ta y COPEI, de cor­te social­cris­tiano. El ata­que al Pre­si­den­te Hugo Chá­vez tuvo su pun­to álgi­do cuan­do este perió­di­co asu­mien­do posi­cio­nes gol­pis­tas se con­vir­tió en voce­ro de sus pro­cla­mas en el Esta­do espa­ñol y así en su edi­to­rial del 13 de abril de 2002, bajo el títu­lo “Gol­pe a un Cau­di­llo” dice textualmente:“Sólo un gol­pe de esta­do ha con­se­gui­do echar a Hugo Chá­vez del poder en Vene­zue­la. La situa­ción había adqui­ri­do tal gra­do de dete­rio­ro que este cau­di­llo errá­ti­co ha reci­bi­do un empu­jón”. Pos­te­rior­men­te pide que Chá­vez “rin­da cuen­ta de sus des­ma­nes auto­ri­ta­rios y corrup­tos ante los tri­bu­na­les”. Esta línea de ata­ques ha mar­ca­do una cons­tan­te en con­tra del pre­si­den­te vene­zo­lano y de los logros posi­ti­vos de la revo­lu­ción boli­va­ria­na que tie­ne momen­tos rele­van­tes en perío­dos de gran tras­cen­den­cia para el país sud­ame­ri­cano. Así, su pre­si­den­te reci­bió fuer­tes crí­ti­cas del dia­rio con moti­vo del refe­rén­dum cons­ti­tu­cio­nal de 2007. Pero es aho­ra cuan­do se está a unos días de la cele­bra­ción de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 7 de octu­bre que enfren­tan al actual pre­si­den­te Hugo Chá­vez con el can­di­da­to opo­si­tor Hen­ri­que Capri­les cuan­do, de nue­vo, el dia­rio El País en lugar de infor­mar de dichos comi­cios, toma par­ti­do a favor del can­di­da­to opo­si­tor y abre el perió­di­co del vier­nes 28 de sep­tiem­bre dedi­cán­do­le la segun­da pági­na con el títu­lo “Chá­vez teme una derro­ta elec­to­ral”, la pági­na siguien­te con el títu­lo de “El FMI reve­la que Cara­cas está ven­dien­do sus reser­vas de oro” y le da toda la pági­na de opi­nión al can­di­da­to opo­si­tor para que ofrez­ca su pun­to de vis­ta ante los comi­cios elec­to­ra­les. Por si esto fue­ra poco, en su edi­ción del día siguien­te, sába­do, apa­re­ce una infor­ma­ción que bajo el títu­lo de “ase­si­na­dos a tiros dos mili­tan­tes de la opo­si­ción vene­zo­la­na”, se hace eco de las acu­sa­cio­nes de la opo­si­ción vene­zo­la­na al gobierno por tales hechos a pesar de que el minis­tro de jus­ti­cia Tarek el Ais­sa­mi dice que se está inves­ti­gan­do y que los res­pon­sa­bles serán cap­tu­ra­dos y pues­tos a dis­po­si­ción judi­cial. Esta cam­pa­ña se inten­si­fi­ca en la edi­ción de este lunes 1 de octu­bre al apa­re­cer en por­ta­da una noti­cia, que fir­ma­da por su corres­pon­sal en Cara­cas se titu­la: “La opo­si­ción a Chá­vez toma Cara­cas con una exhi­bi­ción de fuer­za”. La noti­cia de por­ta­da se com­ple­men­ta con la tota­li­dad de las pági­nas dos y tres.

Dados estos ante­ce­den­tes supo­ne­mos que el dia­rio El País segui­rá hacien­do cam­pa­ña con­tra el Pre­si­den­te Hugo Chá­vez en los días que fal­tan para las elec­cio­nes y uno se pre­gun­ta ¿Cuál será el edi­to­rial de este perió­di­co el lunes 8 de octu­bre si Hugo Chá­vez gana las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les? Nos teme­mos que no varia­rán la línea edi­to­rial empren­di­da des­de 1998, fecha en que fue ele­gi­do pre­si­den­te del país por pri­me­ra vez, ya que están fir­me­men­te com­pro­me­ti­dos en que haya un cam­bio de rum­bo para que sus ami­gos “demó­cra­tas” vene­zo­la­nos lle­guen al gobierno usan­do la fór­mu­la que crean más con­ve­nien­te y ellos pue­dan empe­zar a hacer gran­des nego­cios edi­to­ria­les y de comu­ni­ca­ción de la mano de su entra­ña­ble socio vene­zo­lano, empre­sa­rio e inver­sio­nis­ta, Gus­ta­vo Cis­ne­ros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *