Mar­cha en Dublín exi­ge la pues­ta en liber­tad de Marian Pri­ce

Diar­muid Breat­nach

Alre­de­dor de mil per­so­nas mar­cha­ron el sába­do en Dublín para exi­gir la libe­ra­ción de Marian Pri­ce, actual­men­te lle­va 18 meses bajo cus­to­dia bri­tá­ni­ca en los Seis Con­da­dos, todo en régi­men de ais­la­mien­to. Las ten­sio­nes eran altas debi­do a las recien­tes reda­das de la Gar­da (poli­cía Irlan­de­sa) a varios repu­bli­ca­nos en algu­nas par­tes de Dublín y el con­da­do de Louth, inclui­das las deten­cio­nes de los dos her­ma­nos de un repu­bli­cano ase­si­na­do la sema­na ante­rior y de su madre. Una fuer­te pre­sen­cia de la Gar­da en el ini­cio de la mar­cha, jun­to con la iden­ti­fi­ca­ción de algu­nos mani­fes­tan­tes, no pre­sa­gia­ba nada bueno para el even­to. Sin embar­go, trans­cu­rrió pací­fi­ca­men­te.

Los mani­fes­tan­tes, enca­be­za­dos por la ban­de­ra del Comi­té Dubli­nés para la libe­ra­ción de Marian Pri­ce comen­za­ron la mar­cha des­de el Jar­dín del Recuer­do con ban­da de flau­ta Pri­de of Erin (Orgu­llo de Irlan­da) de Por­ta­down, subie­ron al puen­te de O’Connell, mien­tras el final de la mar­cha esta­ba ponien­do pie en el otro extre­mo de la calle O’Connell. Las úni­cas ban­de­ras fue­ron las del fren­te, las de las cua­tro pro­vin­cias y la tri­co­lor nacio­nal, y dos roji­ne­gras que lle­va­ron unos anar­quis­tas inde­pen­dien­tes. Nin­gún car­tel lle­vó nom­bre de par­ti­do y todos exi­gie­ron la liber­tad de Marion Pri­ce, menos unos pocos que exi­gie­ron la liber­tad de Mar­tin Corey (otro repu­bli­cano encar­ce­la­do sin car­go). El comi­té Dubli­nés había pedi­do ante­rior­men­te a todos asis­ten­tes no lle­var ban­de­ras ni pan­car­tas de par­ti­do.

En cuan­to cru­za­ron el puen­te, los mani­fes­tan­tes regre­sa­ron has­ta O’Connell Street has­ta el GPO (Sede Gene­ral de Correos, tam­bién cuar­tel gene­ral de los insu­rrec­tos del Alza­mien­to de Pas­cua). Ahí los ora­do­res Gerry McGlin­chey (mari­do Marian Pri­ce), el Con­ce­jal Cie­ran Perry, el Dipu­tado Tho­mas Prin­gle, y Pau­li­ne Mellon se diri­gie­ron a la mul­ti­tud. Todos los ora­do­res, inclui­do la pre­si­den­ta Ita Ní Chion­naigh rele­va­ron la injus­ti­cia del con­ti­nua­do encar­ce­la­mien­to sin car­go de la Repu­bli­ca­na de cin­cuen­ta y ocho años de edad, lo cual cali­fi­ca­ron de “inter­na­mien­to”, lla­man­do la aten­ción tam­bién sobre su mala salud, los malos tra­tos y la nece­si­dad de su inme­dia­ta libe­ra­ción. Todos tam­bién exi­gie­ron al Gobierno irlan­dés que inter­ven­ga ante el gobierno bri­tá­ni­co para con­se­guir la libe­ra­ción de Pri­ce.

Marian Pri­ce se encuen­tra dete­ni­da sin car­go alguno. Fue encar­ce­la­da por Owen Pat­ter­son, Secre­ta­rio de Esta­do para Irlan­da del Nor­te, dicien­do que revo­có su liber­tad bajo licen­cia tras el Acuer­do de Vier­nes San­to, ya que cons­ti­tuía “un peli­gro para el públi­co”. Él no ha pre­sen­ta­do nin­gu­na prue­ba de ello y su deci­sión no es sus­cep­ti­ble de recur­so. El equi­po legal de Marian Pri­ce insis­te en que no fue pues­ta bajo licen­cia, si no bajo un indul­to real – en un momen­to que ella tam­bién esta­ba muy enfer­ma, des­pués de haber sido pri­sio­ne­ra repu­bli­ca­na duran­te muchos años en Gran Bre­ta­ña y en Irlan­da y de haber sopor­ta­do 200 días en huel­ga de ham­bre (con su her­ma­na Dolours) y haber sido ali­men­ta­da a la fuer­za 167 días.

La repu­bli­ca­na fue mili­tan­te del IRA Pro­vi­sio­nal y fue encar­ce­la­da con otros por los bri­tá­ni­cos en 1971 por la colo­ca­ción de una bom­ba fren­te a la Audien­cia Penal Cen­tral de Lon­dres. Des­pués de su sali­da de la cár­cel se reti­ró de la polí­ti­ca has­ta un año antes del AVS, cuan­do ella y otros empe­za­ron a pro­tes­tar por la direc­ción que esta­ba toman­do el lide­raz­go del movi­mien­to repu­bli­cano pro­vi­sio­nal.

Los ora­do­res en Dublín tam­bién se refi­rie­ron a algu­nos otros pri­sio­ne­ros espe­cí­fi­cos encar­ce­la­dos en Magha­berry como Mar­tin Corey y Gerry McGeo­ugh y las con­di­cio­nes de los pre­sos repu­bli­ca­nos en gene­ral (la mayo­ría lle­van en “pro­tes­ta sucia” muchos meses por tener que sufrir la con­ti­nua uti­li­za­ción de los regis­tros inte­gra­les cor­po­ra­les que inclu­yen la inser­ción por los guar­dias de sus dedos en la boca y ano de los pre­sos).

Pau­li­ne Mellon, con­fe­san­do algo aver­gon­za­da que ella votó por el Acuer­do de Vier­nes San­to, decla­ró que ella aho­ra sen­tía que se había equi­vo­ca­do, ya que el AVS no había resuel­to nada y pare­cía bus­car la nor­ma­li­za­ción de la ocu­pa­ción bri­tá­ni­ca y la resul­tan­te injus­ti­cia. Todos los ora­do­res coin­ci­die­ron en que, en su opi­nión, la paz no sería posi­ble sin tener pri­me­ro la jus­ti­cia.

Des­pués de [email protected] [email protected], Pol Mac Adam subió al esce­na­rio para can­tar y tocar una can­ción de su pro­pia com­po­si­ción, en pro­tes­ta por el encar­ce­la­mien­to de pre­sos polí­ti­cos en Irlan­da y por todo el mun­do. Su mis­mo her­mano Gary Mac Adam fue dete­ni­do por la poli­cía arma­da bri­tá­ni­ca hace unos meses y encar­ce­la­do tras ser acu­sa­do de un deli­to pre­sun­ta­men­te come­ti­do en 1986.

La mar­cha en Dublín fue nota­ble no sólo por la ausen­cia de con­sig­nas gri­ta­das a lo lar­go de toda su lon­gi­tud (a excep­ción de “Liber­tad para Marion Pri­ce!” ante el Cuar­tel Gene­ral de Correos), sino tam­bién por la diver­si­dad del apo­yo. La repre­sen­ta­ción estu­vo no sólo des­de gran par­te del movi­mien­to repu­bli­cano (en ambos lados de la línea divi­so­ria del Acuer­do de Vier­nes San­to), sino tam­bién del anar­quis­ta WSM (“Movi­mien­to de Soli­da­ri­dad Obre­ra”), del trots­kis­ta “Par­ti­do Socia­lis­ta de los Tra­ba­ja­do­res” y de muchos acti­vis­tas polí­ti­cos inde­pen­dien­tes de raíz repu­bli­ca­na, socia­lis­ta o anar­quis­ta. Tam­bién fue nota­ble la fil­ma­ción de las actua­cio­nes por par­te de la Sec­ción Espe­cial de la Gar­da y por la reco­lec­ción poli­cial de los nom­bres y direc­cio­nes de mani­fes­tan­tes para inti­mi­dar en el pun­to de reu­nión al ini­cio de la mar­cha.

La mar­cha con­tó con la pre­sen­cia de los dipu­tados par­la­men­ta­rios Tho­mas Prin­gle (Inde­pen­dien­te), Des­sie Ellis (Sinn Féin) y Cla­re Daly (Par­ti­do Socia­lis­ta – trots­kis­ta – antes, aho­ra inde­pen­dien­te), así como por varios con­ce­ja­les de muni­ci­pios de diver­sos par­ti­dos o inde­pen­dien­tes, de ambos lados de la Fron­te­ra. Ade­más, trein­ta dipu­tados y sena­do­res en el Dáil (par­la­men­to irlan­dés) han fir­ma­do una peti­ción para la libe­ra­ción de Pri­ce.

Una por­ta­voz del Comi­té de Dublín de la Cam­pa­ña para Libe­rar a Marian Pri­ce, que había orga­ni­za­do la mar­cha y el mitin, dijo: “La gen­te tie­ne que invo­lu­crar­se en esta cam­pa­ña y sumar sus voces al lla­ma­mien­to par a poner en liber­tad a Marian Pri­ce. Ellos no tie­nen que apo­yar sus ideas polí­ti­cas sino los dere­chos civi­les y huma­nos, por sí solos, ella debe ser libe­ra­da. “

Videos:

Tra­de Union TV: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​h​M​8​j​W​7​1​e​syk

JP Ander­son: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​w​3​W​4​p​v​t​o​C0M

WSM: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​a​n​n​o​t​a​t​i​o​n​_​i​d​=​a​n​n​o​t​a​t​i​o​n​_​5​1​9​7​8​&​f​e​a​t​u​r​e​=​i​v​&​s​r​c​_​v​i​d​=​D​2​E​Q​n​r​b​V​T​G​8​&​v​=​s​x​8​t​h​h​z​H​OtE

Orlaithog (pre­sen­ta­ción de dia­po­si­ti­vas con músi­ca): http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​t​R​A​3​P​w​R​W​jg8

Free Marian Pri­ce Cam­paign, com­mi­té Dubli­nés: [email protected]​gmail.​co

Free Marian Pri­ce Cam­paign, com­mi­té de Bel­fast:
www​.free​ma​rian​.co​.nr

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *