Falle­ce en Vene­zue­la el refu­gia­do polí­ti­co vas­co Celes­tino Galán

El refugiado político Celestino Galán ha fallecido en Venezuela

AGUR ETA OHORE CELES!

El refu­gia­do polí­ti­co bil­bo­ta­rra Celes­tino Galán, que lle­va­ba más de 30 años fue­ra de casa, falle­ció atro­pe­lla­do por un coche en Vene­zue­la el 19 de setiem­bre, según ha infor­ma­do Etxe­rat.

El refu­gia­do polí­ti­co bil­baino Celes­tino Galán murió en Vene­zue­la el 19 de setiem­bre, cuan­do fue atro­pe­lla­do por un coche, según infor­mó ayer Etxe­rat. Galán tenía 53 años y un hijo de 5. Resi­día en la ciu­dad de Valen­cia, en el esta­do de Cara­bo­bo de ese país sud­ame­ri­cano, en el que vivía hace más de tres déca­das.

En su comu­ni­ca­do, la aso­cia­ción de fami­lia­res de los repre­sa­lia­dos qui­so enviar «todo su apo­yo y soli­da­ri­dad en estos momen­tos tan difí­ci­les a los fami­lia­res y alle­ga­dos de Celes­tino Galán. Asi­mis­mo, exiji­mos el dere­cho de los refu­gia­dos polí­ti­cos vas­cos a vivir libre­men­te en Eus­kal Herria, para que no se repi­tan este tipo de situa­cio­nes».

«Debi­do a la per­se­cu­ción polí­ti­ca que pade­cen y por el temor a las tor­tu­ras, se des­co­no­ce el para­de­ro de muchos de nues­tros fami­lia­res y ami­gos, ni en qué con­di­cio­nes de vida se encuen­tran. Tal día a día resul­ta espe­cial­men­te duro para los fami­lia­res, que no saben ni dón­de ni cómo se encuen­tran sus seres que­ri­dos», sub­ra­yó Etxe­rat.

El colec­ti­vo aña­dió que los exi­lia­dos «viven a miles de kiló­me­tros de Eus­kal Herria, en Vene­zue­la, Pana­má, Cuba, Méxi­co, Bél­gi­ca, Cabo Ver­de u otros muchos paí­ses en con­di­cio­nes extre­mas. Ade­más, en todo momen­to a expen­sas de poder ser dete­ni­dos, tor­tu­ra­dos y encar­ce­la­dos». La situa­ción es «dra­má­ti­ca» para sus alle­ga­dos, que «viven con una gran incer­ti­dum­bre todos los días», sufren pro­ble­mas para comu­ni­car­se con ellos y deben aca­rrear impor­tan­tes gas­tos para visi­tar­les.

Herri­ra tam­bién se hizo eco de este hecho luc­tuo­so para remar­car que es hora de dejar atrás defi­ni­ti­va­men­te el con­flic­to y el sufri­mien­to. Expre­sa sus con­do­len­cias a sus fami­lia­res y alle­ga­dos.

Nota ínte­gra de Etxe­rat:

El refu­gia­do polí­ti­co bil­baíno Celes­tino Galan murió el pasa­do 22 de sep­tiem­bre, en Vene­zue­la. Falle­ció atro­pe­lla­do por un coche. Tenía 53 años y tenía un hijo de 5 años. Vivía en la ciu­dad de Valen­cia, en el esta­do Cara­bo­bo de Vene­zue­la. Celes­tino lle­va­ba más de 30 años fue­ra de su casa.

La aso­cia­ción Etxe­rat quie­re mos­trar todo su apo­yo y soli­da­ri­dad en estos momen­tos tan difí­ci­les a los fami­lia­res y alle­ga­dos de Celes­tino Galan. Así mis­mo, exiji­mos el dere­cho de los refu­gia­dos polí­ti­cos vas­cos a vivir libre­men­te en Eus­kal Herria, para que no se repi­tan este tipo de situa­cio­nes.

Debi­do a la per­se­cu­ción polí­ti­ca que pade­cen y por el temor a las tor­tu­ras, se des­co­no­ce el para­de­ro de muchos de nues­tros fami­lia­res y ami­gos, ni en qué con­di­cio­nes de vida se encuen­tran. Tal día a día resul­ta espe­cial­men­te duro para los fami­lia­res, que no saben ni don­de ni como se encuen­tran sus seres que­ri­dos.

Ade­más, tene­mos fami­lia­res y alle­ga­dos exi­lia­dos que viven a miles de kiló­me­tros de Eus­kal Herria, en Vene­zue­la, Pana­má, Cuba, Méxi­co, Bél­gi­ca, Cabo Ver­de, y en otros muchos paí­ses. Estos fami­lia­res viven en con­di­cio­nes extre­mas. Ade­más, en todo momen­to, a expen­sas de poder ser dete­ni­dos, tor­tu­ra­dos y encar­ce­la­dos.

Los fami­lia­res de los refu­gia­dos polí­ti­cos viven situa­ción dra­má­ti­cas. Viven con una gran incer­ti­dum­bre todos los días. Y en los casos que inclu­so pue­den comu­ni­car­se con ellos, tie­nen que supe­rar varios obs­tacu­los. Ade­más, tie­nen que aca­rrear los gas­tos que con­lle­va visi­tar­les. Y aún superan­do estos obs­tácu­los, se encuen­tran con la repre­sión de los esta­dos. Com­pli­can­do por com­ple­to la situa­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *