[Video] Jose Mer­cé. Al Alba, un home­na­je a los ulti­mos fusi­la­dos por el fran­quis­mo

Video basa­do en la can­cion de Luis Eduar­do Aute ” AL ALBA ” esta can­cion esta escri­ta los dias pre­vios a los ulti­mos fusi­la­mien­tos del regi­men Fran­quis­ta…….

El 27 de Sep­tiem­bre de 1975, fue­ron ase­si­na­dos median­te fusi­la­mien­to tres mili­tan­tes del PCE (m‑l) y del FRAP, Bae­na Alon­so, Sán­chez Bra­vo y Gar­cía Sanz;y dos mili­tan­tes de ETA, el extre­me­ño Juan Pare­des y Ángel Otae­gui. Fue­ron los cin­co últi­mos ase­si­na­tos de Fran­co. …
Con la lle­ga­da a Espa­ña de la cri­sis eco­nó­mi­ca mun­dial de 1974 y el dic­ta­dor enfer­mo, la supues­ta paz social del fran­quis­mo (a base de muer­te y repre­sión) se des­mo­ro­na. Las rei­vin­di­ca­cio­nes labo­ra­les del Oto­ño del 74 movi­li­zan a casi un millón de tra­ba­ja­do­res (algu­nos sec­to­res por pri­me­ra vez des­de el 36: acto­res, fun­cio­na­rios, peque­ño comer­cio), las mani­fes­ta­cio­nes con­tra el sis­te­ma se mul­ti­pli­can por toda Espa­ña, las uni­ver­si­da­des están en pie. La lucha avan­za des­de el cora­zón del país. El régi­men en solo cua­tro meses, des­de octu­bre del 74 a febre­ro del 75 pre­sen­ta este balan­ce: 6 ase­si­na­dos por la poli­cía, 100 heri­dos en las movi­li­za­cio­nes (17 de ellos de bala), 3.500 dete­ni­dos (muchos de ellos tor­tu­ra­dos sal­va­je­men­te), 300 con­de­na­dos por los tri­bu­na­les, dece­nas de tra­ba­ja­do­res des­pe­di­dos y san­cio­na­dos, cie­rre de todas las uni­ver­si­da­des, mul­ti­tud de actos cul­tu­ra­les prohi­bi­dos (deten­ción de 25 artis­tas) La ola de repre­sión en todo el país, es bru­tal, pero se encuen­tran de fren­te un movi­mien­to que se les esca­pa a su con­trol.

En una nue­va demos­tra­ción de fuer­za (bru­ta, como siem­pre), tras un cho­rreo de deten­cio­nes y tor­tu­ras sal­va­jes de las que se apli­ca­ban en la DGS, por los pos­te­rio­res poli­cías demo­crá­ti­cos. El gobierno de la suble­va­ción mili­tar fir­ma­ría el 26 de sep­tiem­bre las penas de muer­te para cin­co hijos del pue­blo, que no tuvie­ron acce­so ni siquie­ra a un jui­cio bajo los más míni­mos dere­chos de lega­li­dad, de la poca que había en Espa­ña por enton­ces.

El mun­do ente­ro se lan­zó a la calle, en pro­tes­ta por esta nue­va bar­ba­ri­dad (inclu­yen­do pre­si­den­tes y pri­me­ros minis­tros) des­de la joven revo­lu­ción Por­tu­gue­sa has­ta Aus­tra­lia, des­de Fran­cia has­ta EEUU, el mun­do ente­ro se lle­nó de mani­fes­ta­cio­nes, de actos de pro­tes­ta que no para­rían has­ta la muer­te del dic­ta­dor.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *